Poesía

Ganador, por Mello, de catorce años

Ni creas que saldré perdiendo,

¡Tú no eres mejor que yo!

Para nada.

Y jamás dejaré que tengas el título

Que es mío por derecho.

Aunque solo sea el segundo postulante,

Y Dios te sonría más,

Sin importar cuánta sangre derrame,

SERÉ el sucesor de L.

Mirado en detalle, por Matt, también de catorce años

Dices que lo odias.

Afirmas que él no te importa,

Pero que le prestas atención,

porque quieres demostrar

cuánto más vales en realidad.

(Para mí eres más importante

que él, desde luego).

Te quejas mucho,

te enojas más.

No piensas más que en tu persona

(en cierto modo es gracioso).

Tu estilo me encanta,

También tu manera de pensar,

en especial cuando (a veces)

te detienes a mirarme.

(Desearía importarte más)

El odio te mantiene vivo, por Near, de trece años

De no ser

porque me odias,

fallarías con más frecuencia.

Por eso creo

que tu odio

Es algo bueno.

A pesar de que

no lo entiendo

y por eso sufro,

ya que no sé

por qué me odias a tal extremo.