Cap. 9 L

Las decepciones están a la orden del día

Edward pov

La fiesta estaba en su punto máximo, el que no estaba borracho, pues bueno, iba camino a estarlo, yo estaba a punto.

Había bailado demasiado, y pues como era de esperarse ligue con más de una chica, no había terminado aún la fiesta y ya tenía en mi lista de contactos más de diez números nuevos de cuyas chicas ni siquiera recuerdo el nombre.

Yo estaba feliz, solo, hasta que llego él, la oveja negra del grupo, Jasper el hermano de emmet, desde que ese tipo llegó todo era problemas, no se quien rayos lo había invitado a mi fiesta. Decidí no prestarle atención y seguir disfrutando de la velada, pero naturalmente eso me fue imposible, porque tan solo llegar se puso a bailar con bella de una forma no muy apropiada que digamos, y lo peor de todo, es que ella lo disfrutaba, la situación era tan intensa que me quede mirándolos atónito, lo que me faltaba era que este también quisiera ligar con bella, dios sería el colmo, obviamente no lo iba a permitir, si la quiere, pues que recoja las sobras, solo sobre mi cadáver la tendrá antes que yo.

Justo cuando me disponía a interrumpir el pequeño acto casi sexual entre ellos dos, observe como rose le hacía señas a bella, indicándole que Tanya se estaba acercando, acto seguido ella dejo de bailar con jasper y yo respire tranquilo. Agradecido, me dirigí al baño para refrescarme un poco y a vaciar el tanque, gracias a dios no había cola, algo sumamente extraño debido a la cantidad de personas que habían asistido a la fiesta.

Al entrar me moje la cara y mire en el espejo -Edward contrólate, pareces una niñita enamorada, sabes que con bella ya tienes bastante camino ganado, no te dejes intimidar por ese emo de jasper, calma- luego de la pequeña charla inspiracional, me dispuse a salir del baño, pero justo alguien tocó la puerta.

- Un momento por favor, ya salgo- respondí, pero al perecer la persona de afuera estaba muy urgida por usar el baño ya que no espero a que yo saliera. – hey dije que ya… - mayor fue mi sorpresa cuando vi a Jessica entrar al baño-

- No, pero si lo que quiero es que te quedes allí dentro – dijo ella con lo que pretendía era una voz "seductora", cerrando la puerta tras de sí con seguro.

- Oh bueno como tu ordenes preciosa- tan solo eso bastó para que ella se abalanzara sobre mí y comenzara a besarme, yo como todo caballero no podía dejar de corresponder a sus acciones, por lo que ni corto ni perezoso la bese con la misma intensidad que ella a mí, la clásica metida de mano no podía faltar en mis movimientos, y grata fue mi sorpresa cuando al introducir mis dedos mágicos en su pantalón no traía ropa íntima, - bendito dios- esto me facilitó la entrada a su clítoris, el cual comencé a acariciar suavemente, ella por su parte no se quedó atrás y buscó la forma de desabrochar mi pantalón sin que interrumpiera mi labor, cuando logró liberarme, detuvo mi trabajo manual y mirándome a los ojos me dijo.

- Esto es solo una muestra de lo que puedes obtener, siempre y cuando te asegures de marcar mi número telefónico repetidas veces al mes, ok?- yo solo asentí y sin ningún aviso de su parte, se agachó hasta que "my big friend" quedara a la altura de su boca, y sin más lo introdujo todo en su boca, su lengua jugaba con la punta de mi pene, lo que me hizo girar los ojos en señal de placer, ella siguió trabajando mi pene mientras que yo, como todo pervertido, sujete su cabello y comencé a marcar y un paso suave al inicio, pero cuando la urgencia me ganó la velocidad de sus mamadas fueron aumentando.

- Owww, dios bendiga tu boca- ella tomó esto como un halago ya que sus engullidas se hicieron más profundas y rápidas, esto era una mamada digna de admiración y alabanza, de verdad esta chica sabía lo que hacía, y pues después de esto, por lo menos tres veces a la semana esta mujer tendría mi pene en su boca haciendo milagros. Cerré mis ojos y comencé a imaginarme todo lo que le haría a "Jessica boca sagrada" posiciones, lugares, horas, todooooo, pero de la nada todo cambio, ya no era Jessica la que aparecía en mis fantasías, sino bella, quien se rendía ante mí y dejaba que yo le hiciera todo lo que por mi mente pasara, gritándome porque le diera más duro y la dejara sin aliento, todo esto se juntó en mi cabeza y sentía que mi pene no duraría tanto-

- Más rápido por favor- rogué con voz tenue, sentía que mi liberación llegaría pronto, tan cierto fue que acabe embistiendo en la boca de Jessica y ella como buena chica se tragó absolutamente todo, incluso se lamio los labios la muy perra. Nos besamos un par de veces más y salimos del baño, definitivamente serian muchas llamadas.

Cuando llegué a la sala, presencie lo que sería un baño de sangre sin duda alguna, ¿porque siempre de un buen gusto viene una gran arrechera?, esta sería la muerte de este mal nacido lo juro, es que no podía creer lo que mis ojos veían, el muy maldito tenia a las dos mujeres más sexys de la fiesta bailándole, pero el colmo no fue ese, oh dios no, el colmo de los colmos era que estaba dejando de lado a bella prestándole más atención a Tanya, quien por cierto estaba disfrutando bastante de la situación, sin pensarlo dos veces, camine hasta la pista de baile y hale a bella para que bailara conmigo, por dios la pobre sobraba y pues yo…

- No quiero ser casquilludo pero creo que estas sobrando allí- , le tendí un shot de tequila que llevaba en la mano y puse el limón en mi boca para que ella lo quitara de allí, lo hizo pero de forma muy rápida que no me dio tiempo de retenerla para besarla-

- Ven bailemos- me dijo en lo que comenzaba a sonar una música lenta, yo quería decirle algo no sé, consolarla, pero preferí callar por no cagarla más, en cambio la atraje hasta mi cuerpo lo más que pude y la arrope con mis brazos e iniciamos el baile, lamentablemente ella estaba distante, buscando con la mirada a Tanya o jasper, de verdad no sé, cuando lo encontró y vio que estaban muy cómodos hablando en la mesa, sin dudarlo dos veces se abalanzó sobre ellos, yo me quedé allí observando la escena, todo se estaba volviendo muy complicado, es decir, bella y Tanya son pareja, y es más que obvio que Tanya es 100% lesbiana, hasta donde podía decir pues, pero por el bailecito este con el mal nacido, me estaban comenzado las dudas.

Por otra parte, bella era claramente bisexual, su constate juego y coqueteo conmigo y ahora con jasper lo dejaban muy en claro, pero lo que no entendía era si ella lo hacía conmigo sin tomar muy en cuenta a Tanya, porque le molestaba tanto que Tanya hiciera lo mismo con jasper, es decir, lo que es bueno para el pavo lo es para la pava, o es pura hipocresía de su parte, o, a no ser que lo que le moleste no sea lo que está haciendo Tanya, sino lo que hace jasper… dios… si de por si las mujeres son complicadas una bisexual lo es más…

Caminé hasta la cocina por unas botanas necesitaba aclarar mi mente, pero en ese momento alguien propuso un juego y todos aceptamos, el típico juego de shot, iniciamos y uno a uno fueron cayendo como moscas, yo quedé entre los cuatro últimos, en esa ronda perdí, aunque me dieron un premio especial por llegar tan lejos. Los tres últimos fueron jasper Tanya y bella, quien perdió luego de mí, seguida por Tanya, dejando como ganador al melenitas, quien decidió cobrar su premio solo con Tanya y bella, yo asumí que Tanya se negaría viendo como los hombres estábamos cobrando, pero para sorpresa mía e incluso de bella, ella aceptó gustosa, la primera fue bella, y Tanya miraba con ojos llenos de deseo mientras jasper clamaba su victoria sobre ella, pero el colmo de la noche, lo que puso la guinda sobre el pastel fue cuando le tocó a Tanya, dios, ella lo estaba disfrutando, tanto que la muy perra gimió, dios gimió de placer, y como era de esperarse, bella salió como alma que lleva el diablo sin terminar de presenciar como jasper lamia la quijada de Tanya con su lengua aprovechando para lamer de paso sus labios, la mujer estaba tan metida en el momento que no notó cuando bella dejó la habitación.

Yo aproveché el momento y corrí hasta su cuarto, y pues bueno consolarla, aún tenía muy vívidas las imágenes de la fantasía y pues sexo de consolación siempre ha sido bueno. Entré sin tocar y bella ya venía para afuera, me adentré en la habitación, cerré la puerta tras de mí y le dije-

Llevo toda la noche queriendo hacer esto- y sin más la bese, ella primero reaccionó confundida, pero luego comenzó a devolverme el beso con mucha pasión, sus manos fueron hasta mi nuca acariciando esa zona, las mías se acoplaron a sus caderas y mis pulgares masajeaban su abdomen expuesto, nuestras lenguas salieron al encuentro e iniciaron una batalla por dominación, su boca junto a la mía se sentía como la gloria ,era suave pero dominante, primera vez que sentía algo así de todas las mujeres que he besado en mi vida.

La fui llevando hasta la cama, pero cuando estábamos al borde de esta, la puerta se abrió sorpresivamente lo que ocasionó que ambos saltáramos alejándonos el uno del otro, yo estaba detrás de la puerta y no quería voltearme por temor de que fuese Tanya la que entró, créanme, una lesbiana arrecha no es algo que quieran presenciar.

- ¿Que sucede? – preguntó bella de muy mala gana a quien fuese que haya entrado –

- Te estaba buscando- respondió la voz de… oh por dios este mal nacido, jasper.

- Oye, ¿que a ti no te enseñaron a tocar las puertas antes de entrar a una habitación? – pregunté dándole la cara al vaquerito, lanzándole dagas con la mirada, el asombró al ver que era yo quien estaba a punto de coronar con bella no tenía precio, pero simplemente prefirió ignorar mi pregunta, y se volvió a dirigir a bella –

- Tenemos rato buscándote, Tanya bajó pensando que habías salido –

- Pues no, como podrás ver estoy aquí, así que ve y dile a Tanya que estoy en mi cuarto que dentro de unos minutos salgo –

- ¿Estas segura?- preguntó el muy imbécil, pero que le pasa a este mardo.

- Aparte de maleducado sordo,- exclamé acercándome a él – no escuchaste que salía dentro de un rato-

- Estoy hablando con bella, no contigo- dijo calmado – ¿bella? – agwh ahora si la cagó a mí nadie me habla así-

- Mira woody lárgate, además, para que tanta insistencia de contar con la presencia de bella afuera, si Tanya y tú la estaban pasando también juntos, ¿para que la necesitas?, así que haznos un favor y lárgate – él me quería matar, lo podía ver en su mirada, vio a bella en busca de una respuesta y ella le indicó con una señal que saliera de su cuarto, él lo hizo no sin antes darme una mirada de advertencia, la cual yo respondí con mi patentada expresión de "soy pinga de tipo y me importas un bledo", al cerrarse la puerta me voltee y bella estaba sentada en el borde su cama con los ojos anegados en lágrimas-

- Oh bella, querida discúlpame no quise hacerte sentir mal con lo que dije, pero fue lo único que se me ocurrió para que ese imbécil se fuera de verdad lo siento- me arrodille frente a ella y la abrace, de verdad no quería verla llorando-

- No te preocupes Edward, no lloró por eso sino por la rabia e impotencia que siento, estoy muy confundida, Tanya viene y hace esto, no sabes lo culpable que me sentía yo cuando pasó lo de la cocina, ahora a ella parece no importarle nada, porque viene y hace esto con jasper y horas después es que se viene a dar cuenta que no estoy en la fiesta, de seguro debe estarla pasando de maravillas con jasper, y él es otro mal nacido, que primero viene hace unas cosas y las destruye con otras, pero Tanya… ella… es la más desleal – ahhh la cuestión es por Tanya, bueno por los dos, pero más por Tanya, le duele que ella le sea infiel, me quité un peso de encima, en ese momento me sentí tentando a contarle como había terminado el cuento, pero decidí dejar esa información como un haz bajo la manga –

- Bella linda, de verdad no sé qué decirte, no quisiera echarle más leña al fuego, pero ella pareció disfrutar de toda la situación, en cambio a ti, nuestro pequeñísimo encuentro en la cocina te causó mucha angustia y remordimiento, prefiero quedarme aquí apoyándote sin decir nada mas-

- Gracias Edward de verdad que aprecio tu apoyo y comprensión, de todas las personas tú eras la última en quien creía me apoyaría en una situación como esta, de verdad gracias-

- De nada linda, para lo que quieras estaré aquí, que te parece si te sacudes la tristeza de encima y vamos a seguir disfrutando de la fiesta, al fin y al cabo es nuestra – me puse de pie y le tendí la mano, ella me miró unos segundos, le sonríe y se levantó-

- Pues vamos a beber, y adueñarnos de la fiesta, quiero ver el sol salir por esa ventana y que yo este bailando hasta morir –

- Tus deseos son órdenes para mí, salgamos y arrasemos con todo- salimos de la habitación y en ese momento Tanya se venía acercando

- Bella mi amor déjame explicarte – pidió Tanya casi en suplica –

- Ahora no Tanya, pienso disfrutar lo que queda de la fiesta que bien que me la merezco, por favor no la termines de arruinar – Tanya notó que bella había estado llorando, y eso hizo que se suplica fuera aun mayor –

- Perdóname por favor no sé qué me paso, yo te amo bella por favor perdóname – rogó Tanya casi que arrodillándose, yo la tome por la mano impidiéndoselo-

- No te hagas, ni le hagas esto a ella por favor, hay mucha gente, no es momento para disculpas, ya mañana podrán hablar, déjala que se saque esa rabia de encima – conmigo- y luego cuando estén sobrias ambas hablan – ella quiso replicarme pero una sola palabra de bella bastó-

- Por favor – y ella la dejó ir, llegamos hasta la mesa de las bebidas-

- Bueno como te seguía diciendo- dijo bella como si nada hubiese pasado- vamos a beber que el mundo se va a acabar- sirviendo dos tragos de tequila-

- Salud por la primera de muchas fiestas que están por venir –

- Salud- exclamó bella tomándose el trago de un solo golpe, pidiendo otro más, yo lo serví y así nos lanzamos tres tragos de un solo tiro. Al fondo, sonaba una música electrónica y la pista estaba llena de cuerpos que danzaban y brincaban al ritmo de la música, nos unimos al conglomerado de personas que disfrutaban de un rato de liberación-

Hicimos la hora loca, concursos de bebidas, limbo, en fin, un sin número de cosas para divertirnos, al final de todo esto, busco con la mirada al imbécil del vaquerito y al parecer había entendido que no era bien recibido en la fiesta porque no lo vi en ningún lado, o a lo mejor estaba en algún cuarto con Tanya terminando lo que habían empezado, como sea, lo único que me importaba en ese momento era que estaba bailando con bella muy a gusto

Pasadas las horas ya los dos estábamos muy borrachos, no coordinábamos lo que decíamos, las palabras fueron sustituidas por carcajadas originadas por cualquier cosa, a decir verdad, bella era una mujer muy hermosa y más aún cuando reía, por lo que me propuse hacerla reír más a menudo, su sonrisa era mi segunda cosa favorita de ella, siendo la primera su cuerpo de infarto.

Llegó un momento de descanso entre tanto alboroto, ya faltaba muy poco para amanecer y la mayoría de las personas se habían ido, solo quedaban unos pocos que estaban dormidos en los muebles, entre los que se encontraban Alice rose y emmet. Decidí cambiar de música y colocar una suave para terminar de dormir o correr a los que aún quedaban de pie, me acerqué donde estaba bella quien también luchaba contra el cansancio.

- Oiga compañera no se duerma- le dije levantándola

- Yo, dormir? Estas equivocado, aun es que tengo energías –

- Bueno ven bailemos- la tomé del brazo y caminamos como pudimos hasta la terraza, donde danzamos hasta que amaneció –

- Ves que yo cumplo mis promesas, bailamos hasta que amaneció- bella levantó su rostro y observó el amanecer-

- Siii, amaneció y estamos bailando y borrachossss-

- De nada linda, te dije que tus deseos son órdenes para mí, lo que quieras dilo y lo hare por ti-

- No me dejes por favor- dijo casi en un susurro cerca de mis labios, para luego besarme lentamente, en este beso no había lujuria o rabia, era distinto, aquí había añoranza, tristeza y agradecimiento-

- No lo hare, estaré a tu lado hasta que tú me pidas lo contrario- le di otro pequeño beso y seguimos bailando hasta que ella se durmió en mis brazos, la cargué hasta su cuarto pero allí estaba Tanya, así que la llevé escaleras arriba hasta mi habitación donde la deposité en mi cama, quité sus zapatos y la arropé, cuando me disponía a acostarme en el sofá, ella me llamó-

- Edward- pensé que estaba despierta pero aún seguía dormida – Edward por favor no me dejes- , pidió en sueños, yo me acerqué a su lado y la acurruqué contra mi pecho.

- Aquí estaré hasta que tú lo desees- y así me fui quedando dormido con bella a mi costado, esa fue la primera vez que de verdad dormí con una mujer y lo disfrute.

Tanya POV

Sentía una horrible punzada en mi cabeza, los oídos me pitaban y la boca la tenía full reseca, una imagen de bella llorando llegó a mi memoria y me levante de golpe, lo que fue un graso error, ya que todo me dio vueltas incluyendo el estómago, ocasionando que saliera corriendo al baño como una posesa a devolver todo el alcohol que había tomado, y justo en esa posición nada elegante, fue que recordé todo lo que había sucedido la noche anterior, el juego, jasper, el baile, jasper lamiendo mis senos, mis gemidos, bella llorando yo pidiéndole disculpas, ya para cuando termine de vomitar, todo el peso de la culpa estaba sobre mis hombros, la había defraudado, cagado hasta el infinito, y lo peor es que hubo momentos en que disfrute lo que sucedió.

Me arrepiento porque lastimé a la personas que más amo en el mundo, pero no puedo decir lo mismo sobre lo que pasó con jasper, porque mi cuerpo reaccionó y le gustó, me gustó lo que me hizo sentir, el alcohol mezclado con la sexualidad que transpiraba ese hombre nublaron mis sentido y no supe más de mí.

Salí hasta la sala y ella no estaba allí, la busque en mi cuarto, en la terraza y tampoco apareció, lo único que me faltaba era el cuarto de Edward. Subí las escaleras pausadamente ya que cada paso resonaba en mi cabeza y sentía que en cualquier momento estallaría en mil pedazos. Al acercarme a la puerta escuche los ronquidos de Edward, intente acercarme más pero lo que oí a continuación me dejó congelada en el sitio, era la voz de mi bella que decía " Tanya me has defraudado, ¿cómo pudiste?, todos menos tú Tanya, menos tu" eso debió ser soñando porque lo siguiente que escuché fue, "no llamen a Charlie" y "odio a woody", esto último me desconcertó, pero lo más importante de todo es que sus primeras palabas confirmaban mis sospechas, mi niña estaba molesta conmigo, y con razón, yo me lo había ganado a pulso.

Bajé las escaleras, tomé la caja de cigarrillos, el encendedor y salí a la terraza, me senté en el suelo y comencé a fumar, a cavilar sobre lo que había sucedido, pero sobre todo a pensar en la forma en como me ganaría la confianza de mi bella nuevamente, sé que sería difícil, pero debía intentarlo. Minutos u horas después, sonó mi teléfono avisándome que tenía un mensaje, rápidamente lo saqué de mi bolsillo trasero esperanzada de que fuera bella, pero lamentablemente no fue así, para mi sorpresa era jasper.

"hola, buen día, de verdad espero no haberte causado ningún problema con bella, no era mi intención, aparte yo no sabía que ustedes eran pareja, o mejor dicho no lo tenía muy claro. Discúlpame J.".

Su mensaje, extrañamente fue un alivio, no mucho, pero si fue como una brisa fresca, le respondí porque me sonó sincero.

"hey buen día, no te preocupes, si se ocasionó algún problema fue por mi culpa no tuya, yo debía frenar lo que pasaba y aun así no lo hice, gracias igual por preocuparte ;)T.

Y además era la verdad, aquí jasper no tenía la culpa, porque si al caso vamos, él no sabía que bella y yo estábamos juntas, aquí la culpable era yo por no detener a jasper – inmediatamente me respondió –

"aunque me digas que no es culpa mía, aun me siento culpable, yo debí hacerle caso a mi presentimiento pero igual me deje envolver con tu belleza y sensualidad. J.

Aja... Y allí está de nuevo esa sensación, ¡dios que me pasa con jasper! Esto no es normal, a lo mejor fue que me deje deslumbrar por su encanto sureño, sí, eso fue. Decidí no responderle, era mejor evitar, caminé hasta la cocina y preparé algo para desayunar, tenía el estómago vacío, luego de haberlo dejado todo en el inodoro.

No podía evitar recordar todo lo que pasó anoche, pero el recuerdo que más me atormentaba era que mi bella, había estado llorando por mi culpa… Hey… un momento… ahora que lo recuerdo, Edward también estaba con ella, y venia saliendo de su cuarto, y a decir verdad, cuando comencé a buscar a bella Edward tampoco estaba por ningún lado visible… a lo mejor fue con ella a su cuarto a aprovecharse de que estaba débil e indefensa para atacar… - calma Tanya, mira que de no ser por Edward, bella se hubiese quedado en su cuarto lo que agravaría la situación, ya que no hubieses sabido nada de ella, además, se habría perdido la fiesta que tanto espero, así que más bien debes estar agradecida con el que la ayudó y convenció de salir del cuarto- "si cree tu que estas gorda y no comas"- ay ya, mira que la que obró mal aquí fui yo, y no tengo derecho ni moral para andar reclamando nada ni dudar de ella- logré que mi consciencia se callará y terminar de preparar mi desayuno.

Comencé a comer pero no degusté para nada la comida, mi mente estaba en otro lugar, estuve intranquila durante un rato, hasta que escuche ruidos en la parte de arriba, respuesta de dios a mis suplicas, esperé a escuchar el normal grito de bella después de una noche full copas que indicaba que su cabeza iba a estallar-

- mi cabeza, dios mioooo ayúdame – me reí internamente, desde que conozco a bella este era su tradicional grito, la misma frase siempre, seguidamente se escuchó otro grito-

- ¿Qué, Quién, Cuantos son, Dónde, Yo no fui?- se oyó la voz de un atontado Edward preguntar –

- Cállate, cállate, me quieres matar- gritó bella, a decir verdad mi niña podía ser una verdadera perra cuando se despertaba con resaca-

- ¿Bella que haces aquí en mí cuarto? – porque Edward seguía gritando, de verdad este chico quería morir-

- ¿Qué?, baja la voz por favor que mi cabeza quiere estallar- pidió y así lo hicieron ambos ya que no escuche más nada, apure lo que quedaba de comida, me metí a ducharme rápidamente y me vestí, antes de irme tome una hoja y escribí.

"Sé que en estos momentos para ti soy la personas más detestable del planeta, y que probablemente no me quieras ver ni en pintura porque me odiarías más, así que te daré espacio, esperaré a que los ánimos estén calmados, para pedirte, suplicarte que me dejes explicar lo inexplicable e implorar tu perdón.

Pase lo que pase, nunca olvides que te amo y que eres el centro de mi vida"

Tanya .

Antes de salir de mi cuarto me aseguré que bella no estuviese cerca, y deslicé la nota bajo su puerta, tomé los cigarrillos, mis llaves del carro y la casa de la encimera y salí, esperando que bella pudiese perdonarme por lo sucedido.

Al llegar hasta el estacionamiento decidí caminar en vez de manejar, aún estaba un poco aletargada por la bebida y el sueño.

Comencé a caminar sin rumbo, mi mente vagaba una y otra vez por los recuerdos de la noche, imágenes que estaría segura nunca me dejarían en paz, sin darme cuenta se me hizo de noche y me encontraba en un lugar desconocido, tenía muy poco tiempo aquí y aun no me conocía muy bien las calles, el lugar estaba un tanto desolado y las calles no tenían mucho alumbrado público, di media vuelta para regresar, pero al girarme vi que unos hombres venían detrás de mí, mire de nuevo al frente y comencé a caminar esta vez un poco más rápido, pero los hombres hicieron lo mismo, los nervios comenzaron a invadirme, comencé a repasar en mi cabeza las lecciones de defensa personal que nos había dado Charlie a bella y a mí, pero en el estado de cansancio en el que estaba dudaba mucho que me servirían.

_ Hey preciosura ¿porque corres?_ preguntó uno de los tipos, yo apresuré el paso, pero mientras más me adentraba en esa calle, más oscuro y angosto se hacia el camino, decidí detenerme y enfrentarlos, el seguir caminando solo alargaría lo que de una forma u otra pasaría.

- Así nos gusta linda que colabores, solo lo harás mas difícil para ti- eso me erizo la piel, sabía lo que me pasaría y no tenía fuerzas para correr o gritar, trataría de defenderme –

- ¿Que se les ofrece señores, en que les puedo ayudar?- pregunté enfrentándolos, ellos se contrariaron ante mi reacción, lo que me dio tiempo de sacar mi teléfono del bolsillo disimuladamente y marcar el primer número que tenía, mire de reojo la pantalla y vi que era el número de jasper-

- ¿Estas perdida nena?- preguntó uno de ellos,

- Ah decir verdad si señor estoy perdida, podría indicarme en donde estoy en estos momentos-

- Bueno linda déjame decirte que estas en el barrio Denali, uno de los mejores de la ciudad, pero dentro de poco estarás en el cielo- rogaba para que en ese entonces ya jasper hubiese atendido el teléfono y escuchado el lugar donde estaba, los tres hombres se fueron acercando hasta donde estaba y me rodearon, uno se acercó hasta mí, y me tocó el cabello –

- Aléjese de mí, se lo advierto- dije con la voz lo más calmada y firme que pude-

- Oh pero si aquí tenemos a una peleadora, así es como me gustan salvajes- otro me tomó por el brazo, y yo lo empuje dándole una patada en la entre pierna- perra esa me la pagaras, el maldito me dio un golpe en la cara con el puño y me lanzo al suelo, el teléfono cayó cerca de mi oído y pude escuchar como jasper me llamaba preocupado, diciéndome que aguantara un poco que ya iba en camino-

- Ayúdame por favor- alcance a decir, mientras que otra de las bestias se me montaba encima y comenzaba a tocarme con sus grasientas manos- ayudameeeeeeeeee-


Ok ya a estas alturas de la vida no vale pedir disculpas, sé que no tengo perdón, simplemente eche al olvido la historia, nueva vida, nuevo trabajo, nuevo lugar donde vivir han volteado mi vida de cabeza, y una vez que logré adaptarme, nunca saqué tiempo para seguir escribiendo, hoy amanecí con muchísimas ganas de escribir y dije es ahora o nunca y pues aquí lo tienen un nuevo capítulo.

Si ya no me quieren seguir leyendo no las culpo, hasta yo me arrecharía con una escritora que dejase tanto tiempo sin actualizar un fic, pero bueno chicas aquí estoy.

Espero que lo disfruten, no se arrechen conmigo por lo que escribí eso fue lo que me salió jajajajaja.

Ok, luego de las disculpas, hablemos del cap, primero es un pov de Edward de parte de la fiestas, y pues bueno él lo ve como protección de su presa por ser el macho alfa, jajajaja pero todas sabemos que ya va camino a sentir alguillo por bells.

Jasper el amor de mi vida, pues bueno siempre echando vaina, pero lo amo, que creen que haya sido verdad esas disculpas que le pidió a tanyis,

Y pues bueno tanya, tanya, tanya, lo siento pero tenía que hacerla pagar de alguna forma, pero tranquilas no será nada muy grave. Muajajajajajajaja

Nos vemos, no les diré que actualizare dentro de una semana porque dudo muchísimo que sea asi, actualizare cuando lo haga jajajaja.

Besos, reviews, si consideran que lo merezco tan siquiera para insultar…