Los personajes son de Stephenie Meyer y la historia es de muggleinlove, yo solo traduzco.

Aprendiendo a Vivir

(A/n: es la secuela de Campamento Salvaje, a minutos después de que termina. La historia no tendrá sentido sin leer la primera.)

Capitulo 1: Dolor (dedicado a: Ljoo, SabriCullen, papillon69, liebende Lensung –gracias por compartir eso conmigo nna! – y de nuevo a Stefii Masen Cullen y sparhilnghaledecullen –se lo merecen, ¡gracias por ayudarme! Al menos en un futuro xD las quiero jaja-)

BPOV

Comencé a subir la velocidad mientras me alejaba de Forks. No sabía a dónde iba, pero todo lo que había en Forks me recordaba sobre la vida que creí tener. ¿Cómo me pudieron mentir así? ¿Cómo pudieron continuar una farsa por diez años? ¿Cómo pudieron sacrificar su felicidad?

Los árboles pasaban como una mancha verde mientras las lágrimas continuaban cayendo de mis ojos. Me sentía completamente sola. Estaba con frío y sola, y todo lo que quería era regresar al día anterior, de regreso a donde todo tenía sentido. De regreso a cuando era feliz, y mi mundo no se había desmoronado.

Manejé por mucho tiempo sin un destino en mente. Escuché que mi teléfono sonaba, pero me negué a responderlo. No necesitaba escuchar que todo iba a estar bien, por que no era cierto. Mi celular sonó y sonó, pero continué manejando entre la lluvia y mis lágrimas.

Finalmente hice una parada en un lugar que reconocería en donde fuera. Bajé del Jeep sin importarme la lluvia y seguí el apenas visible sendero que guiaba al prado, nuestro prado. El pensamiento de Edward me trajo más lágrimas. ¿Cómo podría tener una relación? La relación que creía estable se había separado delante de mi, y ni siquiera me había dado cuenta.

Tropecé entre los árboles sin importarme las inevitables caídas, hasta que lo vi. El prado color verde oscuro resaltaba aun entre la lluvia, y solo me senté hecha una bolita. Sentí la lluvia caer sobre mí, y escuché el agua acumulándose en el suelo. Cerré los ojos, pero las lágrimas nunca pararon.

EPOV

Me senté en las vacías mesas de la cafetería mirando mi teléfono. Sabía que ya habían llegado, por que Emmett había llamado a Rose. Rose llevaba un rato hablando con el, pero mi celular no sonaba. Era muy raro que Bella no llamara, ella sabía que estaba preocupado por ella.

"Llamará." Dijo Alice con una pequeña sonrisa tranquilizadora y puso su pequeña mano sobre la mía. "Debe estar pasando por mucho."

"Lo sé, solo me gustaría poder ayudarla." Respondí mirando al otro lado de la cafetería donde Rose seguía hablando con Emmett.

"¿Por qué no la llamas tu?" sugirió Alice. "Mirar al teléfono no hará que suene." Agregó antes de levantarse. Ella tenía razón, podía llamarla yo.

El teléfono sonó un par de veces hasta que escuché su voz de ángel "¡Hola! Aquí Bella, no puedo contestar. ¡Deja un mensaje!" dijo su buzón haciendo que suspirara.

"Bella, amor, soy yo. Por favor llámame, estoy preocupado por ti. ¡Te amo!" dije antes de colgar.

"¡Edward! Emmett quiere hablar contigo." Me dijo Rose extendiéndome el teléfono. Se veía bastante molesta y deprimida.

"Hola." Dije esperando que Bella hubiera tomado el teléfono de su hermano.

"Edward, ¿has visto o hablado con Bella?" pregunto Emmett obviamente en pánico.

"No desde que se fue, ¿Qué pasa? ¿Dónde está?" respondí con mi pulso a mil. ¿Por qué me estaba preguntando donde estaba Bella? Se suponía que estaría con él.

"Huyó hace como dos horas, y no contesta el teléfono. Estaba bastante molesta." Explicó. "Esperaba que se hubiera contactado contigo."

"¿Por qué se fue molesta?" pregunté sintiendo miedo.

"Creo que ella debería explicarte, no es mi lugar. ¿Pero tienes alguna idea de donde pueda estar?" replicó, yo intentaba pensar en algún lugar.

"Creo que puedo saber." Respondí con la respuesta en mi cabeza. Solo podría estar en un lugar.

"¿Dónde? Necesitamos encontrarla." Declaró Emmett.

"Iré por ella, y la regresaré. Lo prometo." Dije colgando y volando fuera de la cafetería. "Alice, Jasper." Llamé cuando los divise.

"¿Qué paso?" preguntó Jasper notando mis agitadas emociones, estaba al límite literalmente.

"Es Bella, huyó y necesito ir por ella." Expliqué.

"Ve." Dijo Alice.

"Nosotros cuidaremos a tus campistas." Agregó Jasper.

"Estará bien. Solo necesita que estés ahí para ella." Interrumpió Alice abrazándome antes de que me metiera a mi volvo manejando entre la lluvia. Necesitaba encontrar a Bella antes de que oscureciera.

BPOV

Estaba en el prado buscando por respuestas para preguntas desconocidas. Nada tenía sentido, y sentía que mi mundo entero había colapsado. Mis ojos se habían secado, y lo único que escapaba ahora eran mis secos sollozos. Todo mi cuerpo se sacudía con dolor mientras intentaba averiguar que había ido mal.

EPOV

Manejé entre la lluvia a toda velocidad. Necesitaba llegar con Bella, y necesitaba llegar rápido. Mientras me aproximaba al camino que llegaba al prado la lluvia pareció aumentar haciendo difícil poder ver algo.

Bajé la velocidad cuando divise el sendero aliviado de ver el Jeep de Emmett estacionado a un lado del camino. Rápidamente salté del auto y me acerque al Jeep esperando que Bella siguiera a dentro. Aunque no me sorprendió que no lo estuviera.

Corrí por el familiar camino saltando los troncos caídos y raíces. La lluvia no me afectaba. Necesitaba llegar con Bella, y cada segundo que desperdiciaba era demasiado. Necesitaba estar ahí para ella cuando más me necesitaba.

Llegué al claro en menos de diez minutos encontrando a mi ángel en el suelo empapada. Temblaba de frío y sus sollozos rompían mi corazón. "Bella, amor." Dije suavemente arrodillándome a su lado.

"Edward." Gimoteó en una voz estrangulada. Había dolor escrito en toda su cara. El normal brillo en sus ojos había sido reemplazado con dolor y traición.

"Bella." Suspire levantándola sin esfuerzo y acercándola a mí. Su cuerpo estaba tan frío como el hielo. "Necesitamos ponerte ropa caliente." Agregué mientras ella se apretaba contra mí.

"No me quiero ir a ningún lado." Intento decir entre sus sollozos.

"Bella, necesitas calentarte." Me quejé, ella sacudió la cabeza.

"Todo era una mentira." Dijo apenas audiblemente con su cuerpo sacudiéndose. "Me mintieron."

"¿Quién mintió?" inquirí acariciando su mojado cabello.

"Por diez años. Todo fue una mentira." Continuó, yo la dejé hablar. "Se suponía que eran felices. Ya ni siquiera peleaban."

Me quede callado hasta asegurarme que había terminado. Me abrazó fuertemente pero ya no estaba sollozando. "Bella, en serio tenemos que ponerte algo caliente." Dije ignorando el hecho de que yo también estaba helado. La temperatura había bajado significativamente, y nuestra ropa de verano mojada no nos protegía del viento o el frio.

BPOV

Era un gran alivio tener a Edward sosteniéndome. Me hacia sentir segura y como que todo iba a salir bien. Me sostuvo cerca, y apenas noté cuando me levanto, y empezó a caminar lejos de nuestro prado. Era mi soporte.

"Bella, por favor cámbiate." Rogó sentándome en el auto. Nuestras maletas para el fin de semana seguían en su auto. "Vas a enfermarte."

Asentí en comprensión antes de que el se alejara del auto dándome espacio para cambiarme en una de sus camisas y unos pantalones cortos que yo tenía. El calor me rodeaba, ayudándome a darme cuenta de cuan fría estaba.

Vi que Edward hablaba por teléfono, y que la lluvia había parado. Sabía que tenía que explicar que había pasado, sin importar cuan difícil fuera. Mi corazón y alma aún dolían, y sabía que era un dolor que nunca se iría. Sin importar la explicación que mis padres tuvieran, me habían mentido por diez años.

Edward se cambió rápidamente antes de llevarnos hacia Forks. "Sabes que estoy dispuesto a escucharte." Dijo con su voz llena de amor y preocupación.

Me quede callada unos momentos viendo las manchas verdes de los árboles. ¿Cómo podía explicarle a Edward lo que había pasado? Nunca entendería, por que él tenía la familia perfecta, la familia que todas las personas soñaban tener.

Su mano acarició mis dedos haciendo que subiera la mirada para ver esos ojos verdes. "Mis padres han estado separados por diez años." Admití dejado salir una triste lágrima.

"¿Por qué no me lo dijiste?" preguntó.

"Me acabo de enterar, no has estado mintiendo a Emmett y a mi. Mi mamá esta saliendo con mi profesor de gimnasia de la escuela." Continué esperando a que se le ocurriera irse. "Mi familia está rota."

"Bella." Dijo entrando al estacionamiento del hospital. "Deberías escuchar a tus padres. Tu madre te necesita ahora, y ambos te aman."

"Pero mintieron." Me quejé sin moverme del auto.

"Lo hicieron, nadie ha dicho lo contrario. Estoy seguro de que solo lo hicieron, por que te aman." Declaró.

"¿Te estás poniendo de su lado?" inquirí en un tono de voz enojado que hasta a mi me asustó.

"Bella, siempre estaré de tu lado, pero creo que debes darles una oportunidad para explicarse." Continuó antes de salir y abrirme la puerta. "Entraré contigo."

"Esta no es la forma en que quería que conocieras a mis padres." Dije dándome cuenta de que Edward estaba en medio de la crisis.

"Yo tampoco, amor. Pero no me molesta. Estoy aquí para ti." Dijo suavemente mientras caminábamos hacia adentro, directamente al cuarto de mi madre.

EPOV

Entramos al hospital y no me sorprendió que fuera igual a todos los hospitales. Caminamos por un largo pasillo e inmediatamente visualicé a Emmett recargando su imponente cuerpo contra la pared. Su piel casi parecía parte de la pared, era extremadamente pálido.

"Bella." Dijo corriendo hacia nosotros antes de abrazar a su hermana fuertemente. "Nunca te vayas así de nuevo."

"Lo siento." Dijo débilmente.

"Gracias, Edward." Me dijo, yo asentí.

"¿Cómo esta mamá?" preguntó Bella.

"Se acaba de despertar, mi papá esta dentro con ella. Creo que ambos quieren hablar con nosotros." Dijo haciendo que Bella apretara mi mano.

"¿Y Phil?" inquirió con un tono frío que nunca había escuchado en los labios de mi ángel.

"Fue a limpiarse." Respondió Emmett secamente antes de que la puerta del hospital se abriera y un hombre, que tenía que ser el padre de Bella, les dijo que entraran. Sus ojos pararon en mí por unos segundos antes de bajar a mi mano que sostenía la de Bella.

"Vayan." Les urgí besando a Bella en la cabeza. "Aquí estaré."

"No te vayas." Respondió.

"No me voy a ningún lado." Le aseguré besando su mano. "Te amo."

"Yo también te amo." Susurró antes de seguir a Emmett dentro de la habitación de hospital.

Me recargué contra la pared deslizándome hasta el suelo. En realidad no sabía cómo manejar lo que Bella estaba experimentando, pero iba a estar ahí para ella. Iba a ser todo lo que ella necesitara, y no me iba a ir a ningún lado. Ella era la mujer que amaba, e iba a ayudarla a pasar por esto.


listo, primer cap, terminado! jeje. xD, que les parece? vdd que no siquiera parece que campamento se acabo?

bueno, gracias por leer! espero que podamos tener MUUUUCHOOOSSSS rrs en esta historia, recuerden que traduzco por ustedes y me alegran la vida con sus reviews y diciendome que les gusta! o no... tambien me gustan las criticas, siempre y cuando sean contructivas U.U jaja, weno.

EN ESTE FIC... no habra team, el team edward me quiere mas está oficialmente cerrado, en este tengo planeado que ustedes me pueden poner canciones! si! haremos un playlist para que si alguien se le antoja bajar alguna cancion pueda conocer nuevas canciones etc

las necesitare asi! primero. nombre de la cancion - (guión) nombre del cantante/grupo.

hoy les dejaré uno en la seccion del playlist.


Sección Playlist

All the Small Things - Blink 182 (iOvs Anna Cullen Ross)


asi las encontraran xD, pero solo ponder 20 maximo por cap! ok? gracias! nos leemos! bye

atte. iOvs Anna Cullen Ross