Crónicas de Tokyo de Cristal I: Preludio

Por Mary Shirou


Capítulo 30: La ignorancia es una bendición.


En el capítulo anterior…

"Sailor Moon ha caído en estado de locura"- dijo Venus, finalmente

"Ella cree demasiado en las vidas pasadas y eso la ha llevado a querer pasarse por alguien que no es"- continuó Michiru

"¿A qué se refieren?"- intervino el varón, nuevamente

"Nos referimos a que ella cree vehementemente que es la Princesa de leyendas, la Princesa Serenity… Y no se va a detener hasta controlar este mundo, como la Princesa lo intentó anteriormente"

Un silencio mortal cayó tanto en el estudio como en la mansión. Sólo fue interrumpido por los sollozos de Serena, la cual fue sostenida firmemente por Monique, que miraba la escena con tristeza.


Tiempo actual

Con la declaración de Mina y Michiru, el conductor del programa dio paso nuevamente a comerciales, los cuales se alargaron por mucho tiempo.

En la mansión todo seguía en silencio, interrumpido por los sollozos de la joven Princesa. Monique intentaba calmar de la mejor manera posible el corazón adolorido de su protegida, pero todo resultaba en vano, en especial sintiendo que eso fue un golpe mucho más directo que cualquier batalla contra Chaos.

"¿Por qué lo hacen?"- preguntó Haruka, con ira

"Eso es simple"- dijo Galaxia:- "Se han entregado de tal manera a Chaos que ya no les importa lastimar a nadie mientras ganen su porción en la victoria sobre nosotras. Quieren quedar como las salvadoras del mundo, mientras que nosotras somos las que pertenecemos al lado equivocado"

"Sin embargo… Me sorprende que no hayan dicho nuestras identidades"- dijo Taiki, con tono pensativo

"Eso tiene una explicación fácil"- dijo Monique:- "Nos están dando oportunidad para rendirnos"

Todas las miradas se dirigieron a la Senshi del Destino, la cual pareció ignorarlas.

"Chaos… Y quien esté junto a ella, quieren que perdamos la esperanza en la humanidad. Que, si ellos nos ven como el mal personificado, vayamos a Chaos, nos rindamos y permitamos que Serenity se convierta en su trofeo… Quieren que seamos aparentemente sentenciadas a servir a la aparente Serenity y que vivamos una aparente utopía en el nombre de Chaos, pero si hacemos eso…"- y miró a Galaxia:- "Alcyone, Sailor Animamates, muestren sus marcas"

Las Senshis del Sistema Solar y las StarLights miraron cómo una runa estaba marcada en sus brazos, mas lo que más les impactó fue la vergüenza que mostraban ellas al mostrarlo.

"Si nosotras hacemos eso, si nos rendimos, perdemos nuestro honor de Senshis. La marca que ellas llevan es la muestra que ellas perdieron ese honor cuando se rindieron frente a Chaos y lo mismo llevaremos nosotras al rendirnos… Y peor que eso, es la marca que se forma cuando perdemos toda esperanza… Aunque se ha dicho que ninguna Senshi ha caído en semejante desgracia"- continuó Monique, con seriedad.

"Pero… Si la humanidad pierde la fe en nosotras… ¿Qué podemos hacer?"- preguntó Raye

"Créanme… Aun si todas las puertas se nos cierran, aún habrá alguien a quien defender"- contestó Lacrois con una sonrisa dulce, la cual aumentó al notar que la Princesa se había quedado dormida en sus brazos, extenuada. La tomó en sus brazos y la acomodó en uno de los sillones. Hizo aparecer una manta y la cubrió para que no se enfermara.

"Debe llevar mucho dolor dentro suyo"- dijo Hotaru

"Sí, es lo mismo que debiste llevar cuando sólo te trataban como la Senshi de la Destrucción"- dijo Monique, con algo de tristeza

Tomoe se sonrojó y apartó la vista.

"¿En serio quieren seguir mirando?"- preguntó la pelirroja

Todas asintieron.

"Que no me reclamen cuando digo luego que la ignorancia sí es una bendición"- y se encogió de hombros mientras veían la presentación de la siguiente sección.


En la televisora, momentos antes

"Todo va excelente"- declaró Luna, mientras Mina y Michiru bebían algo de agua mineral:- "Además, como fuiste la primera en presentar, su imagen de las pobres Senshis que tuvieron que huir tuvo mayor peso"

"Me alegro que tengas tan buena impresión"- dijo Michiru:- "Sin embargo, siento que Mina está más animada que de costumbre"

"¡Por supuesto!"- reclamó la rubia, con una gran sonrisa:- "Tú sabes que disfruto con este tipo de shows. Además… Serena quedará hecha trizas, en especial si está mirando esto"

"Eso es cierto… ¿Pero realmente sirve que no revelemos las identidades de las Senshis?"- preguntó la de cabellos aguamarinos

"La verdad es que no entiendo mucho eso tampoco"- respondió la representante del planeta Mau:- "Pero Hertha nos advirtió que sería mejor que no hiciéramos eso, aún no sé porqué"

"De cualquier manera… ¿Creen que Serenity y las demás querrán salir de casa con la reputación que se han ganado? Recuerden que esto no es más que el primer paso"- dijo Mina, controlando el deseo de soltar una gran carcajada

"Sin embargo, recuerden que su show debe continuar, al menos hasta que nuestra Señora decida manifestarse en gloria y majestad"- dijo Hertha:- "Sólo está esperando a que los humanos estén realmente dóciles para obedecer sus órdenes"

Las otras asintieron y se dirigieron nuevamente a la sala de estudio para continuar con su trabajo.


Sala de estudio…

"Y bien"- dijo el conductor sumamente interesado:- "¿A qué se refieren con que Sailor Moon cree ser la rencarnación de la Princesa Serenity?"

"Verás"- comenzó Michiru:- "En la Tierra estamos plagados de leyendas, cada uno más fantástico que el otro. Sin embargo hay leyendas que nacen de la vida de ciertos héroes y del contacto con seres de otros mundos"

"De hecho… Para ser Senshis, por tomar un ejemplo, tenemos que tener aunque sea un gen de una vida alienígena que represente a nuestro planeta guardián"- continuó Mina, con un tono cauteloso

"¿Vida alienígena? Entonces ustedes son pruebas vivientes que existe vida en otros mundos"- intervino el varón, ante los murmullos sorprendidos del público

"Así es"- respondió Michiru, con apariencia avergonzada:- "Todas las Sailor Senshis tenemos alguno de esos genes. En el caso de Sailor Moon… Ella posee genes de lo que se conoció en la mitología como la Dinastía Lunar"

"¿La Dinastía Lunar? ¿Te refieres a la leyenda de Selene y Endymion?"- preguntó uno de los expertos que se encontraban en el estudio

"Exactamente. De hecho, la Alianza Lunar realmente existió" – respondió la de cabellos aguamarinas:- "Cuando tenemos nuestra formación de Senshis, podemos conocer muchas realidades que se les ha negado a la humanidad, por ejemplo la vida en otros planetas"

"Sin embargo, en realidad, nuestros planetas están en ruinas por haber creído demasiado en la Alianza Lunar. Sabemos que aún quedan personas suficientes como para crear nuestros reinos, pero por lo que sabemos ahora de Sailor Moon, no queremos arriesgarnos hasta poder detener su ambición"- continuó la rubia

"¿A qué se refieren con esa ambición?"- preguntó el animador, interesado

"Sailor Moon, como ya les habíamos dicho, cree que es la reencarnación de la Princesa Serenity, la última miembro de la Familia Real de la Luna. Ella, de hecho, durante mucho tiempo fue quien nos unió y defendió a este planeta sabiendo que es su deber el hacerlo, pero eso fue antes que aquella idea, el de ser Serenity, se le subiera a la cabeza"- respondió Michiru, con tono serio

"¿Y por qué es tan peligroso que Sailor Moon crea en eso?"- volvió a preguntar el animador

"Porque, ahora que se cree Serenity, quiere crear nuevamente la Alianza Lunar, esta vez reconstruyéndola en la misma Tierra"- respondió Mina, con un tono sombrío

Todos los asistentes, incluyendo a camarógrafos y otros periodistas de otros canales, soltaron gritos de sorpresa y de miedo, pues es bien sabido el miedo que existe dentro de la humanidad a una dominación total.

"Pero eso… Si volvemos a las imágenes de aquellos que ya han muerto en sus manos… ¿Acaso es esa su forma de imponer?"- insistió el animador

"No lo sabemos bien"- respondió Mina:- "La mente de Sailor Moon se ha vuelto algo totalmente impredecible… Si incluso puede haber creído que esas personas eran monstruos de verdad, como hablamos… o, incluso, pudieron ser personas que se hayan opuesto a la idea y se hayan enfrentado por la misma razón, llevándolas a la muerte de todas maneras"

Un silencio sombrío cubrió el lugar, hasta que alguien del público, una joven de unos quince o dieciséis años, se puso de pie y pidió el micrófono para hablar.

"No lo creo"- dijo

Todas las miradas se dirigieron a ella quien no pudo evitar ruborizarse.

"¿A qué te refieres?"- preguntó Michiru, tratando de mantener la calma, pero por dentro estaba realmente molesta por la intervención

"No sé cómo pueden creer esta sarta de imbecilidades de dos personas que no se han visto en los últimos combates en serio que han tenido las Senshis"- replicó la chica-: "Yo he sido testigo del bien que han hecho sus compañeras y no puedo creer esto"

"¡Eso es porque no has visto las discusiones que hemos tenido después!"- exclamó Mina, no permitiéndose ser humillada por una persona cualquiera

"¿Y quién me dice que no son ustedes quienes han abandonado a Sailor Moon para cumplir sus propias ambiciones? Pues si todas las Senshis tienen genes alienígenas, cualquiera de ustedes podría ambicionar ponerse sobre todos los humanos de la Tierra y gobernarlos"- insistió la otra, con una mirada firme.

Lo peor de todo, es que la mayoría del público le dio la razón en ese punto. Un joven que estaba cerca de la muchacha pidió el micrófono para dar su opinión.

"Yo creo que si son realmente las buenas en esta discusión, deberían dejarse investigar por los científicos y ponerse al comando de la policía para ayudar a las personas, ¿o no?"- dijo

Muchos asintieron ante la opinión y, en la distancia, las Senshis que estaban en el estudio se fijaron cómo Luna les hacía un gesto para que terminaran la entrevista. Sin embargo Mina, siendo quien es, no se permitió quedarse callada. Se puso de pie, para horror de Michiru quien no pudo detenerla, y se acercó al público para encarar a los que estaban arruinando sus planes.

"No sé quién se creen para pedirnos esto. Hemos arriesgado más de una vez nuestros pellejos para salvar no sólo a esta ciudad, sino que al mundo entero… ¿Y creen que daremos nuestro ser para sus experimentos de baja clase?"- dijo, con soberbia

"Mina, cálmate" – dijo Michiru

"No me calmo… Lo que dijeron es totalmente inaceptable"- insistió la rubia, alzando levemente su energía para atacar, lo que asustó más a los presentes.

En eso, quizás demasiado acertado, se sintió un temblor, ante lo cual la transmisión se interrumpió mientras que todos los presentes se retiraban por las salidas de emergencia, dejando ahí a las dos Senshis.

"¡En qué rayos estás pensando!"- reclamó Luna, dándole una bofetada a la venusiana.

"¿No ves cómo nos desacreditaban también?"- reclamó la chica

Se sintió un segundo temblor, y el grupo se giró para ver cómo Hertha caminaba hacia ellas, en aparente calma

"No importa cómo resultó esto. De todas maneras hemos generado las suficientes dudas en las personas para continuar con nuestros planes"- dijo, tranquilamente.

Luego, con un gesto de su mano apartó a Luna, hizo flotar a Mina y abrió un socavón debajo de la rubia. Acto seguido, puso de pie a la chica entre las fauces de la tierra y la aprisionó, dejando sólo su cabeza sobre el suelo.

"No sé qué castigo te dará mi Señora, pero a la próxima sólo veremos cómo tu cabeza pierde aire mientras tu cuerpo es aplastado por este hoyo insignificante. ¿Te queda claro?"- dijo, con una frialdad que hizo que se ampliara la amenaza a las otras dos.

Al ver que la rubia asentía, abrió nuevamente la tierra, la sacó de ahí y la lanzó sin misericordia contra la pared más cercana con tal fuerza que atravesó dos habitaciones completas.

"Me imagino que irán a ver si no tiene huesos rotos… Me imagino que sus costillas sí sufrieron algo, pero el resto estará un poco sangriento, nada que un par de días en cama y una buena aspirina para el dolor de cabeza no cure… El resto del cuerpo… Ah, ahí veremos"- mencionó vagamente mientras se retiraba del lugar:- "Recuerden que apenas lleguemos a la mansión tienen que dar cuentas ante nuestra Señora… Espero que se hayan confesado. Ta-ta"- se despidió, haciendo un leve gesto con la mano.

Las otras dos no perdieron el tiempo en mirarla partir. Corrieron al lado de Mina, quien ciertamente se veía en muy mala condición. No obstante, no le permitieron mantener durante mucho tiempo la compostura; de hecho, la despertaron rudamente pellizcando sus mejillas.

"¡Au!"- exclamó la rubia, sobándose la parte afectada.

"¡Eso te pasa por tonta!"- reclamó Luna, sumamente enojada:- "Sin embargo Hertha tiene razón; la única que te podría castigar en serio es nuestra Señora"

La de ojos azules apretó sus dientes para no contestar; sabía bien que su compañera estaba en lo cierto.

"Como sea… Ahora debemos volver… Y lo haremos sin la teletransportación"- dijo Michiru, tirando del brazo a Mina

"¡Oye! ¡Eso duele!"- volvió a gritar Aino, mas no recibió otra respuesta de sus compañeras, quienes, ignorando los gritos que surgieron después, continuaron su camino hacia la mansión Kai'ou.


Mansión Ten'ou

La situación en la mansión no era tan diferente al de sus rivales, no por el éxito o el fracaso de su misión, sino porque las cosas se comenzaban a poner de color de hormiga.

"¿Y de qué nos serviría entregarnos?"- preguntó Seiya:- "Si de todas maneras estaremos más en una sala de experimentos que combatiendo el mal"

Muchas asintieron ante la declaración, pero Taiki replicó.

"Y si no nos entregamos seremos vistos como el enemigo… De una manera u otra pareciera que salimos perdiendo"

La tensión en la casa pareció aumentar ante tales palabras.

"Se supone que Tokyo de Cristal no surgiría así"- dijo Setsuna, finalmente:- "Aunque nunca fui realmente testigo de los acontecimientos que llevaron a la Tierra a congelarse, se suponía que los humanos habían llegado a aceptar el reinado de Serenity como algo natural… ¿Qué debió haber ocurrido?

Muchos enmudecieron ante la declaración de la Senshi del Tiempo, mas éste fue interrumpido por una carcajada proveniente de la misma Monique.

"Setsuna, Setsuna… ¿Y te preguntas qué fue lo que ocurrió?"- declaró, con una sonrisa siniestra:-"Del momento en que mostraste a Serena y los demás el futuro y desde que lucharon contra el rostro de Caos llamado Death Phantom ya comenzó a cambiar el futuro. Y cada batalla contra los rostros de Caos ha provocado cambios en el futuro… Entonces, ¿cómo puedes preguntar qué ocurrió?"

Las palabras de la Senshi del Destino cayeron como agua fría en los hombros de las Senshis que vivieron aquellas batallas, pero rápidamente comprendieron que para su disgusto la pelirroja tenía razón.

"Si es así…"- se escuchó una voz tímida desde uno de los sillones:- "¿Es posible que Rini no nazca?"

Todas las miradas se dirigieron a la Princesa de la Luna demostrando sorpresa e incluso algo de pesar ante sus palabras.

"No te puedo responder eso… Pues si les soy honesta, aun si ganamos, ese futuro ya no será tal cual lo vieron años atrás"

Y, con tal declaración, no se pudieron emitir más palabras en la mansión, sobretodo sabiendo que ha sido su propia responsabilidad aquel cambio tan poderoso que se ha realizado en la historia…


Fin del capítulo…

Que no me digan que no actualizo si no recibo reviews ¬¬

Holis

Cierto, no me llegó ningún review en estos días, pero no importa, la idea es terminar aunque sea este libro antes del reestreno de Sailor Moon y aún no me saco la idea de la cabeza.

De cualquier manera, no puedo continuar si no escucho sus sugerencias... Bueno, algunas, pues no pondré a Darien hasta el 2º libro, si es que ;)

Bueno, no tengo más que decir. Recuerden nada más que utilizo muchos elementos del manga, así que no se extrañen tanto

Saludos y nos vemos el próximo capítulo