Twilight no me pertenece, y la historia tampoco, es de AngryBadgerGirl. Sólo me adjudico la traducción

Grax a Lei-Clln por ser mi beta …


"¡Maldición!" Murmuré para mí misma por enésima vez...

Nada había ido bien hoy. Me iba a mudar a mi nuevo apartamento en Cambridge para iniciar mi último año en Harvard. No podía esperar; había estado en la doble especialización de Inglés y Escritura Creativa, y solamente quería quitarme esto de encima y graduarme. Francamente había estado trabajando como burro. Pasando a la fuerza a conferencias, estudiando, escribiendo- eso es todo lo que sabía. Era la clásica nerd de biblioteca, y eso realmente no me molestaba en lo más mínimo.

Quizá no era la chica más linda en una habitación, pero casi siempre era la más inteligente. Podía vivir con eso.

"¡Mierda!" Murmuré.

Mi nuevo hogar tenía un poco de desastre. Había cajas y pequeñas cosas tiradas en todo el pequeño espacio del dormitorio. Había estado tratando durante todo el día de poner un poco de orden. Finalmente, conseguí sacar mi laptop fuera de donde tenía amontonado todo lo demás.

Buscando hacer algo aparte de desempaquetar, decidí sentarme y tratar de configurar mi conexión a internet. Todos mis servicios deberían de estar en funcionamiento, pero con estos viejos edificios nunca puedes estar seguro. Cuando intenté configurar mi conexión a internet, aparecía un mensaje de error. Pienso que hay alguien más que está utilizando WiFi (n/a: conexión inalámbrica) arriba.

Debía ser quienquiera que viviera en el piso de arriba.

"Hey cariño ¿Necesitas ayuda con eso?" preguntó mi mamá mientras caminaba hacia mí a través del estrecho pasillo, después de organizar mi cuarto.

"Gracias, puedo terminar el resto por mí misma. Tienes que irte, no quieres perder tu vuelo." Le dije.

"Lo sé. Sólo quiero ayudar lo más que se pueda- todas las cosas locas de mamá gallina." Dijo con una risa mientras pasaba su brazo alrededor de mí. Me volteé hacia ella y la dejé darme un abrazo agradablemente cálido, porque realmente podía permitirme tener uno.

"Te amo mamá."

"Te amo nena."

Puse una foto de mis padres conmigo en un estante y la miré por un instante.

"También lo extraño." Dijo mi mamá mientras me veía suspirar con la foto enfrente de mí.

"Estoy en un momento en el que estoy enojada con él. ¿No es estúpido? Estoy loca porque él no estará en mi graduación. Como si fuera su culpa." Admití con voz triste y un movimiento de mi cabeza.

"¿Estás segura de que estarás bien viviendo sola? No quiero que estés en soledad cariño, eso es todo." Explicó mi mamá en voz baja y acarició mi cabello.

Mi mamá había sido la única que me había consolado con todo lo que había pasado el último año; cuando realmente ella era la que más lo necesitaba. Ella y mi padre tuvieron uno de esos "romances fugaces" – del tipo que aparecen en los cuentos de hadas. Mi madre era la bohemia y mi padre el siempre correcto y cerrado. Dos personas más contrarias no podían haberse emparejado, aún así, mi papá logró invitarla a salir a su baile oficial de primavera, sin duda un impulso, y de alguna manera ella dijo que sí.

Bueno, ellos tuvieron una cosa en común, porque nueve meses después nací.

Lucharon como una pareja joven con un bebé pero ellos lograron salir adelante- quedando locos de amor en el proceso. Mi mamá llegó a ser maestra de arte, y mi papá, el jefe de policía. Su historia habría tenido un "felices para siempre", pero mi padre murió de cáncer de estómago hace seis meses. En el momento en que nos dimos cuenta de que algo estaba mal, ya era muy tarde. Mi padre murió cinco semanas después de que lo diagnosticaron, en su cumpleaños número cuarenta y cuatro.

"Estaré bien, de verdad." Tranquilicé a mi mamá mientras apartaba de mí los recuerdos tristes. "Te prometo que si realmente esto no me gusta, siempre puedo avisar un mes antes que me mudo con Alice y Rose. Ellas tienen una habitación adicional y siguen pidiéndome que me vaya a vivir con ellas. Pero quiero mi propio lugar- para poder trabajar en mi tesis y estudiar para los exámenes de admisión al posgrado," expliqué. Realmente necesitaba mi propio espacio para pensar, para poner mis piezas de nuevo juntas, para ser yo misma.

"Siempre has tenido tu propia mentalidad, desde que eras una niña." Dijo mi mamá mientras acariciaba mi brazo. "Bueno, al menos déjame tender tu cama antes de irme, ¿Puedo hacerlo?"

"Gracias mami," dije con la voz más melosa que pude, la que usaba con ella cuando estaba bromeando. "Tengo que llamar a la gente de cable, aún no consigo que mi laptop esté en línea. Espero que pueda encontrar mi celular entre todo esto."

Un rato después, finalmente logré acomodar a mi mamá en un taxi al aeropuerto. Me comprometí a llamarla, al menos, cada pocos días para hacerle saber cómo estoy. Después del último gran abrazo, nos dimos un beso de despedida y se fue.

Cuando estuve de nuevo en mi pequeño departamento, mantuve el teléfono apretado entre mi oreja y mi hombro. Me esforcé para levantar una caja, pero terminó cayendo en mi pie.

"¡Maldición!"

Traté de caminar hasta el otro lado de la habitación, pero mi pie dio contra algo.

"¡Mierda!"

Saqué my laptop de debajo de un montón de papeles. Escribí my nombre y mi contraseña pero extrañamente no pasó nada.

¡Estúpido WiFi!

"Sí, todavía estoy aquí." Murmuré a la persona de servicios al cliente que estaba del otro lado del celular. "He estado esperando eternamente, por favor dígame por qué mi internet aún no funciona. Ok, si se supone que no está nada mal con mi conexión allá, ¿Qué se supone que debo hacer? ¿Preguntar a los vecinos si no es nada que ellos estén haciendo? Lo tengo. Gracias," refunfuñé al terminar la llamada.

"A la mierda todo, en serio." Agregué para mí misma mientras lanzaba el celular al cojín del sillón.

Me levanté, suspiré profundamente y salí por la puerta de enfrente. Podía subir y preguntar por eso. Necesitaba conocer a mi nuevo vecino de todos modos.

Subí las viejas escaleras y toqué la puerta. Estaba abierta- no totalmente, pero con un empujón se podía abrir.

"¿Hola?" llamé.

No tuve respuesta.

"¿Hola?" Volví a llamar en voz alta.

"Sí, pasa." Oí una voz masculina decir la respuesta.

Caminé un poco hacia adentro. Mirando alrededor, me di cuenta de que era un apartamento totalmente masculino, con muebles obscuros y decoración escasa. Había una caja de pizza en la barra de la cocina. Había libreros en todas partes, repletos a más no poder, obviamente de libros-cientos de ellos. Miré algunos de ellos rápidamente, vi que había gran variedad de géneros, pero un librero entero estaba lleno de libros sobre medicina.

Hmmm… un doctor. Nada mal.

Estaba perdida en mi mundo de ensueño lleno de doctores ricos, cuando oí una profunda voz detrás de mí, casi salto de mi piel (n/a Se refiere a que casi salta de la sorpresa).

"Hola, ¿Puedo ayudarte con algo?" Dijo la suave voz masculina tras de mí.

Y después, cuando lo observé, casi salto de mi piel de nuevo. Porque todo lo que veía era piel.

Había algo de muy buen mirar, un muy desnudo hombre parado delante de mí.

Mierda, miré directamente su paquete.

"¡Ohdiosmio, ohdiosmio, ohdiosmio!" grité, volteando la cabeza y presionando mi mano contra mi cara para cubrir mis ojos. "Um… Wow… tú estás muy… ¿desnudo?" Tartamudeé tontamente mientras mis palabras formaban la pregunta por alguna razón. Mi mano cubría mis ojos cuando alejé la cabeza. Sentí cómo me ruborizaba furiosamente.

"Sí, acabo de tomar una ducha. ¿Qué puedo hacer por ti, ojos cafés?" Preguntó.

¿Qué? ¿Estaba coqueteando conmigo? ¿Mientras estaba en cueros?

"Uh, sí, lamento haber interrumpido, Sr., um…Sr. Encuerado, pero vivo en el piso de abajo y… ¿sabes? No, no importa." Dije queriendo irme, pero tropecé porque tenía los ojos cerrados y la mano sobre ellos.

Me estampé contra la pared con un ruido sordo.

Auch.

"Bien, ojos cafés, si vamos a ser vecinos y todo, quizás podamos ser… Buenos vecinos," dijo, con una voz sedosa. "Vamos, no muerdo, a menos que te gusten ese tipo de cosas" agregó con una enorme sonrisa.

Respiré profundo e hice mi mayor esfuerzo por empezar de nuevo.

"Estoy teniendo problemas con mi WiFi. Me preguntaba si tú tienes la tuya configurada de tal manera que esté interfiriendo," dije. Las palabras las decía tan rápido como podía. Debía parecer una imbécil-payasa hablando con mi mano sobre mi cara, pero así no me arriesgaba a otro vistazo de su hombría. "Lo siento, no puedo ser más específica que eso, no soy muy buena con las computadoras" agregué.

"Hmmm," dijo pensando. "Creo que tengo una forma muy técnica de resolver el problema. Espera." Dijo con la risa marcada en su voz.

Escuché sus pisadas alejarse más y más, pero tenía demasiado miedo como para descubrir mis ojos. Escuché que volvió después de unos minutos.

"Creo que lo arreglé," lo escuché decir. "El viejo truco de encendido, apagado," explicó.

"Eso fue rápido," dije con una risa nerviosa. "Gracias. Ummm… Sr. Encuerado." Agregué.

"¿Sabes, ojos cafés? Me vestí hace diez minutos." Dijo.

"Oh." Le contesté sin decir ninguna palabra.

Abrí mis ojos y parpadeé varias veces. Me sentía realmente estúpida, y mis mejillas se calentaron más de lo que lo habían hecho antes cuando caminó por la habitación por primera vez. Finalmente volteé mi cabeza hacia él.

De pie frente a mí, con unos bóxers de seda negro era probablemente… El tipo más bueno que había visto. Tenía el cabello broncíneo, puntiagudo y desordenado; como si hubiera estado jugando con él las últimas horas.

Que probablemente así fue.

Su nariz era larga y ligeramente puntiaguda al final, y muy ligeramente torcida y con una pequeña protuberancia en el puente. Tenía una sonrisa diabólica, que se subía un poco más de un lado que del otro- como si estuviera pensando en algo sucio.

Que probablemente así era.

Me encontré con su mirada y noté que sus ojos eran de un verde brillante, rodeados de gruesas pestañas y cejas. Su frente estaba un poco baja, dándole aire realmente profundo. Tenía una cantidad moderada de barba crecida, quizás de unos cuantos días sin afeitarse.

"¿Ves algo que te guste, ojos cafés?" Preguntó mientras su sonrisa torcida crecía. Tenía unos dientes bastante blancos y puntiagudos que me hacían pensar cosas sucias.

Aclaré mi garganta, avergonzada de haberme permitido comerme con los ojos a este completo extraño.

"Lo siento, Sr. En…" traté de decir pero me interrumpió.

"Soy Edward," dijo mientras extendía su mano y estrechaba la mía.

"Bella," contesté estrechando su mano.

No podía dejar de notar que incluso sus manos eran magníficas. Tenía largos y delgados dedos que se envolvían fuertemente alrededor de mi mano, aunque a la vez eran delicados.

"Piano." Dijo.

"¿Disculpa?" Pregunté confundida.

"Mis dedos, toco el piano. Lo he hecho desde que tenía cinco." Explicó.

"¿Eres músico?" Pregunté. La curiosidad estaba sacando lo mejor de mí.

"Sí, pero no lo uso como profesión." Contestó. "Soy doctor- estoy terminando mi residencia en el Hospital para Mujeres Brigham." Agregó.

"¿Eres cirujano?" Pregunté tratando de no parecer indiscreta y fracasando miserablemente.

"No exclusivamente, aunque realizo procedimientos quirúrgicos. Soy ginecólogo." Explicó.

"No estoy tan sorprendida de eso." Murmuré.

"¿Disculpa ojos cafés?" Preguntó con una sonrisa.

"¿Cómo sabes que mis ojos son cafés? Los había tenido cubiertos hasta hace un minuto." Pregunté por el tono excesivamente familiar de este tipo.

Sólo me veía como si fuera un pedazo de carne, con su sonrisa extendida por su rostro.

"Créeme ojos cafés, no los cerraste tan rápido."

Pequeño bastardo arrogante. No tenía tiempo para esas tonterías, enserio.

"Bien, ok, gracias por todo, adiós." Le dije mientras movía la cabeza negativamente y caminaba hacia la puerta.

Regresé a mi apartamento y me senté en el sillón con mi laptop. Lo que sea que haya hecho mi vecino, parecía haber arreglado mi WiFi. Abrí el navegador y fui directamente a actualizar mi estado en twitter.

Username: BadKittykillkill

¿Qué estás haciendo? Me pedía el borde superior de la página. Escribí en la caja rectangular de abajo.

Conocí a mi nuevo vecino. Es el encuerado del piso de arriba (EDPA) :p.


Se ke aún no es mucho pero los siguientes capítulos son mejores… procuraré traducir seguido

Reviews????

sparklinghaledecullen