Prologo

Desde mi lado de la cama miro a Carlisle durmiendo mientras me acuerdo de cómo empezó todo, se que ahora tengo mas de lo que me habría imaginado, beso los labios de mi marido suavemente, veo como se remueve perezosamente antes de abrir los ojos sonriente como siempre. Me contempla como lo estaba haciendo yo hace unos segundos y me acaricia la mejilla con su mano suavemente, se acerca y deposita un casto beso en mis labios, su nariz traza una línea por mi cuello y su respiración choca contra mi haciéndome suspirar como siempre que estaba tan cerca de mi.

Me adentro en el baño para darme una ducha mientras mi marido baja hacer el desayuno, me relajo debajo los chorros de agua calientes y mi mente no deja de recordar mi vida junto a mi medico…

Cuando salgo encuentro a Carlisle mirando las sabanas de nuestro cuarto, dos bultos se escondían tras ellas soltando risitas y susurros, nos sentamos intentando no chafarlos.

- Sabes amor, tendríamos que comprarles un regalo a nuestros niños ¿no crees?- pregunte inocentemente.- pero…¿Qué les compramos?

Mi marido me sonríe mientras vuelve a soltar otro suspiro.

- ¿Qué tal una enciclopedia para que estudien el doble?

Oímos un quejido debajo de las sabanas.

- Vale nos habéis pillado- dice nuestro niño asomando la cabeza por la sabana.

Pronto sale otra cabecita con pelo rubio y largo despeinado, sonriente como siempre suelta un largo bostezo, ha veces no puedo evitar sentirme tan orgullosa de mis hijos tan bonitos y perfectos, a su manera, pero perfectos. Carlisle sonríe cogiendo en brazos a Jeremy y sentandolo en su regazo mientras le alienta diciéndole que algún dia lo conseguirá.

- Pero ahora tenemos que desayunar ¿de acuerdo?- les digo levantándome de la cama- papa ha hecho el desayuno.

- Papa ¿tu quieres a mama?- veo como Carlisle sonríe a Kelly cogiéndola en brazos y llevándola hacia la puerta.

- Claro que quiero a mama ¿Cómo no iba a quererla?

- Papa siempre dice que tu eres su niña ¿Por qué dice eso?- pregunta Jeremy mientras también lo cojo en brazos.

Carlisle empieza bajar las escaleras y deja a Kelly en su silla mientras le pone delante un bol de cereales, dejo a Jeremy en su silla junto a Kelly y le sonrió dándole un beso en su cabello rubio.

- Papa me llama niña porque me llamo así el primer dia que nos conocimos…- suspire mientras Carlisle me abrazaba por detrás besándome la mejilla.

- ¿Cómo os conocisteis?- Pregunta Kelly con la boca llena.

- Cómetelo todo y te lo contare.

- No cuéntanoslo ahora!- gimotea Jeremy.

- De acuerdo.

Contemplo a mis dos niños sonriéndose entre ellos impacientes y con sus ojos azules brillando por la curiosidad. Como he dicho antes tengo mas de lo que me habría imaginado, mas de lo que jamás me hubiera atrevido a pedir. Lo mas bonito de este mundo mejor dicho lo que hace este mundo bonito mis hijos y mi marido.

- El dia en que mi vida se volvió una tormenta fue un 10 de octubre y todo por culpa de ese incidente…

Aquí tenéis el prologo… Bueno ahora si que me despido jeje Me pidieron que hiciera una secuela pero no será posible. Haré otra historia cuando termine "Desde que me convertiste" que le queda un capitulo. Seguiré "Desde niños" y ya esta… Gracias por todo. Besos