N/A: Ninguno de los personajes en esta historia me pertenecen a mi o a mi amiga con quién escribimos la historia. Los personajes son propiedad de Stephenie Meyer, solo la trama es nuestra.

Prefacio.

Blanco y Negro. Negro y blanco. Nunca tonos medios. Nunca había más alternativas. Nunca nada con lo que pudiese dejar a todo mundo feliz y contento. Nunca una tercera salida.

Hablar o callar. Mis únicas dos opciones, mis únicas dos difíciles opciones, más, solo una elección. ¿Y que pasaría si, decidía lo equivocado? ¿Qué pasaría si después de todo, las cosas no salían como lo esperábamos? ¿Y que sucedería si fingía algo que no era cierto? ¿Me perdonaría?

Abrí mis ojos, aún anegados en llanto, encontrándome con dos pares de ojos mirándome expectantes y otro par con aflicción; la hora de la verdad, había llegado.