Epilogo

Siete años después

¿Cómo puedes explicar todos los momentos felices de tu vida? ¿Cómo saber cuáles son los más "especiales"? en mi vida había habido muchos momentos especiales.

El matrimonio de mamá. Siempre pensé que mamá estaría siempre sola, pero me equivocaba. Ella un año después encontró el amor al lado de Phil un jugador de ligas menores. No sé como paso, pero de un momento a otro mi madre comenzó a mejorar. Los médicos decían que era porque tenía menos estrés y todo eso. Ahora estaba muy feliz con Phil y su cáncer ya se había curado prácticamente todo. Solo tenía que ir a revisiones por pura precaución.

Y Alice. Alice ya se había recuperado del todo. Podía tener una vida normal. No es que antes no la haya tenia, pero ahora era mucho mejor que antes. Ella seguía con Jasper, por supuesto. Y en unos tres meses más tendrían a su primer hijo. Alice estaba radiante y Jasper no podía acumular mas felicidad de la que tenia.

Emmett y Rosalie tenían su cuento aparte. Al los meses de que me pusiera de novia con Edward ellos estaban esperando a su primer hijo. Todos estábamos muy contentos por ellos, ya que sabíamos que lo que más querían era tener una familia. Para sorpresa de todos, cuando el bebe iba a nacer no era ÈL bebe si no que era ELLA. Emmett estaba tan feliz y juro que nunca lo había visto tan centrado en algo. Miraba casi con adoración a la pequeña Rossie.

Pero lo más importante para mí, era mi hijo Anthony. Había sido una sorpresa el día que me entere que estaba embarazada. Dos años después de aquel día que fue el más feliz de mi vida me entere que el fruto de mi amor con el de Edward, yacía dentro de mí. Aun recuerdo la cara de emoción de Edward. Creo que ese es uno de los recuerdos que siempre tendré grabado en mi memoria.

Como olvidar mí hermoso matrimonio. Apenas supimos que Anthony venia en camino, organizamos un boda –bueno, Alice la organizo- y todo salió hermoso.

Ahora, en este mismo momento, estaba tratando de "ganarle" a Anthony, para que dejara de hacer berrinches para que fuera al colegio

-Tony ¡tienes que ir al colegio!-grite

-¡NO! No quiero ir-dijo haciendo un puchero. Sonreí. Se parecía tanto a Edward, en tantos aspectos. Sus gestos, sus señales de frustración, su cabello… todo. Era un mini Edward. Mi Edward en miniatura

-mira Tony no te estoy preguntando si quieres o no quieres ir…-

-¿Qué pasa amor?- pregunto una voz aterciopelada. Me gire y toda mi preocupación se desvaneció.

Como si los años no pasaran, cada vez que mis ojos veían a Edward, mi corazón involuntariamente saltaba mejor dicho corría en mi pecho. No podía describir lo feliz que soy con él. El era mi otra mitad, era mi segunda parte, mi complemento… mi todo

-lo que pasa es que Tony no quiere ir al colegio- dije mirándolo

-¿a, si?-pregunto. Asentí. Miro a Tony que también asintió. Edward se arrodillo en el suelo para quedar a su altura y le empezó a decir cosas al oído, que yo no alcanzaba a escuchar. Me entro curiosidad. Poco a poco, a medida que Edward le contaba cosas la sonrisa de Anthony se hacía más grande, hasta que termino con una muy sonora carcajada. Alcé una ceja

-¿de qué hablaban?-pregunte curiosa

-son cosas de chicos- respondió Anthony sonriéndole a Edward. Los mire con incredibilidad

-lo siento amor, pero Tony tiene razón. Son cosas de chicos.-dijo Edward con esa sonrisa torcida que ponía mi mundo al revés- ahora Tony, anda a buscar tu mochila porque nos vamos al colegio-dijo

Tony corrió hacia su dormitorio y en menos de un minuto ya tenía su mochila entre sus hombro y nos hiso apurarnos porque no quería llegar tarde.


-mamá… tengo que ir-decía Anthony. No podía creer como se habían intercambiado los papeles. Tanto había luchado con él para que fuera al colegio y ahora, que estamos frente a la puerta no podía dejar de abrazarlo. No podía entender como cinco años habían pasado tan rápido. Ya no sería mi bebe…

-vamos Bells… el tiene que ir- dijo Edward acariciándome la espalda.

-tiene razón el señor Cullen-dijo una voz cantarina. Levante la vista de Anthony y me fije en una señorita que tenia delantal. Sonreí tristemente y le pase la mano de Anthony

-mira Tony, allá están los niños que serán tus compañeros. Anda y juega con ellos- dijo con cariño Anthony sonrió y salió corriendo. Se paro antes de entrar al colegio y nos envió un beso a Edward y a mí. Mis ojos se anegaron de lágrimas

-no se preocupe estará bien. Siempre el primer día es el más difícil. Pero se acostumbran-dijo la señorita antes de despedirse y entrar al colegio.

Suspire y me trague el nudo que tenía en la garganta.

-¿Cuándo pasaron estos cinco años que no me di cuenta?-pregunte cuando estábamos ya en el auto. Estaba recargando mi cabeza en el hombro de Edward y teníamos nuestras manos entrelazadas.

-no lo sé amor, pero han sido los mejores años de mi vida-dijo sonriendo

-para mi igual-respondí

Cuando llegamos a la casa, nos recostamos en el sofá. Nunca me cansaría de estar en los brazos de Edward.

Yo me había graduado de editora y mi trabajo mayormente lo hacía en casa y Edward se había graduado de medicina y tenía turnos intercalados. Hoy le tocaba en la tarde.

-¿en qué piensas?-dijo Edward sacándome de mis ensoñaciones

-en que creo que no puedo ser más feliz de lo que soy ahora-conteste

-ese es mi único trabajo-dijo dejándome confundida ¿su trabajo?

-¿trabajo?-pregunte

-sí, hacerte feliz es lo único que quiero hacer para toda la vida.- respondió con una sonrisa.

Me acerque lentamente a él y juntamos nuestros rostros dejando nuestras frentes conectadas. Rose con suavidad su nariz con la mía, sintiendo como cada célula de mi cuerpo se conectaba con las de él. Lo amaba, lo amaba más que a nada en este mundo y daba gracias a quien quiera que fuese por haberme mandado dos luceros a iluminar mi vida.

-te amo, nunca te alejes-escuche que decían entre beso y beso

-nunca lo haría… ni muerta-dije antes de fundir nuestros labia en un beso lleno de amor y cariño

No podía estar más agradecida. Tal como mamá había dicho hace siete años atrás, tenía que darles las gracias por haberme llevado ese día al hospital. Sabía que de alguna u otra forma nos habríamos encontrado, era el destino. Pero aun así… daba las gracias por haber pasado esa tarde en el hospital, gracias a ella… yo había conocido a la razón de mi existencia.


.....OK. LO ADMITO...

ESTO ESS RARO... DESPUES DE TANTO TIMEPO Y COSAS PERO... NO TENGO CABEZA PARA HACER SECUELA Y... TENGO DOS HISTORIA QUE EL VIERNES COMENZARE A SUBER ;) (PASSO EL DATO XD)

ESTO SURGIO CON UN rr QUE ME DEJARON (APARTE, DOY LAS GRACIAS A SOFI CULLEN POR ANIMARME)

EN FIN NO SE COMO QUEDO POR QUE LO ACABO DE ESCRIBIR Y LO ESOTY SUBIENDO... LO SIENTO SI NO FUE DE SU AGRADO PERO A MI ME GUSTO XD!

DEJEN RR

OOO.. GRACIAS, NUNCA PENSE TENER MAS DE 100!!! ES GENIAL...

BESITOS A TODAS Y EL VIERNOS COMIENZO CON

LA NOSTRA VITA DI DISTANZA (LUNA NUEVA DESDE EL PUNTO DE VISTA DE ALICE)

Y UN PROYECTO QUE AUN NO TIENE NOMBRE PERO TAMBIEN LA SUBIRE EL VIERNES XD!

BESITOS A TODAS (OS) Y DEJEN COMENTARIOOOOOOS

CKAMILA XD

PD: FALTAN SOLO 10 DIAS PARA RR!