El ultimo capitulo!! *snif*

Emmet POV

¡Estúpido Edward! ¡Estúpida apuesta! Y ¡Estúpido yo, por haber hecho la estúpida apuesta!

Mire nuevamente como Edward le abría la puerta a Bella para que subiera al Jeep, si, a MI JEEP. Edward subió al asiento de copiloto, y al percatarse de mi mirada, sonrió burlonamente y con un gesto de la mano se despidió, antes de que su mujer hiciera rugir el motor y acelerara cuesta abajo por el sendero.

Casi escuche el gemido de dolor que hizo mi pobre auto, temblé al ver desaparecer a mi bebé bajo el control de la vampira neonata que peor conduce.

"¡Emmet!" Exclamó mi esposa a mis espaldas "¡Quita ya esa cara de borrego a medio morir y ven acá!"

"Pero Rose…"

"¡Nada de ROSE! ¡Ven acá!" Ordenó mientras con un dedo me hacía un gesto.

La parte de mi coche no era la peor parte, lo peor era tener el maravilloso cuerpo de mi esposa a tan solo unos metros y no poder tocarlo. Porque había sido castigado con el celibato… indefinido.

Apreté lleno de rabia mis puños en cuanto me gire. ¡No podía ser cierto! Rose; Mi Rose estaba… deslumbrante. No podía encontrar las palabras exactas de cómo lucía con ese camisón extremadamente pequeño, y con sus carnosos labios pintados de ese rojo tan llamativo. ¡Eso era crueldad, me oyen, la más PURA y CLARA muestra de crueldad!

"¿Qué ocurre Em?" Preguntó ella, con aquel timbre seductor que tanto me derrite "Te quedaste boca abierto"

Me acerque sin siquiera preverlo, sin planearlo, quería a mi esposa, y la quería YA. Tome su cuerpo entre mis brazos y la mire fijamente, esperando a ser rechazado. Con la esperanza escondida en mi corazón acerque el rostro para besarla, pero me encontré besando su mano.

"No Emmet" Me dijo ella, como si regañase a un niño, y una sonrisa tentadora y burlona se dibujo en su rostro. Me quede como un idita viéndola salir de la habitación.

"¡MALDITO EL MOMENTO EN EL QUE DECIDI APOSTAR CON JASPER!" Grite, al menos esperó que Jazz lo esté pasando tan mal como yo.

Bella POV

Debo admitir que viajar en el Jeep de Emmett era grandioso, ahora entendía mejor a Edward con respecto a la velocidad. Mi flamante esposo había subido a nuestra habitación, según él para buscar una carta que había llegado ayer. Edward decía que me gustaría leerla.

Cuando entré a la sala, vi que Jasper estaba ahí.

"¡Hola, Jas…!" Ni siquiera pude terminar, pues en cuanto mi hermano se percato de mi presencia, corrió hacía mí.

"¡Hola Bella! Dime ¿Necesitas lago? ¿Quieres mi moto? Podría prestártela si así lo deseas, no me importa. Estaría más que encantado de que la usarás. ¿Dónde está Edward? ¿El necesita algo? tal vez un piano nuevo estaría bien…"

Preguntaba tan rápido que me habría mareado si no fuera vampiro, varías veces intente de que se detuviera pero fue en vano. Sentí miedo en el momento en que me empezó a ofrecer regalos de mayor valor y… tamaño.

"No creo que Bella quiera un país Jasper" Dijo una voz a mis espaldas, y aparte del alivio que sentí, me inundo una gran alegría. ¡Edward era siempre tan oportuno!

"Ah… está bien" dijo mi rubio hermano, con una gran sonrisa en el rostro "Pero si necesitan algo, por favor, no duden en pedírmelo ¿De acuerdo?" Yo me quedé mirándolo unos segundos, pasmada: el pobre estaba pagando las cuentas de Alice Y Rosalie como castigo por la apuesta, y eso era una GRAN cantidad de dinero… ¿y aun así sonreía de esa forma?

"De acuerdo" Respondí yo, contagiada de la tranquilidad que Jasper poseía. Sentí como Edward me abrazaba por la cintura, y como los tres nos quedábamos invadidos por un cómodo silencio.

"Será mejor, que vaya a buscar a Alice…" dijo Jasper, mientras sonreía cortésmente. Mi marido y yo asentimos con la cabeza, y le abrimos el paso para que pudiera marcharse… pero Jasper no se fue.

"¿Ocurre algo Jasper?" Pregunte, mientras lo estudiaba con la mirada, el solo negó con la cabeza y pasó su mirada entre Edward y yo.

De pronto, me encontré separada de los brazos de mi marido y me halle entre los de mi hermano. Me sorprendí tanto que olvide como respirar (y eso que no es necesario para mí)

"¡Me alegra tanto tenerte aquí Bella!" Dijo Jasper en mi oído, con una sonrisa transparentándose en su voz "¡Me alegra tanto que seas Mi hermana!"

Me estrecho más fuerte entre sus brazos, y yo se lo devolví. Observe de reojo a Edward que sonreía complacido y con una mirada llena de ternura. Mi hermano me soltó, y después de estrechar también a mi marido, se marchó con una sonrisa en el rostro.

Interrogue a Edward con la mirada, el solo se encogió de hombros y mi sonrisa preferida apareció en sus labios.

"Pensé que ya te habías acostumbrado" Dijo con simpleza, y me estrecho ahora contra él. Yo reí, mientras hundía el rostro en su pecho.

"No importa cuántas veces lo haga, aun me sorprende" La risa de mi esposo, me hizo temblar entre sus brazos.

"¡Es solo que esta feliz, está muy feliz de que nada malo nos haya pasado!"

Nos miramos fijamente el uno al otro, y caminamos hacía el sofá. Ahí nos abrazamos, mientras suspirábamos felices. La vida no podía ser más perfecta.

"y… ¿Qué era lo que querías mostrarme?" Pregunté, bastante curiosa. El rió entre dientes, pero se enderezó para que quedáramos en otra posición. Acarició mi rostro con dulzura, antes de buscar algo en el bolsillo de su pantalón. Sacó un sobre y lo puso en mis manos, ambos observamos la carta por un tiempo indefinido, entonces me decidí por abrirlo.

"Edward" Deje de respirar en cuanto identifique la letra. Él tomó mi mano y me indicó que la leyera.

Bella:

Sé que soy la última persona de quien esperarías recibir una carta. Y aunque las cosas entre nosotras no terminaron bien, te suplicó que comprendas las razones por mi visita.

¡Amo a Edward como nunca amé a alguien! Y puedo ver que tú también lo haces. He comprendido que mi lucha por obtener su amor, no estaba más que pérdida y que no queda nada más que desearle la felicidad al lado de la compañera que eligió.

Me di cuenta de mi error, al comportarme de una forma tan infantil como lo hice. Y espero me puedas perdonar por todo.

Creo que el conocerte me enseño que a pesar de mi edad (que es muy alta) aun no he madurado, y que debo hacerlo para poder continuar y encontrar a un compañero que me amé por lo que soy.

¡Lo lamento mucho, Bella! Espero que puedas disculparme y bueno, quien sabe, tal vez podríamos será amigas.

Dile a Edward que lo siento, y que le deseo lo mejor…a ambos.

Con cariño: Tanya

Me sorprendí de escuchar un solloza en mi garganta, y sonreí al sentir como Edward me abrazaba. ¡Ahora sí, la vida era PERFECTA!

"Te amo, Bella" Susurró Edward en mi oído.

"Te amo, Edward" Respondí yo, levantando la mirada. Nos miramos y nos besamos, una vez más en nuestra hermosa eternidad.

Fin

No les dije yo q habíamos traumado a Jasper? Pobre… pero al menos eso le impide sufrir tanto como Emmett, jeje. Mira q Celibato indefinido con una esposa como Rosalie DEBE ser el infierno… jeje, el pobre si q esta sufriendo…ahhh! La venganza!

Y la pobre Tanya decidió disculparse (AL FIN!); bueno, después de todo ya no cae tan mal… creo.

Espero q les haya gustado este fic. Tanto Hime como yo lo hicimos con el fin de divertirnos un rato y de paso divertir a los demás, espero hayamos conseguido hacerlo.

Para Hime: no sabes lo mucho q me divertí escribiendo esto contigo. Te quiero mucho! De verdad me alegra haberte conocido, y espero podamos seguir en contacto para mas historias… hacemos un buen equipo!

Muchisimas gracias a todos los que comentaron! A algunos no pude contestarles porq no tenían cuenta aquí, pero quiero q sepan que leí sus comentarios y les agradezco mucho todos ellos. Ustedes son los culpables de q me pasara horas sonriéndole a mi pantalla (quien me viera diría q estaba loca, jeje)… mil gracias!

Pronto… la despedida de Edward, asi q espero no irme x mucho tiempo.

Cuidense!

Tsuyu ryu