Oscuridad

Vacio

Nada

Donde estoy

Porque ni siquiera me siento

No me encuentro

Dolor

Ahora por lo menos se que no estoy muerta

Nessie, mi amor, por favor no me deje de nuevo… te amo…

Yo también te amo…

Renesmee… ren… reacciona no te vayas…. Te necesito…

Yo también te necesito…

Y ahora qué hago?

Aun no sabía si estaba entre la conciencia o la inconsciencia, sentía que alguien me miraba, oía un pitido cada poco tiempo y un goteo permanente aunque solo una parte de mi atendía a eso, de lo que mayormente fui consiente era del terrible dolor e incomodidad que sentía, intente alzar mi mano para tocarme la cara para reconocer y apartarlo que fuera que tuviera en la allí, pero con solo intentarlo el dolor me hiso gemir y la persona que estaba mirándome se acerco hasta que sentí su gélido tacto.

-renesmee?-dijo una voz suave pero ansiosa, cuando respire de nuevo logre reconocer su aroma; intente abrir los parpados pero era como si pesaran un planeta entero cada uno y solo una fina y suave luz grisácea se colaba por mis parpados cuando intente abrirlos, no recordaba cuanto había dormido y aun así me sentía cansaba y débil, pero a pesar de sentirme así me encontraba tranquila reconocía esa luz, estaba en mi adorado Forks, por lo menos estaba en casa y segura. Aunque esa sensación de tranquilidad duro solo unos pocos segundos y se acabo cuando recordé porque me dolía tanto el cuerpo, y comencé a respirar con mucho ardor y me di cuenta que lo que tenía en el rostro era un respirador.

-mama- mi voz sonó terriblemente pastosa en mi intento por hablar, sin contar el fuerte dolor que suponía respirar.

-hay, mi niña…- sentí el suave y gélido toque de las manos de mama sobre mi cabello –como te sientes?

-débil- logre responder con mucho esfuerzo

-es normal, con toda la sangre que perdiste y con lo que hiciste por jake…

-como esta?- el dolor que me produjo hablar tan rápido no fue mayor que el que sentí al recordar a Jacob tirado en el prado.

-sedado, después de que tu padre y Carlisle te atendieran fueron a la push- y como si leyera mi mente completo –tiene varios huesos rotos, y tuvieron que hacerle muchas transfusiones, pero esta estable- estable, no bien

-y…

-ness, tienes que descansar, en cuanto venga Carlisle le diré que ya despertaste para que te examine pero por ahora no te preocupes por nada.

-mama…-

-mama nada, descansa, habrá tiempo después, pero si te tranquiliza, todos estamos bien- antes de que mama terminara me fui durmiendo pero en mi mente quedo la inquietud de que incluía todos, sabía que el abuelo y papa estaban bien, por ende mi abuela y mis tíos estaban bien porque de haber perdido algún miembro, nuestra familia nunca será la misma y todos estarían devastados, pero ese "todos" también incluiría a las manadas? Y los amigos? y Los aliados? Leti? Y Jedrek?

Con esas ideas flotando el mi cabeza me dormí pero mis sueño no fue tranquilo y pesado como lo hubiera deseado y me traslade a un bosque, fio y oscuro, que nunca en mi vida había visto y aunque al principio estaba sola, logre divisar a una muchacha deambulando y a pesar de que no podía verle la cara sabia que era hermosa, llevaba un vestido blanco que resaltaba la palidez de su piel además de cabello negro y ondulado que sobrepasaban su cintura; iba descalza, y se notaba que estaba triste y perdida, el silencio fue rasgado por un aullido triste y desesperado y ella salió corriendo rápido como un vampiro y ahora la que estaba perdida era yo.

Un leve murmullo que luego fue tomando forma y que reconocí como mi nana fue lo primero que escuche al despertar; mis parpados ya no pesaban tanto y cuando los abrí papa y mama estaban ahí, mama tenía una de mis manos entre las de ella y papa acaricio mi mejilla.

"Los extrañe" pensé para que me escucharan

-nosotros mas mi niña- dijo papa suavemente, de pronto vi en mi mente a mama, tan triste que no pude evitar derramar una lagrima que papa rápidamente seco.

-lo siento, todo esto fue mi culpa- dije con voz entrecortada, a lo que mis padres rápidamente negaron con la cabeza.

-nada de esto es tu culpa, yo de vi…- comenzó a decir papa

-ninguno de nosotros tiene la culpa, Aro y su ansia por mantener el poder fue lo que produjo todo esto- dijo mama. En ese instante entro el abuelo con un vaso de sangre y mi garganta empezó a arde, lo bueno fue que me la entregaron de inmediatamente y me apresure a beber, con solo toma el primer sorbo ya me sentía más fuerte.

-gracias- dije cuando termine.

-necesito saber cómo están esas heridas- de inmediato papa me ayudo a levantarme y luego el abuelo me examino detenidamente cada una de mis heridas y ya pasado unos minutos me ayudo a recostarme.

-todo anda bien, las costillas son lo que más tardaran en sanar, pero si eres juiciosa y te quedas quieta, en unos días estarás como nueva, después de todo no te curas tan rápido como un lobo- me dio una sonrisa torcida, aunque yo no pude evitar soltar una lagrima.

-como están- pregunte entrecortadamente aunque realmente quería preguntar como estaba mi… como estaba jake, cuanto le había herido.

-casi todos ya están recuperados, hasta leah ya se mueve…- dio un suspiro y prosiguió –jake se demorara un poco mas pero lo que hiciste fue de mucha ayuda; y hablando de eso quiero hablar contigo sobre eso, aunque lo que he oído decir a jedrek- papa no pudo reprimir un gruñido- me da un poco de claridad pero sigue siendo fascinante, por ahora solo descansa y trata de no moverte mucho- dijo murándome muy seriamente, como todo un doctor pero luego me sonrió y paso a ser mi abuelo cuando me dio un beso en la frente – descansa- dijo antes de salir seguido por papa.

Mama dio un fuerte suspiro – a tu padre no le cae muy bien y creo que nunca lo hará- dijo acariciándome la cabeza.

-cree que el es culpable- afirme –pero… se porto también conmigo-.

-no solo por eso le cae mal; es tu padre y cualquiera que intente acercarse a ti le caerá mal-

-yo…

-no digas nada y descansa; ya verás como todo comienza a tomar su lugar, y también veras como tu padre va acoplándose, pensábamos que… bueno nadie debió adelantarse a nada y tienes todo el derecho de elegir lo que quieras, y si lo que quieres es a jedrek nosotros te apoyáremos-

-mama, yo no sé qué hacer, quiero demasiado a jedrek pero… Jacob también es dueño de mi corazón y…-

-y no sabes como es posible que sientas algo tan intenso por dos personas que son tan diferentes como el fuego y el hielo al tiempo, pero ya te dije todo va tomando su lugar no te preocupes.

La horas fueron pasando, físicamente me sentía mejor, pero estar tanto tiempo recostada me tenia inquieta, tenía que arreglar tantas cosas, aunque lo cierto es que ni si quiera sabía por dónde empezar, no sabía qué hacer, mi mente era un revuelo de pensamientos que no me dejaban en paz.

Estaba tan distraída que no me di cuenta que alguien había entrado a la habitación hasta que alguien se aclaro la garganta.

-alex- dije con sorpresa cando dirigí mi mirada hacia él; -que estás haciendo aquí?

-solo vine a agradecerte lo que hiciste por leah- parecía acongojado

-no tienes que agradecer nada, son… mi familia – suspire pesadamente – aunque claro ahora no debe estar en su lista de personas favoritas…-

-le salvaste la vida a muchos, lo que dices no es verdad- contesto alex a mi afirmación

- yo fui quien los puso en peligro-

-si, pero ellos te consideran parte de la familia, es obvio que iban a pelear- replico. Suspire pesadamente me pregunte si aun era parte de la "familia", y supe de inmediato que algunos miembros de la manada me tomarían como un chupasangre normal si me llegaba acercar a la push, al pensar en eso no pude evitar soltar una lagrima.

-ness, te duele algo- pregunto Alex preocupado

-no- me apresure a contestar –solo estoy un poco cansada, no te preocupes-

-bien te dejo para que puedas descansar Carlisle me advirtió- se despidió con un recupérate y se dispuso a salir, antes de cerrar la puerta por completo dijo –espero verte por la push pronto- me hico un giño y se fue.

La tarde paso entre entradas y salidas de varios vampiros, casi todos deseaban verme, los únicos que se habían ido de inmediato fueron los rumanos, aunque por lo que me contaron e habían ido muy felices habían matado a unos de los antiguos, pero para mí solo significaba que Aro nos guardaría mas rencor.

Los que más se quedaron fueron los del clan de denali aunque también partieron diciendo que ya habían dejado por demasiado tiempo su hogar, note a Eleazar decaído, aunque no supe su fue porque tuvo que enfrentarse a sus antiguos compañeros o porque se sentía decepcionado de ellos, me inquine por la segunda.

Luego recibí la llamada de Charlie, el abuelo no era muy efusivo pero por teléfono pude detectar los matices de su voz, donde el factor más predominante fue la preocupación, también avía confusión y tristeza, no pude dejar de soltar unas cuantas lagrimas y al final me hiso prometerle que lo visitaría en la maña de lo contrario el vendría paraca, mama dijo que se alas arreglaría, pero yo moría de ganas por ver al abuelo por lo que a pesar de que a papa y a tía Rose no les gusto mucho la idea (porque aun seguía convaleciente) iríamos mama y yo.

La otra que se quedo acompañándome fue zafira, ella me arrullo con sus imágenes la verdad preferí eso y el sueño pesado que luego provoco a mas pesadillas merodeando por mi cabeza.

Cuando desperté en la mañana era Alice quien me cuidaba y me informo que mis papas avían salido a cazar pues no lo hacían hace mucho.

También se disculpo por no a verme venido a visitar antes pues había estado al pendiente de de jane y alec que eran los únicos que habían sobrevivido, y aro aun no estaba informado.

-tía tú crees que se puede producir otro enfrentamiento?

-si- suspiro y me miro a los ojos- pero no pronto, a aro no le gusta perder pero estoy segura que se va a preparar además los vampiros no van a permitir que sus vidas sean dominadas de tal modo, su credibilidad baja y si quiere mantener el poder no podrá atacar pronto, estamos seguros… por ahora- me explicó –ahora tienes que prepárate para ver a Charlie y no disponemos de mucho tiempo.

Me di una ducha larga no pude vitar mirar las dos heridas que había en mi torso y luego de que tía Alice pusiera nuevos vendajes me puse un conjunto de ropa interior sencillo de algodón una blusa blanca y un jeans, de nuevo me sentía yo, no mas trajes complicados, ni ropa negra, en ese momento llego mama y me ayudo a bajar con mucho cuidado.

En la sala estaba sentada rosalie hablando alegremente con Leticia, jedrek solo estaba mirando al aire hasta que sintió mi presencia y nuestras miradas se conectaron, se acerco lentamente peo seguro.

-creí que aun estabas débil- dijo cogiendo mi mano que aun tenía una temperatura menor a la que yo siempre poseía.

-tengo que ir donde mi abuelo… es humano- explique –pero me estoy recuperando bien.

-tenía miedo de… que no sobrevivieras-

-soy fuerte recuerdas, además he salido de peores- me arrepentí de decir lo ultimo pues vi la tristeza en sus ojos.

-lo siento.

-Nessie, cariño tienen que irse ya, veo a Charlie saliendo para acá si no llegan en menos de quince minutos, no creo que sea prudente que venga- dijo tía Alice, mirando a jedrek y detecte el mismo desagrado que le tenía papa.

-ve nos vemos luego- me dijo –cuídate- me despedí con la mano y fui hacia el garaje, me monte en el auto y salimos hacia la casa del abuelo.

Me quede mirando hacia el bosque y se me escapo una lagrima me estaba volviendo una chillona.

-no es cierto- dijo mama no había notada que me tenia cogida de una mano – es solo que es una situación difícil para todos- me dijo con una suave sonrisa.

-tu parece estar bien- le respondí, aunque luego recordé las imágenes que había descargado.

- te tengo aquí eso basta para mí, pero no deja de preocuparme las consecuencias que va a traer esto; aunque algo me dice que todo va a estar bien.

-no veo como.

-es porque no te has enfrentado a la muerte tantas veces como yo- dijo en tono de burla – tranquila ya te lo dije todo va a ir tomando su lugar- torcí el gesto -tranquila.

-a ti que te gustaría?

-que seas feliz, no importa con quien.

-y a papa?

- nena no puedes guiarte por lo que quieran los otros, tú tienes que vivir tu vida, tomar tus decisiones, y afrontar las consecuencias de ellas- dijo seriamente

-lo sé, es solo que note la incomodidad de papa y Alice- me quede un rato callada –entiendo que papa se comporte así pero no a tía Alice- proteste

- a ella no le gusta no poder ver, la conoces.

-como no lo puede ver.

-sí y no, en este instante no, el está demasiado apegado a ti, lo que lo hace borroso, y le hubiera podido evitar todo esto- volví a mirar por la ventana cuando mama paro el auto, el abuelo estaba en el porche y en cuando nos vio se echo a correr hacia nosotras, mama bajo del auto y saludo al abuelo luego abrió la puerta y me baje con cuidado y me abraso con demasiada fuerza no pude evitar quejarme.

Te encuentras buen- dijo soltándome, -estas demasiado pálida, no te habrán…

-papa, nessie está bien solo fue una herida, nada de lo que debamos preocuparnos- contesto mama

-bien sigan, te extrañado demasiado- me dijo, yo le ofrecí una sonrisa

-También te extrañe- y luego entre abrasada a él.

Pase casi todo el día en la casa del abuelo, mama lo había permitido porque le dije que no aguantaba el ambiente de la casa y mama lo entendió perfectamente; el abuelo se puso a ver algún partido y supuse que me quede dormida en algún momento, el olor a una deliciosa sopa fue lo que me despertó.

-hasta que por fin despiertas.

-zeth, que alegría verte- lo abrace rápido y este me dio una abrazo de lobo.

-ho, lo siento, no te recuperas tan rápido-

-como estas?

-buen ni un rasguño, son fuerte-

-y leah?

-ella la casi tele todos los huesos soldados, no entiendo porque ese chupasangre se ensaño contra ella- entonces recordé la historia que me había contado jedrek

"es que hay una profecía o algo así que dice que de una mescla entre rasas vendrá la que lo derrocaría; recibiría ayuda de todos, vampiros, humanos, hasta habla de niños de la luna.

-que son los niños de la luna?.

-lobos, pero ella sería más poderosa que todos, porque tendría la fuerza de las tres Razas."

-ella está imprimada de un vampiro- dije muy bajito

-y eso que, rompo alguna regla o que- me quede pensando, ella alguna vez me había dicho que por su condición no podía tener hijos, así que eso no era posible.

-es solo que los vulturi creen en babosadas- le conteste.

Luego de eso pasamos a almorzar, Sue no me miraba de mala manera, seguramente leah aun no le había contado nada. Cuando terminamos salimos al patio trasero y comenzamos a caminar en silencio por el bosque.

-y que piensas hacer?

- sobre que?-

-jacob y …

-yo…, todavía estoy muy confidida, siempre pensé que, bueno nunca me plantee una situación como esta.

-pero sabes que tienes que elegir-

-lo sé, pero... no quiero hacerle daño a nadie, no quiero perderlos

-las cosas no pueden ser así, si escoges a uno, pierdes al orto, no hay otra forma-

-Pero es que…

-nessi es mejor un corazón roto y no tres, no quiero apurarte pero entre más tiempo habrá más dolor y la verdad, no me gustaría verlos sufriendo, los aprecio.

-como esta?

-carlisle lo mantiene sedado, pero ya recupero la sangre que perdió, hubo campaña de donación, y bueno los huesos se soldad más despacio sigue débil, la última vez que hable con el doc, dijo que en un día mas o dos ya estaría como nuevo.

-me gustaría verlo- le confesé

-pues vamos

-que a la push

-si porque no?, yo te llevo- y entonces se retiro y apareció en su forma de lobo, me parecía imprudente montarme en un lobo con dos costillas rotas, pero el impulso y la necedad de verlo era tan grande que no me impórtame subí en el lobo y comenzó a correr en dirección a lo push.

HOLA

ME EXTRAÑARON? YO LAS EXTRAÑE MUCHO.

BUENO RAZÓN DE LA DEMORA (DE CÓMO SEIS MESE, ENSERIÓ DISCÚLPENME) TOTAL FALTA DE INSPIRACIÓN, PERO COMO HOY… BUENO AYER ERA DOMINGO DE RESURRECCIÓN, RESUCITO.

ESPERO QUE NO VUELVA A MORIR, NO LES PROMETO FECHA DEL SIGUIENTE PERO ENTRE MÁS PRESIÓN MEJOR.

GRACIAS POR LEER ESPERO LES GUSTE.