Los personajes son de la película Public Enemies. El drabble es de It'sTimeToDance, quien me permitió traducirlo.

Tiene un ENORME spoiler, así que si no han visto la película o no quieren saber, mejor no lo lean.


COULDN'T



Cuando la puerta se abrió, Billie ya sabía.

No sabía, por supuesto. ¿Cómo podría ella saber?

Ella sólo sabía algo. Algo sobre él, algo había pasado. Sabía algo.

El uniforme se aferraba a ella como una segunda piel, suelta y apretada al mismo tiempo. Las paredes eran grises, tan grises que Billie temía que cuando saliera, sería todo lo que ella podría ver. La otra mujer, una de esas de caras duras, ojos apagados y cabello plateado, tenía la mirada de desprecio que solamente viene con la libertad robada y presenciarla bastante.

Billie sabía, sabía, al igual que ella sabía lo que el hombre diría, que ella debería odiarlo, odiar a Johhny. Desear que ella nunca lo hubiera conocido, desear que ella hubiera permanecido en el mostrador de los abrigos, desear que ella le hubiera dicho que bailara con alguien más, o que bailara él mismo. Haberlo cortado. Haberse alejado. Haberse refrenado a ella misma.

Muchas cosas que ella debió haber hecho. Muchas cosas.

Ella sabía bastantes cosas, bastante más de las que la gente le daba crédito. Ella no debió haber sido ingenua y decir lo que él hacía, la razón por la que ella estaba en ese terrible lugar gris. No estaba, porque estaba en ella, todo por él, todo por ella, todo por ellos. Y, al igual que ella sabía esto y sabía por qué el hombre había venido, y sabía por qué la llevó a la sala de conferencias y cerró la puerta, ella sabía. Sabía. Sabía, sabía. Ella sabía mucho.

Así que ella no podía estar enojada cuando el hombre le indicó que se sentara y él tomó asiento, justo enfrente de ella. No podía estar enojada con ella misma o alguien más, porque el enojo era solamente sorpresa. Y ella no podía sorprenderse más. Por nada.

Aún así, su voz se quebró.

"Le dispararon, ¿no es cierto?"

El hombre se mostró sorpredido y un tanto aliviado, como si se hubiera desprendido de una carga. Él no tenía que decirle, era la chica del asesino. El podría haberse ido con una sonrisa en el rostro, irse y olvidarse de todo lo relacionado con John Dillinger.

Se puso rígido en su asiento. "Afuera del cine Biograph."

Las lágrimas calientes y gruesas quemaron los bordes de sus ojos, y apenas escuchó cuando la puerta se cerró.

Ella sabía que tenía que odiarlo, pero no podía.


De verdad les recomiendo la película. Es muy buena, y las actuaciones de Johnny Depp, Marion Cotillard y Christian Bale son magníficas.

Ciao!