Los personajes aquí mencionados son de la autoria de Stephenie Meyer, yo solo los tome prestados e invente una historia.

Introducción.

POV Bella.

Acababa de llegar del funeral de Carlisle, estaba exhausta, no había dormido en toda la noche y no había parado de llorar. Alice mi mejor amiga, me había acompañado a mi departamento, insistia en hacerme compañía hasta que estuviera mas tranquila y durmiera un poco, yo le insistí en que se fuera a su casa igual ella necesitaba descansar y quería estar sola.

-Segura que quieres que me vaya? Sabes que no tengo problema en quedarme- me dijo por enésima vez, y por enésima vez le respondí.

-Si Alice estoy segura, además mírate también necesitas descansar, te agradezco que estuvieras conmigo toda la noche acompañándome, tu tampoco dormiste nada así que ve a dormir anda.

-Calla, no es nada, sabes que cuentas conmigo siempre-dijo dándome un abrazo-bueno esta bien me voy, pero no dudes en llamarme si necesitas algo OK, -asentí- ah se me olvidaba cuando llegamos tu casero me dio esto, dijo que era importante,- me dio una hoja doblada, solo la puse en el buró ya la leería mas tarde.

-Nos vemos, cuídate y duerme.

-Si tu igual Alice, adiós- me despedí.

-Te llamo mas tarde o mañana, bye- dijo mientras se despedía con la mano y cerraba la puerta de mi habitación, al poco tiempo escuche la puerta de la entrada cerrarse.

Carlisle, aunque no era mi padre biológico, (el real había muerto en un accidente vial) en todos los aspectos para mi lo era, se había casado con mi madre cuando yo tenia 5 y me trataba como si fuera su hija biológica, aunque el ya tenia uno de su anterior matrimonio, siempre me había apoyado, aconsejado, y se encargaba que a mi ni a mi mamá nos faltara nada.

Mi madre murió cuando yo tenia 17, de una rara enfermedad y aunque Carlisle era medico, la enfermedad había ganado, el había quedado devastado y se había resguardado en el trabajo, rara vez salía del hospital, aun así seguía apoyándome y yo seguía viviendo en su casa, pago lo que quedaba de preparatoria en insistió en pagar la universidad, pero yo me negué, quería dejar de depender de el y como ya tenia la mayoría de edad, entre a trabajar de camarera, pronto junte dinero y comencé a rentar un departamento y me mude, ganaba lo suficiente para vivir, aunque a veces el insistía en seguirme dando dinero, últimamente estaba escasa de dinero, había faltado en las ultimas semanas al trabajo para cuidar de Carlisle y las propinas estaban bajas.

Como iba diciendo Carlisle se resguardo en su trabajo, quería abarcar todo, no se daba tiempo para descansar y apenas y comía, pronto todo el exceso le cobro cuentas, y todo se junto, el estrés, la falta de alimento, enfermedades a las que no daba importancia y todo colapso, cuando se hizo estudios le detectaron cáncer.

Al principio tomo el tratamiento, pero no estaba respondiendo como era esperado, así que se rindió y dijo que quería disfrutar el poco tiempo que le quedaba sin todos eso medicamentos y tratamientos, yo iba a visitarlo tantas veces como podía, y se veía bien, a pesar de la enfermedad se veía fuerte, auque siempre me comentaba que quería tener una cena en donde estuviera con sus dos hijos (porque el así me consideraba), pero Edward (si así se llamaba su hijo) siempre cancelaba a ultimo momento, al parecer su trabajo era mas importante que convivir con su padre moribundo, y siempre terminaba cenado yo solo con Carlisle, a mi no me molestaba pasar mi tiempo con el en absoluto, su compañía era muy agradable, lo que me molestaba era el egoísta de su hijo.

Yo si lo conocía en persona, cuando teníamos yo 6 y el 8 años, nos llevábamos bien, el venia a pasar el fin de semana o algunas vacaciones con su padre y jugábamos y nos divertíamos, y cuando regresaba a su casa (el vivía en Forks junto a su madre, padrastro y su medio hermano) me escribía, pero como fue pasando el tiempo, sus visitas eran mas escasas y su cartas aun mas, hasta que dejaron de llegar, y yo me moleste porque se había alejado.

La ultima vez que lo vi yo tenia 12 y aunque yo estaba molesta por su lejanía, el estaba distinto, ahora era arrogante y grosero, así que todo se volvió incomodo y mi molestia hacia él crecía, y definitivamente dejamos de hablarnos.

Pero mi molestia en este momento no era un pleito de niños, aparte de las múltiples cancelaciones a cenas con su padre, el muy egoísta no había llegado al funeral, al parecer estaba en un viaje de negocios y le había sido imposible tomar un vuelo para ese día, eso había informado su madre.

Pero yo no me iba a preocupar por el arrogante y egoísta ese, ya lo llevaría el en su conciencia.

Me levanté de la cama, tome una ducha me puse el pijama y me dispuse dormir aunque el reloj marcara la 1 pm, y así mirando el reloj me dormí.

POV Edward.

Estaba en el avión rumbo a Washington, quería tomar este vuelo ayer, pero todo estaba lleno y hasta hoy pude conseguir lugar. Me sentía mal por no haber llegado al funeral de mi padre, hace unos días había recibido la llamada de mamá para darme la noticia.

Flash Back.

-Hola mamá- le dije al reconocer el número en la pantalla.

-Hola cariño-sonaba un poco triste, de inmediato me preocupe.

-Pasa algo?-pregunte.

-Si, Edward…, lo siento mucho cielo, es… tu… padre…- oh yo sabia lo que venia a continuación y no lo podía creer- falleció anoche.

Quede impresionado con la noticia, no pensé que esto pasara tan rápido, sabia que estaba enfermo si, tenia cáncer, pero él era fuerte y yo pensé que resistiría un poco más.

-Cariño estas ahí? Contesta por favor… Edward- me llamo casi grito del otro lado.

-Si… aquí estoy- simplemente conteste- cuando es el funeral?-me sorprendió lo calmada que se escucho mi voz, talvez aun estaba aturdido.

-Es mañana en la noche, lo entierran el martes por la mañana, va a ser en Washington. Vas a venir?- estaba un poco mas tranquila de que conteste al fin.

-Si claro, llamare al aeropuerto para reservar mi lugar y salir lo antes posible.

-OK, viaja con cuidado. Llámame para saber a que hora llegas y recogerte esta bien?

-Si yo te llamo, te quiero mamá, adiós-me despedí.

-Igual te quiero cariño, chao.

Fin flas back

Al otro día hable con ella en la mañana para avisarle que todos los vuelos estaban a tope, pero que llegaría tan pronto encontrara lugar. Me dijo que no me preocupara, que ella se disculparía por mí y que me estaría esperando.

Y así fue, aho estaba en la sala de espera del aeropuerto de la mano de Mark (su esposo) y Emmett a su lado (mi hermano). Tan pronto llegue a donde estaba mi madre me abrazo.

-Lo siento tanto cariño, como te siente?- me consoló. Mientras me soltaba y me miraba preocupada.

-Estoy bien mamá, gracias por preguntar y por estar aquí.

-No tienes nada que agradecer, soy tu madre y siempre tendrás mi apoyo y lo sabes.

-Si, gracias- conteste mientras volteaba para saludar a Mark- Hola Mark- dije estrechándole la mano, también me abrazo.

-Hola Edward, lo siento mucho, también tienes todo mi apoyo- me recordó, mientras me soltaba. Voltee hacia Emmett y antes de que pudiera decir algo me abrazo, estaba enorme y fuerte.

-Hay hermanito cuando lo siento.

-Hola, gracias hermanito o debo decir hermanote, mírate estas enorme, que te dan de comer en esa universidad?- le pregunte.

-Oh solo me he estado ejercitando, ya sabes por salud- dijo haciendo un gesto de "no es nada"- y además a Rose le gusta- susurro para que solo yo lo escuchara, me reí de que no quisiera que mamá se enterara de la otra razón.

-Ósea que sigues con Rosalie-le comente mientras nos dirijamos al auto- ya cuanto llevan saliendo?

-Ya llevamos … 2 años-contesto mientras hacia cuentas- por cierto te manda saludos y su pésame.

-Agradécele de mi parte, creo q ya te quedaste con ella hermanito, mamá creo que vas a tener que organizar una boda.

-No aun no, todavía no acaba la universidad, cuando la acabe y consiga un trabajo hablaremos de bodas- dijo con tono de celos, sonreí un poco.

-Calma mamá, no te pongas celosa, sabes que tu eres mi chica #1 – dijo Emmett dándole un beso en la mejilla. Llegamos al auto, subimos mis maletas y subimos al auto.

-Quieres que vayamos al hotel donde nos estamos quedando tu madre y yo? nosotros regresamos mañana, no se si quieras regresar con nosotros o te quieras quedar- dijo Mark.

-Si vamos al hotel, y creo que me quedare aquí, para ver si hay asuntos pendientes de mi padre.-conteste, Mark solo asintió y condujo.

-Como estuvo el funeral, quien se encargo de todo?- le pregunte a mamá mientras me inclinaba hacia si asiento.

-Estuvo lindo, todo muy bien organizado, todos los amigos de tu padre y algunas de tus tías estuvieron presentes. Bella organizo todo, se veía muy cansada, verdad Mark?- preguntándole a su marido.

-Aja.- simplemente contesto.

-Bella?- inquirí.

-Si, Bella ya sabes la hija de Rene, como ha crecido esa chica, la última vez que la vi era una pequeñita, casi ni la reconocí, más con esas ojeras, pero esta linda. Tenia mas o menos tu edad no Edward?

-Aja- conteste en tono ausente.

Bella, la "hija" de mi papá, aunque biológicamente no lo era, papá la trataba como tal, era la hija de su 2° esposa. Cuando éramos niños me llevaba bien con ella (ahora recordaba que era 2 años menor que yo) jugábamos cuando los visitaba y cuando regresaba a casa le escribía, conforme fui avanzando de grado en la escuela, mis obligaciones fueron mayores y por la misma razón mis visitas a Washington eran mas escasas, al igual que las cartas, pronto ya no encontraba tiempo de escribir así que lo deje de hacer, yo me daba cuenta que papá le prestaba mas atención a ella, talvez porque era más pequeña y mujer, pero eso me molestaba, y me ponía celoso.

Cuando tenia 14 años, visite a mi padre y desde que llegue ella se comporto extraño, como si estuviera molesta por algo, fue payasa y grosera, así que decidí pagarle con la misma moneda y me comporte igual (lo se es muy infantil, pero yo tenia 14 y ella 12), desde entonces no nos volvimos a hablar y creo que fue la ultima vez que la vi.

Yo seguí visitando a papá, pero siempre salíamos y no me quedaba en su casa. Cuando empecé a viajar por mi trabajo, lo veía menos, aunque seguíamos hablando por teléfono y algunas veces el me decía que quería que cenáramos los 3 juntos que quería pasar tiempo con los 2 (para ese entonces ya estaba enfermo), y yo quería asistir, para estar con mi padre, ella realmente me daba igual, pero siempre salía algo de ultima hora y no podía asistir.

En cuanto me desocupaba, lo visitaba, pero no me quedaba mucho, y él insistía en que quería que estuviéramos los 3 juntos. Nunca se logro esa cena.

Me entristecí en ese momento, si hubiera hecho tiempo por lo menos unos días, hubiera cumplido el deseo de mi padre, pero me había vuelto un adicto al trabajo y ahora ya nada podía hacer.

-Ya llegamos- anuncio Mark.

Bajamos las maletas, pedí un cuarto y Emmett me ayudo con el equipaje. Esme y Mark se despidieron cuando el elevador llego a su piso.

-Descansa un rato cariño, si necesitas algo estamos en la habitación 103, cenamos juntos?- pregunto.

-Si, de todas formas te llamo o bajo, esta bien?

-OK, nos vemos entonces, Emmett te quedas con tu hermano?

-Si, ma, en la tarde tengo una cita con Rose y luego me voy a la universidad, pero mañana vengo temprano para despedirme- respondió.

-Esta bien nos vemos- concluyo mientras nos daba un beso a los 2 en la mejilla.

-Nos vemos chico- dijo Mark.

-Nos vemos en la noche.

-Chao pa- dijo Emmett.

Subimos a mi habitación que era la 407, metí la tarjeta y entramos dejamos las maletas a un lado de la cama y nos sentamos en el sofá, los 2 permanecimos en silencio varios minutos hasta que Emmett hablo.

-Que vas a hacer ahora?- pregunto, mientras se giraba para mirarme.

-Voy a contactar al abogado de mi papá, para arreglar todo lo pendiente.- conteste- y también llamare a Bella para arreglarme con ello con respecto al funeral y el dinero que aya gastado en el.

-Esa chica quería mucho a Carlisle verdad- pregunto- se veía devastada en el funeral, tenia los ojos hinchado y unas súper ojeras, aunque con todo eso se veía linda.

-Hay Emmett, te voy a acusar con Rose eh, y si lo quería mucho, tenia como 3 años cuando su madre se caso con mi papá, desde pequeña estuvo con el, fue la única figura paterna que tuvo, pero yo ya tengo como 12 años sin verla- finalice.

-No le digas nada a Rose, solo fue un comentario y ya me darás la razón cuando la veas.

Yo simplemente rodee los ojos, agarre el control de la televisión y la prendí. Estuvimos viendo TV, la mayor parte de la tarde, Emmett me platicaba sobre su universidad y su relación con Rosalie, estaba empezando a pensar que estos chicos eran precoces, tenia mas anécdotas sobre relaciones que yo (con todo y mis 26 años), incluso me contó que un día lo había hecho en la biblioteca, que la adrenalina se sentía genial y hasta me sugirió que un día lo intentara, yo solo me reía, que pasaba con la juventud de hoy en día?

Cuando eran las 6 pm, me dijo que se la hacia tarde para su cita con Rose, y se fue, yo me quede viendo la tele un rato mas, hasta que eran las 7:30 y llame a mamá para confirmar la cena.

La cena paso tranquilamente, solo comimos, y platicamos, al terminar nos despedimos, me dijeron que se iban temprano y les prometí que iría a visitarlos, me despedí, y me fui a mi recamara, tome una ducha y me dormí pensando en mi padre y en que probablemente mañana vería a su "hija" después de 12 años.