Comen fideos instantaneos en el techo, Shuuji contra Akira contra Nobuko contra Shuuji. El triángulo chiquito que se forma entre sus espaldas irradia un calor similar al de la sopa que tragan.

(Akira lo llama sabroso; Shuuji resopla)

Su estómago gruñe en reproche por el bentou que Mariko seguramente preparó y terminará repartiendo entre los dos idiotas. Shuuji traga sus fideos, se reclina contra Nobuko, contra Akira.

El calor en su estómago y espalda no es lo que llamaría extraordinario, pero pasa.