Continuando la historia :)

"."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."

-Si.. es verdad… cada día se parece mas a su madre – dijo en tono nostálgico.

"."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."

Una chica de complexión robusta, cabellos hasta los hombros de color negro como la noche, de ojos café, y de tez morena, se encuentra sentada leyendo en una pequeña cafetería en el centro de la ciudad.

-Uff siento llegar tarde- la abraza efusivamente y le da un beso en la mejilla.

-Tranquila, tranquila me vas a ahorcar- coloca el libro en la mesa.

-Yumi! Me vas a decir que no me extrañaste?- la miro intrigada

-Claro que te extrañe, pedazo de tonta –sonrió.

-Ey! No me digas así u.u, luego se me queda – le devolvió la sonrisa.

-jajaja si seras! Miyu-

-Puedo servirles algo?- pregunto un camarero

-Si! Me das un capuchino! Y me traes un rebana de pastel de chocolate ^^-

-Y para usted señorita- se dirigió a Yumi.

-Me traes un expresso doble por favor, gracias-

-Enseguida señoritas- se alejo de la mesa.

-y? me vas a decir cual es tu apuro, que un mes que quien sabe que y no se que tanto! No entendí nada cuando me hablaste ayer a media noche!- esto ultimo en tono molesta.

-Ah! Jajaj lo siento, estaba emocionada por eso en cuanto se me ocurrió te llame!- dijo con una risa traviesa.

-Uff u.u nunca cambiaras- suspiro

-Ey! Asi me amas!- le dio un pequeño golpe en el brazo.

-Si, si si anda dime que traes entre manos-

-Bueno recuerdas la cafetería que tanto nos gustaba visitar unos años atrás? –

-Si, la recuerdo… como se llamaba?- pensativa

-Antique!- dijeron al unisono y rieron.

-Si esa misma, pues conseguiré el lugar- soltó una sonrisa picara- y quiero que me ayudes a organizar todo para su reapertura-

-Osea revivir esa vieja leyenda de cafetería?-

-si así es- sonrió ampliamente.

-Aquí tienen señoritas sus bebidas-Interrumpió el mesero.

-Gracias- dijeron al mismo tiempo.

-Que disfruten sus bebidas- sonrió y se alejo del lugar.

-Entonces? Tienes ya pensado todo? Como quieres que se vea, quien te dará los materiales etc, etc-

-Bueno ahí entras tu, me ayudaras a dejar todo listo?-

-O.o! estas loca!- sorprendida

-No! Solo puedo confiar en ti y en tus habilidades de administración y persuasión – suplicante.

-uff -.- - suspiro- muéstrame tus planes-

-Me ayudaras?- su mirada brillo

-No me puedo resignar o si?- la miro de reojo

-No claro que no – sonrió e inmediatamente saco una carpeta de su bolso.

-Mira- abrió la carpeta- aquí esta el croquis de la decoración y acomodo del lugar- señalo unos bocetos.

-Entonces que te falta de esas cosas?- pregunto Yumi

-Bueno como ves tengo todo el plan, desde el acomodo, los materiales y demás-

-Pero no se en que condiciones esta el lugar- una sonrisa nerviosa

-Que! O.o no sabes!- grito exaltada

-Podemos ir y ver todo, tranquila u.u-

-Esta bien- suspiro

- Deja veo tus planes- comenzó a ver los documentos

-Esta bien ^^- tomo el tenedor y comenzó a comerse el pastel.

"."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."

-Sensei me retiro, gracias por todo- se levanto de la mesa y se dirigió a la puerta.

-Esta bien Eiji, suerte-

-Sensei, otro día seguiremos hablando de esto- salio por la puerta.

-uff- suspiro Yuusuke.

"."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."

-Esther… Harold… porque han vuelto?- miro a los ancianos

Ambos peliblanco fijaron su mirada en el, Esther sonrió, una sonrisa tan fría y tajante.

-No te andas con rodeos verdad Kei…-

-Se que cuando viene siempre tienen un objetivo… y que en sus planes jamas gano yo..-fijo mas su mirada en ellos.

-Así es tenemos planes, pero esta vez saldrás ganando- contesto Harold.

-Que planes?-

-Veras Esther y yo viajaremos a Europa, viviremos ahí, lo que nos queda de vida…- miro al cielo.

-Europa? Lo que les queda de vida?-

-Si… hemos decidido dejar de tomar los medicamentos, esperando así el día de nuestra muerte, pero para ells viviremos donde siempre hemos querido…- unas lagrimas brotaron de sus ojos. Esther se levanto de su asiento.

-Así es, es por eso que antes de irnos quisimos ver que la niña es feliz, y que nada le faltara. Por lo mismo queremos entregarle la mitad de nuestras cuentas bancarias- se limpio las lagrimas.

-Pero?...-

-Pero nada- interrumpió Harold, ella es nuestra nieta, la única, nunca estuvimos de acuerdo con su madre, cuando acudió a ti en busca de ayuda en vez de aceptar la nuestra… la verdad te odiamos por eso..- se levanto del asiento.

-yo…-

-Pero hoy sabemos que quizás fue lo mejor…cuida y protege a Miyu… nos iremos mañana en la mañana- comenzó a avanzar a la casa.

-Ah! Y Kei… ella no debe saber nada de esto, las cuentas bancarias pasaran a su uso cuando se gradue de la universidad- entraron a la casa.

El viento soplo y como un balde de agua fría, las palabras resonaron en su cabeza…

"."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."

-Esta bien Miyu me parecen muy bien tus planes, unos pequeños ajustes pero nada que no tenga solución- cerro la carpeta

-Verdad que me lucí esta vez?- dijo feliz

-Si así es u.u pero no te emociones- bebió de su café- y? para cuando planeas abrir Antique?-

-Bueno eso es lo mejor de todo- sonrió, saco dinero de su cartera pago la cuenta, se levanto, beso en la mejilla a su amiga y le susurro al oído- dentro de un mes- dicho esto se alejo

-O.o! Que! – se levanto de su asiento- Miyu! Vuelve aquí!- se volvió a sentar abrumada- pequeña diablilla y sonrió.

"."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."

Los rayos de sol, acariciaron su ventana, los pájaros cantaban, todo era muy tranquilo esa mañana.

Se retorció bajo las sabanas, despertando poco a poco.

-Que tranquilo esta todo, para ser visita de los abuelos- se destapo, se puso sus pantunflas y bajo tranquilamente al comedor.

-Buenos días Miyu, como dormiste?- una voz serena se escucho desde un extremo del comedor.

-Ah!- brinco – me asustaste padre- se sentó a la mesa-dormí muy bien, y los abuelos?- miro a todos lados.

-Ellos se han ido esta mañana muy temprano- bebió de su café

-O.o! como tan pronto!-

-Si dijeron algo así de un viaje a Europa y que te amaban mucho-

-Es…todo?...- dijo en tono sorprendida mientras la sirvienta le ponía un plato de panqueques frente a ella.

-Así es…- dijo en tono triste.

-Wow.. espero lo disfruten- dijo mientras bañaba sus panqueques en miel de mapple-con una sonrisa.

-Si… y… Miyu cual es tu condición para vivir nuevamente aquí?- la miro fijamente.

-Es muy sencilla- tomo un pedazo de panqué y se lo comió- mmmm riquísimos-

-Miyu..-

-Quiero el poder absoluto de uno de tus negocio- dijo finalmente mientras daba otro bocado.

-O.o! pero que dices-

-Si así es, quiero el poder absoluto, las escritura, las llaves y todo, que yo pueda hacer lo que sea con el- bebió un poco de jugo de naranja.

-Mmmm- apoyo el mentón sobre sus manos- y se puede saber para que?-

-Tengo planes de un negocio en el – continuo comiendo.

-Planes? Negocio? –

-Así es… es una idea entre Yumi y yo, ya esta desarrollada, solo necesito el poder absoluto del establecimiento y pondremos marcha a todo-

-Ooo- miro a la ventana- y se puede saber que lugar quieres?- fijo su mirada en Miyu.

-Primero asegurame que sea cual sea, me lo entregaras-

-No puedo hacer eso, necesito saber cual es-

- Es uno de tus locales sin uso- bebió mas jugo.

-Aaa en ese caso, claro te doy mi palabra sea, cual sea será tuyo-

Comió el ultimo bocado, se limpio los labios, se levanto del asiento, con una sonrisa se acerco a su padre, le beso la mejilla

-Quiero que me entregues Antique- sonrió, se giro y comenzó a subir a su habitación.

-O.o! Antique!- grito, seguido de una sonrisa- Tienen razón cada día te pareces a tu madre, tan decidida y terca- miro una fotografía junto a una repisa y sonrió.

"."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."

en un viejo vecindario conduce un taxi, se detiene, baja el pasajero, paga a su conductor y este se aleja.

-Bueno aquí nuevamente, que sorpresas nos traerás Miyu, los días pasan y tu no has quitado ese letrero nefasto- dijo Eiji mientras miraba Antique, sonrió y dio media vuelta, se dispuso a entrar en la casa frente a Antique.

"."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."."

Pasaron dos días…

Esa mañana se divisan a lo lejos unas negras nubes, y el aire se vuelve mas fresco, señales de una buena lluvia. Es medio día bajo un árbol se encuentra Miyu, arropada por el aire, leyendo una historia de amor… hasta que se ve interrumpida…

-Miyu! Ojala no le contestes a tu socia u.u- la reprende Yumi

-Uy!- cierra el libro y se incorpora- lo siento! Quería calma y paz u.u-

-Veras! Diablilla!-

-u.u pero muy contenta –

-Callate! Jajja- la abrazo- y? ya te dieron las llaves de Antique?-

-No, aun no, al parecer a mi padre le cuesta desprenderse de ellas-

-Mmmm, espero sea pronto no puedo adquirir nada sin conocer el lugar primero-

-Si lo se-

-Pero pues también entiéndelo, para el Antique es muy importante, después de todo era el anterior dueño, recuerdas lo feliz que nos atendia cuando íbamos al lugar?-

-Lo se, es muy especial para el- suspiro- por eso quiero conservar su estilo.

-Bueno,no cualquiera se hace hija de Keisuke Tachibana y encima hereda el negocio de sus sueños u.u- ambas caminan a la casa.

-Calla u.u, no es algo de lo que me enorgullezca, además mi madre jamas me hablo de el, hasta ese dia- la tristeza asomo por su mirada.

-Uy! Lo siento- la abraza.

-Miyu! Ven aquí!- se escucha a lo lejos la voz de Keisuke. Ambas se acercan a el.

-Ten hija, aquí esta todo lo de Antique!- le extendió una carpeta y un sobre

-Gracias!- las tomo, lo abrazo y ambas salieron directo al auto.

-De nada, espero te haga mas feliz- sonrió.

-Bien Yumi te veo allá-

Ambos autos comenzaron marcha directo a Antique…