Disclamer: Los personajes de la Rowling.

Advertencias: Femslash y mucho fluff.

Para michan_kitamura por el meme de femslash del livejournal.


Estar allí

(Es buena esa cosa que llaman amistad, sobre todo si uno la mantiene con alguien como Alice).


Es bonito, eso, de tener alguien a quien contarle sus secretos sin miedo a que sean desvelados. Es agradable el sentimiento de que no importa cuán fuerte le grite a Potter o si vuelve a llorar por Severus porque realmente no puede evitarlo, siempre tendrá unos oídos atentos que escuchar sin rechistar todos los insultos dedicados a ese 'imbécil, egocéntrico y prepotente niñato que se cree ser mejor que otros sólo por tener el cabello más despeinado y atreverse a robar algo más pequeño que una pelota de tennis', un hombro sobre el cual descargarse. Es buena esa cosa a la que llaman amistad y que Lily conoce bien, incluso podría decirse que adictiva. Le gusta, ¿vale?, y la verdad es que no cambiaría por nada esas sonrisas sencillas de 'por los pantalones más mugrosos de Merlín, Lily, sólo dile que sí y tengan su propio equipo de quidditch de una vez' (seguidas de un sonrojo de su parte, no lo puede evitar), por más molestas que le resulten a veces.

Porque Alice es eso. Su pilar, su columna, su lo qué sea que la apoye.

Y a veces sólo basta eso de abrazarla y apegarla a su pecho, mientras Lily siente la calidez de su amiga y en su subconsciente ansía estar más cerca y tocar lo que nadie ha tocado; mientras los ojos de la pelirroja (muy hinchados, muy rojizos, demasiado apagados) observan a los otros con una mezcla de agradecimiento y cariño (y amistad y afecto y ternura y 'te quiero' medio disimulado y medio a la luz), porque 'Alice, has estado allí para consolarme por lloriquear sobre la guerra y no tienes idea de cuántas ganas tengo de besarte ahora mismo'. Y lo hace, ¿sabes?, eso de acercarse lentamente y toda la cosa, sólo que sus labios chocan torpemente en vez de tener un delicado contacto. El beso es más húmedo que lujurioso y más lleno de sentimientos que de hormonas, pero da un poco igual. Se separa lento y sin embargo demasiado rápidamente para lo que su piel pide (rozar la otra, sereno pero sin pausa. Sentir fricción, sentir calor), no hace falta decir nada porque ya todo se dijo, porque una acción natural y que salga desinteresadamente vale más que muchas palabras vacías dichas sin emoción.

(A veces sólo hace falta estar allí y Alice siempre ha estado, así que no carece de nada).