CAPITULO 17: DESCIENDE DEL CIELO, SAILOR GALAXIA

Otro día a comenzado en la Ciudad de Tokyo, pero no era un día normal para algunos de sus habitantes; Serena aún no se había comunicado ni el con ella y eso comenzaba a preocuparle. ¿Sería que se había olvidado de ella? no quería pensar en esa posibilidad pero mínimo el chico pudo haberle enviado una carta o haber intentando llamarle pero no lo había hecho.

Sus amigas habían notado que Serena poco a poco se iba sumergiendo en la tristeza por no saber de su novio aunque la rubia nunca hubiera dicho que su preocupación se debía a el pero para las demás era evidente.

-Me preocupa Serena, es claro que lleva días sin hablar con Darien- dijo Mina quien se encontraba jugando con su tenedor.

-Creo que no hablan desde que el se fue, lo cual es extraño porque estoy segura que el prometió que hablaría con ella o se comunicaría de cualquier forma cuando tuviera tiempo y a una hora en la que no fuese tan tarde para los 2-

-Pienso igual que Amy, todo es extraño -dijo Lita para luego quedarse viendo por la ventana, notando que había comenzado a llover. Según los noticieros el día de hoy comenzaría la temporada de lluvias, algo extraño porque solían comenzar un mes después.

-No se compliquen más la existencia, vamos a llamar a donde se supone debe estar Darien -dijo Alex quien se encontraba con ellas porque no tenía nada que hacer realmente. Desde hace unos días también se había dado cuenta de la actitud de Serena y un ejemplo era este momento, no se encontraba con ellos a pesar de que dijo que invitaría lo que ellas fuesen a pedir -veamos...mmm ¿dónde esta...? oh este es el número- dijo Alex, aprovechando que su celular tenía Internet y recordaba el nombre de la Universidad. Anota el número en una servilleta para luego suspirar. Mira a las chicas y les indica que guarden silencio-si buenas noches, llamo desde Tokyo para buscar a un amigo que no a reportado con su familia desde hace unos 5 meses...ok espero- Alex se puso a jugar con el lapicero mientras esperaba una respuesta acerca del paradero de Darien. Las chicas miraban mientras esperaban una respuesta -si aquí sigo...oh...comprendo...si...muchas gracias señorita, buenas noches - dijo Alex quien colgó y luego tomo el vaso de su soda a la cual le da un sorbo. Luego mira a las chicas, no sabía que decirles en ese momento -esta dormido, será mejor hablar en otro momento- había encontrado la forma de sonar convincente, no quería preocupar a las chicas, así que solo se levanto y dijo que tenía que ir a la galería para ayudar a Shizuru aunque eso era mentira.

-Por lo menos ya sabemos de Darien no es así chicas? -dijo Mina algo más tranquila, aunque Rei se dio cuenta de la actitud de Alex era sospechosa, así que haciendo lo mismo, se disculpa con las chicas y sale detrás de Alex, pero solo alcanza a ver como se iba en su moto. Miro a su derecha y vio que Nicholas estaba cerca y de paso con motocicleta, sin pensarlo le pidió que siguiera a Alex.

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

-¿Michiru?-

-Pensé que no despertarías- dijo una sonriente Michiru quien se encontraba abrazando por la cintura a Haruka. Ese día después de clases, habían ido a comer y a pasear para después llegar y ponerse a ver una película en la habitación de Haruka donde el sueño les venció.

-Lo siento, ¿qué hora es?- se gira y busca su reloj en la mesa de noche y se da cuenta de que faltaba poco para que fuera el atardecer. Quería llevar a Michiru a la playa pero con las condiciones del clima eso no sería posible -creo que hoy no podremos ir a la playa-

-No importa, te lo he dicho muchas veces pero parece que a ti se te olvida- dijo Michiru quien se le queda viendo a la rubia para luego reír al ver la expresión de su Ruka quien estaba confundida, pero luego sonríe al saber a que se refería - al parecer ya lo recuerdas Ruka- dijo la chica en un susurro antes de acercar su rostro y darle un tierno beso que fue interrumpido por la llegada abrupta de Alex

-Haruka es hora...Michiru- dijo Alex levemente sonrojado al ver que había llegado en mal momento -ajam, Michiru, necesito hablar con Haruka a solas- dijo Alex con una mirada seria, la cual no paso desapercibida por Haruka, quien hablar pero se ve interrumpida por otra voz.

-Primero... tendrás que hablar conmigo Hatake...¿qué te dijeron hace un rato?-

-No es por ser mal educado ni nada por el estilo, pero no creo que mi habitación sea un lugar apropiado para que todos estemos hablando- dijo Haruka al ver que su momento intimo con Michiru había sido interrumpido primero por Alex y luego por Rei quien seguía tratando de recuperar su respiración.

-¿Sucede algo Rei?- pregunto Michiru quien ya se había levantado de la cama y miraba con preocupación a la pelinegra, quien al parecer se veía preocupada

-Hace un momento, Alex hablo para preguntar por Darien, pero solo nos dijo que el no estaba en condiciones de hablar en ese momento- dijo Rei al momento de tomar asiento en un sillón de piel frente a Haruka y Michiru, mientras Alex se sentaba cerca de la pelinegra -solo que a mi no me engañas, tu sabes algo más de Darien-

-No se puede ocultar lo evidente, ¿cierto?- Alex suspira mientras mira al suelo, luego cierra sus ojos y mira a los demás -lo que me dijeron es que Darien nunca llego a Estados Unidos- dijo Alex mientras recargaba su barbilla en su manos para pensar con calma. Por su parte, Rei y Michiru no podían creer lo que les estaba diciendo pero era la única explicación de que Darien no se hubiera comunicado con Serena -por su reacción y tomando en cuenta lo que esta pasando, he de suponer que el es Endymion, el guardián de la Tierra- ls chicas solo asienten mientras Haruka miraba por la ventana sin dar mayor importancia a lo que pasaba, actitud que Michiru nota y le produce molestia.

-¿No te preocupa lo que le pase?- pregunto Michiru quien trato de mostrarse tranquila pero solo recibió como respuesta una alzamiento de hombros por parte de Haruka como muestra de que le daba igual.

-¡¿PERO CÓMO TE ATREVES A ACTUAR DE ESA FORMA?!!- grito Rei quien se acerco a Haruka dispuesta a darle una bofetada, pero la mano de Michiru fue más rápida que la de ella. Alex solo miraba la escena, de alguna forma entendía la reacción de Michiru y de Rei, sobre todo sabía el porqué de la actitud de Haruka.

-Haruka...yo- trato de decir la ojiazul pero la mirada de Haruka era frívola, una mirada que nunca había visto antes ni en Haruka, ni en el Kazekage. Alex al ver esa mirada, suspira porque sabía perfectamente de quien había aprendido a mirar así. Su entrecejo fruncido y un gesto severo fue lo último que vio Michiru al ver como Haruka se daba la vuelta y salía de su departamento. Iba salir detrás de Haruka, pero la mano de Alex sobre su hombro la detuvo.

-Después hablaran- dijo Alex al ver como la bella chica asentía pero en su mirada se veía preocupación más tristeza -ahora debemos pensar que hacer con Serena, por lo mientras, localicen a las chicas, hay algo que debo decirles-

Las otras chicas asintieron, no muy convencidas por lo que ocurría. Sabían que tenían poca información sobre el enemigo lo cual debía evitar que hubiera este tipo de conflictos pero al parecer era imposible evitarlos. Los 3 suspiran y se vuelven a sentar, pero esta vez Rei junto a Michiru para tratar que no se desanimara por lo ocurrido.

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

En una florería se encontraban 3 chicos mientras uno de ellos recortaba unas hojas secas de unos rosales. Era el equipo Taka que se encontraba disfrutando de un momento de tranquilidad.

-¿Creen que esto funcione?- pregunto Konan quien se encontraba llenando una regadera con algo de agua para luego voltear a ver a Itachi

-Mmm es difícil decir si funcionara o no al no tener idea de como se irán dando las cosas-

-Lo mejor sería preguntarle a Haruka, que al parecer no viene de humor- dijo Kurama al momento de terminar de cortar una hoja. Se había percatado de la expresión facial de Haruka quien iba entrando a la florería -supongo que tu genio se debe a la princesa de los mares-

-Tal vez, solo vine a decirles que andaré en la pista de atletismo de la ciudad, cualquier cosa ya saben como buscarme-

-¿Y viniste desde quien sabe donde hasta solo para decirnos eso?- preguntó Itachi quien alzo una ceja al igual que los otros 2 pero al ver la expresión del rostro de Haruka se dieron cuenta de que estaba pasando otra cosa, lo que lograron entender de inmediato.

-Ya saben que hacer- sin más salio, ante la mirada seria de sus compañeros quienes luego se miran y asienten con la cabeza. 10 minutos después de la ida de Haruka, Itachi, Konan y Kurama salen de la florería por la azotea. Konan al za la vista al cielo y siente como una gota cae en su frente, vuelve a ver a sus amigos y suspira.

-No hay opción- dijo la chica para luego besar el anillo de plata que tenía en su mano derecha, acción que hicieron los otros 2 para que al final se transformaran en Akatsukis. Después de eso, cada uno dio un salto y se fueron por distintas direcciones.

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

En el departamento de Haruka, Michiru se había ido a sentar cerca de la ventana para ver como caían las gotas de lluvia, mismas que hacían que la chica se sintiera identificada con la situación climática. No entendía bien el porque de la actitud de Haruka ya que se suponía que estaba para proteger a Serena; pero recordó que Haruka, en el pasado no había quedado en buenos términos con Endymion.

-Chicas, llegaron justo a tiempo-

-Alex, debiste traernos si ya estábamos juntos- dijo Lita quien entraba con curiosidad al departamento ya que era la primera vez que entraba al igual que Amy.

-Pero las trajo Andrew ¿no? no se quejen- dijo Alex mientras cerraba la puerta y miraba a Serena -supongo que también pasaron por la gatita, Hotaru y la señorita Meioh- sonríe amablemente y les indica que tomen asiento en la sala -gracias por venir chicas; si le pedí a Rei que les hablara es debido a que es necesario que ya tengan idea de quien es el enemigo que a estado atacando Tokyo en estas semanas-

-Antes que nada, no veo a Haruka por aquí- pregunto inocentemente Serena que le extraño no ver a la pareja de Michiru. Alex y Rei se miran mientras la ojiazul baja la mirada al recordar el porque Haruka no estaba, acción que no paso desapercibida por Setsuna.

-Haruka fue a firmar un contrato con un nuevo patrocinador, de cualquier forma, ya sabe lo que ocurre o por lo menos tiene idea así que no es necesaria su presencia- dijo Alex tranquilamente para luego ver a las chicas - como les decía, después de andar recolectando información, hoy puedo asegurar quien es el enemigo, más sin embargo aun ignoro cual sea su verdadero objetivo, pero antes que les diga les pido por favor que me escuchen con atención y no me interrumpan- las chicas asintieron y solo se quedaron viendo a Alex, quien cierra sus ojos como si en su mente estuviese buscando algún recuerdo que pudiera servir en estos momentos.

Muy pocas personas sabían de su existencia y quienes lo sabían hacían lo imposible por ocultar cualquier información o detalle que existiera sobre esta persona. Lo que se sabía de ella era que se trataba de la sailor más poderosa de la Galaxia; El Milenio de Plata le conoció semanas antes de la destrucción de nuestro reino. El saber de su existencia nunca fue tomado como bueno, ya que cuando visitaba alguna galaxia era porque esta se encontraba en peligro.

-Mucho gusto en conocerla Reina Serenity, soy Sailor Galaxia- dijo una mujer que tendría unos 21 años, pelo rojizo, rizado y largo. Su vestimenta parecía la de una princesa lo cual no sería falso al ser ella una sailor podría ser parte de la realeza de su planeta.

-Oh mucho gusto, Galaxia. Me imagino que su visita no es por cortesía verdad- dijo Serenity ante lo cual Galaxia asintió. Al saber eso, la reina le pidió a la gente que se encontraba con ella que se fuera - Tsukikage, eres importante en esta plática así que por favor quédate-

-Tiene razón Serenity, vengo a prevenirte de algo que esta ocurriendo en otras galaxias, pero también quiero solicitar tu ayuda porque me temo que con mi poder no será suficiente detener este mal que se acerca- dijo Galaxia con una voz que demostraba evidentemente preocupación al no saber con exactitud de que tipo de maldad se trataba y que tan poderosa era.

-¿Qué ocurre?- preguntó Serenity quien se había puesto de pie ya que consideraba que lo que ocurría no podía solucionarse desde su trono. Por su lado, Tsukikage se encontraba con los ojos cerrados.

-Las sailors de esos planetas han sido destruidas al igual que su planetas...solo queda polvo cósmico de ellos- decía Galaxia quien se mostraba realmente afectada por lo que estaba pasando. No lloraba, más sin embargo era notorio la frustración que sentía al no poder ayudar en esa situación.

-Te ayudaremos, no te preocupes Sailor Galaxia- dijo Serenity al tocar el hombro de Galaxia, quien la mira y trata de sonreír, pero era mayor su preocupación que le costo trabajo mostrar una sonrisa.

-Sin embargo, tengo una duda Sailor Galaxia- hablo Tsukikage quien abrió sus ojos para poder ver a las damas que tenía enfrente - ¿cuál es el objetivo de este enemigo? considero razonable destruir a las sailors para poder quedarse con el planeta o con lo que estén vigilando, pero no logro entender el porqué el exterminio de todo -

-Con lo poco que se, su objetivo es deshacerse de aquello que nosotras las sailors protegemos- Galaxia mira directamente a los ojos de Tsukikage quien sin mostrar sorpresa entendió a lo que se refería. Después cierra sus ojos mientras Galaxia mira ahora a Serenity - el amor esta en peligro Serenity-

-Serenity junto a los demás reyes de los planetas del Sistema Solar se encontraban en un dilema -decía Alex quien se encontraba aun con la vista cerrada - no habría pasado mucho tiempo de que nos enteramos sobre la energía de Metallia; toda nuestra atención se concentraba en evitar que esa fuerza maligna lograra llegar a nuestro reino, aparte de que en ese momento Sailor Jupiter, Mars, Mercury y Venus habían sido despojadas de sus poderes al saber de las constantes visitas que realizaban a la Tierra junto con la princesa de la Luna - decía Alex quien decide abrir sus ojos para mirar al suelo - la única opción que quedaba eran las sailors del Sistema Solar Externo pero con ellas había una limitan-te a pesar de que eran 4 y las más poderosas, 2 de ellas tenían que quedarse en sus respectivos planetas para cumplir con lo que estaban predestinadas a realizar - dijo Alex quien miro a Hotaru y a Setsuna - por tanto solo quedaban 2 sailors: Uranus y Neptune. No creo que sea necesario decir quien de ellas 2 tuvo que acompañar a Galaxia ¿cierto?- pregunta Alex mientras recarga su cabeza en el sofá.

-¿Qué paso después de eso?- pregunto Michiru quien se había mostrado interesada en todo lo que había dicho Alex al igual que Serena. Las 2 querían saber más, pero sobre todo Michiru porque quería entender la molestia de Haruka.

-Lo que todo mundo sabe, el ataque del Negaverso, la destrucción del Milenio de Plata y todo eso- Alex había conseguido una caja de pockys, se estira y toma uno para llevarlo a su boca - seguro se preguntaran que tiene que ver todo lo que les he dicho con lo que esta pasando- las chicas asintieron mientras Alex le da una mordida a su pocky - no estoy seguro que habrá pasado en aquella ocasión, pero es claro que es la misma amenaza de aquel entonces-

Las chicas se quedaron sin saber que decir. Era claro que Alex omitía algunos detalles pero no hacía falta saberlos. Las chicas guardaron silencio, querían razonar lo que sabían pero sus pensamientos fueron interrumpidos cuando un trueno acompañado de un relámpago se hizo presente.

-Serena, chicas el enemigo a aparecido de nuevo...esta a 20 minutos de ustedes chicas, dense prisa!-era la voz de Artemis que se comunicaba al localizador de Serena; las demás chicas al escucharle, se pusieron de pie y se transformaron mientras Alex seguía con su pocky.

-Si no me equivoco, a 20 minutos esta la pista de atletismo, así que el enemigo debe de estar ahí- dijo Amy quien no tardo mucho en transformase y sacar su computadora para comenzar a obtener información del enemigo.

-Michiru no quiero alarmarte pero -dijo Alex quien ya se estaba transformando en Tsukikage, pero sin la máscara - es probable que el enemigo este atacando a Haruka, así que lo mejor será darse prisa- esas palabras fueron suficientes para que Neptune reaccionara y fuera la primera en irse junto a Tsukikage.

Tenía un mal presentimiento de todo esto, confiaba en que Haruka podría defenderse porque había demostrado de lo que era capaz de hacer y estaba segura de que podría hacer más; pero su corazón le indicaba que algo no estaba bien, que algo malo iba a pasar y no estaba segura de que se trataba.

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

-Así que buscas mi semilla estelar ¿eh?- decía Haruka quien se encontraba con la ropa mojada y su cabello rubio le caía sobre el rostro, tapando un solo ojo mientras miraba a Sailor Tin Nyanko -¿qué te hace pensar que yo poseo una semilla estelar?-

-Lo se, lo puedo percibir ya que tu no eres un humano normal, puedo sentir el gran poder que posees y por tanto significa que eres un portador de una semilla estelar-

-Por lo menos sabes que soy superior a ti, pero te recuerdo que las únicas personas con semilla estelar son las sailors scouts y hasta donde yo se, yo no soy una sailor- termina de decir, al momento de que pasa su mano derecha sobre su rostro lo que hace que sus ropas cambien de color - y para que te quede claro, te recuerdo que ellas existen para proteger y defender el amor, igual que yo, la diferencia es que yo si soy capaz de asesinar a aquel que es una amenaza a mi orgullo- Kaze ya había sacado su katana y apuntaba hacia la sailor quien se había quedado sorprendida de las palabras del rubio. De todas formas, no fue suficiente para intimidarle, saco una pequeña bola de color rojo la cual lanzó hacia el rubio quien solo alzo una ceja.

-Te darás cuenta que vengo preparada en estos casos. Este tipo es más fuerte que tu y todas las sailors juntas pero obvio no iba a traer al original- decía la sailor mientras miraba como la pequeña bola que había lanzado comenzaba a sufrir cambios para irse transformando -no sabemos su nombre, solo mi señora pero entre las sailors animates le hemos llamado "El caballero blanco"-

Kaze miraba como esa cosa comenzaba a tomar forma, su ropa era blanca, pelo blanco y sus ojos, los ojos que de alguna forma habían logrado infundir temor entre las sialors según sabía. Supo de inmediato de quien se trataba al recordar lo que le había dicho su sensei. Kaze le miraba mientras sostiene con más fuerza su katana porque no tenía de que tan fuerte fuese su oponente.

Sin esperar un segundo más, los 2 comienzan a pelear con sus respectivas katanas. Kaze se notaba tranquilo, su rostro estaba serio y no estaba preocupado, las sailors no estaban en ese lugar y por tanto podría pelear con más confianza. Solo se escuchaba como las katanas chocaban entre si y de estas salían chispas.

-"Es mi oportunidad"- pensaba la sailor quien sonríe al momento de hacer de que sus manos aparecieran unas garras

-Bakudo #4: Hainawa- se escucho la voz del Tsukikage quien otra vez volvía a salir sin la mascara. De sus manos que se encontraban juntas salio una cuerda dorada, la cual se amarra alrededor de Sailor Tin Nyanko -comienzo a creer que las chicas de tu equipo son unas cobardes para atacar por atrás-

Las chicas venían detrás del Tsukikage, quienes al ver con quien peleaba Kaze se sorprendieron al ver que no estaba cansado ni nada. Sus movimientos estaban coordinados, si tenía que atacar, atacaba, si tenía que esquivar, esquivaba y si tenía que protegerse lo hacía; todo en un perfecto orden. Un orden que hizo que la señora del tiempo recordara a alguien

-Uranus...- fue lo único que salio de sus labios. No podía estar equivocada: la expresión de su rostro, el manejo de la espada o en este caso de la katana, era algo que ella no podía olvidar. Fue entonces cuando visualizo a Kaze con el uniforme de Sailor Uranus. A su mente comenzaron a aparecer imágenes de ciertas actitudes que ya había notado en Haruka y en el Kazekage. Si estaba en lo cierto, entonces Uranus siempre estuvo con ellas y ella ni Neptune lo habrían notado.

-¡SUELTAME!-

-Oh por supuesto que no pequeña minina- dijo Tsukikage quien trataba de evitar que Tin Nyanko siguiera moviéndose pero al ver las muñecas de esta, se percata de unos brazaletes lo que le recuerda lo que anteriormente le habían dicho las Sailors Stars. Saca un kunai y aprovechando la distancia que había entre los 2, lanza el kunai hacia el brazo derecho, justo donde tenía el brazalete el cual logra romper -chicas, algo que se me había olvidado decirles-

-¿Qué cosa Tsukikage?- pregunta Mars quien se quedo sin entender el porque del lanzamiento del kunai al igual que las demás

-Lo que mi sensei...no les dijo...fue que estas sailors realmente son sailors scouts -dijo Kaze quien seguía su enfrentamiento con el caballero blanco o más bien con su copia; la diferencia estaba en que este clon parecía más un demonio, estaba deseoso de pelear y si era posible de eliminar. Kaze en un descuido mira de reojo a Neptune quien lo nota pero no solo ella, también el enemigo de Kaze quien decide atacar con su katana a Neptune -!NEPTUNE!-

-¡KAZE!- grito Neptune al darse cuenta que si lanzaba un Maremoto de Neptune no le daría tiempo a esquivar el ataque. Era demasiado rápido, pero no más que Kaze quien logro interponerse en el ataque, evitando que cortara Neptune con su katana. El detalle fue que quien recibio la cortada fue Kaze, quien al sentir como era herido, toma con fuerza su katana y con agilidad logra cortar por la cintura a su oponente para de esta forma lograr eliminarlo. Al ver que a sido destruido, Neptune se acerca a Kaze y coloca una mano en su cintura para no lastimarle en el hombro -gracias- dijo Neptune al ver como Kazese quitaba su mascara para luego tirar la tela. Kaze la mira y le sonríe levemente mientras lleva una mano su herida para luego ver a su sensei.

Sailor Moon y las demás al escuchar lo que dijo Kaze, se quedaron sorprendidas. No pensaron que el hecho de que se llamaran sailors significara que realmente lo fuesen. Sailor Moon al saber eso, mira con la ropa de la sailor animate cambia de color, por lo menos la del lado derecho que se vuelve blanca.

-Eso es terrible; no es posible- dijo Sailor Moon quien miraba como la animate seguía tratando de soltarse del amarre del Tsukikage

-Todas ustedes morirán!... tengan cuidado sailor scouts, ella es muy poderosa- Tin Nyanko comenzaba a discutir con ella misma. Las chicas la miraban tratando de comprender lo que decía.

En ese momento, sin que las sailors se dieran cuenta el tiempo se detuvo. El cielo tomo un color naranja mientras que la lluvia había dejado de caer, sin embargo caía truenos de color negro. Los kages miraban a su alrededor, mientras buscaban en algún punto el origen de ese poder

-Sailor Tin Nyanko, debí suponer que tampoco podría confiar en ti- se escucho una voz de una mujer que no podría pasar de los 20 años. Las chicas buscaron de donde provenía y se dieron cuenta que estaba frente a ellas

-Se...señora Galaxia- Tin Nyanko gira su rostro lentamente. Sabía lo que pasaba con las sailors que fallaban a las ordenes que su señora les pedía -dejeme...eliminarlas...yo...yo -

-Cállate, eres una inútil para algo tan simple- con un movimiento de su mano, el único brazalete que le quedaba a la chica se desprendió de su muñeca para ir directamente hacia las manos de Sailor Galaxia. Al hacer esto, Tin Nyanko comienza a desaparecer ante la sorpresa de las demás sailors scouts. Por su parte, Tsukikage miraba sorprendido a Galaxia, no recordaba que ella tuviera una mirada llena de orgullo pero más que nada, una sonrisa de satisfacción por haber causado la muerte de una persona que se supone estaba de su lado.

Las demás sailors miraban a la recién llegada. Aunque no tuviesen una computadora como la de Mercury, era notorio el poder maligno que ella tenía, era más poderoso que cualquiera otro al que se hallan enfrentado. Galaxia al sentirse observada, mira hacia las sailors pero su vista se fija en el Tsukikage, del cual tiene un recuerdo vago en su mente, pero lo que le llamo su atención la energía que tenía al igual que el Kazekage.

-Sailor Galaxia...tu deberías...no, tu no puedes ser Galaxia- dijo el Tsukikage mientras se coloca enfrente de las chicas al igual que Kaze. Ellos ya tenían idea de lo que pasaba, pero no podían arriesgar a las personas que debían proteger.

-¿No lo crees? bueno, esta es mi respuesta- dijo Galaxia al momento de alzar su mano de forma que su brazalete le apuntara al Tsukikage, quien alza una ceja al ver el movimiento. En menos de un segundo comenzó a sentir un ardor en el pecho, casi a la altura del corazón -con eso te respondo tu negativa-

-¿Qu...é?- la mirada del Tsukikage se dirige hacia su pecho, solo para darse cuenta de que había sido atravesado por el poder de Galaxia. Gira su rostro hacia atrás pero no ve nada, luego mira a Galaxia antes de caer inconsciente al pequeño charco de sangre que había producido la herida provocada por Galaxia.

-Alex...Alex...ALEEEEEEEEX!- grito Sailor Moon al ver los ojos sin vida del Tsukikage algo que fue demasiado fuerte para ella, produciendo que sufriera un desmayo por la impresión. Jupiter logra tomar a Sailor Moon para que esta no cayera pero estaba igual de impactada que las demás chicas que no se podían mover. Mientras Kaze miraba a su sensei para luego ver como Galaxia mostraba una sonrisa llena de satisfacción.

-No creo que sea necesario repetir el mismo ataque contigo- dijo Galaxia sin apartar su vista de los ojos esmeralda del Kazekage, quien al ver el movimiento de su mano, extiende su mano derecha

-!Bakudo #80: Danku!- Kaze no había dicho nada pensaron las chicas. Lo que habían escuchado eran las voces de 2 chicos y una chica. Kaze al escucharlos los mira detrás de el.

-Itachi- el chico que menciona se encontraba a su espalda -Konan- dijo a la chica que estaba su izquierda -y Kurama- fue el último al que menciono quien estaba a su derecha. Los 3 chicos mantenían su mano extendida como si estuvieran sujetando algo. Neptune al verlos se percata de que ya los había conocido, por lo menos en la última visión que tuvo del pasado con ella y el Kaze.

Neptune se percata de que los 3 estaban creando una barrera de forma que esta formara un triangulo alrededor de ellas. Eso había evitado que fuesen lastimadas por el poder de Galaxia. Se acerca a Kaze pero nota algo en su actitud.

-Más sabandijas como ustedes, de cualquier forma aun no están listas- dijo Galaxia quien se da vuelta para abrir una especie de portal, portal que nota Kaze quien se da vuelta y mira a Neptune.

-Kaze...¿qué piensas hacer?- dijo Neptune al ver como Kaze se acerca, aprovechando que la barrera ya no estaba entre los 2 y besa sus labios tierna-mente, beso que no duda en corresponder pero el cual duro muy poco -Ha...¿Haruka?-

-Lo siento, Michiru- sin más, el Kazekage se da la vuelta y comienza a correr con dirección hacia Galaxia quien poco a poco iba desapareciendo en el portal que se estaba cerrando. Al ver eso, Kaze corre más rápido y logra entrar en el portal por el cual desaparece, dejando a Neptune y a las demás sorprendidas, pero en especial Neptune quien se lleva una mano al pecho. Sin saber como, unas lagrimas comienzan a recorrer su rostro.

-¿Qué esta pasando?- pregunto la pequeña Saturn quien se acerca Neptune para luego ver a los otros 3 chicos que se habían acercado al cuerpo de Alex. Las demás hacen lo mismo, pero dejando el espacio necesario para que Konan se pusiera de rodillas y pusiera una mano sobre su pecho.

-¿Aún no lo saben verdad?- pregunta Itachi quien estaba de pie junto a Neptune -los Kages las estaban protegiendo- dijo Itachi para luego dirigir su mirada hacia Sailor Moon quien seguía desmayada -en especial a ella, nuestro líder tiene la sospecha de que ella es el principal objetivo-

-¿Y nosotras qué tenemos que ver?- pregunto Mars quien se encontraba molesta porque no había hecho nada para evitar lo sucedido a Alex

-¿No lo han notado? ¿no les hace falta el guardián de la Tierra así como Sailor Uranus?- preguntó Kurama mientras miraba como Kontan trataba de hacer algo por el sensei de su líder -¿no les parece extraño, que existiendo un enemigo con tan grande poder los 2 no estuvieran aquí?-

-Imposible, debe ser una mentira- dijo Sailor Plut quien fue la primera en procesar las palabras del pelirojo -¡ellos...no puede ser posible que estén muertos!- hasta hace unos minutos, Plut había creído que Sailor Uranus se trataba de el Kazekage y que todo este tiempo estuvo entre ellas. No podía creer que el futuro por el cual habían estado luchando estaba a casi nada de desaparecer.

-Entonces explíqueme princesa del tiempo, ¿por qué en otros países a habido desastres naturales?, terremotos, maremotos, tornados, sequías e inundaciones cuando se supone que ciertos eventos de la madre naturaleza suceden en ciertas temporadas- dijo el pelirojo quien al ver a Konan se acerca ella a ver a Alex

-No tenemos claro el objetivo de Galaxia, pero lo que sabemos es que a ido obteniendo a la fuerza la semilla estelar de cada sailor y guardián de distintos planetas o estrellas, quizás para aumentar su poder o porque simplemente estorbaban en sus planes- al fin hablo Konan quien no estaba satisfecha con lo que había hecho, pero era lo único que podía hacer con la herida del Tsukikage.

-De cualquier forma, Galaxia a decidido que el Sistema Solar sean suyos, por así decirlo- dijo Itachi se acerca a Kurama, ya que entre los 2 pensaban llevarse a su líder a Alex. Neptune y las demás pierden sus transformaciones para acercarse a los 3 chicos, Konan al ver a Michiru se acerca a ella.

-Princesa de los mares, debe confiar en Haruka. Lo que hizo es para evitar que usted, al igual que las demás tengan que pelear contra Galaxia- dijo Konan con una mirada seria - después de todo, es nuestra obligación como Akatsuki el dar nuestra vida con tal de proteger a las Sailors Scouts-

-¡¿Y entonces por qué no fueron con Haruka?! ella...ella, ustedes ya vieron de lo que es capaz de hacer esa mujer, ¡¿por qué la dejaron ir sola?!- grito Michiru mientras en su rostro caían lagrimas al saber que existía una posibilidad de que Haruka muriera. No lo quería creer pero el ver el ataque de Galaxia hacia Alex fue suficiente para que su temor creciera.

-Fue su decisión- fue lo único que dijo Konan al ver las lagrimas de la ojiazul. Se dio cuenta que la chica tenía miedo y la entendía, pero no era momento para que ella estuviera en ese estado -no quiere que la persona que más ama en este universo sufra, no puede permitir que su orgullo sea lastimado- esas palabras dejaron sorprendida a Michiru. No esperaba esa respuesta de parte de la chica que tenía enfrente, no podía creer que fuese el orgullo de Haruka ya que recordaba las veces que demostró cierto desprecio por las sailors.

-Konan, tenemos un problema- dijo Itachi quien seguía sosteniendo a Alex junto a Kurama -¿a dónde lo llevaremos?-

-Podrían llevarle a mi templo, ahí podría recuperarse hasta mañana- dijo Rei quien se acerco a Alex

-Mmm me temo que no despertara mañana- dijo Konan quien desvía su mirada -hice lo que pude, pero solo logre cerrar la herida. Akira sempai esta con muerte cerebral-

-Pero si recibió el ataque en su pecho, no pudo sufrir una lesión en la cabeza. Ni siquiera al momento de caer se golpeo tan fuerte- dijo Amy quien era la que tenía más conocimiento sobre medicina que las demás.

-En teoría es cierto, pero ese ataque que recibió logro afectar varios órganos de su cuerpo, los cuales logre restaurar pero el cerebro fue el que más daño recibió- dijo Konan quien miraba a Serena -por lo menos ella esta dormida, no hubiera sido bueno que ella supiera lo que les dijimos anteriormente-

-¿Entonces podemos llevar a Akira sempai al templo?- pregunto Kurama quien de alguna forma miraba al cielo pero luego su atención volvió hacia las chicas.

-Claro, pero ¿por qué le dicen Akira?, su nombre es Alex -dijo Hotaru quien no entendía el porque le llamaban de esa forma a Alex. Las demás chicas se detienen al ver a los otros 3 quienes tenían una ceja alzada.

-Porque ese es su nombre real, Akira Minamino- dijo Itachi para luego seguir caminando con los otros 2. Las chicas al saber ese nombre se quedaron con más dudas de las que ya tenían.

Michiru mientras camina, decide alzar su vista, solo para darse cuenta de que el cielo seguía de color naranja. Lo más seguro es que tuvieran que buscar a Galaxia; confiaba en Haruka, pero no podía dejar de estar inquieta. Quería hacer más con tal de estar con ella, de apoyarla porque había algo en su mirada, algo en ese beso que le dio antes de irse. Era una despedida.

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

-"Parece ser que dentro de poco tendré que hacer acto de presencia, otra vez, aunque me gusto el apodo que me pusieron esas tontas"- decía el supuesto caballero blanco -Galaxia, supongo que ahora buscaras la forma de traer a esas tontas a este lugar ¿no es así?-

-Si así es y ya se que hacer- dijo Galaxia quien ya estaba sentada en su trono, con su cabeza recostada en la mano mientras miraba a su caballero de blanco -tu ya sabes que hacer-

Su caballero, quien más bien era mujer solo asiente. Aun mantenía la venda en sus ojos pero eso no evitaba que se moviera con tranquilidad. Asiente a lo que dice Galaxia y se da la vuelta para comenzar a caminar.

%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

Otro capítulo en menos de un mes lol

Como ven, ya casi termino este fic y bueno, me da nostalgia porque fue el primero. En fin, seguire viendo que historias se pueden crear y las publicara, seguire con lo que tengo pendiente de eso no hay duda.

Por fa, dejen comentarios que esos motivan a seguir escribiendo, de verdad gracias :3

Salu2