¡Hola!

First of all Thanks to Sally for let me do this, I'm going to introuce now the story a little bit en spanish, lol.

Hace un par de días me recomendaron este Fanfic, y aunque solo he leído los primeros capítulos, no pude evitar ponerme en contacto con la autora, y pedirle permiso para traducirlo. La hsitoria, es increible, esta muy bien narrada, y además promete. Pensé que todos teníais que conocer esta historia.

Gracias The Black Arrow, que me haya dado su bendición para traducir The Blessing and the Curse.

(la tengo en mis favoritos)

Thanks The Black Arrow for your "blessing..."

"¡Yo soy Heathcliff! Él está siempre, siempre en mi mente: no como un placer, yo no soy siempre un placer para mí misma, si no como mi propio ser. Por eso no vuelvas a hablar de separación, eso es imposible."

-Cumbres Borrascosas (Emily Brontë)

A través del tiempo, desde que los humanos han amado, han creído en las almas gemelas. Un persona ahí fuera, unida a ellos, la pieza que les falta a su alma. ¿Qué otra cosa prodría explicar ese sentimiento de ser incompleto, la necesidad de buscar, de registrar el globo hasta encontrar esa pieza del puzzle?

Todos desde la realeza hasta los campesinos han buscado, han mirado en los ojos de otro, preguntandose ¿eres tu? ¿te he encontrado?

Pero el destino no tiene un camino fácil para todos. A veces, la muerte interviene. A veces el mundo conspira para mantener a las almas gemelas separadas.

Pero otras veces, la medicina más dura de tragar es esa alma gemela que ha estado ahí todoa tu vida. La alma gemela que quiere consumirte, poseerte, beberse tu fuerza. El alma gemela que está atada a tí, y estás unido por esposa a ellos.

El destino le dio un cruda carta a Bella Swan. Este era un caso en el que quizás hubiese sido mejor que esas almas nunca se hubieran encontrado, pero, como siempre, se atrajeron el uno al otro como imanes negros.

Por una cara de la moneda, era una bendición, porque Bella tenía a su alma gemela a su lado desde el momento que ella abrió los ojos por primera vez en este mundo.

Pero en la cara opuesta, esa bendición era su maldición: su malvada alma gemela podía oir sus pensamientos, leerlos como un libro y usarlos a su antojo.

Le llevó casi toda su vida darse cuenta de que estaba siendo conquistada, y varios años escapar de su tirania.

Mientras Bella conducía hacía Forks, con lo ojos clavados en el horizonte, onligó a su mente a parar. Elección, se dijo así misma. El regalo más grandios de la vida es poder elegir.

Respiró profundamente algunas veces, tecnica que le fue enseñada por su psicóloga, y miró fijamente las difuminadas nuves moradas que cubrían Forks como moratones. Deliveradamente relajo la fuerza con la que sujetaba el volante, el último rayo de sol destelleaba en su anillo de compromiso.

Permitió que la paz del esubernate follaje la calmara, y bajó su ventanilla para respirar el dulce aire. Intento frenar el sentimiento de que estaba conduciendo hacia una batalla. Aunque es lo que estaba haciendo.