Summary: Que hubiera pasado si Bella no hubiera sido la cantante de Edward, al final se hubieran enamorado, pero como él la hubiera notado... ¿Amigos?.. Yo creo que no...

Los personajes ni Edward desgraciadamente son míos (si fuera mío el personaje en vez de Bella se llamaría Ale ) , solo creo mis sueños con ellos :D son de la grandiosa Stephenie Meyer

Gracias a mi hermosa Beta: Maggice - Ludwika Cullen te quiero amiga.. y tmb gracias a mi amiga PKÑAPCOSA que aunque todavia no la lee, ella me ha dado muchos animos y ahora me consuela porque me da tristeza ponerle fin... las quiero

DEDICADA A : lizithablackswan

Gracias a Bells-15 por estarte pasando en mis historias.. :) te lo agradezco mucho!

Capitulo dedicado a todas aquellas que me acompañaron hasta el final... muchas Gracias!


Siempre me dijeron que cuando llegaras iba a ser muy feliz...

Me dijeron que no iba a tener palabras para expresarte cuanto te amaria...

Que entre tu y yo no iba a haber secretos solo verdades

Que serias mi complice...

Contaban que serias extraordinario...


EPOV

Me senté sobre la arena y vi a Bella caminar por la orilla de la playa con un bikini de dos piezas azul, le gustaba quedarse en la orilla y dejar que el agua llegara a sus pies, cuando hacia eso, muchas veces no iba con ella, me quedaba a verla de lejos, contemplarla, era un momento de paz para ella.

Alguna vez me había dicho que cuando hacia eso era porque recordaba cuando iba con su madre a la playa; recordaba todo aquello de su madre que pudiera, para así nunca dejarla ir. Yo la entendía, porque también había perdido a mis padres y no los recordaba mucho, pero Bella si, recordaba a Renée con una devoción y amor impactante.

Había sido muy duro el golpe cuando se entero que su madre había muerto hace algunos años en un accidente aéreo a lado de Phil, cayó en depresión por varias semanas pero después por mí, por nuestra hija y por su padre se repuso.

-¿Alguna vez dejaste de extrañar a tus padres?- Estaba tan metido en mis pensamientos que no me di cuenta que se acerco a mí.

-No, pero aprendí a vivir sin ellos, además, tú tienes un poco de suerte más que yo- sonrió irónicamente – es en serio, tú tienes más recuerdos de ella que yo de los míos-

-Es cierto, a veces siento que está conmigo-

-Es que, si tú no la dejas de pensar, y la mantienes en tu corazón, ella siempre se quedara contigo, la gente muere cuando la olvidas-

-Lo sé, siempre estará conmigo, y fui feliz mientras supe que estuvo feliz sus últimos años a lado del hombre que amaba-

-Eso sí, tu madre era una mujer muy peculiar-

-Sí, pero lo bueno es que yo te tengo a ti y a mi hija-

-Hablando de Elizabeth, ¿crees que ya haya llegado a la casa?-

-Edward… Nessie es una mujer grande, aunque nos cueste admitirlo, bueno más bien a ti te cuesta admitirlo-

-Lo sé, pero espero verla ahora que volvamos, la extraño-

-Yo también, ¿crees que se case pronto?-

-Ni lo digas Bella- sentí que casi me dio un ataque al corazón muerto al solo pensar eso.

-Edward, nosotros la hemos tenido más tiempo que lo que nuestros padres nos tuvieron a nosotros, puede que parezca de 18 pero tiene 25 bien cumplidos-

-Lo sé pero siempre será mi niña, mi princesa-

-Sí, pero debemos dejarla ir, no quieres que sea feliz como tú me haces feliz a ti-

-Pero yo no quiero que este con ningún hombre- juro que casi hice un puchero- nadie es suficientemente bueno para ella-

-Ya habrá alguien…-

-Bella ¿tú sabes algo? ¿Nessie está con alguien verdad?- mi tono fue acusador, y es que estas preguntas ya se me hacían algo raro.

-Yo no sé nada- dijo con una risita- y me iré a hacer las maletas, fue maravilloso estar contigo dos semanas aquí celebrando nuestros primeros 25 años de casados pero es tiempo de volver-

-Isabella, si Elizabeth anda de novia con alguien lo quiero saber- dije poniéndome serio

-¿Qué harás? ¿Lo espantaras como su ultimo novio que casi le dio un ataque de pánico cuando lo amenazaste con matarlo lentamente y con lujo de detalle si le llegaba a tocar un solo cabello a "tu hermanita"- A esta edad cualquiera que nos conociera tenía la idea de que éramos hermanos y no padres e hijos, dado que ella parecía de nuestra edad.

-Solo quiero estar enterado-

-Iré a hacer las maletas- me dio un beso y se fue caminando hacia la casa.

Mire su andar calmado, era hermosa, más que ninguna mujer, y su cuerpo era mi perdición, cuando debería de estar por encima de los cuarenta, ella seguía aparentando los 18, aunque con la mentalidad de una mujer casada que había criado a una niña y la había convertido en una mujer de bien.

Cuando las patas de gallo debían de estar marcando su cara, ella parecía que era la misma de aquella mañana que la vi en la cafetería, sabía que era gracias a la inmortalidad, pero tampoco es que me importara mucho, ella en cualquier presentación me gustaba, ella era lo más bello que había en mi vida y eso, era algo que no se podía cambiar.

Decidí quedarme un poco más en la playa, ahora era yo el que necesitaba sus cinco minutos de soledad, tenía la impresión de que mi hija andaba con alguien, había visto que ella y Bella cuchicheaban pero bueno, como no iba a ser irónica la vida, o tal vez justa, ya que Nessie había cerrado su mente a mí.

No es que fuera intencional, simplemente poco a poco se fue haciendo más difícil leerla, hasta que un día ya no la oí, debo reconocer que fue alarmante, paso cuando ella tenía como 5 años, Esme me regaño porque hasta puse a la niña de cabeza para saber si algo andaba mal, pero fue más mi desesperación.

Aunque eso era lo mejor, sabía que por algo pasan las cosas, sería muy incomodo para ella y para mí cuando Nessie llegara a la pubertad y le gustaran los chicos, cosa que me sorprendió porque aunque tenía muchos pretendientes su primer novio lo tuvo a los 18 años, duraron uno y después terminaron.

Tuve muchas peleas con Bella porque yo decía que aun estaba muy chica para andar de novia, pero Bella me dio cachetada con guante blanco en sentido figurado, cuando me recordó que para esa edad ella y yo ya habíamos estado juntos y ella ya estaba embarazada, que no podíamos irnos dando golpes de pecho por la vida.

Suspire y me deje caer completamente sobre la arena, quien iba a decir que mi vida iba a ser tan peculiar después de casado, había vivido mis primeros maravillosos 25 años de casados, y ver crecer a mi hija era el regalo más maravilloso que pude tener, verla ir a la escuela, crecer, reír, divertirse, en sus salidas locas con Alice y Rose, sus platicas con sus abuelos, Charlie era más serio y para el también fue nuevo ver el crecimiento de Nessie, ya que el no había visto a Bella crecer.

Esme se desvivía en amor por mi hija y Carlisle no paraba de comprarle cosas, con decir que el cuarto de Renesmee era el más grande de toda la mansión, pero aun así con todo eso, ella no era presumida ni grosera, era educada, cortes y amable, había sacado eso de Bella.

Ahora ella trabajaba en Londres, llevaba más de un año viviendo sola en aquel país, había estudiado Arquitectura y era muy buena en eso, desde pequeña construía grandes edificios de bloques en la sala con Emmett y Jasper, pasaban horas, y ese juego se postergo hasta la adolescencia, tenía una fijación por ese aspecto, hasta que tiempo después decidió estudiar Arquitectura.

Aunque fuera difícil de creer, Emmett la ayudo con su proyecto final, trabajaron horas enteras hasta que ella se quedaba dormida, y Jasper la aconsejaba sobre los mejores ángulos para hacer cada trazo.

Mi hija se graduó con honores en una de las mejores Universidades del país, y tiempo después fue contratada fuera de este. Y aunque sabía que ella era toda una mujer, no me acostumbraba a verla con alguien y algo en mi me decía que eso era lo que iba a pasar muy pronto, dicen que los padres sabemos cuando algo así pasa, y yo lo sentía mi corazón podía estar muy muerto, pero sentía que mi hijita pronto dejaría de ser solo mía.

BPOV

-Mamá- gritó Renesmee corriendo por las escaleras.

-Hola cielo- solté la maleta que traía dejándola caer sobre el pie de Edward, aunque sabía que no le había dolido me reí de su grito de "dolor"

-Los extrañe ¿Cómo están?- nos agarró en su abrazo a los dos

-Bien hija estamos bien- besé sus cabellos, la había extrañado tanto.

Cuando nos soltó, yo recogí las maletas, y escuché los gritos casi en mi oído de Renesmee cuando Edward la cargó, me giré para ver la escena que tanto me gustaba, siempre era así, Edward la cargaba en brazos y la giraba, parecían hermanos, pero yo sabía que era el amor de mi vida cargando a su princesa.

Renesmee me quería obviamente, bueno, más bien me amaba, me amaba mucho, yo era su cómplice, su amiga, algunas veces su hermana, pero nunca dejaba de ser su madre, yo fui para ella, lo que hubiera deseado que mi madre fuera conmigo.

Pero Edward… para ella Edward era su Sol, a mi me amaba, pero a él lo adoraba, nadie podía decir o tocar a su padre o pensar en molestarlo porque ella saltaba a defenderlo.

Saludé a toda la familia, Esme estaba en la cocina haciendo un pastel para su nieta, Carlisle estaba en la biblioteca leyendo unos papeles, seguí con mi recorrido hasta que me topé con Alice y Jasper, en una de las imágenes más graciosas… tenían razón el amor nos vuelve idiotas. Jasper estaba con un vestido de Alice al cual le iba a hacer unos arreglos, y ella parloteaba a su alrededor mientras encajaba alfileres por aquí y por allá.

En el siguiente cuarto me topé con Emmett y Rose, que hablaban sobre los preparativos para la boda, supuse que era la de ellos, ya que Rose no paraba de decir que tenía que ser el vestido más hermoso de novia que hubiera existido.

Después de que saludé a toda la familia me fui a acomodar mis cosas a mi armario, no es que fuera a tener mi ropa por más de dos meses, por lo menos eso había renegociado con Alice, en vez de una sola puesta, usábamos la ropa un poco más, y si alguna me gustaba no me la podía quitar de mi guardarropa.

-¿Se puede?- entró asomando su cabeza mi hija por la puerta.

-Claro cielo pasa-

-Mami quiero hablar contigo- se sentó en el borde de mi cama.

-Dime-

-Aquí no, podemos ir a correr, quiero que sea una plática muy privada, solo tú y yo-

-¿Estás bien?- me acerqué para tomarle sus manos.

-Si mamá, perfectamente-

-Bueno, pues, vamos- abrí la ventana que daba hacia el bosque –alcánzame-

Y me eché a correr, sentí el viento pasar a mi lado, pero yo era más rápida, sabía que me seguiría, acostumbrábamos hacer esto, pase rozando los arboles y escuche su risa a mis espaldas, el viento era una fina capa que iba rompiendo poco a poco, recorrimos varios kilómetros en cuestión de 1 minuto, cuando me detuve donde siempre lo hacíamos, muy internadas en el bosque a muchísima distancia de la casa, esta vez me había ganado, la vi parada en el filo de un risco que caía a un rio bravo que atravesaba el bosque.

Me recargué en un árbol y la deje tomar aire, no es que lo necesitara pero era una costumbre que tenia, parecía absorta en sus pensamientos mirando el rio pasar a toda velocidad muchos metros hacia abajo.

Ella era hermosa, había sacado lo mejor de mí, que eran mis ojos, y el cabello rizado y mi complexión, gracias al cielo había sacado toda la belleza de Edward, sus finas facciones, su inteligencia, su manera de ver la vida; también mi perseverancia y mi obstinación, aunque a Edward le gustaba llamarlo su carácter.

Pero así como había cosas que había heredado de nosotros, tenía otras cosas muy bien adquiridas, la vitalidad de Alice y su buen gusto por vestir así como su alegría y la facilidad para que todos cayéramos rendidos a sus encantos y de Rosalie había aprendido su porte y su elegancia, su manera de andar, y aunque era mi hija debía de admitir que como toda buena vampiro la seducción la llevaba en la sangre, inconscientemente claro. Rosalie le había enseñado a andar en zapatillas a sentarse correctamente, a ser coqueta pero linda, y sobre todo, a ser una mujer que no dependiera de nadie, se sabía defender solita.

-Mami- enfoqué mi vista en ella que ahora me veía de una manera muy sincera, pero también como temerosa

-Dime- pasaron unos largos minutos antes de que ella hablara, parecía que no sabía cómo decírmelo- Sabes que me puedes decir cualquier cosa, para eso soy tu madre, pero también tu amiga cielo- suspiró sonoramente

-Me voy a casar-

Tardé unos minutos en asimilar las cosas, yo sabía que ella tenía un novio, de hecho yo Alice y Rosalie sabíamos que tenía un novio en Londres, pero no sabíamos quién era

-Ok- suspiré acercándome a ella, tomé su mano y nos senté dejando colgadas mis piernas al vacio del risco – Cuéntamelo todo-

-Te dije que tenía un novio en Londres, pero él no es de allá-

-¿De dónde es?-

-Prométeme que todo te lo tomaras con calma-

-Renesmee, me asustas, sabes que nunca te juzgare ni nada, pero quiero que me hables con la verdad-

-Es de la Push, cerca de Forks- me dio una mirada tímida, sabiendo que entendería.

-Oh! Bueno eso está bien, no entiendo porque… espera un momento, nosotros no hemos regresado a Forks desde que tú eras chica-

- Pero yo sí, volví a Forks hace un par de años, fue una visita sin ninguna mala intención, solo tenía la curiosidad de volver al lugar donde había nacido, ver la casa donde vivimos y también donde vivió el abuelo Charlie-

-¿y ahí lo conociste?-

-Sí, me encontró merodeando por la casa y me enfrentó-

-¿te hizo algo?-

-No mamá, solo me pidió que le dijera que hacía por ahí, me dijo que le recordaba a alguien, luego, cuando le explique que yo había nacido ahí, se desconcentro un poco, pero… bueno para no hacer la historia tan larga, el los conocía-

-No me extraña, a haber sido compañero de la escuela de alguno de nosotros-

-No exactamente-

-Entonces…-

-El se apellida Black-

-Ah- vinieron muchos recuerdos a mi memoria humana - ¿Es hijo de Jacob Black?-

-No…-

-Jake no tenía hermanos…-

-mi prometido se llama Jacob Black, y es el mismo que un día quiso andar contigo mamá-

-¿Qué? Pero Jake es un señor… tiene mi edad-

-De hecho mamá- sacó una fotografía de su chamarra y me la enseño, era Nessie, y el mismo Jake que yo conocía, de casi 19 años, abrazando a mi niña, se veían tan enamorados

-Pero es Jake…-

-Mamá, Jake es un hombre lobo, paso porque los de su comunidad, adquieren ese "don" cuando los vampiros están cerca, nunca te enteraste porque no tuviste comunicación con él, pero paso mucho mama, lo único de todo eso que nos incumbe a nosotras es que, el es un hombre en un cuerpo de joven, como yo, pero ya es Ingeniero Mecánico, me ama, nos enamoramos, poco a poco, no pasó de la noche a la mañana, debo reconocer que cuando supe que quería contigo, lo alejé de mi, pero nuestro amor pudo mas-

-¿Por qué nunca me contaste de él?-

-Porque pensé que nunca resultaría, el quería hijos, unos que yo no podía darles, y después de mucho hablarlo, y mantenerlo en silencio nuestro amor, decidimos dejar de mentirle a nuestras familias, y regrese a contárselos-

-No sé qué decir-

-Dime que lo aceptas mamá, porque no lo dejaré, el me ha aceptado tal cual soy, y en cuanto yo le dije que lo mejor sería terminar porque no le podía dar una familia, el en vez de dejarme, me dio un anillo espectacular, y me prometió quedarse conmigo todo lo que dure nuestra eternidad-

Nunca pensé que mi hija pasara por eso, porque nunca me detuve a pensar que, ella no podía tener hijos, y que su deseo algún día de ser madre se quedaría estancado.

-¿Estás segura?-

-Completamente, no tengo dudas, lo amo, más que a mi propia vida, solo… tengo miedo de papa-

-No cielo- la abracé atrayéndola hacia mí para limpiar una lagrima que estaba resbalando por su mejilla- No le debes de tener miedo a tu papá, el te ama, y no te mentiré, se pondrá hecho una furia cuando se entere-

-¿Y si ya no me quiere porque me case con un hombre lobo?-

-Te ama, solo para que te des una idea, te ama un billón de veces más de lo que tú puedas amar a Jake-

-Tengo mucho miedo, no daré un paso atrás, solo que… por primera vez tengo miedo de papá, no de que me vaya a hacer algo, si no que, lo desilusione-

-Nessie, tu siempre serás su princesa, no lo vas a desilusionar, porque eres libre de elegir con quien pasar tu vida, solo debes entender que no va a ser tan fácil para él, sabiendo lo celoso que es, pero sabes que aquí te estaremos apoyando-

-¿Segura?-

-Claro que si cielo, te amamos, tal vez no te imagines cuanto, pero lo único que queremos es tu felicidad-

-Me has quitado un peso de encima-

-Pero… dime algo ¿ya no amas a Nahuel?- Nahuel había sido su novio y hasta lo que yo había visto se llevaban muy bien

-No mamá, creo que nunca lo amé realmente-

-¿Por qué lo dices?-

-Por que se que solo amo a mi Jake, son cosas que sientes, que sabes que esa persona es el amor de tu vida, yo lo siento, el es el correcto- una sonrisa tímida se apareció en su cara y luego susurró- Jacob es mío mamá, y yo soy de él, en todas las maneras posibles… ¿si me entiendes?- Tardé solo un segundo en entenderlo

-Oh, ya comprendo… Gracias Ness, por tener la confianza para decírmelo-

-¿si no te lo digo a ti, entonces a quien?-

-Pues a tus tías-

-Ellas son mis tías, y las quiero, pero tú eres mi mamá, y mi mejor amiga también, sabes que nunca te he guardado secretos-

-Lo sé, y bueno, creo que debemos de regresar a casa, tengo una boda que preparar-

-Mis tías ya se pusieron a arreglar las cosas, disculpa que se lo haya contado primero a ellas, pero necesitaba algo de apoyo y tener una idea de cómo lo iban a tomar-

-¿y qué te dijeron?-

-Que tú me apoyarías, y con respecto a papá, pues tío oso y tío Jazz, quieren estar presentes por si papá se enoja mucho, pero ya les dije que no, que es algo que tengo que hablar con él-

-Creo que es lo mejor, que lo hables solo con él-

Nos pusimos de pie y ella me abrazó, se sentía tan bien, porque para eso estaba yo, para apoyarla y protegerla y velar su tranquilidad, acaricie sus cabellos mientras sentía una paz tan grande que no cabía en mí pecho. Nunca pensé ser madre, yo pensaba que los niños no eran lo mío, y era verdad, porque sabía o pensaba que con Edward no podría tener hijos, pero haber tenido a una de él, había rebasado mis expectativas.

-Vamos, te espera un largo momento con tu padre-

Tomé su mano, y corrimos de vuelta a la casa, otra vez nos tomó segundos acercarnos, pero a unos cuantos kilómetros cuando ya podía oír un poco del murmullo de la casa, Nessie se detuvo, me pidió que si le podía pedir a su papa que la alcanzara ahí, no quería estar en la casa para decírselo, pero tampoco estar tan lejos, besé el tope de su cabeza y Salí disparada buscando a Edward.

Lo encontré en la biblioteca revisando unos libros.

-¿Dónde andabas?-

-Caminando con Renesmee- contesté

-Que bien- aunque me daba la espalda porque buscaba un libro con mucha atención pude suponer que se había reído de lado- amor, ¿te gustaría ir de caza conmigo?-

-Sabes que si- me acerqué a él y lo sujeté por su cintura para que girara hacia mi- pero ahora necesito decirte algo mas-

-¿Pasa algo?- envolvió sus brazos en mi cintura

-Renesmee te está esperando, quiere hablar contigo-

-¿de qué?- dijo poniéndose serio

-Edward- me acerqué a él, y besé su mandíbula, lo sentí estremecerse como siempre por ese simple hecho, sabía que no estaba jugando limpio pero bueno, mi hija necesitaba algo de ayuda- no es nada malo, solo quiere hablar… - con mis labios llegue hasta su oído donde le di un beso atrás de este

-Bella…- suspiró

-Ve a hablar con ella, y luego tú y yo terminamos esto- recorrí de regreso su mandíbula hasta tu boca donde con mis dientes agarre ligeramente su labio y lo jalé- Pero por favor, tómatelo con calma-

-¿Por qué me lo debo de tomar con calma?- habló pausado

-Es mejor que vayas amor, solo a ella le corresponde hablar contigo, por favor, trata de entenderla, tiene miedo-

-¿miedo? ¿De quién? ¿Alguien le hizo algo?- lo abracé un poco fuerte antes de que se alterara mas

-Tiene miedo de ti- vi como sus ojos se pusieron tristes, era la primera vez en años que yo veía esa mirada triste

-¿Por qué?-

-Tiene miedo de cómo vayas a tomar lo que te va a decir-

-Pero yo la amo, nunca le haría nada- sus voz se oía entrecortada, y sabia que le estaba doliendo en el alma saber que su hija le temía

-No me lo digas a mí, díselo a ella, ve, te está esperando-

-¿Dónde está?-

-En el bosque, sabrás encontrarla, estas sincronizado con su corazón como lo estabas con el mío-

No me dijo nada mas, solo me abrazó muy fuerte y salió de la casa, yo me fui a sentar en la entrada, en los mojados escalones, mientras abrazaba mis piernas.

Sabía que obviamente no tendría que intervenir, Edward es un hombre sabio, solo se podrían poner algo nerviosos, pero nada que preocuparse.

Esperé pacientemente, me imaginé que Nessie estaba contándole igual que a mí, paso por paso, trate de no oír su conversación y pensar en otras cosas, por ejemplo Jake, ¿realmente estaría igual? ¿Seguiría siendo divertido?

-¿QUE QUEEEEEEEE?- oí gritar a Edward

-Me casó papá- decía Nessie, con la voz cortada- y con un hombre lobo-

Me iba a poner de pie para ir con ellos, cuando Alice me tomó del brazo.

-Déjalos, estarán bien-

-¿Segura?-

-Segura- dijo frotando sus sienes, nos sentamos en el porche otra vez – Ahora me gustaría saber como quieres tu vestido-

-Alice, ahorita no, prefiero decidirlo después-

-Solo por esta vez te lo pasó Bells, pero no te salvaras de los preparativos-

-Obviamente no, se casa mi única hija, solo que ahorita no-

-Está bien- se puso de pie – Iré con Rosalie para ir viendo mas modelos de vestidos, te quiero tomatito- me dio un beso en el cabello para darme un poco de calma.

-Hey, hace mucho que no me decían así-

-Bueno, las buenas cosas nunca se olvidan- escuché su risa de campanas mientras entraba a la casa.

Me quedé esperando a que regresaran solo que, ya no oía ningún grito de Edward, de seguro había tomado aire y se había calmado antes de hacer alguna tontería.

Dos horas después vi como un carro se acercaba a la casa, me extraño ya que no lo conocía, pero en cuanto divise a mi padre dentro, corrí hacia el casi para bajarlo.

-Papá-

-Hola Bells- dijo bajándose del carro.

-Cuanto tiempo, pensé que ibas a durar de luna de miel todo el año-

-Bueno, unas cuantas lunas de miel al año no hacen daño- dijo dándome un coscorrón en la cabeza.

-Lo sé-

-Hola Bella- me saludó Kate, bajando de la parte trasera del auto

-Hola ¿Cómo estuvo el viaje?

-Increíble-

-¿A mí no me saludas?- dijo un voz que no había oído en años

-Jake-

Me gire hacia él, y no había reparado que él era el que venía manejando; tenia razón mi hija, era igual, parecía que él también se había convertido en vampiro porque no había cambiado nada, era el mismo chico con el que me iba a pasar fines de semana a la Push.

-No has cambiado Bella- se acercó a mí para abrazarme

-Ni tu yerno- se rio estrepitosamente por mi sobrenombre, pero me dio gusto darme cuenta que la buena relación entre nosotros allí seguía, y era bueno para la felicidad de Renesmee.

-Hay Bella quien iba a decir, que terminarías siendo mi suegra-

-Cállate, eso me hace sentir vieja-

-Pues… no eres una veinteañera-

-Tú no cantas mal las rancheras-

-Jake!- oí el gritito de mi hija, y la vi saliendo de los límites del bosque par el cuestión de un parpadeo corriera a los brazos de su novio.

-Hola bebe-

Me dio un poco de incomodidad la escena, simplemente por el hecho de que parecía un momento tan intimo su reencuentro, así que decidí irme con Edward que estaba parado en la puerta de la casa y nos veía algo serio.

-Sera mejor que entremos- dije, mientras mi papá me explicaba que había ido por Jake a los limites de Estados Unidos, para traerlo a la casa.

Lo seguí dándoles una mirada de disculpa a todos, cuando entramos me sorprendió ver a toda la familia ahí reunida, Renesmee estaba feliz presentándoles a todos a su prometido, Jacob al ser un hombre lobo, desprendía un olor raro, no feo, simplemente diferente. Me sorprendió mucho que todos lo aceptaran tan bien, pero sabían de antemano que era eso o perder a Renesmee y creo que todos sabíamos lo que elegiríamos, además no eran tan difícil, Jake era alguien muy fácil de tratar.

Pasamos a la sala, donde Edward estaba sentando, Renesmee de la mano de Jacob, se paro frente a él y con mucha seguridad se lo presentó, fue como si tuviera un deja-vu, me vi reflejada en ella, porque la confianza que Jacob le daba a ella era la misma que Edward me dio a mi cuando fuimos a hablar con mi padre sobre mi embarazo.

Me senté a lado de Edward y tomé su mano, ya no se veía enojado ni tenso, simplemente se veía algo triste, me imagino que pensaba que le estaban quitando a su princesa. Escuchamos todo lo que nos contaron, con toda la familia presente, de cómo se conocieron, y Jacob nos aclaro nuestras dudas sobre su licantropía, y Carlisle parecía muy entusiasmado sobre ese tema, tanto que le hizo prometer que el enseñaría como lo hacía.

Tocamos otros temas, como la fecha de la boda, y el lugar donde vivirían, aunque ahorita nos encontráramos en Vancouver, ellos querían regresar a Forks, donde pensaban hacer la ceremonia, también nos hablo sobre su compromiso con ella, y que la amaba, daba su palabra que siempre le iba a cumplir a Nessie, y nos pidió oficialmente el permiso.

Edward hablo con ellos sobre la responsabilidad y todo eso, digamos que no era la plática común, dado que todos parecíamos de la misma edad, pero era una plática muy en serio. Todos empezaron a dar opiniones sobre la boda, y mi hija junto a su prometido se veía muy feliz, y escucharon atentos todas las opiniones, cuando preguntamos por su familia, Jacob dijo que su padre había muerto hace algunos años, y que aun frecuentaba a sus hermanas.

Vi que Charlie se puso algo triste al enterarse que su amigo de tantos años se había muerto, pero imagino que así se debió de haber sentido él cuando supo que mi padre "murió"

Al hacer oficialmente el compromiso y más resignado que de acuerdo por parte de Edward; Renesmee se volvió a colocar el anillo de compromiso que traía guardado en su pantalón.

Más tarde parecía que todo hubiera vuelto a la normalidad, excepto porque ya teníamos un nuevo miembro en la familia. Me senté en las escaleras y vi en el recibidor a Jacob con Emmett y Jasper, creo que irían afuera a que les enseñara como se transformaba en lobo. En la sala estaban en un solo sillón Edward y en su regazo tenia a Nessie, una costumbre que nunca perdería, y oía como Rosalie y Alice parloteaban acerca de que tenían miles de preparativos y poco tiempo a lo que mi hermoso vampiro solo rodaba los ojos y trataba de platicar con Elizabeth.

Y después, estaban platicando amenamente Carlisle con Esme a su lado, y mi padre abrazando a Kate, aun no podía creer, o mejor dicho, si podía creer solo que, pues me era raro ver a mi padre en plan amoroso aunque llevara ya 7 años con Kate Denali.

Aun recuerdo como pasó todo, ¿Cómo es que Charlie esta aquí? Fue hace mucho tiempo mi madre murió en un accidente cuando Renesmee tenía cerca de 5 años, digamos que se fue sabiendo que yo era feliz, aunque se le hacía raro que yo no envejeciera ni cambiara nada de mi rostro, murió en un accidente aéreo cuando acompañaba a Phill a uno de sus juegos, Alice lo vio demasiado tarde, cuando ya habían tomado el vuelo, mi padre se medio repuso por mí, pero supe que nunca había salido en sí de esa pérdida… Hasta que le confesé la verdad.

Primero hablé con Carlisle y le dije de mis deseos de contárselo a mi padre, obviamente Carlisle nunca me negaría nada, cuando lo comentamos con papá dijo que suponía que pasaba algo raro, pero que no sabía que era, después de eso nos pidió tiempo, un mes en el que no lo visitáramos, no lo supe hasta después, una semana la dedicó para pensar su decisión, lo demás en preparativos para después de su "muerte" y así fue, regreso un día a casa de los Cullen y tan sencillo como siempre ha sido y con la firme decisión dijo : "Quiero que me muerda Bella"

Había muchas razones para su decisión, pero la más importante según él, es que ya había perdido a Renne, no quería perdernos a mí y a Nessie, se quería quedar aquí, con nosotros, para siempre, ya no quería seguir perdiendo a las personas que amaba.

Hicimos creer que había chocado contra un árbol en la carretera, cuando en un desliz fue a dar a los inicios del bosque, Charlie actuó muy bien su muerte, después de eso, y de los servicios funerarios pertinentes, nos lo llevamos a vivir a Alaska, ahí conoció a todos los del Clan Denali, estuvimos ahí dos años, después nos fuimos a vivir a Canadá, donde Renesmee pasó la mayor parte de infancia y preadolescencia, pasando por hija de Carlisle y Esme.

Había sido una vida tranquila para todos, y en sana convivencia, era como vivir con una gran familia y en paz. Cuando Nessie cumplió los 17 regresamos a Alaska, y entonces… paso; era algo que todos sabían, excepto yo, que pasaría, por las miradas que se daban, Kate se enamoró de Charlie, y Charlie poco a poco dejo ir el recuerdo de mamá y un año después se casaron.

Si. Kate es mi madrastra, era divertido, mi madrastra parecía un poco mas grande que yo nada mas, pero lo único que a mi me importaba, es que mi padre era feliz, y Kate paso a ser parte de la familia, dejo a su clan y se vino a recorrer este camino con nuestra familia, porque Charlie no pensaba separarse de Nessie hasta que esta se fuera.

Salí de mis pensamientos, y me enfoqué en esto, era lo que siempre había querido, lo que siempre había pedido, tenía una gran familia, y un ángel en el cielo; me detuve otra vez en cada uno, en su pequeñas platicas y supe… Que por fin había encontrado mi lugar en el mundo…

EPOV

Tomé a Bella de la mano, cuando deje a Nessie con sus tías; ella estaba sentada en las escaleras, pensativa.

-¿te gastaría dar un paseo conmigo?-

-¿ahorita?-

-Sí, tú y yo todavía estamos festejando nuestro aniversario-

-Bueno, déjame aviso a…-

-No te preocupes, vamos-

Cuando salimos, ya oía las risas de Emmett y Jazz jugando luchitas con Jacob, era raro, pero así eran ellos, no les era difícil adecuarse a alguien.

-¿A dónde vamos?- me preguntó cuando vio que me fui metiendo al bosque.

-Solo sígueme-

Me puse a correr por el bosque, y sentí como ella me seguía, sus pies apenas tocaban el suelo pero yo sabía que corría detrás de mí, el viaje nos tomo menos de 10 minutos porque íbamos a una velocidad moderada, la oí suspirar cuando llegamos.

Me adelante y abrí la puerta, esperándola a que entrara

-Feliz aniversario amor-

-Edward- entró mostrando un lindo puchero de felicidad, cuando se vio en nuestra casa, esa que un día le había regalado, esa donde había sido mía por primera vez.

La casa estaba intacta, Alice me había echo el favor de arreglarla, teníamos fotos de cómo había sido ese día, y ella consiguió todo, los cuadros, las cortinas, las muebles, estaban como la primera vez que pisamos, como aquella primera vez.

-¿Recuerdas esto?- le dije enseñándole una foto donde salíamos los dos bajo el árbol, hace ya tantos años de esa foto

-Claro, es de mis favoritas- sonrió dulcemente, me encantaba verla así, sentía que tenia a la Bella que había conocido, no es que no quisiera a la Bella que tenia ahora, solo que, ahora nos veíamos diferente, éramos más maduros, y en aquel tiempo éramos mas… locos.

-Feliz aniversario mi Bella- fui a poner música, puse aquella canción que bailamos aquella noche, esa que bailamos abrazados bajo la luz de las estrellas y la Luna

-Feliz aniversario mi bello vampiro- se acercó a mí y enredó sus manos en mi cuello, bailamos un tiempo, mientras la canción corría y las demás le seguían.

-Tú la misma de ayer, la incondicional la que no espera nada- le canté al oído la canción que bailábamos, cuando estaba con ella me olvidaba de todo, tanto que no recordaba que le daría un regalo por lo que la despegué de mi y la guie hasta nuestro cuarto.

Se volvió a sorprender por las cosas, ya que la habitación estaba igual a cuando la vimos la primera vez, las sabanas, las almohadas, todo, solo me dio un beso y seguimos avanzando, la senté sobre la cama en lo que yo iba al armario a sacar su regalo.

-Este lo hice poco a poco- me puse cunclillas frente a ella- no tenia chiste si te lo daba recién nació Nessie, pero sabía que con el paso del tiempo lo apreciarías mas-

Coloqué el libro sobre sus piernas.

-Edward… es tan hermoso- empezó a hojearlo y vio como iban pasando todas las fotos, obviamente todas eran de ellas, en algunas salía con alguien, pero en la mayoría salía sola, iba mostrando todos sus meses de embarazo y de cómo fue creciendo su pancita, fotos en el jardín, fotos en las clases prenatales, todas las había tomado yo a escondidas.

-Te amo- susurró- te juro que estaría llorando si fuera humana-

-Lo se, y yo te amo mas mi Bella-

-Gracias Edward-

-¿gracias? ¿Por qué? Yo soy quien debe de darte las gracias si me haces tan feliz-

-Gracias por qué me dejaste entrar en tu vida, me diste la oportunidad de enamorarte, me abriste y entregaste tu corazón, yo siempre he apreciado el hecho de que solo lo hayas hecho conmigo-

-Es que te esperaba, sabía que tarde o temprano llegarías a mi vida-

-no tarde mucho, solo 100 añitos-

-Que volvería a pasar si me dijeran que con eso me quedaría contigo toda la eternidad- por un momento se vino a mi mente, aquel primer momento en el que deje de estar solo, para saber que estaría con ella, aquella mañana en la cafetería, con Jessica y Ángela hablando con ella, y ella sonrojándose a más no poder cuando mi hermana la vio.

-Umm esa palabra me gusta-

-¿Cuál?- dije poniéndome de pie y acercándome a ella, empujándola un poco para que cayera sobre la cama y yo poniéndome sobre ella

-Toda la eternidad-

-¿Acaso esperabas menos?- dije riendo

-No- me contestó y puso sus manos sobre mi cara, para mostrarme sus pensamientos, que empezaban a recordar aquella primera noche.

-Tentador tu recuerdo- dije besando su cuello- me encanta tu don.

-Yo creo que es una cualidad, porque no creo que sea un don, yo solo tengo un don-

-¿Cuál?-

-Siempre he pensado que mi mayor don, es amarte más de lo que cualquier persona puede amar a alguien-

-Pues, ese don me gusta más, porque yo también me siento así, no creo que exista en el mundo alguien que ame más que nosotros-

-Bueno con saber que me amas tanto me basta-

-¿te basta?-

-Solo por ahora- en un ágil movimiento se puso encima de mí y comenzó a quitarse su camisa.

Era por ahora y por siempre, porque tal vez el camino no había sido sinuoso ni complicado, pero si habíamos necesitado mucha paciencia para llegar a donde estábamos, y supe que ahí me iba a quedar toda la eternidad…

FINIS


Aww que tristeza... no puedo creer que mi bebe termine ya! lloraree.. la verdad si escribo es gracias a esta historia que me anime a escribirla hace tanto tiempo

La palabra es FINIS - final en Latin

Muchas gracias a todas aquellas me que fueron acompañando poco a poco durante este larguisimo camino... y todas aquellas que se quedaron en el camino tambien, yo siempre lo he dicho, esta historia empezo con un review por capitulo, y cada uno lo agradeci enormemente! ahora recibimos un poco mas, pero todos TODOOOS son importantes para mi, no por lacantida, si no por el tiempo que se toman en ver un trabajo que hice! muchas gracias...

Bueno... no me saque nada de la manga.. yo nunca publico una historia sin saber a donde van a llegar, siempre pense en su final asi, con unas alteraciones o etc.. pero asi, y para las que no querian que Jake se quedara con Ness, umm a mi, siempre se me hizo logica esa parte, dado que Jake merecia algo bien (SOY TEAM EDWARD) pero siempre vi eso como para marcar que el tambien merecia ser feliz para siempre, si se hubiera quedado con una humana, en algun momento hubiera muerto, pero con ella no debe de dejar su licantropia* lo menciono asi porque al no ver a los Volturis no explica que no es exactamente Hombre Lobo...

Por favor, pasen por mi perfil.. que empezando este.. dejare algo.. un pequeñisimo favor ¬¬ :) ando recolectando gente para una entrevista ai ai me creo mucho, pero ya dejando, si me interesaria saber sus puntos de vista, asi podre ser una mejor escritora

Me despido, y por ultima vez aqui,, les doy muchas gracias... las quiero.. y les mando un beso enorme..

Yo te mando un monton de ondas positivas!

Tu regalame una sonrisa que son gratis y me hacen muy feliz..!