Tada! Sip, lo prometido es deuda… después de q Hime y yo lograramos sacarle la verdad a Emmett (con ayuda de cierto grupo de vampiras) y después de evitar q Edward y Jasper nos boicotearan este fic (jeje): les presentamos el pequeño fic sobre aquella despedida de soltero q ninguno de ellos se atreve a contar (YAY!)

Si bien este fic es complemento del otro (Comienza la guerra!) creo q pueden leerlo sin necesidad de leer el otro… Hime y yo lo hicimos de tal forma q cualquiera puede leerlo.

Asi q, sin mas, comencemos con la historia!

EPOV

¿Por qué demonios tenía que ser Emmett más fuerte que yo? De no ser porque amenazó con destrozar por completo mi querido Volvo, seguramente no estaría aquí.

Por supuesto, mis dos hermanos habían decidido que, a pocos días de mi boda, lo mejor era aprovechar para pasar una noche 'solo de hombres'. Normalmente, yo estaría encantado… de no ser por dos razones:

1.- Se habían presentado en casa de Bella y prácticamente me habían arrastrado fuera (bajo la mirada interrogante de mi futuro suegro)

2.- La mente de Emmett no presagiaba nada bueno.

"Emmett… puedo caminar solo, ¿sabes?" le dije, algo irritado. Él pareció notar entonces que me arrastraba y soltó mi brazo sin dejar de sonreír.

"Bien, bien. Solo promete no escaparte" dijo Emmett. 'No nos eches a perder la diversión' si, claro. La última vez que mi hermano había hablado de diversión, los tres habíamos terminado en una playa. A PLENA LUZ DE DIA.

"No te preocupes, no lo dejaré exagerar de nuevo" prometió Jasper, seguramente sintiendo mis emociones mientras reía por lo bajo; ¿quien lo hubiera dicho de él…?

"Bueno ¿que esperamos?" preguntó Emmett con entusiasmo. Debía admitir que su energía era bastante contagiosa, por lo que pronto me encontré sonriéndole. Los cuatro echamos a correr hacia el bosque para alimentarnos.

'Espero que Bella no se moleste…' pensó Jasper. Aquello me hizo detenerme en seco.

"¿Bella LO SABE?" pregunté, incrédulo. Mis hermanos se detuvieron y asintieron con aire cómplice. ¿Ahora resulta que incluso mi BELLA estaba metida en esto? No debería saber lo que hacíamos normalmente en una despedida… rayos.

"No te preocupes. No le dijimos nada… ella cree que solo vamos 'de caza'. No especifiqué nada" dijo Jasper, de nuevo como respuesta a lo que sentía. Bueno, eso era un alivio. Emmett se acercó y me dio unas palmadas en la espalda capaces de romperle los huesos a cualquier humano.

"¡Vamos, Eddie, no seas aguafiestas! ¡Diviértete un rato! Te conozco, ¿o tengo que recordarte lo que Jasper y tú hicieron en MI despedida?" dijo Emmett, y yo no pude evitar reírme. Si… recuerdo eso. Me encogí de hombros, y continuamos nuestro camino.

No nos tomó mucho tiempo llegar a nuestro destino: una zona especialmente difícil del bosque, donde seguramente ningún humano podía llegar. Para mi asombro, había ahí un animal, sentado como si nada entre los árboles… ¿un puma? Al ver mi mirada, Jasper sonrió.

"Emmett tuvo la fortuna de encontrarlo cerca… supuso que te agradaría el cambio" dijo Jasper. Ya tenía tiempo desde mi última excursión de caza, por lo que hacía mucho no probaba mi 'platillo favorito' como le llamaba Bella. Noté hasta entonces que el puma estaba atado a un tronco.

Procuré ser rápido, puesto que podía escuchar la impaciencia de mis hermanos.

'¡Bien! Hora de empezar' pensó Emmett, entusiasta. Antes de que me diera cuenta, mi hermano me había sujetado del brazo y me jaló de nuevo hacia el bosque, seguido de cerca por Jasper. Aunque deseara rebasarlo, no podía. Era él quien sabía adonde íbamos, así que tuve que ir a su ritmo.

"Vamos, Em, date prisa. Desearía llegar antes de mi próximo cumpleaños" le dije en broma. Jasper rió.

'Eso dolió, Emmett' pensó Jasper con humor.

'¡Oye!' "Si sigues así, voy a acusarte con Esme" me amenazó él. Yo me limité a reír en su cara.

"Si me acusas, le diré QUIEN rompió realmente aquel florero tan caro que acababa de restaurar…" contraataqué. Aun siendo vampiro, vi que mi hermano se ponía pálido.

'¡Eso es trampa! ¡Fue un accidente…!' "No lo harías…" dijo él, con voz algo temblorosa.

'¿Entonces tu fuiste el del florero?' "Vaya… de las cosas que uno se entera" dijo Jasper, silbando débilmente. Ups; había olvidado que él no lo sabía. Emmett soltó una risita cómplice.

"Oye, Edward… hagamos un trato, ¿si? Lo que pase esta noche, será entre nosotros. Nada de contárselo a nadie" dijo Emmett, seguramente tratando de distraer a Jasper. Éste puso los ojos en blanco.

"Emmett… dudo que Alice no haya visto ya" dijo él. Cierto, Alice seguramente podía ver… y contarle a Bella. Oh, no.

"Aun no hago nada. Además, estará muy distraída" dijo mi hermano. Vi en su cabeza una imagen mental de Alice ordenando por catálogo… con la tarjeta de crédito de Carlisle. No quería saber lo que seguía.

"Bien. ¡Llegamos!" dijo Emmett, triunfal, y me encontré de pronto en las calles de Port Ángeles. Ni siquiera había notado el camino… aunque después ni siquiera me importó, cuando vi exactamente frente a QUE negocio estábamos parados.

"¿Están locos?" pregunté, mirando las luces de neón proyectadas sobre nosotros. Jasper se encogió de hombros.

'Me convenció…' "¿Qué te puedo decir? Emmett es muy convincente" dijo mi hermano, como si aquello excusara el hecho de haberme traído a un bar humano… a falta de otra palabra menos elegante que yo me negaba a usar. Si Bella se enteraba de esto…

'¡Ja, mira tu cara! ¿Quién hubiera pensado que eras tan santo?' pensó Emmett, y me tomó el brazo de nuevo. No era necesario; estaba tan impactado por lo que ya había visto en su mente que ni siquiera había pensado en una retirada estratégica.

"Emmett…" lo amenacé, pero vi en su mente que el asunto le era demasiado divertido para detenerse.

"¡Aw, vamos! ¿Ni siquiera sientes curiosidad?" preguntó Emmett con un tono sugerente. Lo peor del caso era que si, la sentía… jamás había entrado en un lugar así, puesto que físicamente jamás habría podido pasar como mayor de edad… maldita curiosidad.

"Lo se… así me convenció a mi cuando me invitó" dijo Jasper. Antes de que pudiera reaccionar, Emmett me empujó con fuerza hacia adentro.

"¡Oye, tu! No puedes entrar aquí" dijo un hombre al lado de la puerta. Lógico, él solo veía a un muchacho de 17 años… si supiera cuantos tenía en realidad. Jasper pasó al lado del guardia como si nada, mientras que Emmett se paraba frente a él.

"No se preocupe…" dijo mi hermano, y le mostró una identificación. Mía. ¿Dónde rayos la había conseguido? Tenía todo fríamente calculado, si era capaz de falsificar una identificación para mí. Sin embargo, el guardia no parecía tan convencido.

'¿Será real? No se… se ve joven, dudo que pase de los 17…' Vaya, buen cálculo. "¿Esta seguro que es legítima?" preguntó el hombre. Emmett asintió.

"¡Pues claro! Lo que pasa es que su rostro es bastante engañoso. Créame, podría tener 100 años y usted ni lo notaría" dijo mi hermano. Jasper y yo echamos a reír junto con el guardia, aunque por razones totalmente diferentes… ¡ahhh, la ironía! Sentí entonces que Jasper usaba su don en aquel humano, y lo vi relajarse casi de inmediato. Sonrió a Emmett con cariño, y le dio una palmada en el hombro.

"¿Sabes que? Tu y tus amigos me caen bien. Bien, si dices que es legal, te creo" dijo el hombre, y Emmett sonrió abiertamente mientras los tres entrabamos por completo en el, eh, 'bar'.

'Estuvo cerca, ¿no?' Pensó Jasper. Yo asentí sutilmente.

"Esa carita tuya es bastante problemática, ¿no?" se burló Emmett.

"Mira quien lo dice… a veces juraría que eres un niño" le contesté.

"Rosalie lo dice todo el tiempo" me apoyó Jasper. Emmett rió con malicia.

"Pero no siempre. Hay cosas que un niño no haría y que seguramente ella toma en cuenta…" dijo Emmett, de nuevo con picardía. Su mente se llenó de imágenes de Rosalie… y tuve que dejar de mirar.

"¡Basta, Emmett!" le pedí, y él se echó a reír, pero Jasper le dio un codazo.

"¡Nada de emociones de ese tipo, por favor! ¡No me provoques!" dijo Jasper. Emmett cerró la boca y me puso una mano en el hombro.

"Bien, ¿Qué opinas?" preguntó.

"Ni idea…" respondí yo. La verdad, no sabía exactamente qué pensar: era lo más inusual que había visto.

Las luces, la música, el ambiente general era muy diferente a cualquiera que hubiera visto antes. Mis agudos sentidos se saturaron pronto del aroma a bebida, a cigarro y a un extraño perfume floral… además, claro, de los pensamientos erráticos y simples de las personas reunidas ahí.

"¡Pues prepárate, porque apenas estoy empezando!" gritó Emmett, extendiendo los brazos como si quisiera abrazar al público entero. Vi que varios humanos levantaban sus vasos y gritaban en apoyo a algo que ni siquiera sabían.

¿En que RAYOS me había metido ahora?

Mwajajaja!!! Si!!! Nada de que "fueron de caza", los muy picaros llevaron a Edward a un… eh… "Bar" jeje. Conveniencias de ser Jasper: puede hacer q incluso Edward entre en un lugar asi… digo, aparte de la falsificación de Emmett. Esos dos lo tenían todo calculado…

Y prepárense, q esto apenas empieza… jojojo!