Los personajes son propiedad de Stephenie Meyer.

La idea para este drabble surgió luego de una platica que tuvimos en el Twitter acerca de nuestro amor por Charlie Swan.

Es un regalo para Anna [no sé qué haría sin ella] y con mención honorífica a las tweeties. ¡Las adoro chicas, a TODAS!


THE MIRROR


Dolor. Ilusiones rotas. Corazón destrozado. La ha abandonado. Como a él lo abandonaron.

Porque Charlie se ve reflejado en sus ojos, en esos ojos chocolate que son idénticos a los suyos. Matices marrones, grandes y claros. Llenos de dolor.

Bella se encierra en sí misma; él se desespera. ¿Cómo ayudarla cuando no quiere ser ayudada? Sin embargo, la comprende. Él hizo lo mismo en el pasado, cuando la razón de su vivir se marchó de su lado; cuando la chispa de vida que alumbraba su sempiterna vida lo dejó. No quería hacer caso de nadie; quería que lo dejaran en paz. Por eso él lo hace. Le da su espacio a la única persona importante en su vida.

Ahora en las noches, cuando antaño pasaba las veladas con su hija y ese chico, se dedica a pensar en lo que le fue arrebatado tiempo atrás.

Y cuando su hija salga a flote, él estará ahí para cuidarla y protegerla. Serán dos sobrevivientes. Dos personas que se sobrepusieron al dolor, que siguen con su vida…. O que al menos lo intentan.

Porque perder lo que más se ama cambia radicalmente tu vida, y Charlie más que nadie lo sabe.


Bien, Anna infla mi ego diciendo que está bien, ¿pero las demás qué opinaís?

¡Besos!