Los personajes pertenecen a Audrey Niffinigger, y la historia es de Lady Mac. Yo sólo la traduje.

A/N: Toma lugar justo al final del libro. Amo el final de Audrey, pero quería más. Esto es como vino a mi cabeza.

Dedicado a Erik.

T/N: Lo sigo diciendo, el libro es una historia preciosa, y este fic es muy bello, justo lo que me habría gustado ver en el libro.



WORLD ENOUGH, AND TIME

Jueves 24 de julio del 2053

Claire tiene 82 años, Henry tiene 43

Despierto temprano, como siempre, cuando el sol aún está bajo sobre el Lago Michigan. Pero hoy es diferente; hoy tengo un presentimiento, profundo en mi estómago, de que este es el día, por el que he esperado por cuarenta y seis años. Cuarenta y seis años de esperanza y dolor, de angustia y serenidad, amando y amada pero siempre vacía, vacía.

Mi corazón revolotea mientras me levanto de la cama, me baño, me visto y voy abajo, cuidando de no despertar a Alba y Grace y mi nieto, quien está de vacaciones en casa desde Cornell. Hoy es mi turno. Me siento ligera y nerviosa al prepararme una tostada y té, como solía sentirme cuando tenía seis, dieciocho y veinte años, cuando sabía que pronto, muy pronto, él aparecería por mí.

Como mi tostada más rápido de lo usual —me sabe algo seca— y voy al comedor, donde me siento muy quieta a tomar mi té, viendo las olas ir y venir en la orilla del lago. El ritmo es hipnótico; permanezco sentada por un rato, esperando paciente, como siempre supe que debía estar. La paciencia se ha filtrado en mis huesos, siendo una parte de mí. ¿Es acaso todo lo que me queda?

Un momento después lo siento, y mi corazón salta y comienza a correr. Alguien está aquí. Me siento muy quieta, respirando con dificultad, esperando que no sea un truco de mi decrépita mente. Pero entonces, si, el piso cruje suavemente, y me giro y veo a Henry de pie en el umbral; su piel pálida y el cabello gris brillando en la luz de la mañana que es casi cegador mirarlo. Él luce tal y como lo recuerdo. Poco a poco el gran regocijo que siempre he sentido se propaga por todo mi ser. ¡Henry está aquí! ¡Henry está aquí! Podría cantar, bailar y volar, pero lentamente avanzo hacia él, y él me envuelve con su calidez, con su esencia que he extrañado más de lo que sabía.

Los ojos se me llenan de lágrimas y él entierra su rostro en mi hombro, y me abraza tan fuerte que creo que me romperé. "Claire" dice en voz baja.

Apenas puedo pronunciar la palabra. "Henry."

Su piel es muy cálida; su voz está llena de reverencia cuando habla de nuevo. "Esperaste por mí."

"Bastante mundo y tiempo" respondo.

Levanta mi barbilla y nos besamos como si fuéramos adolescentes otra vez; la pasión y el amor nos lleva lejos del tiempo y el lugar. Este momento es lo único en el mundo, las únicas personas son Claire y Henry, Henry y Claire, separados pero finalmente juntos de nuevo, una vez más.

Creo que voy a explotar por todos estos sentimientos. Me hago hacia atrás para mirar a mi muy ausente esposo. "¿Te gustaría sentarte conmigo?"

Él sonríe, esa sonrisa de Henry que veo en los jóvenes de su mismo nombre, incluso aunque no comparten la misma sangre. "Me gustaría."

Le doy una manta que he traído conmigo cada mañana justo para esta ocasión; se la pone alrededor de la cintura y tomamos asiento a la mesa. Su mano descansa en la mía, mientras miramos las interminables olas, y sé que mi vida ahora está finalmente completa.


T/N: Un final muy lindo. Les recomiendo que lean el libro antes de ver la película. Vale la pena.

Ciao!