Yay!! Estoy de vuelta con la secuela de "all I ever wanted" (es una canción de Kelly Clarkson por si la quieren escuchar) esperando que les guste como la otra, a mi me encanta esta es un poco más… no se, pero se que al principio diran "Aly intenta deprimirnos o algo??" pero no, les prometo que todo tiene una razón en esta historia.

Escogi el titulo "Every time you lie" después de cómo 30 nombres fácil, pensé en otra canción de Kelly que se llama "If I can't have you" pensé en "Down goes another one" de Mcfly también "Lies"… "Before the storm" pero cuando escuche Every time you lie, fue como… esa es, ¡es perfecta! Por que en esta historia, como se pueden imaginar habrá mucho, mucho drama, más que en la pasada. Agradezcámosle a Tom Fletcher y Danny Jones que viven en mi mente creando cosas como estas. En fin, la historia si esta algo inspirada en cada canción del capitulo asi que si pueden leer y escuchar mejor :)

Espero que les guste y… enserio, no la dejen de leer solo por que al principio no están nuestros bellos Mcboys! Créanme que las tomaran por sorpresa;)

Ahora.. creo que mejor dejo de escribir y dejo que la juzguen ustedes ;)

LOVE:

ALY

Youtube .com/watch?v=UZEZ_Cf4hNY (piano)

youtube .com/watch?v=4a9O_jm8YA4 (original)

Breathe – Taylor Swift (piano version)

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Every time you lie

Capitulo uno: Tengo que vivir sin ti.

Me quede parada entre la gente que iba y venía, agache la cabeza. Sujete mi maleta con fuerza y comencé a caminar con mi mirada pegada al piso. Subí al primer tren que llego, no estaba segura a donde me llevaría, ni estaba segura a donde iría. Entre más lejos mejor.

Termine llegando a la estación central del tren, ahora podía comprar un boleto e ir a cualquier lugar que fuera posible ir en tren. Mire la gran tabla donde se anunciaban las salidas, pero se me ocurrió una mejor idea. Fui a comprar mi boleto, unos momentos después de estar en la fila me atendieron.

- Un boleto para la próxima salida, no importa el lugar – ordene.

La señorita no dudo dos segundos y me entrego un boleto con el destino desconocido. Pague y salí de la fila mirando.

"Eurostar train: Paris, France 20:00 pm, train 10"

Genial iría a Paris, faltaban solo seis minutos para que el tren saliera. Me apresure y busque la estación, entre al tren con mi maleta en la mano, entregue mi boleto y fui a un asiento libre, como siempre junto a una ventana.

La oscuridad de la noche no dejaba ver mucho, recargue mi cabeza contra el vidrio mientras las últimas personas subían y el tren se comenzaba a mover. Unas cuantas lágrimas comenzaron a salir de mis ojos. Podía ver su rostro mientras el tren se comenzaba a alejar. Tenía que dejarlo ir, debía dejarlo ir. Por difícil que me fuera continuar, vivir y respirar sin el… debía hacerlo.

Salimos de la estación rumbo a mi nuevo destino, no sabía que me esperaba… por lo menos tendría un techo porque mis abuelos se habían mudado ahí y mis padres comprado una casa. Pero quería tener algo mío, no una casa de mis padres, no vivir con mis abuelos. Quería estar sola y a la vez tener alguien que me hiciera reír… que al menos me levantara el ánimo, no iba a tener suerte con todos hablando francés. Mi corazón palpitaba lentamente, como si estuviera agotado… como si ya no quisiera latir. No lo podía culpar, habían sido muchas emociones en muy poco tiempo. Una parte de mi deseaba que al haberme encontrado con Tom el me odiara y no me quisiera volver a ver. Ahora tal vez lo hacía… no estaba segura.

Mi mente seguía recreando la escena del beso, sus manos sujetando delicadamente mi rostro y sus labios que encajaban con los míos… a la perfección. Iba a ser mi primer beso y tal vez el ultimo.

Al menos me asegure de que con los besos no despierta la princesa, el sapo no se hace príncipe… y Tom seguía sin pertenecerme. Como debía ser.

Había pasado tanto tiempo hundida en mis pensamientos que ni siquiera había notado que el tren no se estaba moviendo, pero aun no estábamos en Paris, estábamos recogiendo nuevos pasajeros en otra estación. No le tome más importancia y regrese mi cabeza a la comodidad de la ventana, donde nadie podría ver mi sufrimiento al otro lado. Me dedique a llorar, eran unas buenas tres horas para dejar salir el sufrimiento. El tren se puso en movimiento con varios pasajeros aun buscando un lugar por los vagones.

Escuche una voz cerca de mí, me limpie las lagrimas y voltee para encontrarme con una chica parada frente a mí, muy sonriente de cabello oscuro y ojos claros, casi verdes.

- Hola… eh, ¿está ocupado? – pregunto encogiendo los hombros.

- No, para nada, siéntate – le conteste, ella dejo su equipaje en el piso y se sentó junto a mí.

- Vi que estabas llorando, no quiero ser entrometida ni nada… pero, ¿estás bien? – pregunto tímidamente.

- ¿Quieres la verdad? – pregunte seca.

- Pues, supongo…

- No, no estoy bien, nunca había estado peor… nunca debí venir a Londres.

- No te arrepientas de nada, las cosas siempre pasan por una razón aun que no la podamos apreciar.

- Es lo más alentador que eh escuchado en mucho tiempo.

Hablamos las dos horas y media de camino a Paris, en ningún momento tocando el tema de Tom, Danny o cualquier otra cosa que podría hacerme llorar. El tren por fin se detuvo en la estación, me levante y ella hizo lo mismo.

- Soy Lyla por cierto – dijo estirando su mano, la tome cordialmente.

- Megan, un gusto Lyla – intente poner una sonrisa, bajamos del tren y nos quedamos en la estación. - ¿Conoces Paris? – pregunte asustada mirando a todas partes.

- Es como mi segundo hogar, ven te mostrare – tomo mi mano apenas dejando recoger mi maleta, me saco corriendo de la estación revelando la hermosa ciudad en la oscuridad de la noche.

- Es hermosa – dije admirando el panorama.

- Aun no has visto nada – paro un taxi y me empujo hasta que subí a él.

Le hablo en francés al conductor, ahora estaba en un taxi con una completa extraña… y por un motivo desconocido, no me molestaba. Recorrimos varios monumentos que por la hora estaban vacios.

- Dios, es como la 1 de la mañana, tengo que ir a buscar la casa de mis abuelos – dije mientras caminábamos por la calle.

- Te ayudo a llegar, ¿sabes la dirección? – pregunto, yo busque en mi bolsa mi agenda donde tenía todas las direcciones y le indique. – Fácil, hasta queda cerca… - levanto su mano y un taxi se detuvo, subimos y le dijo la dirección.

Mire por la ventana la bella ciudad cubierta por la oscuridad de la noche, tenía algo mágico y especial.

-¿Qué te trae a Paris? – pregunto de la nada.

Un escape improvisado - pensé.

- Vengo a conocer – mentí, sintiéndome mal al hacerlo.

- Acabas de conocer a la mejor guía de turismo, que en verdad es una diseñadora, pero por las noches es guía de turismo.

- Entonces tendré alguien que me muestre la ciudad – le sonreí.

- Claro y no te cobrare – me dijo con una gran sonrisa, creo que me dejo ciega.

El taxi se detuvo frente a la gran casa de mis abuelos, le di unos euros a Lyla para pagar el viaje, baje del taxi y ella se asomo por la ventana y se despidió.

Ahora esperaba no tener que dormir afuera de la casa de mis abuelos…

I see your face in my mind as I drive away,
Cause none of us thought it was gonna end that way.
People are people, and sometimes we change our minds.
But its killing me to see you go after all this time.

And we know its never simple, Never easy.
Never a clean break, noone here to save me.
Youre the only thing I know like the back of my hand,
And I cant, Breathe, Without you,
But I have to,
Breathe,
Without you… But I have to.

Its two a.m. Feelin' like I just lost a friend.
Hope you know its not easy, Easy for me.
Its two a.m.
Feelin like I just lost a friend.
Hope you know this aint easy…Easy for me.