Los personajes son propiedad de la señora Meyer.

Ahora va la dedicatoria a estrella'black, quien sugirió la pareja y la palabra. A ver qué les parece. ¿Qué tal, Estrella?



Era un bello día de verano, como de esos que se ven uno en un millón. El día perfecto para dar un giro per la cittá, para salir con los amigos, y para hacer lo que Jasper venía pensando desde hacía tiempo.

Invitó a su vecina, a su mejor amiga, a su confidente… a Alice a salir a tomar un helado. Ella aceptó gustosa, y sin más dilación se encaminaron al parque de la ciudad, un pequeño remanso de paz y tranquilidad en medio del caos citadino.

Llegaron a la fuente de helados que estaba enfrente del lago, y luego de pedir sendos conos de la especialidad del local, buscaron la fresca sombra de un árbol para disfrutarlos. Se sentaron en el césped lado a lado, recargando la espalda en el tronco.

Como era algo que hacían a menudo, Alice ya estaba preparada para embarrar algo de su helado en la cara de Jasper cuando este se acercara a probarlo, pero no pasó. Descubrió que el joven la observaba de una manera que hizo que el corazón de la chica se batiera como las alas de un colibrí. Se sonrojó un poco.

—¿Qué pasa Jasper?

—Alice, yo… —tomó una bocanada de aire—. ¿Quieres ser mi novia?

El rostro de la joven se iluminó, y en vez de dar una respuesta, se aproximó al rostro de él y lo besó suavemente en los labios. Al separarse para mirarlo de nuevo, notó cómo sus azules ojos brillaban de felicidad.

—Pensé que nunca lo preguntarías, Jasper… —se movió un poco más hacía él y se recostó en su pecho—. Me has hecho esperar desde los once años.

Sonrieron.

—Lo siento, señorita —le besó el cabello negro como la tinta antes de seguir comiendo su helado.

Un silencio agradable se instaló entre ellos, ya que no hacían falta más palabras para saber que se querían. Permanecieron así, ella recostada en Jasper, observando a las demás personas en el parque. Sentían que nadie más era tan feliz como ellos.


¿Reviews?