Lo debido debe ser cumplido!

Chicas aqui esta el primer capi de el fic de Emmett

Sorry por haberme tardado

espero que les guste esta nueva historia :D

Se concentrara mas en los chicos (Carlisle, Edward, Jasper, Jacob, Seth y obviamente EMMETT)

Bueno, espero que lo disfruten!

Si no han leido el Diario de Alice :D pues se los sugiero

:o Igual mi ONE SHOT de Bella y Jacob ke no es de humor como este ii el de Alice si no mas DRAMATICO XD

:D disfruten este capi...


I

Hola mis chicas, no le digan a Rose que les dije así o si no me amenazara con ya saben que… Bueno, les contare que yo quería hacer un Diario como el de mi hermana Alice, así que educadamente se lo pedí pero…

-¡Hermanita hermosa de mi eternidad! Sabes, ese vestido te queda muy lindo. – yo siempre de tan buen hermano…

-Emmett no ando puesto un vestido, ando en piyama. ¿Qué quieres? – ¡Diablos! Me descubrió, intentemos una buena mentira…

-Nada… ¿por que crees eso de mi, tu hermoso hermano Emmett?

-Te acabo de ver suplicándome algo de rodillas. ¿Qué quieres? – Duende vidente cara de… ¿potente?

-¿Me dejarías hacer un diario como el tuyo?

-Mmm… No.

-¡¿Por qué?!

-Porque, si lo haces te demandare con un abogado por los derechos Copyright, además de que quemare todos tus juguetitos que usas con Rose y le diré a ella como quedaste viendo a esa mujer de la televisión. Por eso.

-Pero… pero… ¿Cómo piensas que puedo quedar viendo normal a una chica tan WOW?

-¿De que chica WOW hablas Emmett? – Rose entro en la habitación, con sus brazos cruzados, esa era mala señal… muy mala señal…

-De ninguna, mi gatita.

-Claro que si estabas hablando de… - por instinto golpee a Alice en la cabeza dejándola aturdida y en eso, BOOM…

¡Oh No Carlisle me matara! La semana pasada por error golpee a Jasper, bueno por 'error', no me quería pagar mis cinco dólares, y hace dos días le quebré un hueso al tal Jacob, nadie me vence en los juegos rudos, obviamente, porque soy yo Emmett el Señor Sexy Musculoso Lindo Hermoso Mas Bonito que Edward aunque No Mas Listo… o si quieren abrévienlo a Emmett El Guapo. Bueno, después hablamos de eso, ahorita debo de hacer que Alice se despierte…

-Emmett… ¿Qué harás con Alice? – Rose le dio una leve patada al brazo derecho de Alice, ninguna reacción. Cuando ya me iba a lanzar por la ventana, se me vino una brillante idea.

-¡Lancemos a Alice por la ventana! – apenas acabe la frase, la tome entre mis brazos y fui corriendo hacia la ventana que quedaba cerca de las escaleras.

-¡¿Emmett Cullen que haces con tu hermana?! – Carlisle había llegado mas temprano de lo que debía… ¿A caso los doctores no debían quedarse hasta noche en el hospital y que estén tan cansados que los confundan con cadáveres?

Carlisle me había dado un gran susto… demasiado grande, mis manos en reacción a lo que dijo, levante mis manos y deje caer a Alice por las escaleras… Boom, boom, boom, requeté boom… y mas boom. Todo ese fue el viaje de Alice por las escaleras hasta que termino de rodar las veinticinco gradas y cayo a los pies de Carlisle.

-Creo que Alice tendrá una jaqueca por un día, o tal vez algunos… - susurre, me tape los ojos con las manos. ¡No quería ver la cara de Carlisle! Créanme mis nenas, Carlisle no pone la misma cara cuando nos regaña a la que pone cuando dice 'Toma tu paleta, te has portado muy bien querido' y le entrega la paleta al niño. No, la cara de Carlisle era como la del diablo, claro ahorita han de pensar: ¡Obvio que no, mi Carlisle jamás se portaría así! Pues se equivocan. Bueno como iba diciendo…

-Emmett Cullen, quítate las manos de los ojos ahorita mismo.

-¡No quiero! – grite.

-¡Que te las quites!

-¡No quiero! ¡Tú no eres mi padre! – al parecer ver tanta telenovela me hacia daño, aunque había cambiado las telenovelas por los realities.

-¡Carlisle! ¿Por qué estas regañando a Emmettsito? – ¡SI! Esme al rescate.

-No, por nada amor. Emmett lleva a Alice a su recamara y déjala descansar, cuando se despierte invéntale algo. – Carlisle dijo eso tranquilamente, pero cuando me volteo a ver su mirada me fulmino. Pero de todas formas, no me importaba tanto… Por cierto como se darán cuenta… las que mandan en la casa son las mujeres, hacia falta poco para que nos pusieran a limpiar hincados con ellas subidas en nuestras espaldas.

Lo que resto de la tarde no paso nada entretenido, lo mismo de siempre. Carlisle y Esme encerrados en su habitación haciendo 'cuentas', Alice y Edward peleando de quien era mejor, por cierto Alice no recordaba nada cuando se levanto, Jasper y yo apostando a ver quien ganaba y Rose en el cuarto de arriba alistándose para nuestra noche.

Se que es muy común que Rose este alistándose para nuestras noche especiales, de las cuales no hablare mucho porque me han dicho que esto que escribo esta siendo publicado en un sitio con categoría no tan 'madura'. Emmett concéntrate… ya va esa extraña voz diciéndome que hacer, ¿como dijo Edward que se le llamaba? Ah si, conciencia.

-¡Dame veinte dólares! – me grito Jasper en el oído.

-¡¿Por qué!?

- Te acabo de ganar, Alice le gano a Edward.

- ¡Rayos Edward! A caso no puedes ser mejor que esa duende, ya son más de trescientos dólares que voy perdiendo por apostarte a ti.

-Nadie dijo que me tenías que apostar a mí. – Edward siempre con sus respuestas raras.

-Pero es que ocupo dinero, para… bueno para unas cosas.

-Emmett, todos sabemos que gastas tu dinero jugando en los carritos chocones. – Jasper me miro fijamente y se empezó a morir de risa junto a Alice y Edward. Tontos aburridos, además me debía de vengar de Tommy, un chico de diez años que hizo que mi carrito chocara contra la pared.

Le di mis últimos veinte dólares a Jasper y me fui a recorrer un momento el bosque, ese lugar era tan tranquilo y era el único lugar donde podía pensar, yo se que creen que no pienso pero si lo hago. Por ejemplo aquí, fue donde pensé en la idea de mandar a Edward encerrado en una caja al otro lado del país, o también donde pensé poner un explosivo en el pastel de Bella de su cumpleaños numero cincuenta. Excelentes ideas me venían en este lugar…

En ese momento descubrí… ¡Oh Dios! ¿Podía ser verdad? Me acerque lentamente, tenia miedo de que desapareciera ante mis ojos, si tuviera lágrimas hubiese llorado de la emoción…

¡Mi Casita del Árbol!

Subí las escaleras, estaba exactamente como la había dejado hace muchos años, exactamente veinte años, obligue a Carlisle, Edward, Jasper, Chucho y Chucho Junior, bueno Jacob y Seth, a construirla. Fueron buenos momentos esos, solos los hombres… aunque nada reemplaza a Rose cuando se disfraza de gatita… Bueno no me meteré en ese tema.

Al entrar me encontré con un cuaderno… ¿Un cuaderno? Como ha avanzado la tecnología ahora ya no usamos de esas cosas de cartón con arboles blancos dentro, ahora solo usamos 'Notebooks' o 'Laptops', esto era una de las razones mas grandes que hicieron que la caligrafía de Edward de elegante ahora parece jeroglíficos de los hombres munga munga.

Abrí el cuaderno y unos papeles se cayeron de el, los tome y empeze a leerlos 'cuidadosamente'.

-Lest4 dp vIwiez: dndoi… - leí en voz alta. Dios, mi letra era horrible… ahora ha de estar espantosa. No entendía nada de lo que había escrito en ese papel. ¿Quién entendería mi letra? Obvio, solo Rose, creo que tuvo que tomar una clase especial para poder leer mis cartas de amor. Tenia que pedirle ayuda. Me lleve el cuaderno y entre por la ventana de nuestro cuarto. Tremendo error… Rose se estaba desvistiendo, una vocecita dentro de mi mente me grito: '¡Vamos Emmett! ¡Tu puedes!' eso me dio un poco de firmeza para controlarme pero en eso escuche todo lo que la voz quería decir. '¡Vamos Emmett! ¡Tu puedes, se todo un oso! ¡No desaproveches ningún momento!'. Maldita vocecita.

-¿Emmett? – pregunto Rose con su voz tan… sexy.

-Eh… si. ¡Rose vístete! O si no hare lo que me dice la vocecita. – me di la vuelta y me tape los ojos mientras me repetía a mi mismo 'No mires, vamos Emmett, no mires.'

-¿Vocecita, a que te refieres?

-Larga historia… Edward le dice conciencia. ¡Vístete! – no podía creer lo que le estaba diciendo a Rose.

-Listo, ya me vestí. ¿Qué ocupas osito? – se acerco a mi y le entregue la lista.

-Rose, eres la única que entiende mi letra. Lee eso por favor. – le mostré la hoja y ella la tomo, examinándola.

-Que fácil… - dio una risa bajita.

-Léelo en voz alta por favor. – le suplique con la mirada mas tierna que pude.

-Lista de Viajes: Emiratos Árabes Unidos (Dubái) , Brasil, Japón y Alemania. Debo cumplir estos viajes antes del día 20 de Julio del 2050, o si no una guerra entre los duendes y las sirenas se desatará, según mi profecía.

-Para un momento, ¿en que fecha estamos? – no me acordaba en que fecha estábamos, ya que no estaba yendo a el colegio, porque según todos andaba con Rose en Madagascar.

-En abril… veinticinco, del 2050.

-¡POR LOS HIJOS DE BARNEY! Solo me quedan… uno… dos… ¡Dos meses!

-Osito, si quieres podemos ir juntos a esos lugares.

-¡Tengo una mejor idea!

-Emmett Cullen, si decides reemplazarme por tu muñeco gigante de Barney me enojare, estas obsesionado.

-No es obsesión, solo admiración. Además no será con mi Giga-Barney. – le di un beso lleno de amor, y me dirigí a la puerta.

-Ok, pero avísame cuando te vayas a ir.

-No te preocupes amor, debo planear mucho antes. Debo hacer algo que hace mucho tuve que haber echo. – dije eso en el tono mas heroíco que pude.

-¿Qué harás?

-Demostrar lo que es bueno en esta vida...


La ultima frase me sono a Pinky y Cerebro :o ''Cerebro que haremos esta noche?'' '' Lo mismo de todas las noches Pinky tratar de conquistar el mundo!'' JAJAJAJA XD ke sin infancia yo!

:D AWWW ESPERO QUE LES HAYA GUSTADO

dejen reviews porfaaaaaa

*-* y visiten mis otros dos fics

SE LES ADORA, QUIERE II LEE

Atte: