Todos los personajes son de Stephenie Meyer, sólo la trama es de mi autoría, así como algunos personajes que salen a lo largo de la misma.


Extra 1
"De compras en Port Angeles"

Anoche realmente nos habíamos dormido muy tarde. Era la primera vez que una amiga se quedaba a dormir en mi casa (considerando que Piper era mi ÚNICA amiga), así que aprovechamos para hablar de tantas cosas: la escuela, los chicos, música, gustos, etcétera. La verdad es que me sentí un tanto tonta cuando hablamos de novios, ya que realmente nunca he experimentado todo eso.

Eran casi las siete de la mañana cuando el huracán de mi tía Alice interrumpió en mi habitación. Después de arrojarse, literalmente, a mi cama y comenzar a brincar en ella para que nos despertáramos, dijo que teníamos veinte minutos para estar listas. Realmente, Port Angeles no era muy grande, pero Alice insistió en que, si no encontrábamos el disfraz ahí, tendríamos que ir hasta Seattle a buscar uno.

- Pero tía – gimoteé – Es sólo un disfraz. No es como si fuera a buscar un vestido de novia.

- Venga, Nessie, es tu primer baile de disfraces. No vas a llevar cualquier disfraz. Tiene que ser único.

- Coincido con ella. Tomando en cuenta que es tu primer baile, deberías de buscar algo que destaque.

- De acuerdo. Pero no pienso pasar toda la tarde de tienda en tienda. SÓLO iremos a Port Angeles. Si no hay nada ahí, entonces iré disfrazada de sábana blanca – me quejé.

- ¡Pero Nessie! – ahora mi tía era la que gimoteaba – Tenemos que ir hasta Seattle si es necesario.

- ¡He dicho que no! – aporreé mi pie contra el piso.

Llevábamos un par de horas en el centro comercial y ya sentía que mis pies se iban a caer de un momento a otro. Port Angeles no tenía tantas tiendas de disfraces (digo, la verdad es que tampoco tenía TANTAS tiendas) pero mi tía dijo que ahí encontraríamos algo decente. A eso súmenle que si mi tía veía algo en alguna otra tienda, hacíamos una escala para que pudiera comprarlo.

Finalmente dimos con la última tienda del centro comercial. Realmente no era tan tarde, pero aún nos quedaban por recorrer un par de centros comerciales antes de terminar la búsqueda.

- De acuerdo – suspiró Piper antes de abrir la puerta de cristal del local – Creo que ésta es la última

- ¿"Horror House"? – cité el nombre del local, arqueando una ceja - ¿Es en serio?

- ¡Qué mas da! Josh dijo que aquí había encontrado buenas opciones – dijo mientras me jalaba del brazo para entrar.

El lugar era amplio y lleno de diferentes disfraces, máscaras y complementos para ellos. Se nos acercó un chico de no más de 25 años, delgado y alto. Su atuendo era normal: jeans desgastados y camisa a cuadros. Nadie podría pensar que trabaja en una tienda llamada "Horror House".

- ¿Buscaban algún disfraz? – preguntó con ensayada amabilidad.

- 'No, en realidad veníamos a buscar ropa interior' – pensé mientras rodaba los ojos. ¿Qué más puedes comprar en una tienda de disfraces? – Sí. Resulta que hoy tenemos una fiesta y necesitamos algo con urgencia.

- ¿Y como qué tienen en mente?

- Nada muy revelador – esa fue la primera condición de mi papá – Aunque, realmente, no tengo nada pensado.

- Yo tenía pensado algo original. No sé, pensaba en algo como una chica pirata o de algo gracioso.

Alice se nos unió poco después. Traía consigo unas cuantas bolsas con ropa y zapatos que, según ella, TENÍA que comprar. Con la ayuda del dependiente (que resultó llamarse Tom)

Puedo decir con facilidad que recorrimos toda la bendita tienda y no encontré nada que realmente me llamara la atención. Así que, ahí estaba, en el probador nuevamente. Traía conmigo lo que parecía ser la última ronda de disfraces disponibles (estuve a punto de decirle a Alice que lo mejor era envolverme en papel higiénico y decir que iba de momia).

- Tía Allie, esto no va a funcionar – dije cuando salí del probador. Traía puesto un traje de diabla (bastante revelador, por cierto) – Mi papá no me dejará poner un pie fuera de la casa si decido usar esto.

- Sabes que me puedo encargar de eso. Además, tu tía Rose puede ayudar – rodeé los ojos y regresé al probador. Más tarde, tomé un disfraz de bailarina de los años 20 y salí.

- Éste le puede gustar a mi papá – reí tontamente mientras daba la vuelta para que mi tía pudiera verlo mejor.

- Nessie, si quisiéramos más antigüedades, es cuestión de recurrir a tu papá. ¡Nope! Suficientemente aburrido como para que YO no te deje salir de casa.

Mientras yo seguía probándome más disfraces, mi tía decidió terminar de recorrer el local, teniendo la firme esperanza de encontrar ahí mi traje. Media hora atrás, Piper había encontrado una blusa increíble y accesorios para que fuera disfrazada de hippie. Yo… era punto y aparte.

Estaba desesperada. Me había probado de todo: di la vuelta por todas las princesas de Disney, las súper heroínas, trajes de cada década… ¡y nada! Cuando, de repente, Alice pegó un gritito y prácticamente me arrojó de vuelta al vestidor y me pasó un disfraz por debajo de la puerta.

- ¡Éste es! ¡Éste es EL disfraz! – casi podía verla dando pequeños brinquitos.

Lo saqué de la bolsa y lo vi detalladamente. ¡Tenía que estar de broma! ¿Caperucita Roja? Casi me golpea cuando le dije que me había gustado uno de Alicia en el país de las maravillas ¿¡y me da esto!?

- Tía, ¿de verdad estás segura de que éste es EL disfraz? – dije mientras salía para que pudieran vérmelo puesto – No es muy original que digamos.

- Yo pienso que te va bien – Piper apoyó a mi tía – Tienes ese toque de niña buena que pega completamente con el vestuario.

- Te encantaba la historia cuando eras más pequeña. Anda, yo pienso que es algo completamente original – dibujó una sonrisa maliciosa. Algo tramaba…

- Te equivocas. A mi tía Rosalie le gustaba contarme esa historia – dije con una mueca. Rose siempre aprovechaba la oportunidad para molestar a Jacob, y pensó que con esa historia lo lograría.

- Además, ya tengo todo planeado para tu peinado y maquillaje. Ya verás que serás la sensación en la fiesta.

- Eso SÍ lo quiero ver. Tú, opacando a la oxigenada de Rachel… su ego quedará aún más abajo que cuando llegaste en el coche de tu papá después de la broma – dijo burlona.

Gemí. No sabía lo que me esperaba para esa fiesta…

Fin


(N/A) ¿Qué tal? ¿Les gustó?

Esto se me ocurrió hace unos días, mientras hablaba con Kami por el messenger. Platicábamos sobre lo obsesionada que puede ser Alice con las compras jeje. Después vi unos clips de Twilight durante la escena en Port Angeles y ahi nació ^^

Espero les haya gustado y dejen algún review para saber qué les pareció. Haré unos cuantos capítulos extras que serán algo así como momentos eliminados. Éstos NO los subiré semanalmente, puesto a que los escribo conforme se me vayan ocurriendo (claro, además se irán intercalando en la historia). Lo sé, son cosas que de repente se me presentan en mi loca cabeza jeje.

Saludos (:

Carliitha Cullen

Si quieres recibir la visita de tu vampiro o lobo favorito. ¿Qué esperas? Dale al botoncito verde de aquí abajo...