Ni la historia ni los personajes me pertenecen.


Un mes después

Edward

El apagón duró dos semanas, y durante ese tiempo algunos reporteros locales lograron contactar con nosotros para entrevistarnos a nosotros y a nuestros amigos. Se publicó un artículo en los periódicos como avance del reportaje que se haría en la televisión en cuanto se restituyera completamente la electricidad.

Bella se había mudado prácticamente conmigo. Sin electricidad ni calor, nos refugiamos en mi apartamento con algo de comida no perecedera, e íbamos a comprar el resto cada dos días. Fue una suerte para nosotros que el centro de la ciudad hubiese recuperado la normalidad. Lamentablemente, nosotros en el extrarradio nos las teníamos que arreglar sin neveras y con estufas de propano.

A Bella y a mí nos habían dado días libres en el trabajo mientras seguíamos sin luz. Nuestros jefes fueron realmente comprensivos con el hecho de que nosotros fuéramos los últimos en recuperar la corriente, eso sin mencionar que nos habíamos quedado atrapados en un ascensor durante horas.

El día después de volver a tener electricidad, Bella y yo estábamos sentados la cocina tratando de decidir qué cocinar para la cena. Ella estaba de pie frente a la encimera, mirando a través de la ventana tan concentrada que no pude evitar rodearla con mis brazos y besarla en la nuca.

Ella se giró hacia mí y me sonrió, besando mi mandíbula mientras me abrazaba.

- Estoy hambrienta pero no sé qué hacer. – se quejó con la cara pegada a mi pecho. Me reí y le hice cosquillas en los costados, haciéndola reír y que saltara apartándose de mí.

- ¿Y si pedimos comida? – le sugerí. – Estoy demasiado cansado para preparar nada.

Bella asintió y se acercó a coger el teléfono y alguno de los muchos menús para llevar que tenía en casa, justo cuando sonó el timbre. Corrí por la habitación para pulsar el altavoz.

- ¡Edward, somos nosotros! ¡Déjanos entrar! – exclamó Alice. Sin responder le abrí la puerta.

Volví a donde estaba Bella quien estaba tratando de decidir entre dos restaurantes chinos.

- Mejor deja la puerta bien abierta. Se la oía tan eufórica que no sé si será capaz de usar el picaporte. – me aconsejó.

Asentí. Parecía una sugerencia muy acertada. Por lo que abrí completamente mi puerta de entrada. Por supuesto, en cuanto lo hice, Alice entró como un vendaval lanzándome una bolsa, asustando a Bella en el salón y encendiendo la televisión.

- ¿Qué pasa? – le pregunté aún sosteniendo la bolsa de papel caliente. Rosalie entró en ese momento y rodó los ojos mirando a Alice, quién daba pequeños saltitos de emoción en el sofá.

- Os hemos traído la cena. – explicó Rosalie, con lo cual Bella colgó el auricular que aún apretaba en su oído.

- ¡Sí, así que sentaos para ver las noticias! – exclamó Alice.

- ¿Dónde están Emmett y Jasper? – pregunté mientras empezaba a sacar comida china de la bolsa y la ponía en la mesa. Bella no tardó nada en empezar a picar, inspeccionando todo lo que habían traído.

- Han decidido subir por las escaleras. Emmett aún le tiene miedo a los ascensores y no quería subir solo. Ellos traen nuestras raciones.

Vimos el comienzo de las noticias locales, y una historia de un asesinato ocurrido a unos pueblos de distancia. Emmett apareció por la puerta resoplando con Jasper detrás, quien suspiró y cerró la puerta. Los dos se sentaron al lado de sus respectivas parejas y abrieron sus bolsas de comida.

Me levanté y traje platos y cubiertos para todos. Después me senté en el suelo para apoyarme en las piernas de Bella, que estaba sentada en el sofá. Me pasó una cajita de 'Lo Mein'. Todos nos fuimos pasando las distintas cajitas de comida durante los anuncios. Cada pareja se servía lo que quería en sus platos, sin tener la paciencia que teníamos Bella y yo de compartir nuestra comida.

- ¡OK! ¡ EMPIEZA YA! – gritó Alice cuando los reporteros volvieron a aparecer en la pantalla. Bella se rió y yo sonreí ante la sobreexcitación de nuestra amiga. Me preguntaba qué era eso que tanto quería ver.

- A nivel local, hoy tenemos la historia de seis amigos que se conocieron bajo circunstancias extraordinarias durante las dos semanas que duró el cese de luz en nuestra ciudad. – Bella y yo nos erguimos en nuestros asientos prestando total atención cuando se vio la imagen de las puertas de nuestro ascensor.

- Bella Swan y Edward Masen estaban de camino a casa tras volver de las despedidas de soltero de sus respectivos amigos, aún sin saber que ambos eran la novia y el novio de la misma boda. Se encontraron por accidente cuando Edward sostuvo las puertas del ascensor para dejar entrar a Bella y subir juntos a la sexta planta.

- Desafortunadamente, entre el cuarto y quinto piso hubo un fallo de energía, dejando inmóvil el ascensor y quedando los dos atrapados en su interior.

Reí cuando el reportaje mostró un primer plano de Alice y Jasper, frente al exterior de nuestro edificio, abrazándose mutuamente.

- Bella me llamó y me pidió que viniera a hablar con el encargado de mantenimiento del edificio para ver si podíamos hacer algo y sacarlos de allí. En ese momento no teníamos ni idea de cuánto iba a durar el apagón.

- "Por lo que entiendo que usted conoció a algunos de sus amigos cuando llegó aquí. ¿Todos habían venido para ayudar?"

Alice asintió con una pequeña sonrisa mirando a Jasper.

- De hecho, ninguno de los cuatro nos conocíamos antes de llegar. – Explicó Jasper.- Edward nos había llamado a Emmett y a mí, y Bella había llamado a Alice y Rosalie. Acabamos encontrándonos cuando llegamos aquí e hicimos lo posible para rescatarlos.

Bella estaba sonriendo radiante cuando Rosalie y Emmett aparecieron en escena y la voz en off continúo.

- A pesar que la situación parecía propicia para estas dos parejas, era una situación dramática y claustrofóbica para las dos personas atrapadas en el ascensor. Sus amigos no supieron nada de ellos durante horas y sólo podemos suponer que estaban dormidos, o se habían quedado inconscientes a causa de la hiperventilación dentro de un espacio cerrado.

Bella y yo irrumpimos en carcajadas, como todos los demás. Enfocaron el hueco del ascensor otra vez y ahora apareció Bella siendo empujada, seguida por mí.

- Es sólo gracias a los bomberos y los técnicos de electricidad, quienes trabajaron conjuntamente para rescatar a estas dos personas, que hoy podemos decir que siguen con nosotros.

- Una semana más tarde, la situación fue mejorando para la joven pareja. Les visitamos en el apartamento de Edward, dónde se había mudado Bella para conservar energía, o lo poco que quedaba ya de ella.

Bella y yo seguimos riendo fuertemente mientras se nos veía a los dos en dos pijamas a juego, de pie en la entrada de mi apartamento.

- No fue tan malo quedar atrapada. – explicó Bella. – No nos conocíamos antes de ese momento, pero fue fácil hablar con él. Fui mera casualidad que aún no fuésemos amigos.

Me vi a mí mismo, mirando extasiado a Bella mientras ella hablaba.

- ¿Y ahora cómo se presentan las cosas para vosotros dos? ¿Hay algún romance a la vista? – nos preguntó el reportero con una risita. La cara de Bella se tiñó de rojo y se giró hacia mí. Me vi a mí mismo rodeándola con mis brazos y riendo ante la situación.

- "Hemos tenido un par de citas – expliqué a cámara. – Del tipo de ir a comprar comida y buscar los calcetines más calientes posibles. – Nuestros amigos estallaron en risas mirándome, y yo me giré a observar a Bella, quién comía con las mejillas encendidas.

Volví a centrar mi atención en la pantalla para ver que el reportero le hablaba a la cámara, quedando nosotros al fondo apenas distinguibles mientras nos perseguíamos el uno al otro alrededor del coche.

- Lo que debería haber sido una experiencia aterradora, no ha dejado cicatriz en las mentes de estos dos jóvenes. Es una historia extraordinaria en nuestra ciudad, pero parece que ambos se han reconfortado mutuamente. No se puede negar el amor que hay entre ellos, en lo que seguro será una historia para recordar. Soy Toni-Marie Wiseman. Te devuelvo la conexión Fred.

No pude evitar ponerme a aplaudir. Era increíble la cantidad de drama que habían logrado construir para la historia.

- Ojala lo hubiera grabado. – suspiró Bella.

- No te preocupes. – respondió Alice.- Yo lo he hecho. Te haré una copia. Para que podáis enseñárselo a vuestros hijos – Bella rodó los ojos.

- Gracias, Alice – repuse. – Esto realmente me ha alegrado la noche.

Bella empezó a enredar sus dedos en mi pelo y yo apoyé mi cabeza en su regazo, plenamente consciente de que ella estaba extendiendo mi pelo hacia fuera y tirando ligeramente de él para que quedara en punta. Jasper me llamó la atención y yo supe que él sabía que yo sabía que todo lo que habían dicho en el reportaje sobre nuestro perfecto y eterno amor era cierto. Nunca había conocido a alguien como Bella. Y Jasper lo sabía porque yo nunca había dejado que nadie me tocase el pelo como ella lo estaba haciendo ahora, estoy seguro.

- Ha sido impresionante. –comentó Emmett, con salsa agridulce de cerdo en la cara.

Nos quedamos sentados con nuestros amigos mientras terminamos la cena, mirando el resto de las noticias, que parecían palidecer en comparación a nuestra historia. Estuvimos hablando cómodamente por horas. Mucho después de haber terminado la comida, y hasta mucho después de que se hiciera de noche. De alguna manera, incluso logramos ponernos de acuerdo para ver una película juntos. Aunque en realidad más bien fue que la veíamos dos de nosotros mientras los otros cuatro hablaban entre sí. Cambiando a lo largo de la película quienes eran esos dos y quiénes los otros cuatro.

Observé a Bella mientras ella acompañaba a nuestros amigos a la puerta. No podía evitar quedarme de pie sonriendo mientras ella se despedía. Me acerqué a ella por detrás y puse mis brazos alrededor de su vientre, girándola hacía mí. Ella soltó un pequeño grito y me miró volviendo en sí misma. Le sonreí inocentemente y me fui poco a poco a nuestro dormitorio.

- Me ha gustado el reportaje – le dije. – Creo que ha resumido bastante bien todo lo que pasó. – Bella rió pero rodó los ojos. Yo me perdí observando lo bellos que era sus labios torciéndose en una sonrisa.

- Sí, porque es evidente que ambos pasamos por un trauma cuando las luces de emergencia se apagaron. – me respondió ella mientras enroscaba sus brazos en mi cuello. Me incorporé sosteniéndola para que pudiera rodear mi cintura con sus piernas.

- Yo diría que me ha ido bastante bien. Ahora llego a casa y tengo una preciosa chica esperándome. Y además, ella cocina bastante bien.

Bella rió entre dientes. Yo empujé la puerta de nuestra habitación y la acosté en nuestra cama, dejando un beso en su cuello.

- Me alegra que te guste – susurró. – Porque desafortunadamente para ti, estás atascado conmigo.


¡¡¡Hola!!! Dios, STUCK ya ha acabado... Si soy sincera, he querido alargarlo el mayor tiempo posible, pero esta despedida es inevitable...

Muchísimas gracias por todos los comentarios recibidos, en especial a Neofita-aj que ha sido la traductora de estas ultimas actualizaciones =) Yo solo me he ncargado de corregir algun que otro fallo.

Perdon por no haber subido la traduccion del oneshot, de Emmett, desgraciadamente han ocurrido varias cosas que me han hecho postergar la subida. ¡Espero tenerlo lo antes posible!

GRACIAS de nuevo, por haber aguantado ahí =)

Un besazo enorme,

Tamara