Venganza…. ¿Tuya o mía?

Capitulo 1

EDWARD POV

Estaba recostado en mi sillón, mirando mis recuerdos reflejados en el techo, mis momentos junto a Bella. Aun no podía creer que estuviera muerta, me negaba a creerlo.

Tome uno de los almohadones y me lo lleve a la cabeza, hundiendo en mi cara. Aun recordaba el día en el que nos enteramos…

FLASH BACK

Hacía ya varios días en los que llamábamos a la casa de Bella y nadie contestaba, pensamos que tal vez hubieran tenido algún percance o la línea se les había dañado, pero por algún sentido estábamos un tanto ansiosos.

Todos estábamos en casa, haciendo nuestros propios asuntos, Emmett estaba, increíblemente, mirando las noticias, el jamás se interesaba por los problemas de los humanos, Jasper estaba a su lado leyendo un libro. Alice y Rosalie estaban en la habitación de la primera haciendo sus "cosas de chicas". Esme, como siempre, estaba arreglando el jardín, Carlisle estaba en su estudio analizando unos documentos del Hospital. Mientras que yo simplemente me encontraba en mi piano, tocando una de las tantas melodías que le había compuesto a Bella.

Hasta que una noticia llamo la atención de todos…

-Hoy se ha encontrado en el estado de Florida, en la cuidad de Jacksonville, una casa completamente destruida y quemada, no se encontraron rastros de nada y tampoco a los propietarios de la casa.

Es ese momento todos estábamos en la sala mirando con pánico el televisor, rogando que no fuera la casa de Bella, pero desgraciadamente era la casa de ella, echa añicos.

-¡Oh, por dios!-exclamo Esme comenzando a sollozar.

-Este incidente se produjo hace cuatro días- siguió hablando la reportera, mientras enfocaban lo que quedaba de la casa-. Según los vecinos del lugar, comentan que aquí vivían una mujer joven con una niña de cinco o seis años. Los policías y hombres de la ciudad aun las están buscando por los alrededores y las ciudades vecinas ya han sido informadas por si encuentran algo. Pero al no tener pistas ni fotos de la mujer y la niña, hacen la que búsqueda sea todo un problema. Mientras tanto les tendremos informados….Un robo en….- Emmett apago el televisor con la mirada perdida.

-Eso no puede ser verdad- dijo Alice rompiendo el silencio que se había generado.

-¿No viste nada?- pregunte tomándola de los hombros y sacudiéndola un poco, estaba fuera de mi- ¡Alice! ¡¿No viste nada?!

-¡No, Edward!- dijo sollozando-¡No vi absolutamente nada! ¡No entiendo!

-¡Se supone que tu la tenías vigilada! ¡Se supone que no ibas a dejar que nada le pasara!- le grite zamarreándola un poco más fuerte.

-¡Basta!- dijo Carlisle, sacándome a Alice de las manos- ¡No encontraremos la respuesta de esa manera, Edward! Cálmate- me pidió, pero no podía, lo acababa de escuchar no podía ser cierto, Bella no podía estar muerta.

-¡¿Cómo me pides que me calme?!- grite aun más fuerte, pero todos estaban tan conmocionados y abatidos, que nadie me prestaba atención.

Pase una mano por mis despeinados cabellos, con desesperación. Busque las llaves de mi auto y salí.

-¿Edward?- escuche decir a Esme-¿A dónde vas?- pregunto y al segundo estaba al lado de mi coche, mientras yo lo ponía en marcha.

-A ver si encuentro algo- dije sin mirarla-. Esto no es obra de algún humano, así voy a ver si encuentro algún rastro. No volveré hasta dentro de un tiempo, pero les llamare.

Sin esperar a que ella digiera algo, apreté el acelerado hasta el fondo y salí disparatado por la carretera, tenía que llegar cuanto antes a Florida.

FIN FLASH BACK

Suspire contra la almohada y la mordí, haciéndola añicos. Recordé que no había encontrado nada cuando llegue a Jacksonville, no había olor a nada, únicamente el olor de las maderas quemadas ¿Cómo podía un humano ser tan cuidadoso?, suspire nuevamente, Eso es por que fue ningún humano, me auto contesté.

Solo un vampiro podía ser tan minucioso, pero ahora ¿Qué vampiro mataría a Bella y a su mama, luego quemaría la casa y desapareciera su rastro? ¿Para que se tomaría tantas molestias? Simplemente las hubiera matado y listo.

Era como si no quisiera que le encontraran, un humano jamás lo notaría, pero uno como nosotros si, ¿Qué hacia un vampiro en Jacksonville? ¿Conocía a Bella? Tome otra almohada el la destruí con mis dientes.

-Esme no estará feliz al ver sus almohadones destruidos- dijo la vocecita de Alice-. Además se te quemara el cerebro de tanto pensar.

-Como si eso fuera posible- dije sentándome en el sillón, apoyando mis brazos en las rodillas.

-Ya ha pasado doce años- dijo con melancolía.

-Doce, largos, años- le corregí, en ese momento la sentí sentarse en mis piernas mientras me abrazaba.

-Lo siento mucho- su cabeza estaba enterrada en mi cuello, siempre se disculpaba conmigo-. Te juro que la tenía vigilada, con cada cosa que hacía, ella ese día se iba a acostar a dormir tranquila y seguiría con su vida, pero…

-Alice, el que debe disculparse soy yo- le interrumpí abrazándola por la cintura y apretándola más contra mi-. No debí echarte la culpa a ti, demasiado con que nos vigilas a nosotros…. Aun no puedo creerlo.

-Ni yo- se separo un poco de mi-. En verdad todo esto es muy extraño, no logro entenderlo…-sacudió su cabeza, haciendo que sus cabellos se mecieran con el movimiento-…Es como si supieran que yo la tenía vigilada y bloquearon mi don, pero aun así la visión hubiera llegado aunque sea unos minutos después de…

-Ya basta- la volví a abrazar, siempre teníamos esta discusión y nunca llegábamos a una conclusión.

-¿Edward?

-Dime.

-¿Crees…?- se callo unos minutos y yo me gire un poco para verla-. Vulturis- me dijo en su mente, sin mirarme.

-No lo creo- dije y pude sentir un escalofrío en mi espalda-. Ellos no sabían de Bella. Ellos no tienen idea de Bella estuvo con nosotros, nadie les dijo nada.

-Si, puede ser- se senté derecha, mirando por la ventana, repentinamente sus ojos brillaban.

-Vaya, no esperaba encontrar a mi mujer engañándome con mi hermano- dijo Jasper desde la puerta, tenia una sonrisa burlona en la cara.

-Que puedo decir… soy irresistible- le seguí el juego, ambos terminamos riéndonos- ¿Qué te trae por aquí?

-Sus emociones, son demasiado intensas- se sentó en el sillón y miro a Alice quien aun tenia un brillo en los ojos- ¿Qué sucede, Alice?

-Ella ahora tendría dieciocho años- su voz sonaba triste, pero sus ojos aun brillaban-. Sería realmente hermosa.

Sus pensamientos estaban llenos de imágenes de Bella, mayor, adolescente y realmente estaba hermosa. Era delgada, pero con curvas, no eran muy sobresalientes, pero eran justas, su cabello era oscuro, como cuando niña, pero mas largo, caía en ondas por su espalda, sus ojos seguían siendo los mismos, chocolates y grandes, con mirada penetrante. Realmente hermosa, si ella aun viviera, ningún hombre se resistiría y caería rendido a sus pies.

De un momento a otro me vi a mí, acercándome a ella. Bella me miro unos segundos con ojos confundidos, pero luego sonrió y corrió hacia mí, abrazándome, yo le correspondí y luego ambos nos estábamos acercando para…besarnos.

-¡Alice!- le regañe, la aludida pego un salto.

-¿Qué?

-¡Deja de imaginar esas cosa! ¿Quieres?- dije tirándola a los brazos de Jasper- Veníamos bien con imaginarla a ella…

-Eso te pasa por meterte en mis pensamientos- dijo mientras se abrazaba al cuello de Jasper-. Además…harían una linda pareja- puso un dedo en su mentón y volvió a imaginarnos.

-Basta- le gruñí.

-De acuerdo- nos interrumpió Jasper- Detesto perderme de sus conversaciones privadas.

-Ven, Jazz. Te contaré todo.

Sin esperar a que le dijera algo, salio con Jasper a la carrera por la puerta. Suspire frustrado, Alice últimamente pensaba mucho en ello, pero, a pesar de que me gustaba, aun recordaba a Bella como la niña a quien cuide. Siempre sería para mí la adorable y traviesa niña.

Mi niña, mi hermanita, mi hija.

BELLA POV

El tiempo ha pasado con suma lentitud y no se si se deba que estoy encerrada en una vieja, olorosa, oscura y humera torre. Hace doce años que soy prisionera, sin saber el por que aun. Todo lo que se, es que estoy en Volterra, Italia, y que le debo mi vida al Señor Aro.

Hice una mueca al recordar a ese hombre, siempre venía a visitarme y me contaba algunas cosas, pero nunca me contestaba el por que estaba aquí. El simplemente de decía "Ya te enteraras en su debido tiempo" ¿Cuánto se suponía que era tiempo? Ya perecía Edward con su carta.

Edward

Mi corazón se agito y achico de tristeza al recordarlo, ya tenía edad suficiente para leer la carta que él me había escrito, pero nunca la leería, de seguro estaba quemada y ya ni rastros de ella quedaban.

Unas lágrimas cayeron por mi rostro, como lo extrañaba, como extrañaba a mi mamá.

Estaba tan sola en ese lugar.

Camine hacia mi cama y me agache para buscar mi diario, hacía años que lo había escrito, había puesto todos mis recuerdos en las páginas, para nunca olvidarlos.

Lo abrí y comencé a leer las primeras hojas, me reí por lo infantil de mis pensamientos y los garabatos de mi caligrafía. El diario lo había escrito cuando tenía diez años. Tenía pensado volver a escribirlo, pero eso borraría el encanto de las cosas.

Unos golpes en la puerta llamaron mi atención, rápidamente escondí el diario y me fui a abrir la puerta.

-¿Si?- dije mientras asomaba mi cabeza, por un momento mi autoestima se fue diez metros bajo tierra. Siempre me pasaba eso cuando veía a Heidi.

-Hola, Bella- dijo con voz sensual.

-Hola, Heidi- dije con una sonrisa y le hice espacio para que pasara.

Ella entro con pasos sensuales, sabía que no hacia para hacerme sentir mal, ya era natural esa sensualidad en ella. Miro mi habitación y su cara se desfiguro en una hermosa mueca.

-Debo decirle al amo que te cambie de habitación, esta es horrible y realmente apesta- dijo con una sonrisa al mirarme.

-Creo que tengo que bañarme mas seguido.

-Te equivocas. Tu olor hace mas tolerable la peste que esta impregnada en las paredes- se acerco y corrió un mechón de mi cabello. No había un día en que me recordaran lo bien que olía, pero sinceramente yo no sentía nada, mas sentía que olía a humedad.

-¿A que debo tu honorable visita?

-¡Oh! Es verdad. El amo Aro me pidió que viniera a buscarte- dijo con una encantadora sonrisa.

-¿Para que?

-No lo se- se encogió de hombros-. Pero a puesto a que será muy interesante- sus ojos rojos centellaron y un escalofrío sacudió mi cuerpo

Mi instinto de supervivencia siempre me decía que debía salir corriendo en cuanto esos ojos me miraban, pero el único que provocaba esa reacción en mi, era Demetri. Aun recordaba como sus ojos llenos de hambre y como mi madre caía muerta al suelo, él la había matado. Apreté las manos y sentí como mi odio hacia él crecía.

-¿Vamos?- dijo Heidi sacándome de mis pensamientos, ella tenía una mano tendida hacia mí y yo la tome gustosa.

Heidi, increíblemente, me caía bien, a pesar de echar mi autoestima a la basura, pero ella no lo hacia a propósito. Cuando tome su mano no me sobresalte al encontrarla fría y dura, de hecho me recordaba a la mano de los Cullen, era la misma textura.

El tiempo que he estado en este castillo me ha llevado a la conclusión de varias cosas. Las personas del palacio no crecían, tampoco comían comida, y la más importante de todas, no eran humanos. Aun no entiendo por que no estoy corriendo como loca y gritando o intentando suicidarme. Pero realmente no me asustan, es más, me intrigan saber que son.

-Buenos días, Gianna- saludó Heidi a una mujer que estaba parada detrás de un mostrador, nunca antes la había visto.

-Buenos días, señorita Heidi- dijo cordialmente- Buenos días, señorita Bella- escupió las palabras en cuanto se dirigió a mí.

-¿Cómo sabes mi nombre?- pregunte ya que yo no la conocía.

-Gianna trabaja aquí desde hace unos años y sabe todo de ti, como todos- me explico Heidi-. Tú nunca has salido de la habitación y bueno…

-Cierto. Entendí- le interrumpí.

Nos paramos frente a unas enormes puertas, que en el medio había unas V doradas. Heidi toco unas veces y luego empujo la puerta sin el menor de los esfuerzos.

-Amo, aquí le traje a Bella- anuncio llevándome al centro de la habitación.

-Muchas gracias, Heidi- dijo Aro, quien estaba sentada en un trono, a sus costados estaban dos hombres más. Reconocí inmediatamente a Cayo, lo había visto cuando llegaron a mi casa. Al otro hombre no lo conocía, pero Aro me había hablado de él, así que intuí que debía de ser Marco.

-No te preocupes, todo va a estar bien- me susurro Heidi, en ese momento me soltó la mano y desapareció de mi lado.

-Bella, querida…-dijo Aro con adoración y sus ojos brillaron-. Tiempo sin verte.

-Apenas nos vimos ayer- dije con una sonrisa, pero realmente tenía ganas de insultarle.

-¡Oh! Es verdad- ¿me pareció o ni nota el tiempo?- Acércate, querida.

Me acerque con paso vacilante, me percate de que había mucha mas personas en la habitación, todos vestidos con capas oscuras y sus cabezas estaban tapadas con capuchas pero sus ojos rojos relucían de tal forma que me hicieron estremecer.

Aro tendió una mano hacia mí, y yo la tome, siempre hacia lo mismo cuando me iba a visitar.

-Interesante, muy interesante- murmuro y soltó mi mano.

-¿Puedo preguntar a que me llamo?

-Es censillo- dijo con una sonrisa-. Voy a contarte toda la verdad. Nuestra verdad.

El momento había llegado, pero sentía mi pecho oprimido, tenía miedo a algo y no sabía a que.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

¡Hola gente! ¿ Las he hecho esperar? XD, yo creo que no. Bueno como verán les he traído ya la secuela.

Debo decir que no esperaba tanto comentarios en el capitulo anterior, me han llenado con mas de 50 rr!! No saben lo feliz que eso me hizo.

Me he dado cuenta de los diferentes nombres que le tiene a la "menstruación", debo decir que me han hecho reír como nunca xD

Algunas me declararon su amor, otras la guerra y me quieren ver muerta xD

Se que ha sido un poco confuso el final, de echo tenía pensado otra cosa, algo un poquito mejor y mucho mas dramático, pero después se me vino esta idea y todo el fic comenzó a girar en torno a eso y quede muy satisfecha, y realmente me alegra que ha ustedes también les haya gustado.

Me han matado cuando escribieron "Te estuve siguiendo y me gusto", se lo tomaron muy al pie de la letra, pudieron haberme insultado xD, pero me dejaron hermosos comentarios.

Todas y cuando digo "TODAS" se han dado cuenta de que Alice no ha podido ver el futuro, debo agregar que tendrán que esperar para ver el por que xD

¡Oh! Por cierto, una chica anónima, por que no tiene cuenta, Mónica, me has querido dejar tu mail y no ha salido, si estas leyendo en mi perfil sale el mío si quieres puedes agregarme. También va para aquellas que quieran hacerlo.

Bueno, ahora si, hablando un poquito de este nuevo cap, ¿Qué les pareció? ¿Feo, lindo, esperaba otra cosa, mejor déjanos con la intriga? xD no se ustedes me dicen xD

Espero ansiosa sus comentarios y nos vemos en el próximo cap =)

¡Las quiero un montón y mil millones de gracias por estar ahí leyéndome! *3*

Melo