Ludwig Revolution (Kakumei) le pertenece a Kaori Yuki

Mi segundo fic de Ludwig Revolution:

Moraleja: NUNCA dejen sola y aburrida a una bruja

Prologo:

(Capitulo 1)

Era un día de ocio TOTAL.

Y se notaba.

Que floooooojeraaaa…

Dorothea estaba sobre su cama, aburrida. Ludwig tomaba su siesta de belleza, Wilhelm estaba buscando por enésima vez en la semana a Lisette, que se suponía estaba en la ciudad pero de ella no aparecía ni el borde de la nariz. Todo aburrido y normal.

Esa mañana, había llegado una carta de parte de Amalberga, como siempre, diciéndole a su "Lu-san" que regresara a casarse con ese niño… ¿Cómo se llamaba? Julius, Eso, total, ahí estaba y no hacia nada. Aburrido. Igual que ese día.

Total, que Lui-sama debía regresar a menos que se consiguiera una esposa rápido. Dorothea se miró con nostalgia en un espejo sobre la cama. ¿Por qué no podía atraer su atención de forma menos superficial? Se preguntó si algún día ella tendría la oportunidad de estar en el trono como reina.

Tal vez no.

Bah. Se encogió de hombros. Con tal de seguir junto a ese "hermoso y cruel verdugo", no estaba mal.

Pero el punto no era ese. De hecho, solo pensó eso por ocio. ¿Por qué? Porque estaba ABURRIDA. Aburrida y llena de ocio, que es lo peor.

Para una bruja medio desquiciada como Dorothea, los días aburridos son una tortura. Ni una aventura que vivir, ni un enredo familiar que resolver o mejor aun: Que enredar más… nada. Ni siquiera podía echarle alguna sustancia rara al vaso de Will para que hiciera estupideces. Nada.

Ni siquiera reemplazar las balas de Lisette por serpientes, ni nada.

Ya ni siquiera hacer que el traje de Lui-sama se volviera aun más fosforescente.

Aburrido. Aburridísimo.

Ya ni podía gastarle bromas a Julius, ni al cochero… ni siquiera podía mimar un poco a sus serpientes. Estaban profundamente dormidas.

-Mmmpfh…-

Bueno, debía hacer algo para no enloquecer de aburrimiento.

Observó de un ojo un gran libro sobre la repisa frente a la cama.

Bueno, pues.

Se levantó de la cama haciendo un esfuerzo sobrehumano.

Tomo el gigantesco libro de "Hechizos y Pociones interesantes para brujas experimentadas", lo puso sobre la cama, se recostó sobre esta, hizo aparecer a su lado una pera podrida que comenzó a mordisquear como si fuera algo delicioso, y comenzó a buscar algo interesante que hacer.

A ver…

Letra A:

Amor… naaah…. Muy clásico. Que flojera. De cualquier forma, se necesitaba una pluma de paloma, y Dorothea se moría de flojera por salir a buscar una mugrosa paloma.

Letra B:

Babosas… no, muy complicado y sin chiste…

Letra C:

Casamientos… no tenía anillos de oro a la mano…

Finalmente, se hartó de ir en orden alfabético y adelantó un buen de páginas hasta la letra E, donde se detuvo al ver una palabra que le llamó la atención.

Vio un hechizo interesante.

Bingo, y re bingo. Setenta y cinco veces bingo.

Leyó, releyó y re releyó la formula de tan divertido hechizo, increíblemente perfecto para ese momento, sin poder creerlo.

Sonrió maniacamente, mientras saltaba de la cama y corría a buscar las cosas necesarias en la formula. De cualquier forma, no eran muchas, que era lo genial. La mayor parte del hechizo era de poderes y hechizos sin necesidad de más materiales.

Era complicado, pero estaba segura de poder hacerlo.

Total, ella era una bruja Muuuuuy experimentada.

Sip, esa tarde iba a ser increíblemente interesante.

De hecho, no solo esa tarde, si no…

-Esto me asegura diversión por 9 meses.- dijo la bruja, satisfecha de haber encontrado dicho hechizo.

Ay de las victimas…

Fin Del Capitulo

Atte: Lallen

Pd: Supongo que ya saben de que va el hechizo. No se preocupen, no voy a poner cosas "contra natura" XD