Disclaimer: Los personajes le pertencen a Stephenie Meyer, la trama es mia.

Los reviews anonimos estan en mi perfil!

Este cap lo queria escribir desde hace MUCHO tiempo, pero no pude ponerlo en la historia porque iban a ser demasiados caps. Decidí entonces ponerla de Epilogo! xD no pude evitarlo!! jeje


Epilogo: "Feliz Cumpleaños"

20 de junio (Un año después de la coronación).

Edward POV.

"Un regalo de Dios. Su belleza no se comparaba con nada conocido, Bella se veía magnifica el día de nuestra unión como vampiros, ese vestido rojo la hacia parecer una deidad, me dejo deslumbrado durante toda la ceremonia, no podía dejar de verla, sostuve su mano durante toda la ceremonia como si mi vida dependiera de ella, necesitaba hacerlo, pensaba que iba a desvanecerse en una nube de humo si la dejaba, que si la soltaba abriría los ojos y me encontraría en Forks al lado de la cama de Jacob.

Pero no era así, ella estaba a mi lado devolviéndome el apretón de manos, sus ojos brillaban como nunca lo habían hecho, el rojo en los ojos de los vampiros, nunca me agradó, ese día no había nada mas precioso que eso, brindándome esa sonrisa que hacia que me elevara al cielo y tocara las nubes, ella se estaba uniendo a mí por toda la eternidad. Antes lamentaba el no poder dormir y soñar como mi hermano, desde el momento en que Bella se unió a mí, me alegro de no hacerlo, porque desde ese día entendí que a veces…La realidad supera por mucho a la fantasía".

─ ¿En que piensas? ─ Su voz me sacó de mis recuerdos, sus brazos pasaron por mi cintura desde mi espalda, una sonrisa tonta se plantó en mi rostro.

─ En lo preciosa que te veías el día de nuestra boda ─ le contesté, dándome la vuelta entre sus brazos, para poder ver sus, ahora, dorados ojos. Ella me sonrió.

─ Tu parecías un Dios griego ese día ─ Me dijo, haciendo que mi sonrisa se ampliara. Luego hizo una mueca ─ Bueno todo los días lo pareces ─ Reímos un poco.

─ Pensándolo mejor, preciosa es prácticamente un insulto con el aspecto en que tenias ese día, y cualquier otro, eres mucho mas que hermosa ─ Le confesé, ella me vio con esa sonrisa tímida que tanto me gustaba, estaba seguro que de ser humana estuviera sonrojada.

Ella se puso de puntillas, ya sabia lo que quería así que me incliné; pasó sus manos por detrás de mi cuello, yo puse las mías en su cintura y la acerqué a mí, en la mitad del camino nos besamos, primero despacio demostrándonos el amor que sentíamos el uno por el otro, luego poco a poco fue haciéndose mas intenso, mas apasionado, la arrastré lentamente hasta que su espalda chocó contra una pared, me acerqué a ella de manera que no quedaba ninguna parte de nuestros cuerpos separada y nuestras lenguas salieron a su encuentro, enfrentadas en una guerra que ninguno iba a perder.

Pero demasiado pronto para mi gusto, Bella fue volviendo el beso mas lento, mas tranquilo, hasta volverlo tan dulce como la miel, ya sabia lo que significaba el cambio de ritmo y no quería que lo hiciera, significaba que debíamos detenernos y que ella tampoco quería terminarlo, pero ambos sabíamos que debíamos, con dificultad nos detuvimos, con nuestros ojos cerrados y nuestras frentes unidas, esperamos hasta que nuestras respiraciones volvieran a la normalidad, no era que lo necesitáramos, pero así nos gustaba, abrimos los ojos al mismo tiempo y nos sonreímos.

─ No podemos llegar tarde, Alice se molestará ─ Me dijo sin dejar de sonreír, mi mano se fue directo a su mejilla, a pesar de haberse convertido, para mí su piel era tan suave como siempre.

─ Se supone que hoy puedo hacer lo que quiera y todos tienen que tratarme bien ─ Me defendí, mientras besaba su cuello y ella suspiraba.

─ Edward…─ Su voz se perdió cuando mordí suavemente su cuello, lamentablemente se recompuso y me alejó ─ Tenemos que irnos ─ exclamó, hice un puchero involuntario, lo que hizo que riera. Me dio un beso en los labios y se escabulló de mis brazos

─ Vamos ¿No quieres ver a Garret y Billy? ─ Me preguntó, dejándome sin armas, suspiré resignado y asentí.

─ Vamos, por Jake y Ness ─ Le respondí, mientras tomaba su mano y salíamos de la habitación.

Luego que nos casamos y pasamos dos maravillosas semanas en Isla Esme, regresamos a Forks, para esos momentos los ojos de Bella ya tenían un tono dorado, en los bordes aun le quedaba algo de rojo, pero con lentes de contacto marrón oscuros, se acercaba a su tono chocolate.

Todos acompañamos a las chicas a casa de Charlie, el jefe Swan y René, quien iba allí cada fin de semana junto con Phil para esperar el regreso de las chicas, casi se desmayan cuando las vieron, fue algo realmente conmovedor y extraño, pues las emociones fueron tan intensas que afectaron a Jasper y por lo tanto también a nosotros, tuvimos que controlarnos para no reaccionar, Alice saltaba emocionada en su sitio y aplaudía rápidamente, pues ella estaba al lado de Jazz y lo sentía mas fuerte, pero en realidad esa era una reacción normal en ella.

Tuvimos que modificar la verdad un poco para Charlie y René, para ellos las chicas habían perdido la memoria por un golpe y habían estado con una familia que las atendió y ayudó hasta que las encontramos, pero ellas no recordaban como les pasó, prácticamente les dijimos la verdad, ellos no tenían que saber que ahora ellas eran criaturas sobrenaturales y su alivio fue tal que ni siquiera notaron las diferencias de temperatura de las chicas y sus cambios físicos cuando las abrazaron; ellos estaban felices de que volvieran sanas y salvas. Lo demás no les importó.

Pero no reaccionaron tan bien cuando las chicas les dijeron que querían vivir con nosotros… eso fue una batalla campal para convencerlos, a la final las chicas se lo impusieron a sus padres, como ya eran mayores de edad les dijeron que podían hacer lo que quisieran, ni a Jacob ni a mí nos gustó que discutieran con ellos por nosotros, pero en realidad no teníamos ninguna intención de alejarnos de ellas de nuevo así que no nos metimos en eso. A la final tuvieron que aceptarlo.

Nos conseguimos con Jacob y Reneesme saliendo de su habitación, la cual estaba frente a la de nosotros, nosotros cuatro vivíamos en la casa que teníamos Jacob y yo, en Forks. Recién habíamos terminado la escuela secundaria y hoy…Jacob y yo cumplíamos años.

Sabia que nos tenían planeado algo para nosotros hoy, pero lo único que pude leer en sus mentes era que Garret y Billy nos visitarían, ya que mi querida Bella, les había puesto su escudo mental a los demás desde hace una semana…odiaba realmente ese poder. Solo esperaba que fuera una reunión tranquila, pero conociendo a mi familia como lo hacia, lo dudaba realmente.

Llegamos a la mansión de Cullen rápidamente, ya no tenia que conducir despacio por que Bella se asustara, definitivamente era mejor que ella fuera de mi especie, ahora mas bien me pedía que fuera mas rápido. Se sentía todo tan extraño y maravilloso, este año a su lado ha sido sin duda el mejor de mi vida. Salimos del auto para notar que todo estaba en silencio y las luces apagadas.

─ ¿Qué demonios? ─ Preguntó Jake.

─ ¿Acaso salieron? ─ Pregunté yo, pero es imposible que simplemente salieran ¿no?

─ Vamos a ver que pasa ─ Las chicas nos empujaron hacia la puerta.

"Tengo un mal presentimiento, hermano" Me dijo Jacob por su mente.

"Yo también Jake" Le respondí de la misma manera.

Nos detuvimos frente a las puertas dobles, tomé la manilla de la puerta y Jacob tomó la otra, observé a Jacob que estaba igual de nervioso que yo, Bella me sonreía dándome ánimo y Reneesme estaba ansiosa…demasiado.

Me prepare mentalmente para lo que sea que me esperaba adentro, gire la manilla, al mismo tiempo que Jacob lo hacia y abrimos las puertas de par en par, todo estaba oscuro, dimos dos paso dentro, sentí una pequeña presión en mis tobillos, como si me hubiera llevado por delante algún hilo, las luces se encendieron de repente y un montón de papelillos de colores cayeron del techo…

─ ¡FELIZ CUMPLEAÑOS! ─ Gritaron todos los miembros de mi familia, mientras caían ahora cientos de globos de colores.

Una enorme sonrisa se plantó en mi rostro cuando los vi a todos, Los Cullen, Los Quileutes y los nuevos miembros: Billy, Garret, Rebecca, Rachel y Benjamín. Era genial que todos estuviéramos juntos de nuevo, pues Embry y Paul se habían ido a vivir a España para poder estar con Rebecca y Rachel, pues ellas no querían alejarse de su padre; y Leah se había ido a Inglaterra para poder estar con Ben; quien era la mano derecha del rey. Rosalie y Emmett se habían ido con ellos, pues ahora Rose y Leah eran inseparables y Rose no quería dejar a Leah sola rodeada de vampiros.

¿Cómo si alguien fuera a atreverse a hacerle algo a ella? Me gustaría ver al idiota que lo intentara, sobretodo porque ahora estaba prohibido que los vampiros atacaran a los licántropos o viceversa, al menos que sea en defensa propia, aquellos que no acataran la nueva ley serian castigados.

Cuando se acabo la lluvia de globos y dejé de observar a mi familia reunida, mi cara se descompuso de horror al ver la decoración…

─ Tienen…que…estar…bromeando ─ Exclamó Jacob tan sorprendido como yo.

─ Nessie dime que estas usando tu poder y que no estoy viendo esto ─ me giré para observar a mi cuñada que sonreía divertida mientras negaba. Me gire de nuevo a observarla sala.

Toda la sala estaba decorada como…una fiesta infantil, había globos de todos colores pegados por las paredes, manteles de plástico sobre una mesa con bocadillos, con figuras de un dinosaurio morado, en las paredes colgaban afiches del mismo, mientras que del reproductor de música salía una canción infantil:

"Te quiero yo y tu a mí, somos una familia feliz…"

Detrás de mi familia estaba un enorme cartel blanco, tenia una foto mía y otra de Jake que decía: "Felicidades por sus OCHO años de vida"

Todo tuvo sentido cuando observe la manera en que resaltaron el "Ocho", pues Jacob y yo cumplíamos los ochos años humanos.

Un Flash me dejó ciego por unos momentos, escuché como todos se reían a carcajadas, burlándose de las expresiones que teníamos Jacob y yo. Mi hermano yo nos observamos, ambos teníamos la boca abierta a mas no poder y los ojos casi se nos salían, nos vimos por unos segundos y nos unimos a las risas de todos, me di cuenta también que todos tenían unos sombreros puntiagudos que tenían al dinosaurio ese, Bella y Ness nos pusieron unas coronas a Jacob y a mí. Los pensamientos de todos se abrieron para mí, en sus mentes seguían riéndose y burlándose, uno a uno se fueron acercando para felicitarnos.

─ ¿De quien fue la idea? ─ Pregunté mis ojos y los de Jake se fueron a Alice, pero ella señaló a su derecha e izquierda con los pulgares, todo tuvo mas lógica…estaba señalando a Embry y a Emmett.

─ Tenían que ver sus caras chicos ─ Exclamó Embry sonriendo burlonamente.

─ Tienes que admitir que nos quedó genial ─ Apoyó Emmett, mientras chocaba sus manos con Embry. Yo negué con la cabeza sonriendo.

─ Bien, ¿Qué hacemos primero? ─ Exclamó Jacob, llamando la atención de todos.

─ Sillas musicales ─ gritó Alice muy emocionada. Todos sonrieron y comenzaron a acomodar sillas en un circulo, Jacob y yo lo vimos extrañados.

─ ¿Qué es exactamente "sillas musicales"? ─ Pregunté a Seth, quien me vio como si fuera un extraterrestre.

─ ¿No sabes como se juega el juego de las sillas? ─ Me preguntó incrédulo, yo negué con la cabeza.

─ Es un juego donde los niños van bailando alrededor de unas sillas, mientras suena una canción, cuando esta se detiene ellos tienen que sentarse rápidamente, como hay una silla menos de los participantes, alguien se queda fuera, se quita otra silla y vuelven a bailar; y así hasta que quede una sola persona ¿Entendiste? ─ Me habló como si le explicara a un niño pequeño, entrecerré mis ojos, ahora el se creía mayor que yo.

─ Si ─ Le dije con un gruñido, el me sonrió abiertamente.

Participamos todos menos Leah, que era la encargada de la música; ella estaba diferente, pero no supe identificar que era lo que tenia, se veía radiante. El juego fue muy entretenido, sobretodo cuando Jared agarró la silla donde se iba a sentar Paul y este cayo al suelo, mientras Jared reía y se sentaba él; el juego lo gané yo, ¿Mi premio? Un figura de acción… Se tomaron en serio lo de la fiesta infantil.

Después nos pusimos a jugar "Ponle la cola al lobo" idea de Emmett y los de la manada no estuvieron muy felices con eso; la cola del lobo terminó en el brazo de Emmett, Quil se "equivocó", por equivocarse entiéndase que persiguió a Emmett por toda la casa.

Luego fue hora de las piñatas, la cual una tenia forma de un lobo, por supuesto, y la otra de un murciélago, salimos al patio y las guindaron de la punta de un árbol realmente alto, de manera que cuando saltáramos no pudiéramos alcanzarla, estaban rellenas de caramelos y juguetes infantiles, todos se abalanzaron a ellos como si fueran niños pequeños.

Llegó la hora de los regalos, Jacob y yo nos sentamos en una amplia mesa, uno al lado del otro, me di cuenta que ni Emmett ni Embry estaban por allí, me puse alerta, los pensamientos de todos estaban nuevamente bloqueados, observé a Bella algo molesto, realmente odiaba ese poder, ella me sonrió y negó con la cabeza. Pusieron una caja cuadrada frente a nosotros, era grande y temí abrirla pues decía que era de Emmett y Embry. Jacob y yo la abrimos con sumo cuidado, pero estaba vacía.

Nos vimos extrañados, en eso las puertas se abrieron de par en par y comenzamos a reír fuertemente, Emmet y Embry atravesaron la puerta vestidos de payasos, con narices rojas, zapatos gigantes, un traje de colores chillones y con la cara pintada, entraron haciendo malabares con una pelotas que se intercambiaban en el aire, parecían realmente profesionales, luego se pusieron a nuestro lado, sacaron unos globos largos y los inflaron rápidamente, los comenzaron a doblar hasta que tuvieron forma de gorros, nos los pusieron en la cabeza a Jake y a mí, tirando al piso las coronas falsas.

Enseguida comenzaron a realizar unos trucos de "magia", el único que les salió bien fue en el que Emmett "convertía" a Embry en lobo… con ese último hicieron una reverencia y todos les aplaudimos riendo a más no poder.

Seguimos con los regalos, los cuales fueron completamente normales, exceptuando el castillo que nos regalaron Billy y Garret, y por ultimo llego la hora del pastel, Alice lo traía al mismo tiempo que los demás apagaban las luces.

─ Yo no pienso comer eso ─ Exclamó Paul horrorizado, adivinen quien estaba en el pastel… el dinosaurio morado.

─ Mejor, más para nosotros ─ Dijo Seth encogiéndose de hombros. Todos reímos.

En el pastel había dieciséis velas, ocho de un lado y ocho del otro, cuando terminaron de cantar Jacob y yo nos inclinamos para apagar las velas… mala idea, pues mis queridos primos nos hundieron la cara en el pastel, Jacob y yo nos levantamos lentamente con una mirada asesina hacia Seth y Jasper, los culpables, todos se quedaron en silencio esperando nuestra reacción, Jake y yo nos observamos y luchamos para no reírnos de nosotros mismos.

"¿A la cuenta de tres?" Preguntó.

"Uno" Comencé, rápidamente tomamos un pedazo del pastel en la mano.

"Dos" Contó Jake. Los observamos a los ojos, ellos no se habían dado cuenta de lo que teníamos en la mano.

"Tres" Pensé y Alice grito al mismo tiempo.

─ ¡Corran! ─ Le hicieron caso rápidamente, pero no lo suficiente, pues Jacob y yo les arrojamos el pastel, que impactó directo en su cuello.

Después todo se volvió un caos, el pastel volaba por todos lados, Pude observar a mis primos arrojándose pastel los unos a los otros, Garret, Billy, Carlisle, Esme, Sue y Harry solo reían divertidos y esquivaban los pocos trozos que iban en su dirección, cuando se terminó el pastel todos nos observamos y comenzamos a reír hasta quedarnos sin aire, los licántropos terminaron en el suelo sosteniéndose el estomago.

"Amo a nuestra familia" Pensó Jacob que estaba quitándose las lagrimas que resalieron por reírse.

"Es la mejor" Le respondí sonriendo.

Todo se quedo en silencio mientras intentábamos calmarnos, de repente me llegó un sonido extraño, el sonido era rápido y sonaba muy bajo, agudicé mi oído, al ver mi expresión todos hicieron lo mismo, eran como… latidos, y provenían de… mi cabeza giró en dirección a ese sonido, allí estaba Leah, Benjamín se puso detrás de ella rápidamente, todos los vimos y ella se removió incomoda.

─ ¿Tiene algo que decirnos? ─ Pregunté y me quedé de piedra, al ver que las manos de ambos bajaron al vientre de Leah. Por eso la vi radiante.

─ Leah esta embarazada ─ Dijo Ben en su cara se notaba la felicidad y el orgullo, pero al mismo tiempo el miedo por nuestra reacción.

Pero enseguida se escucho un chillido o mejor dicho varios, todas las mujeres corrieron en dirección a Leah, la abrazaron, rieron y saltaron felices, apartaron al pobre de Ben, pero tampoco le dio mucho tiempo pues los hombres fuimos a felicitarlo. Les llovieron miles de preguntas.

"¿Cómo esta Reneesme?" Le pregunté a Jacob por la mente, por su imprimación el podía saber fácilmente el estado de ánimo de su esposa.

"Esta muy feliz por Leah, ella al igual que a Bella no le importa que no pueda tener hijos" Me respondió tranquilo, otra de las desventajas de ser una "hija de la luna" es que te vuelves estéril, esa es la razón por la que ellos no impriman y por la cual los imprimados no transforman a sus parejas.

─ Hay otra cosa ─ Dijo Leah y se notaba realmente nerviosa

─ ¿Qué sucede? ─ Preguntó seriamente preocupado, temía que hubiera algún problema con su sobrino/a, apenas sabia de su existencia y ya estaba mas que emocionado. Seria un tío excelente.

─ Es que…─ Ella tomó aire, "Esto no va a ser bueno" Pensé.

─ Son gemelos ─ Dijo rápidamente, todo se quedó en silencio, todos estábamos procesando la información, de repente todos captamos.

─ ¡¿QUÉ SON QUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE?! ─ Gritamos.


¡¡¡NO hay secuela!!! Al menos no por un buen tiempo, lo digo de una vez…

Estoy triste chicas, realmente tengo lagrimas en los ojos mientras escribo esto. Mi primer fic ha terminado =(

Agradecimientos especiales a:

Dayamer: mi hermana, me ayudo mucho con la historia dándome ideas para ella! TQM Manis!!! :D

Catha Cullen: Porque estuviste desde el principio (Capitulo 2) hasta el final, me diste varios consejos, gracias por seguirla incluso en las partes en que no te gustaba!

Tini Black: Mi auto proclamada Fan #1! Chica sabes que te adoro! Tus reviews siempre me animaron a seguir y no tengo palabras para agradecertelo!

Dulce y Fuerte, LiiQanlu, Stella, Lkdv, GaladrielCullen, Nessie Cullen Potter, Tuliblu, Sayukira, Bellesie… etc, A TODAS MIS LECTORAS, aquellas que se declararon adictas a mi fic, las que me pusieron en favoritos y alertas… ¡¡¡MUCHISIMAS GRACIAS!! Sin ustedes Mellizos no hubiera sido nada.

Miles de Besos y Abrazos a todas!! Se les quiere!

DEJEN SU REVIEW!! Que la historia este terminada no quiere decir que no me importe lo que opinan!

Pd: Espero verlas en mi proxima historia: "Protegiendo a la realeza".