Crónicas de Tokyo de Cristal I: Preludio

Por Mary Shirou


Capítulo 36: Revelación


En el capítulo anterior…

"Oh, bien… ¿Listas?"— y sacó su broche de transformación

"¡Sí!"— contestaron las otras dos, con sus respectivos artefactos

¡Cristal Real de Urano!

¡Estrella de Destino!

¡Poder del Caos Lunar!

¡TRANSFORMACIÓN!


Un poco antes, Mansión Kai'ou

Adalia finalmente se cansó, mientras que Azariel estaba absolutamente exhausta.

"¡Uf! ¡Esto sí que fue entrenamiento!"— dijo la mexicana, mientras recuperaba el aliento.

"¡Ni que lo digas!"— dijo Azariel, con voz agitada

"Realmente eres buena, Aqua… Pensé que el que reencarnaras habría hecho perder tus poderes, pero realmente te has lucido"— dijo la de cabellos de fuego, sumamente feliz: — "Y por eso te has ganado un premio"

"¿Ah?" — preguntó la peliazul, mas se vio obligada a seguir a su compañera, quien la tiraba del brazo.

Juntas caminaron hasta sentarse en el sofá del salón principal. Habían bocadillos de todo tipo, algunos tipos de licor y se había colocado un televisor LED de última generación de tamaño gigante.

"¿Y qué es esto?"— preguntó LeGrand, confundida

"Minako nos dijo que nos sentáramos como a esta hora a ver la televisión, que nuestra señora Chaos había visto nuestros esfuerzos y que nos merecíamos un descanso"— respondió Sánchez, acomodándose en el sofá

En eso, vieron que las demás Senshis que habitaban la mansión se acomodaban en el sofá, con excepción de Minako y de Molly.

"¿Dónde están Molly y Minako?"— preguntó Luna, quien también estaba algo confundida.

"Minako se encuentra junto a nuestra señora Chaos, hablando de no sé qué… Y Molly se fue junto a los Jesters para ver el espectáculo que vamos a ver… En persona"— respondió Hertha, sonriendo siniestramente.

A la Senshi del Agua le recorrió un mal presentimiento, mucho más cuando vio que Hertha estaba más siniestra que de costumbre y que Amy tenía un brillo extraño en los ojos.

Finalmente llegó Mina, quien veía con satisfacción que todas estaban ubicadas adecuadamente.

"Bien, como ya saben, nuestra Señora ha considerado que hemos entrenado bastante y que en circunstancias de batalla ya estamos suficientemente preparadas para el combate contra Serenity. Es por esto que consideró adecuado que nos pusiéramos al día en ver cómo está el mundo sin acciones de nosotras o de las Senshis de Serenity"— les introdujo, con serenidad: — "Por eso les invito a ver y a disfrutar del espectáculo"

Prendió el televisor y de inmediato se vio el aviso de Extra del noticiario.

"¡Nadie sabe qué está pasando aquí!"— exclamó el periodista: — "¡Se nos llamó minutos atrás para avisar que probablemente habría un monstruo aquí y como vimos nada nos íbamos a ir! ¡De repente, ésta mujer ha caído presa de algo que ninguno de nuestros científicos podría explicar!"

El equipo de reportaje, ávido de transmitir la noticia, mostró la imagen de una mujer envuelta lentamente en energía oscura, acompañada de otra mujer más.

"¡Es Elia!"— exclamó Azariel, asustada: — "¿Qué le está pasando?"

"Está pagando el precio por querer traicionar a nuestra Señora"— respondió Minako, con una sonrisa siniestra.

La Elemental no pudo evitar temblar, mientras las demás Senshis la miraban con una expresión igual a la de la Inner. No obstante, la transmisión continuaba y se vio cómo Elia terminaba encerrada en una esfera de color negro.

"¿Qué es esto? ¡La mujer está encerrada en ese orbe negro! ¿Qué puede resultar de esto?"— narró el periodista, mientras se escuchaba sin necesidad de micrófono el grito de Haruka y la muestra en primer plano de una joven con coletas que fue familiar para todas.

"Oh… Parece que van a matar dos pájaros de un tiro"— dijo Luna, con inocencia: — "No sólo está Haruka, sino que también está la tonta de Serenity"

"¿Es algo ordenado por nuestra Señora?"— preguntó Azariel, intentando controlarse.

"De hecho, al igual que Mikaia, a nuestra Señora le gusta experimentar… Y no recordaba qué hacían exactamente esas joyas que está usando Elia"— respondió Minako, con calma: — "Ah, miren, ahí vamos a ver el producto de esto"

De hecho, la esfera estaba desapareciendo y en lugar de Elia aparecía un monstruo grotesco con ojos rojos [N/A: No voy a describir nuevamente eso]

"¿Qué? ¿Qué le ha pasado?"— preguntó Aqua

"La esfera de caos ha absorbido su alma y el poder de su estrella… Sólo queda la criatura oscura que llevamos dentro del momento en que decidimos servir a Chaos"— respondió Aino, como si nada: — "Esa transformación sólo lo sufren los mayores traidores… Aquellos que se les pasa por la cabeza la idea de abandonar a nuestra Señora"

En esta ocasión, no solo la Elemental sufrió el escalofrío, sino que Luna y extrañamente Amy también lo sintieron.

Sin hablar más, notaron cómo el monstruo que otrora fue la Senshi del Aire comenzaba a atacar a las otras dos y que en su paso dejaba algo que provocaba una combustión espontánea a quien lo pisaba.

"¡Oh! ¡Esas chicas están indefensas! ¿Dónde están las legendarias Sailor Senshis para ayudarlas?"— continuó el periodista quien, con un gesto de la mano, hizo que todos retrocedieran hasta una distancia que fuera segura y que a la vez pudieran ver lo que estaba ocurriendo.

Las que estaban en la mansión notaron cómo una tercera mujer se acercaba a las otras dos y en esta ocasión sólo las Elementales pudieron identificarla.

"Alcyone"— dijeron a la vez.

"¿Quién?"— preguntó Michiru.

"Es cierto que nunca la habían visto de civil, pero esa mujer es la Senshi a la cual conocen como Sailor Destiny"— respondió Hertha, con seriedad.

Vieron cómo Destiny hablaba con las otras dos, sonrieron y sacaron sus artefactos de transformación.

"¡No lo creo! ¡Se van a transformar!"— dijo Luna, sonriendo divertida.

"¿Se estarán dando cuenta que las están observando?"— preguntó Michiru, con una sonrisa cínica.

"Estando Alcyone con ellas, de seguro que lo saben… Pero de todas maneras, creo que sería bueno que acabaran con esa criatura, ya me está dando asco"— respondió Hertha, altiva.

Notaron como las tres alzaban sus artefactos y eran cubiertas con un halo de luz para transformarse en Sailor Senshis.

"¡Lo hicieron!"— exclamó Michiru, triunfante.

"Ahora sí que se viene el final de Serenity y sus Senshis"— dijo Mina, expectante.

"¿Qué es eso? ¡Las mujeres que habíamos visto indefensas son las legendarias Sailor Senshis! ¿Y qué? ¡Me dicen por interno que una de ellas es el famoso corredor de carreras, Haruka Ten'ou! ¿Era mujer todo este tiempo?"— exclamó el periodista, absolutamente eufórico al ser testigo de tan gran noticia: — "¿Y quién es esa misteriosa Sailor Senshi que las acompaña? ¿Y esa con coletas no es la famosa Sailor Moon? ¿Por qué ahora vemos su traje de color negro? ¿Será cierto lo que nos declararon Sailor Venus y Sailor Neptune semanas atrás?"

Las aludidas sonrieron. Era la declaración exacta para que finalmente todo se volviera en contra de Sailor Moon.


Torre de Tokyo.

Ajenas a lo que se estaba transmitiendo, las tres Senshis luchaban por esquivar tanto los ataques del monstruo elemental como por evitar pisar el fluido que dejaba a su paso.

"¡Qué asqueroso!"— exclamó Moon, notando cómo una piedra que caía en su interior desaparecía por completo.

"Ese fluido no es normal"— dijo Uranus, esquivando a lo que era su madre: — "Si lo tocamos será nuestro fin"

"¡Au! ¡Ojala ese fluido acabara con ella primero!"— exclamó Serena, asustada.

A Destiny le brillaron los ojos. Sabía cómo hacer esto. Activó su comunicador y exclamó con voz potente:

"¡Sailor Alluminum Siren! ¡Sailor Healer! ¡Sailor Maker! ¡Tenemos problemas en la Torre de Tokyo! ¡Vengan rápido, y llegando aquí no pisen lo que hay en el suelo!"— ordenó

"¿Para qué las necesitas?"— preguntó Haruka

"¿Para qué más? ¡Para derrotar al enemigo!"— contestó la mayor, con una sonrisa confiada.

"Y por mientras… A resistir… ¿Podremos debilitarla?"— preguntó Serena.

"Eso haremos por mientras"— contestó la maestra y se puso en posición de ataque: — "¡Stop!"— gritó, y el monstruo quedó paralizado.

"¿Stop? ¡Ésa es una técnica de tiempo!"— alegó Haruka

"Oh, bien, no está Chronos aquí… ¿Le importará si uso sus técnicas?" — y Monique encogió sus hombros

Las otras dos se miraron mutuamente, entre asustadas y divertidas.

"¿Y ahora?"— preguntó Haruka

"Atacar con lo mejor que tengamos"— respondió Monique y sacó su espada: — "¡Quiebre Magistral!"— y con su espada imbuida del poder de fuego, atacó a su enemigo provocando una explosión.

"¡Tornado!"— exclamó Haruka, haciendo volar al monstruo.

"¡Evolución Caótica Lunar!"— exclamó Serena, haciendo que el enemigo quedara atrapado entre cintas blancas y negras.

Las tres esperaron un tiempo viendo cómo el monstruo intentaba liberarse del ataque. Gritos cargados de furia hicieron que las tres retrocedieran un poco.

"¡Llegamos!"— se escuchó un grito y el trio suspiró aliviado.

"¡Se tardaron mucho!"— exclamó Serena, enfadada

"¡Lo sentimos!"— exclamó Siren: — "Realmente había tráfico"

"¿No que son especialistas en saltar entre edificios? ¡Eso es como decir que no tienen poderes para atacar!"— alegó la Princesa, enfadada.

A todas les salió una gotita de sudor, como signo de lo estúpido que era la situación.

"En fin"— dijo Maker: — "¿Y qué es eso?"— preguntó

"Ah… Eso es lo que queda de mi madre" — respondió Haruka con una extraña frialdad.

"¿¡Qué!?"— se escuchó al unísono

"No me hagan explicarlo… Es bastante complicado"— dijo Monique, mirando con cierta compasión a su pupila.

"De cualquier manera… Creo que nos llamaron para eliminarlo"— dijo Healer, con tanta dureza como la voz de Haruka

Las otras asintieron y dirigieron su mirada hacia la maestra.

"Bien"— dijo Serena: — "¿Qué hacemos?"

El monstruo ya comenzaba a moverse y parecía más furioso que nunca. Monique hizo un gesto con su mano, ordenando que siguieran sus instrucciones.

Slow!"— exclamó, haciendo que el tiempo se hiciera más lento para la criatura.

Luego, apuntó hacia los charcos que había dejado la abominación y, concentrando su energía, gritó:

Float!"

Y las gotas del veneno comenzaron a flotar. Star Maker, recordando la ocasión en que ayudaron a Lethe y Mnemosyne , concentró su energía y exclamó:

Gravity!"

El veneno se comprimió delante de ella y junto a Healer y Siren crearon un contenedor para almacenar el veneno. Cuando éste estuvo dentro del contenedor, Monique hizo un gesto para que todas se alejaran. Tomó el contenedor con cuidado y lo arrojó al monstruo con una mirada llena de rabia:

"¡Espero que lo disfrutes! ¡Flare!"

Como si fuese el detonador de un explosivo, el hechizo hizo explotar el contenedor, haciendo que la criatura comenzase a arder. La vista era grotesca, en especial porque el ser comenzó a emitir un fuerte olor, casi nauseabundo. Además, pese a que ardía, aún no moría.

"¡Lancen sus ataques a la vez! ¡Con eso será suficiente!"— exclamó la maestra

Todas asintieron a la vez

Evolución Caótica Lunar!"

Huracán de Urano!"

Infierno Estelar de Healer!"

Océano de Aluminio!"

Estrella de Sailor Maker!"

Los cinco ataques dieron en el blanco y, luego de arder a más no poder, la criatura desapareció, dejando un halo de energía de color azul verdoso, la cual rodeó al grupo de Senshis

"Es como si estuviera dando gracias"— dijo Serena, con tristeza

"El sendero de una guerrera de Chaos debe ser sumamente difícil"— comentó Healer, con el mismo sentimiento.

"Ella sólo quería hablar una vez conmigo y no le importaron las consecuencias… Quizás esto finalmente la libere… Gracias, madre"— y de los ojos de Ten'ou brotaron pequeñas lágrimas que pese a todo no salieron a la luz.

En eso, se escucharon unos aplausos, los cuales asustaron a las miembros del equipo.

"¡Bravo! ¡Bravo!"— se escuchó una voz desde las sombras.

"¿Quién está ahí?"— preguntó Haruka, poniéndose delante de la Princesa.

"No tienen por qué alarmarse, Senshis… Ya han hecho todo el espectáculo que querían y ahora sólo están recibiendo su recompensa"— se escuchó la voz, cargada de ironía.

"¡Si es así, muéstrate de una vez!"— exclamó Maker, con voz furiosa.

Unas carcajadas cargadas de sorna cubrieron el lugar hasta que apareció finalmente una sombra, la cual Serena conocía muy bien.

"¡Molly!"— exclamó la Princesa, entre aliviada, pero con un raro sentimiento de cautela.

"Sí… Han pasado muchos años desde que nos vimos, Sailor Moon… ¿O podría llamarte Serena Tsukino?"

Sus palabras causaron sorpresa no sólo en la Princesa, sino que en todas las Senshis y en los que estaban filmando.

"¿Cómo…?"— comenzó la rubia, cayendo en la trampa de la otra.

"Cómo no había de saberlo, si supuestamente eras mi mejor amiga… Aquella que supuestamente confiaba más en mí que en cualquier otra persona"— soltó la otra, con ira.

"Lo fuiste… Créeme… ¿Cómo te iba a negar la verdad, si no se tratara antes de protegerte?"— replicó Serena, con tristeza

"Sí, claro… Protegerme… ¡Sabes que esa respuesta no es más que para esquivar la verdad! ¿Qué confianza? ¡Si más encima me negaste mi real herencia, sólo comparada con la tuya!"— y los ojos de la pelirroja flamearon de ira.

La Princesa no supo cómo contestar a eso… Sabía que muy en el fondo Molly tenía razón. Sin embargo…

"¿Qué quieres decir con tu real herencia?"— preguntó, finalmente.

"¿Cómo? ¿Sigues negándolo?"— y miró en otra dirección: — "Como sea, te lo voy a revelar a ti y a todos los que están mirando esto"

"¿Qué?"— y el grupo desvió su mirada hasta notar la cámara que no había dejado de filmar.

"¿No te habías dado cuenta? ¡Te han filmado desde antes que te transformaras!"— dijo la pelirroja, divertida: — "¡De cualquier manera! Tú, Sailor Moon has negado mi herencia, la misma que ha existido desde el Milenio de Plata y que continúa hasta nuestros días… Yo soy Mikaia, hermana mayor de Endymion, princesa heredera al trono del reino de la Tierra… Mismo reino que la Alianza Lunar supo destruir"

Y, con esa declaración, todas supieron que sólo vendría el desastre…


Fin del capítulo

Y bien, si me van a detestar, háganlo con ganas

Holis ^^

He recibido reclamos varios relacionados con la historia, partiendo de no respetar la personalidad de algunas de las personajes originales de la historia. Para esas personas solo me queda decir... Bien, si no les gusta, ¿para qué leen? Además, es una falta de comprensión lectora grave, pues desde el primer capítulo se sabe que las Senshis están mayores y aparentemente más maduras (sí, sólo aparentemente). No es sólo con una sonrisa que venza todo que se conseguirá construir Tokyo de Cristal, sino que quedan muchas lágrimas para conseguirlo, así que, por las dudas, estos capítulos que vienen no son para los que esperan un final feliz, sino para aquellos que respetan mi forma de escribir.

Sin más, espero mis reviews para el siguiente capítulo antes de publicar. Gracias a los que me apoyan incondicionalmente, son un gran apoyo y sin ustedes no habría llegado tan lejos, en serio :D

Saludos y nos vemos a la otra