Nuestro final


Desde que Aro insinuó con sus pensamientos, los peligros que la supervivencia de mi hija implicaría, todos reaccionamos de igual manera.

Él deseaba encontrar a toda costa una excusa para justificar sus acciones, lo había intentado de todas maneras posibles, claro que ahora lo hacía con segundas intenciones… tenerla en su poder, en su mente no había nada que ansiara más.

Mi bajo y gutural gruñido fue lo que alertó a los demás, fue pronto inevitable una reacción en cadena. Renata extendió sus manos instintivamente protectoramente hacia su amo, al mismo tiempo Garrett soltó a Kate, que parecía contenida, para dar un paso hacia delante de manera protectora.

_Creo que no te sigo_ logró contestar Shioban, que hasta ahora había sido la testigo en turno para someterse a la inquisición de Aro. Este se deslizó hacia atrás un paso al ver las reacciones de nuestro grupo, ahora tenía a Renata casi encima de él y a Felix y Demetri a centímetro de sus costados.

_No hay ley quebrantada_ murmuró Aro de manera conciliadora _Ninguna ley quebrada_ repitió _Sin embargo, ¿entonces significa que no hay peligro? No._ Él sacudió su cabeza suavemente._ eso es un problema aparte_

"Mentira! Utiliza el recurso del miedo entre sus testigos, el temor a la niña para fundamentar sus intenciones" oí el claro grito de ira e impotencia en la cabeza de Maggie detrás de nuestras filas.

Pude ver cómo era usual en Aro, dos corrientes de pensamientos, uno más fuerte que el otro, como si tratara de encubrir un pensamiento con otor… cubrirlos de mí. Él pensaba mayormente en los posibles peligros que mi niña causaba y me tuve que esforzar para saber lo que pretendía en realidad. Él caminaba mientras pensaba con un puño apoyado en su mentón y sus ojos estrechos, caminaba cada vez más de su guardia… él también estaba dispuesto a dar una orden, una orden que no pude ver con claridad en su cabeza… pero que pareció obvia. Tuve que luchar con el deseo de abandonar mi posición e ir a su alcance, tuve que luchar contra el grito en mi garganta… empuñé mis manos y esperé, por más que lo único que ansiaba hacer era voltear a Bella y prevenirla.

_Ella es única… completamente, imposiblemente única. Sería un desperdicio destruir algo tan encantador, especialmente cuando podríamos aprender tanto de ella…_ Él suspiró con fingido agotamiento _Pero hay peligro, peligro que no pueden ser ignorado simplemente_

El prado se mantuvo en silencio, no para mí… si para él, que parecía meditar en silencio. A mi alrededor habían diversos flujos de pensamientos, estaban los que prestaban atención a cada movimiento y palabra de él y aquellos que miraban el bosque con anhelo… algunos que no deseaban estar allí, la mayoría ubicados del otro lado del campo.

_Que irónico es que cuanto mayor son los avances de los seres humanos, mayor es su fe en la ciencia y tienen mayor control del planeta, estamos más dejos de ser descubiertos. Sin embargo, nos hemos tornado más desinhibidos gracias a su incredulidad en lo sobrenatural. Ellos se han vuelto lo suficientemente fuertes gracias sus tecnologías que, si así lo desean, pueden en realidad representar una amenaza para nosotros, incluso destruir algunos de nosotros_ lentamente a medida que avanzaba con su discurso, fue quedando cada vez más cerca de su defensa, de su lugar inicial antes de acercarse a nosotros.

_Por miles y miles de años, nuestro secreto ha sido más una cuestión de conveniencia, de la facilidad, que de la seguridad real. Este último siglo crudo, enojado ha dado a luz a las armas de tal energía que ponen en peligro incluso a inmortales. Ahora nuestro estado como mero mito en verdad nos protege contra estas criaturas débiles que buscamos_ su mirada recorrió las filas de ambos lados que colmaban el prado, pero se detuvo en mi hija _Esta niña asombrosa_ él levantó su mano como para posarla en el hombro de mi niña a pesar de que ella se encontraba en brazos de Bella a más de 30 mts, _si pudiéramos saber su potencial—Se con absoluta certeza que ella podría seguir siempre cubierta dentro de la oscuridad que nos protege. ¡Pero no sabemos nada de lo que ella hará! Sus propios padres son inundados por el miedo sobre su futuro. No podemos saber que es lo que será cuando ella crezca._

Él estaba llevando a cabo esa demostración como si fuera un gran abogado litigante que pretende hacer verdad sus palabras… no eran verdad. Si, nos habíamos encontrado en una situación de incertidumbre en un principio, no sabíamos lo que Renesmee era con seguridad y mucho menos de lo que era capaz. Pero ella creció, ella adquirió conocimientos a lo largo de su corta vida, conocimientos que la formaron con valores firmes en cuanto al respeto de la vida humana, respeto también hacia las distintas especies que la rodeaban, los lobos y los vampiros… mi hija no era un monstruo, ella sabía muy bien la diferencia entre el bien y el mal, aún en su aislamiento, su maravillosa familia y amigos se encargaron de que ella lo supiera. ¿Quién era Aro para venir a demostrar lo contrario?... solo alguien que lucharía por tenerla…

_Solamente el saber es seguro. Solamente el saber es tolerable. Lo desconocido es… una vulnerabilidad_

Caius sonrió ampliamente al comprender qué juego estaba jugando su hermano,

_Estas dejando ver tu propio juego Aro_ replicó mi padre con suma tristeza, pena que el antiguo no se merecía.

_Paz amigo, no seamos precipitados…_ murmuró con una mirada amable, hubiese creído que genuina si no hubiese pensado en dejar a mi padre en último lugar en la pelea… un poco de su benevolencia. _miremos esto de cada lado_

Una fuerte determinación percibí de nuestro lado, una decisión tomada a la luz de los últimos acontecimientos. Garret dio un paso adelante sosteniendo la mano de Kate todo el tiempo y respiró para hablar,

_¿Puedo ofrecer uno a nuestra consideración?_ podía decir que Garrett se mostraba valiente, confrontador y avasallante, pero por dentro temía que sus palabras y su defensa, fueran mal recibidas y perjudicaran nuestra posición.

_Nómada_ dijo Aro asintiendo al vampiro. Garrett alzó los hombros y enderezó la espalda recta, estaba determinado a hablar… y a decir en su defensa, que no era el único allí que, a pesar de su situación nómada y andariega, que podía servir como testigo. Muchos más, como él… habían visto muchas cosas en su camino, cosas que comparándolas con mi hija, eran las que merecían ser juzgada.

_ Vine aquí por la petición de Carlisle, como los otros, a atestiguar_ dijo con voz fuerte y clara. _ Con lo que respecta a la niña, que es ciertamente innecesario. Todos vemos lo que ella es. _Permanecí para ver algo más. Ustedes_ Él apunto su dedo hacia los vampiros _Conozco a dos de ustedes , Makenna, Charles, y pude ver que muchos de ustedes son también andariegos, vagabundos como yo.

No responden a nadie, piensen cuidadosamente en lo que les digo ahora._ respiró nuevamente a pesar de que no lo necesitaba… su discurso iba a perdurar. _Estos ancianos no vinieron aquí para impartir justicia como les dijeron. Sospechamos eso y ahora se ha probado. Vinieron, engañando, pero con una excusa válida para su acción. Sean testigos ahora como inventan excusas débiles para continuar su misión verdadera. Sean testigos de cómo luchan para encontrar una justificación para su propósito verdadero, de destruir a esta familia…_ señaló con su mano a mi padre, Tanya y a nosotros detrás.

Ahora podía entender su preocupación, era válida. Garrett era un vampiro arrojado y con suficiente valor como para enfrentarlos, los testigos eran suficiente y confiaba en sus iguales, nómadas como él que no respondían a nadie, ni siquiera a los Vulturis y era la ventaja que él estaba buscando. Makkenna y Charles eran sus iguales… era a ellos y a los que se creían con suficiente suficiencia como para considerarse independientes… a ellos les hablaba.

_Los Volturi vinieron a borrar lo que perciben como la competencia. Quizás, como yo, ustedes miran los ojos de oro de este clan y se maravillan. Son difíciles de entender, es verdad. Pero los viejos miran y ven algo más detrás de su opción extraña. Ellos ven poder._ Garrett respiró…

"Después de tanto tiempo, ningún vampiro a sabido vernos con total claridad… que lástima que no aprecia su propia vida al decir todas estas cosas… " los pensamientos de Aro eran claros, no le gustó nada ser juzgado de la misma manera que él nos estaba juzgando a nosotros.

"Oh vamos… no vine aquí para ser medido por una vara que este nómada se atribuye… he venido aquí a resolver lo que creemos justo, temo que Aro se está dejando llevar por su intento de negociación…" Cayo estaba hastiado, él quería terminar con esto y miraba a Garreett como si en cuanto terminara de hablar, fuera capaz de mandar la entera guardia Volturi a su caza.

Marco observaba a nuestros testigos con aburrimiento y casi despectivamente, como si ellos no valieran la pena.

_He observado los enlaces dentro de esta familia_ continuó Garrett _ he dicho familia y no aquelarre. Estos extraños de ojos dorados niegan su propia naturaleza. Pero a caso han encontrado algo que vale aún más la pena, tal vez, que la mera satisfacción del deseo? Los he estudiado a ellos en mi poco tiempo aquí, y me parece que este intrínseco e intenso vinculo familiar, es el carácter pacífico de esta vida de sacrificio. No hay agresión aquí como todos vimos en los grandes aquelarres meridionales que crecieron y disminuyeron tan rápidamente en sus peleas salvajes. No hay pensamiento para la dominación. Y Aro y lo sabe mejor que yo_

Tenía tanta razón…

"Iluso… tanta palabra sin objetivo alguno más que ganarse un lugar en nuestra lista de rebeldes. Habla de independencia y moral… cuando él mismo apoya este espectáculo, como si él no estuviera respondiendo a las ordenes y voluntad de Carlisle. Iluso…" las palabras de Garrett parecían inútiles para cambiar la manera de pensar de Aro… no servían, pero lo desubicaban y lo satisfacían de igual manera.

_Carlisle nos aseguró a todos nosotros, cuando el nos llamo para que viniéramos, que no nos llamaba aquí a luchar. Estos testigos_ dijo señalando a Siobhan y Liam _estuvieron de acuerdo a testificar, para frenar el avance de los Vulturi con su presencia y así Carlisle tuviera una oportunidad de presentar su caso_

Garrett frunció el entrecejo y miró a los testigos de los Vulturis, sabiendo bien que ellos no habían sido llamados para luchar tampoco, sino para atestiguar como nuestros testigos… ¿atestiguar qué? ¿el catastrófico error al confundir a Renesmee con un monstruo por haber obtenido poca información? No… a atestiguar su fracaso, el fracaso de quienes se supone que son los impartidores de justicia de nuestra especie. A quien nos subestimó y subestimó a mi niña, subestimó a nuestros amigos y restó importancia a un clan que como Garrett dijo, era más que un simple aquelarre salvaje… era una familia.

Subestimaciones que lo llevaron a una humillación pública, ante sus propios testigos y los nuestros…

_ Pero algunos de nosotros nos preguntamos…_ su mirada de repente destellando en la cara de Eleazar _ si Carlisle teniendo la verdad de su lado sería suficiente para detener su llamada justicia. ¿Los Vulturis están aquí para proteger nuestro secreto o para proteger su propio poder? ¿Vienen ellos a detener la creación de un ilegal o una forma de vida? ¿Podrían estar satisfechos cuando vieran que el peligro no fue más que un mal entendido? ¿O seguir con su cuestión sin la excusa de la justicia?_ Bien… podría haberme puesto a aplaudir allí mismo, pero hubiese sido una provocación. _tenemos las respuestas a todas estas preguntas, las hemos escuchado en las mentiras de Aro. Tenemos alguien con el don de saber la certeza en sus palabras y en la sonrisa ávida de Cayo. Su guardia es solo un arma sin sentido, una herramienta para sus amos en busca de la dominación.

Una ola de agitación en la mente de los miembros de la guardia llegó hasta mí, Garrett había plantado la semilla de la duda en sus mentes, él había puesto en duda la superioridad de sus Señores y había retado, aún sin saberlo, a los vampiros que estaban bajo su mando…

_Así que ahora hay mas preguntas_ prosiguió Garrett _preguntas que ustedes debe responder. ¿Quien los manda a ustedes, nómadas? ¿Responden a la voluntad de otros que no se a la de ustedes mismos? ¿Son libres de elegir su propio camino, o la voluntad de los Vulturi debe decidir como vivirán ustedes ahora?_ su voz potente mantenía los oídos de todos en el prado atentos a él, Garrett tenía una buena calidad de argumentación _Yo vine a atestiguar. Y me quedaré a luchar. Los Vulturi no les importa la muerte de un niño. Buscan la muerte de nuestro libre albedrío_

El giró luego de terminar de hablar, para hacer frente a los ancianos _Así que, no vamos a escuchar mas argumentos de sus mentiras, sean honestos con sus intenciones así como nosotros somos con las nuestras. Vamos a luchar por nuestra voluntad, ataquen o no ataquen ustedes. Elijan ahora y deje que estos testigos vean la verdadera cuestión debatida_

El prado quedó en silencio, la voz demandante de Garrett había tenido el efecto que él esperaba y el que nosotros no. Me dediqué a tener un punto de vista de cada uno dejándome llevar por sus pensamientos. El que más me llamaba, el que más gritaba con desesperación, era el pensamiento de Aro… él contenía ira, desprecio e incredulidad. Sin embargo… a pesar de todo ese discurso, Makkenna y Charles no se dieron a conocer. Ellos miraban a su alrededor como si quisieran fundirse en la tierra… no los culpaba. Su deseo era poder esconderse si la cosa se ponía fea,

_Ustedes pueden considerar unirse a nosotros._ Garrett vio el efecto poderoso que tuvieron sus palabras, lo notó y por lo tanto aprovechó ese efecto para tirar un bocadillo más. _Si ustedes piensan que los Vulturi los dejaran vivir para que cuenten esta historia, ustedes están equivocados. Nosotros tal vez destruyamos a todos_ él se encogió de hombros _Pero entonces, tal vez no. Tal vez estamos de pie en igualdad de condiciones más de lo que ellos saben. Pero entonces, tal vez los Vulturi han cumplido su meta y les aseguro que si ellos caen ustedes también lo harán_

Garrett terminó su discurso con satisfacción, gritando por dentro de placer por la incertidumbre que había dejado en los rostros de los que lo habían escuchado. Él volvió a su lugar junto a Kate y pude ver la admiración de ella hacia él.

_Bonito discurso, mi amigo revolucionario_ Garrett tomó posición de ataque y pude sentir la tensión de su cuerpo y la incredulidad en su mente,

_¿Revolucionario?_ El gruñó _¿Contra quién soy yo un revolucionario? ¿Eres mi rey? ¿Desea que lo llame maestro, también, como toda su sicofánatica guardia?_

"Wuoa… tiene las pelotas bien puestas! Tendré que recordarlo, si salimos de esta…" capté los pensamientos de Emmett que miraba a Aro con una sonrisa de satisfacción. El antiguo no podía creer la osadía del nómada, aunque parecía percibir más de él, de lo que alguno pudo, con solo escuchar sus palabras.

_Paz, Garrett_ dijo Aro tolerantemente _Yo solo me refería al momento de su nacimiento. Aun un patriota, veo_

_Vamos a preguntar a nuestros testigos_ Aro sugirió _Vamos a escuchar sus pensamientos antes de tomar nuestra decisión. Díganos, amigos_ murmuró el casualmente mientras nos daba la espalda y enfrentaba a sus testigos… utilizando muy bien sus palabras _¿Qué piensan ustedes de todo esto? Yo puedo asegurar que esta niña no es lo que temen. ¿Tomaremos el riesgo y dejaremos a la niña vivir? ¿Pondremos nuestro mundo en peligro para preservar su familia intacta? ¿O tiene razón el impetuoso Garrett y se unirán ustedes a ellos en una lucha en contra de nuestra repentina búsqueda de dominio?_

"Nos dice esto como si nos diera a elegir…" pensó alguien cercano al linde del bosque,

"Esto no es lo que nos había dicho que sucedería…" pensó otro…

"Quizá tiene razón, aunque la niña parece tan inofensiva…"

"El nómada tiene razón… ellos solo se sienten amenazados…"

Diferentes corrientes de pensamientos llegaron a mí, entre ellos los de una mujer que temía… temía por ella y su compañero,

"¿Esto es todo?... ¿si estamos en contra de ellos nos perseguirán?... ¿esto es todo lo que nos queda por haber participado?... nunca debimos haberlo hecho…"

Esa misma vampira que tan tristemente había descubierto su destino, miró a su compañero y tuvo el valor de hablar…

_¿No tenemos más alternativa?_ miró con ira a Aro, ira mezclada con resignación… _¿con ustedes o en su contra?_

_Por supuesto que no, encantadora Makenna_ dijo Aro con incredulidad y como si se hubiese sentido ofendido, le hubiese creído si no hubiese visto en el fondo de su mente el deseo de tratar con ellos más tarde _Se pueden ir en paz por supuesto, como lo hizo Amun, incluso sino esta de acuerdo con la decisión del consejo_

Makkenna miró una vez más a su compañero… ambos querían salir de allí, ambos se dejaron llevar solo para ser testigos, no para luchar…

_No hemos venido aquí a luchar_ dijo con resignación. Temía… el miedo en su mente era casi contagiosa, pero estaba dispuesta a intentarlo… oh cielos, tanto se había dado vuelta en tan poco tiempo, primero Garrett y luego ella… tanto a nuestro favor en tan solo unos minutos… _hemos venido aquí para ser testigos y nuestro veredicto es que la familia es inocente. Todo lo que pretende Garrett es la verdad_

_Ah_ dijo Aro con fingida tristeza _siento que nos vean de esa manera, pero esta es nuestra naturaleza de trabajo_

_No es lo que veo, pero es lo que siento_ Makenna hablaba con los nervios vibrando en su voz, miró a Garret y en su cabeza le dio la razón… _Garrett dijo que tenían manera de enterarse de que mentían, yo también, se cuando veo la verdad y cuando no_

"¿En serio?... interesante…." Pensó Aro mirándola con nuevos ojos, aunque la incredulidad flotaba en su cabeza "creo que podemos ganar más de lo que venimos a buscar"

_No nos temas, amigo Charles. No dudes que el patriota cree en verdad lo que el dice _ dijo el antiguo cuando Charles temió por su compañera. Tomó su mano y se mantuvieron a la espera de las decisiones de Aro, estaban totalmente arrepentidos de haber venido.

_Ese es nuestro testimonio_ dijo Makenna. _Ahora nos vamos_

En el momento en que ellos rompieron sus filas para caminar lentamente hacia atrás para luego desaparecer en el bosque, tres más de los testigos hicieron lo mismo, sus pensamientos llenos de dudas, llenos de miedo…

"Seremos perseguidos cuando esto acabe… tienen a Demetri…" pensó un vampiro alto que estaba ubicado junto a donde habían estado Makkenna y Charles, sus ojos escaneaban el bosque decidiendo la dirección a la que correr…

"Esto sucede por defender causas que no nos involucran… pero eran los Vulturis ¿Qué podíamos hacer al respecto?..." pensó una vampira que miraba a los demás casi con desesperación, a la espera de que muchos antes de ellas tuvieran el valor de uír antes de hacerlo ella también… "al menos no seré la única que moriré"

Nos exceden en número, los subestimamos_ dijo. _No podemos contar con ninguna ayuda del exterior. ¿Debemos dejar esta cuestión sin resolver solo para salvarnos?_

La pregunta oportuna en el momento oportuno, a su guardia y para que todos la escucháramos y supiéramos qué tan intrépidos eran los hombres que lucharían en su grupo…

_No amo…_ susurraron ellos al unísono, aunque sus mentes tenían ciertas dudas. Sus ojos puestos en los licántropos y en los vampiros que estábamos al frente, algunos conocían nuestros dotes y otros especulaban… pero todos sabían que si estábamos en frente era porque podíamos ser los primeros en detenerlos.

_¿La protección de nuestro mundo tal vez vale la pérdida de algunos de nosotros?_ insistió Aro… la respuesta ya la sabía, era la que él esperaba de los que le temían.

_Si_ contestaron casi en un susurro… _No tenemos miedo_

_Hermanos_ dijo Aro dirigiéndose a sus hermanos _Hay mucho que considerar aquí_

_Aconséjanos_ dijo Cayo con impaciencia, él deseaba esa lucha tan esperada, confiaba en sus recursos… confiaba en nuestras debilidades.

_Aconséjanos_ repitió Marco desinteresadamente, aunque sus ojos siempre estaban puestos en mi hija.

Ellos tomaron sus manos formando un triangulo perfecto y agacharon sus cabezas. Sus mentes entrelazadas, discutiendo lo que tenían que hacer con nosotros, como si fueramos un lote podrido que debían desidir sacrificar o reservar. La voz cantante era la de Aro por supuesto, porque sus hermanos exponían sus pensamientos pero él solo escuchaba… ninguno más tenía el don…

"Esa niña… no me fío de ella, no me fío de los lobos… sabes lo que hicieron en épocas pasadas y aunque estos sean distintos, son lobos al fin…" los pensamientos de Cayo susurraban en mi mente, los de Marco…

"Vinimos a impartir una justicia que al parecer no nos toca juzgar… ¿por qué estamos aquí?... ¿a beneficio de qué? ¿Morir?..."

"Ellos esperan una lucha, una lucha desigual… varios nos han dejado… desagradecidos… muchos piensan hacerlo… ¿la guardia es suficiente? Ellos han sido entrenados..."

En el momento en que él pensó en eso, un par más de sus testigos salieron por la orilla del bosque y comenzaron a correr… casi silenciosamente, aunque en sus mentes suplicaban que no fueran encontrados y que tuvieran la oportunidad de correr lejos antes de que salgan en su búsqueda…

_¿Recuerdas lo que le dije?_ oí a Bella susurrar detrás de mí. Sentí el aroma… ese aroma salado que solo pocas veces sentí y que en ese prado me llenaba de temor, de angustia y pánico irracional… oh dios… las lágrimas de mi hija.

_Te amo_ volteé en cuanto escuché la voz quebrada de mi niña… ella miraba a su madre con amor, ella tocaba su cara tratando de trasmitir en imágenes que si recordaba lo que le había dicho.

Y lo vi…

La vi correr en el lomo de Jacob, lejos…

Oh dios…

_Yo también te amo_ murmuró mi Bella, sus ojos topacios llenos de una infinita amargura que no me gustó que estuviera allí. El dolor… oh cielos, el dolor era casi perceptible para mí, no necesitaba a Jassper para sentirlo. Era como si un cable de acero estuviera tirando de mi pecho a punto de romperse, la separación… _más que mi propia vida_

"¿Qué es lo que dice?... ¿Por qué palabras de despedida?... que carajo Cullen!..." los pensamientos de Jacob no tenían respuesta, no más que el dolor que yo pudiera trasmitirle, porque me sentía morir… estaba por perder todo lo que había ganado en una fracción de tiempo en el espacio… así, sin más…

Bella acarició el lomo de Jacob y estiró sus pies para ponerse de puntilla y hablarle al oído casi inaudiblemente,

_Espera hasta que se distraigan totalmente, después huye con ella. Aléjate tan lejos de este lugar como te sea posible.

Cuando hayas ido tan lejos como puedas a pie, ella tiene lo que necesitan para ir por aire._

Oh dios…

Ella tenía todo preparado!... ella lo sabía de antemano, ¿cómo pudo ocultarlo de mí?... ¿cómo no me lo pudo confiar?... sin darme la oportunidad de despedirme de mi hija, sin abrazar por ultima vez a mi familia. Si estaba tan segura de que esto iba a suceder ¿Por qué no me dio una simple pista para planear esto juntos?...

Me acerqué a ella incrédulo, casi perdiendo la razón… oh dios… era cierto, iba a perder a mi familia, mi hija… mi esposa…

Renesmee alzó sus brazos y la tomé en los míos, la fundí en mí rodeándola casi con abrumadora desesperación.

"Jaiki me cuidara, estaremos juntos papi… te amo tanto… tanto…" los pensamientos de mi hija se reflejaban en los sollozos de dolor que ahogaba en mi cuello.

Oh dios, cuanto la amaba!

Miré a Bella sobre su hombro… mi dolor desgarrador reflejado en sus ojos…

_¿Esto es lo que escondiste de mí?_ pregunté en un hilo de voz… maldición!...

_De aro_ dijo ella. Oh cielos… y yo comportándome como un idiota posesivo inseguro!... ¿qué diablos había pasado por mi mente? Ella estaba haciendo lo que nunca hubiese pensado hacer, ella actuó llevada por sus instintos de madre!...

Quería con todas las fuerzas de mi corazón muerto, desgarrar mi pecho de la culpa…

_¿Alice?_ pregunté cuando fui retrocediendo en mi mente en todas las cosas que Bella había hecho… lo primero que me olió mal… la quema del libro en nuestra chimenea, su negación a hablar de eso…

Ella asintió…

Mi hermana por supuesto… ella había sido el primer contacto ¿Cuáles eran los demás? Ella le había dado algo tan preciado aún después de huir… ella le había dejado una esperanza para nuestra hija. Oh Alice…

Podía llegar a ser un vampiro centenario con múltiples virtudes, podía desgarrar la garganta de cientos de hombres que pecaron por la tierra, podía luchar mano a mano con gigantes licántropos, podía enamorar a la mujer más perfecta de esta tierra… hacerla mía y lograr que me quisiera como yo la quería, cada noche, cada día… pero algo no podía hacer. Quebrar el lazo de acero que me mantenía unido a mi hija, algo que a duras penas podía concebir hacer… dolía tanto. Prefería el abrazo de las llamas que esta separación.

Me separé de Renesmee y besé su frente elevando una plegaria al cielo para que si había un dios, considerara escucharla… ella era tan solo una niña a pesar de las circunstancias por dios santo. Besé cada mejilla mojada por las lágrimas y tragué el nudo en mi garganta para tener las fuerzas necesarias de caminar hacia Jake y colocarla con seguridad en su lomo.

"Tengo que hacer esto… Bella, Edward, la cuidaré con mi vida… la veré crecer, la amaré, la respetaré sobre todas las cosas… pero dolerá verla separase de ustedes" los pensamientos de Jacob eran la agonía misma, podía ver las lagrimas en sus ojos, el dolor, la incertidumbre, la valentía…

_Tu eres el único a quien nosotros le podemos confiar a Renesmee_ le murmuró Bella con el dolor estrangulando su voz _Si no la amaras tanto, yo nunca podría hacer esto, se que puedes protegerla, Jacob_

La agonía de Jake era tan palpable que pude sentir su amor entrañable, amor por Renesmee, por Bella… por mí…

Él apoyó su cabeza enorme en el hombro de Bella y gimoteó con dolor,

"Si el destino me da la oportunidad, espero volver a verlos, espero que todo salga bien… esto no puede terminar así, no puede terminar así…"

_Yo se_ susurró Bella como si pudiera oír lo que su amigo le decía _También te quiero Jake, tu siempre serás mi mejor amigo_

Cuando mi amor levantó su cabeza me acerqué a mi amigo, mi compañero de armas y aliado… y apoyé mi cabeza en su hombro para hablarle al oído…

_Adiós Jacob, mi hermano…. mi hijo_ susurré con el dolor palpable en mi voz. A pesar de todo, el destino quiso que nuestras vidas estuvieran entrelazadas, él se llevaba a mi hija… pero sin duda había ganado un hijo en mi camino.

"La cuidaré con mi vida Edward, la cuidaré con todo lo que soy…"

Sabía que sería así… no me cabía ni la menor duda.

_Entonces ¿no hay esperanza?_ la voz de mi padre se abrió camino por mi bruma de dolor, había dejado de prestar atención a las mentes de todo el lugar en cuanto tuve la realización de que estaba cerca de perder lo más preciado de mi existencia.

_Siempre hay esperanza_ contestó Bella en voz baja. _solo conozco mi propio destino_ ella me miró. Alcé mi mano para tomar la suya, si había un final, lo enfrentaríamos juntos...

Mi destino es el tuyo mi amor… te seguiré donde me lleves… donde tú vayas.

Ella era mi destino…

"Los amo hijos míos… los amo y lo haré siempre aún luego de esto pase lo que pase" pensó agónicamente Esme cuando pasó a nuestro lado para situarse junto a Carlisle tomados de la mano. Sus sollozos se mezclaban con los de mi hija y otros más.

Tuve que ser testigo de las despedidas de los demás, palabras de amor y aliento que había escuchado por décadas de la boca de mi familia, esta vez podía decírselas a alguien, mi Bella… aunque entre ella y yo no hacían falta palabras, iríamos a un mismo lugar. O cielos… no iba a dejar que me la quitaran también, ella se quedaba a mi lado.

Sentí los pensamientos de Alec frente a mí, estaba preparado para atacar. Me aferré con fuerza a la mano de mi esposa, de mi pilar, mi todo… y en el momento en que Alec atacó ella habló,

_Prepárense, está a punto de comenzar_


Reviews?