GOMEN GOMEN GOMEN! Ya lo se me tarde demasiado poniendo la conti y les debo una disculpa enormememente enorme xD bueno aki esta la conti, muy pronto surgiran problemas entre nuestros tortolos y una tragedia que espero no les haga odiarme y ya no leer el fic (inner: o vamos no lo dejaran de leer .. vd??? =D) shhh kllate! xD bueno sin mas preambulo aki esta la conti y estense atentos que muii pronto hay mas sorpresas en mi canal con nuevos one shots (inner: kizas lemon muahahahahha) O///////O si kizas xDD aki la conti! Dejen sus coments =D

Cap. 2 Te amo…

- Hinata…Estas segura que permitirás que neji te diga esa clase de estupideces? – le decía Naruto a Hinata mientras caminaban sostenidos de la mano. Hinata era la heredera de una de las familias mas adineradas del pueblo, y con grandes influencias. Si ella no hubiera nacido, Neji hubiera sido el heredero, pero al enterarse qué Hiashi iba a ser padre, la cosa cambio…Neji se encontraba disgustado, y para su mala suerte , lo eligieron como una especie de "protector" de la heredera, y eso no era complemente divertido para el, y era por ese motivo el cual el siempre le hacia recordar constantemente que debía actuar con dureza, y que no haga amistad con ciertas personas ya que era "repugnante"…Esa tarde le dijo que era "indigna" del titulo que le había otorgado La familia Hyuga…

"Es ridículo que a una niñata como tu le concedieran tan honor, indigno de ti...Me das asco…"

Al recordarlo una lagrima recorrió su rostro, pero rápidamente la oculto, naruto apretó un poco mas su mano, sonriendole, mientras seguían caminando. Se querían, y nada iba a cambiar eso. Era extraño, ella al llegar se mostraba tímida y distante, pero poco a poco fue creciendo su carisma y cariño hacia los demás, aquel cambio de instituto la izo cambiar mucho , en especial conocer a aquel rubio ojiazul que la llenaba de esperanza y vida. Ella correspondió la sonrisa y se apoyo en su hombro. Era feliz así. Estando a su lado, nada era igual, todo era paz y tranquilidad.

-No entiendo por que lo soportas…- comentaba Naruto mientras la daba el helado de vainilla a Hinata, quien al agarrarlo lamió enseguida

-Bueno…Supongo por que en parte es mi familia – respondió mientras seguían el paso, ahora hacia la casa de Hinata

-Pero NADIE debe hacerte sentir mal…-respondió, mientras pasaba un brazo por sus hombros, haciendo que esta este pegada a su cuerpo mientras saboreaba dulcemente el helado

-Y como te hiciste la herida? – pregunto bruscamente Hinata, en busca de parar la conversación acerca de Neji.

-ya te lo dije…Otro idiota – suspiro rendido, era demasiado terca como para comprender…Ella nunca comprendería por lo que el pasaba, como quizás el no comprendería por lo que ella pasaba.

- Ya veo…- dijo por fin, después de un silencio eterno. Naruto se desespero y paro en seco, odiaba aquellos silencios en el cual ambos trataban de comprenderse

-mmm? – se expreso Hinata, el la miro y agarro de sus hombros, mientras acercaba su rostro contra el de ella. Hinata se ruborizo pero cerró los ojos, esperando. Naruto poso nuevamente sus labios con los suyos, pero esta vez con mas intensidad que la primera vez, esta vez sus labios se movieron aun mas rápido y deseoso, Hinata respondió con la misma intensidad, y reprimió un pequeño suspiro, Naruto mordió su el labio inferior y ella abrió un poco su boca, para que la lengua de Naruto pudiera explorar libremente cada rincón de su boca. El se deleitaba con su sabor, y por ultimo se separo por falta de aire, ella lo miro sonrojada y el se acerco a su oreja

- Me gusta cuando te sonrojas – agrego, a lo que ella se sonrojo aun más

-Tonto…- respondió, mientras ocultaba su rostro en el pecho del chico, el cual le robo su corazón…

- Hola a todos! – saludo Hinata al entrar en su hogar

- Hinata! – grito la pequeña Hanabi, saltando en su dirección, su hermana menor también le había enseñado muchas cosas, como ser feliz en cada momento de su vida

-Hanabi, Como estas? – pregunto cargándola, y dejando su maleta a un lado

-Muy bien, one chan….nee? porque tienes los labios tan rojos? – le pregunto sin vergüenza mirándolos fijamente, Hinata recordó el largo beso que Naruto le dio y se sonrojo al instante

-Eto…veras comí un helado de regreso aquí, es por el frió – se excusó, dando un suspiro, de la que se salvaba, la próxima ves seria un tanto mas precavida al estar con Naruto

-Y de seguro ese chico llamado Naruto te acompaño verdad nee chan? Es un chico tan guapo! Lastima que solo sean amigos…

-Si…solo amigos – una gota corrió su frente y una sonrisa nerviosa se formo en su cara – y por que no me acompañas a saludar a nuestro padre?

-Claro! – dijo, agarrándole la mano y dirigiéndola al despacho del que era la cabeza de la familia Hyuga..Hiashi…un hombre serio y de temer, pero preocupado por sus hijas…Hinata siempre se encontraba nerviosa al hablar con el, pero trataba de sonar lo mas normal posible…Toco la puerta con 3 leves golpeteos…

-Adelante…- respondió una voz masculina llena de seriedad

-Padre, Buenas Tardes…Solo quería decirte que ya he llegado…Y que muy pronto comenzaran los exámenes de fin de semestre…- agrego con una pequeña reverencia, siendo lo mas humilde posible

-Me da gusto saberlo, puedes retirarte…- Hinata se levanto y volteo su rostro, en verdad daba temor, pero de todos modos lo amaba, era su padre después de todo.

Era por eso mismo que tenia miedo, su padre era un hombre de grandes expectativas, y muy conocido en el ámbito de negocios, su padre era extremamente sobre protector por lo que pueda pasarles a su hija, con tantas personas crueles en el mundo…

-Ya llegue…- dijo muy tranquilo Naruto, dejando su mochila tirada en medio de la sala, todo estaba demasiado tranquilo y olía profundamente a ramen

"Querido nieto llegare tarde hoy, ya sabes, lo de siempre…Hay ramen de comer Disfrútalo mientras piensas cosas pervertidas acerca de hinata!..."

-Ero sennin…-dijo mientras cerraba los puños, tiro el papel y se dispuso a caminar hacia la cocina, metió un plato de ramen al microondas y observo como este daba vueltas dentro del aparato… Se preguntaba si Hinata se encontraba tan inquieta como el en aquel momento…¿Estará pensando en el?... Al recordar el contacto de esos labios sobre los suyos, una ola de sensaciones volvían a el, como si no hubiera sido suficiente estaba deseoso de mas… ¿Era normal todo esto? Al sentir como el aroma del ramen se esparcía en la cocina al abrir el microondas, mirando el humo salir…Dio un gran suspiro…¿Qué mas daba? Se encontraba alegre de lo que pasaba en esos momentos

No estas lista para tanta responsabilidad…NO LO LOGRARAS!...

Hay personas que te harán daño en el proceso…una MUERTE es lo que te espera…

Eres Indigna…¿Cómo puedes creer que eres algo valioso?

No sabrías lidiar con esto…Ríndete Hinata…Ríndete

Hinata volvió a despertar sobresaltada de la pesadilla que había tenido el ultimo año, en el cual le habían dado a conocer que ella seria la heredera del clan hyuga…Las palabras de su tío, primo y otros conocidos seguían rondando su cabeza, ¿Cómo era posible que su padre halla confiado tal responsabilidad en ella? Puso sus manos entre sus cabellos mientras los apretaba un poco, reprimió un pequeño suspiro…Le causaba dolor…Pero lo que mas tenia era miedo…Miedo a lo que le podría suceder al tener tal cargo… Enemigos de la familia, o los propios codiciosos conocidos o amigos podrían estar en contra de ella y realizar un plan macabro para poder realizar..

Su muerte…

Daba miedo, pero…Era la verdad…Al darse cuenta que no podría conciliar el sueño nuevamente, decidió levantarse y darse una ducha de agua templada…y quizás tomar una taza de te…Si la verdad era que podría morir…¿Por qué se lo dieron a conocer? ¿Para intranquilizarla? …Pues lo habían conseguido…Estaba mas asustada que nunca.

-Ya esta hecho el plan mi señor? – Decía muy ansioso un hombre de 30 años, y cabellera oscura – Discutimos esto hace tanto y me da cierto temor el que nos descubran

-Sabemos el riesgo que tomamos…pero es irrelevante, debemos actuar de inmediato – le respondía

- Es algo que teníamos previsto, y no nos podemos echar atrás, será una muerte divertida…-una sonrisa malévola apareció en el rostro del hombre, enseñando sus dientes con fantástica diversión – Lamentaran haber puesto algo tan importante en hombros de una pequeña niña como ella

- Debemos estar seguros que el vehiculo la mate, o al menos deje paralítica o con algún retraso, así podrán otorgar el cargo nuestra familia…-respondía mientras ponía un saco de billetes sobre la mesa, impaciente el otro hombre la abrio y conto rápidamente lo que eran 10 paquetes de billetes de 100 dólares, fajados maestramente.

-Y que tal si fallamos? – le dijo mientras lo veía impaciente

-Entonces alguien pagara por aquel fallo – una mirada llena de ira – No quiero errores

-No se preocupe…Hinata hyuga será un blanco tan fácil y frágil que ni siquiera se la extrañara – y es así como termino aquella repugnante conversación… Mientras aquellos dos hombres se estrechaban las manos con fatal amistad, mientras sonreían, ansiosos por que su plan se ponga en marcha de una vez…