Rosalie Pov

-Listo, ya puedes irte.- Termine de peinar a Lily, y salió corriendo a su cuarto, donde había dejado a Emmett esperando para seguir jugando a las muñecas.

-¿Sabes que en menos de una hora regresara a ti para que la peines de nuevo, verdad?- me dijo Bella, sentada en el borde de mi cama con una mano sobre su abultado vientre.

-Si, pero entonces será el turno de Emmett para peinarla.- sonreí.

-Suerte que yo voy a tener a un dulce niño, así no tendré que sufrir con las compras ni peinados.-

-Pero si tendrás que lidiar con los constantes deportes y excursiones que habrá.-

-No había pensado en eso.- su ceño se iba frunciendo entre más pensaba en las excursiones y su pésimo sentido de la coordinación.

Tome asiento frente al tocador, era mi turno de arreglarme, aproximadamente en una hora, Jasper, vendría por nosotras para ir al hospital; iríamos a recoger unos análisis de Alice y Bella tenia consulta.

-¿Qué tal los dolores de espalda?- le pregunte al verla pararse con algo de dificultad, sujetándose la espalda.

-Insoportables, y los calambres por la noche aun peor.- hizo una mueca de dolor. Camino por la recamara y luego se paro frente al espejo de cuerpo completo que tenia al fondo del cuarto; observaba su panza de 9 meses cubierta por un hermosos vestido color azul celeste.

-Se está acabando mi tiempo para usar el pretexto de embarazo, igual, a cero tacones.- comento viendo sus zapatos sin tacón a juego con el vestido.

-Aun te queda la cuarentena.-

-Oh si, la cuarentena.- se emociono sarcásticamente.- Cuarentena, igual a, cero tacones cero sexo.-

-No sé de qué te quejas, solo serán 40 días. Yo me pase 1 año y como 7 meses sin nada de nada.- le recordé, porque aun después de despertar del coma tuve que entrar a terapia física debido a la atrofia de los músculos y a eso sumarle las operaciones.

-Si, pero la mayor parte de ese tiempo estuviste dormida.-

Emmett entro a la habitación, peinado con extraños chonguitos en su cabello. – Jasper las está esperando abajo.- y salió de la habitación.

Bella se echo a reír por el peinado.

-Si así te pusiste con ver a Emmett, imagínate como me veía yo ayer con todo y maquillaje incluido, cortesía de Lily McCarthy.-

Deje a Bella esperándome al borde de las escaleras y me fui a despedir de mis dos amores.

-Ya nos vamos, en un rato regreso.- les dije, entrando al cuarto.

Emmett estaba sentado en la alfombra y siendo peinado por Lily, otra vez.

-Auch, Lily me estas jalando el cabello.- Emmett se quejaba y mi niña solo reía. A ambos les di un tierno beso en la mejilla y regrese con Bella.

Bajamos lentamente las escaleras para encontrarnos con Jasper, esperando al final de la escalera.

-Pensé que también vendría Alice.- le dijo Bella, luego de que nos saludáramos.

-En estos momentos es imposible sacarla de su estudio.- nos dijo, dirigiéndonos al porsche amarillo de Alice, a él era la única persona al que se lo prestaba. – Ha recibido la petición de un diseño exclusivo para los Oscares.-

-Vaya, si que va a hacer una hazaña si logramos sacarla de ahí.-

Nos subimos al porsche y Bella decidió irse atrás porque según ella la estresaba la manera de conducir de Jasper.

-Me recuerda a cuando íbamos en la universidad y todo el tiempo estaba rodeada de golosinas y café para no quedarse dormida. –

-Yo me la viví rodeada de coca-cola. Me volví tan adicta que llegue a pagar 100 dólares por una botella que ya solo tenía la mitad del líquido y las babas de otro tipo.- les confesé. Emmett cada vez que lo recordaba se echaba a reír.

-La carrera de periodismo no es tan fácil como parece.- trate de excusarme.

-Hablando de trabajos, ¿Vas a regresar, o te retiraras?- me pregunto Bella.

-Pues ya me tome dos años sabáticos, así que tal vez regrese pero solo a medio tiempo.-

-Eso parece buena idea; incluso podrías pedir trabajar desde la casa para que no tengan que dejar a Lily.-me sugirió Jasper.

-Si, ya había pensado en algo así.-

Llegamos al hospital y Edward ya nos esperaba en la entrada.

-Llegaron rápido.- dijo, y tomo de la mano a Bella.

-¿Dónde está el anillo?- le pregunto Bella, sujetando su mano izquierda, donde debería estar su anillo de bodas.

-No lo he perdido. Aquí esta.- con su otra mano alzo una cadena que pendía de su cuello con el anillo en ella.

Un año después de la boda de Alice y Jasper, se casaron Bella y Edward; y hace una semana habían cumplido su primer aniversario de bodas.

-Más te vale no perderlo, recuerda que es de mala suerte.- Bella había adoptado una fobia contra perder los anillos de boda, yo creo que más bien era como un tic nervioso; siempre estaba revisando las manos izquierdas de todos para verificar que llevaran sus anillos puestos.

-Bueno, nosotros iremos a recoger los estudios de Alice, mientras ustedes pasan a su consulta. – les dijo Jasper, y comenzamos a caminar por cuyo hospital conocíamos todo los rincones.

Lo más seguro es que Bella y Edward fueran a dar una vuelta a pediatría, el área permanente de Edward, y luego subirían a su consulta al segundo piso. En cambio, nosotros subiríamos al sexto piso.

-¿Para qué se sigue haciendo estudios?- le pregunte, durante el transcurso del elevador. Yo solo me los tendría que hacer anualmente.

-Son de rutina, se los tiene que hacer cada seis meses.-

-Que horror venir a que te piquen cada seis meses.-

Salimos del ascensor, caminamos por el pasillo y luego doblamos a la derecha para llegar a la recepción.

-Hola Jodi, que sorpresa verte en recepción.- la saludo Jasper, yo simplemente la ignore; nunca nos habíamos caído bien.

-Si, me modificaron el turno.-

-Vengo a recoger unos estudios que le hicieron a Alice hace un mes.-

-SI, aquí están.- Le entrego un sobre blanco.

-Gracias Jodi, nos vemos luego.-

Al ser estudios de rutina no era necesario que un doctor te los diera, ni que te los explicara; ya sabíamos que buscar en los resultados. Nos sentamos en la sala de espera que había en ese piso y espere a que que abriera el sobre. Lo rasgo y saco la única hoja de resultados que venía dentro, su mirada recorría con avidez el contenido de la hoja igualando a una máquina de rayos x. No parecía que nada anduviera mal, hasta que al final se congelo.

-¿Todo va bien?- trate de sacarlo de su meditación, él solo me tendió la hoja para que la viera.

Tome la hoja y comencé a registrarla, todo los resultados estaban dentro de lo normal, si lo sabré yo que me la viví casi dos años en el hospital solo escuchando términos médicos y resultados. Estaba a punto de preguntarle que lo había puesto así, cuando llegue al final de la hoja.

Test de embarazo: positivo.

-Voy a ser papá.- su voz sonaba alegre y parecía haber superado su momento de paraliza miento.

-Y al parecer vas a ser un padre que se entero que sería padre antes que la madre, increíble.- Nos abrazamos, celebrando la noticia.- Muchas felicidades.

-Deberías irla alejando de tanto café, podría ser malo para su salud.-

-¿Crees que debería hablarle y decírselo o esperar hasta en la noche?-pregunto efusivo.

-Yo creo que deberías esperar a decírselo de frente.- Esa seria la manera correcta de hacer las cosas. -Vi una tienda para bebes de camino a aquí, quizás podrías comprar algo para darle la notica a Alice.-le sugerí, emocionada.

Él acepto y caminamos fuera del hospital hacia la tienda de bebes, no les avisamos a Bella y Edward ya que deberían de estar en consulta. Entramos y la tienda estaba impregnada a una loción para bebe, caminamos atreves de los estantes viendo la diferente ropita y peluches de felpa que había.

-¿Se supone que tenga ganas de compara todo lo que hay en la tienda?-me pregunto, divertido y emocionado.

-Me preocuparía si no fuera así.- lo palmeé en el hombro.- Quizá un mameluco y unos zapatitos estarían bien por el momento.-

-¿Color?- pregunto, y ambos dudamos un momento.- ¿Amarillo o verde?

-Verde pistache, me gusta más.- se encogió de hombros y comenzamos a buscar.

Luego de una hora y superar diferencias con nuestros exigentes gustos, escogimos un mameluco verde pistache suave con blanco en el pechito que es donde tenía a unos adorables patitos amarillos, los zapatitos fueron también verdes pistache.

Fuimos a pagar y luego de convencer a la empleada que se confundió y pensó que nosotros éramos los padres y que por nuestro parecido éramos hermanos y nos parara de acusar de incestuosos, logramos salir de la tienda.

-Vaya lio.- contempló, meneando la cabeza.

Mi celular comenzó a sonar con la musiquita del fantasma de la opera, Edward.

-Hola, estamos como a una cuadra del hospital ya vamos para allá, ¿Todo está bien?- dije, apenas descolgué.

-¿Ya me dejas hablar?-

-Lo siento.- Me disculpe, murmurando un "cascarrabias" al final.

-Te escuche, pero ¿sabes algo? Hoy nada de eso me importa, ¡Voy a ser papá!- me aleje el teléfono de la oreja ante su grito, que también escucho Jasper.

-¿No debería ser yo el que estuviera gritando eso?- me susurro bajito, divertido.

-¿De que estas hablando? Ya sabíamos que serias padre desde hace 7 meses.-

-Estoy diciendo, ¡Que Bella está a punto de dar a luz!-tuve que volver a quitarme el teléfono de la oreja. Jasper soltó un "¿Qué?" sin que saliera ruido de su boca.

-Pero la cesárea estaba programa para dentro de una semana.-

-Pues según el doctor, su cuerpo está listo para un parto natural en este momento. Ya les hable a todos para que vengan.-

-Ok, ya estamos ahí en 5.-

Colgué. Jasper, al reaccionar, tuvo que correr un poco para alcanzarme a mí y a mis zancadas.

-¿Ya va a nacer el bebe?- me preguntó.

-Sip, ya todos están en camino.-

Llegamos al piso de maternidad prácticamente jadeando por el esfuerzo físico de venir casi corriendo, así de mal estaba nuestra condición física.

-¿Quiénes faltan?- le pregunto Jasper a Esme y a Carlisle que ya estaban ahí.

-Leah y Jacob subieron a la cafetería a comer algo, y Alice vendrá junto con Emmett y la niña.-

-¿Cómo esta Bella?- fue mi turno de preguntar.

-Aterrada. Edward trata de tranquilizarla.- Carlisle lucia feliz y emocionado. Ya quería verlo cuando supiera que pronto seria abuelo.

Regrese mi mirada a Jasper y el pareció entender la razón de mi mirada. Su cabeza se movió negativamente con lentitud, pasando desapercibida la respuesta a mi pregunta para Carlisle y Esme. Él no quería que le diéramos la buena noticia a nadie, aun. Esta era el momento de Bella y Edward.

Felicitamos a Edward cuando salió a vernos, luego nos dejaron a Esme y a mi pasar a ver a Bella. La pobrecita estaba aterrada y se quejaba diciendo que por esto –haciendo referencia a las contracciones- era que había escogido la cesárea, pero que su pequeño Anthony quería nacer ya. Tratamos de tranquilizarla, sin embargo yo no recordaba casi nada del nacimiento por lo que no tenía mucho que decirle.

-Solo no dejes de respirar.-le grito como despedida, Esme.

-Creo que no lo olvidara.- le dije para tratar de tranquilizarla. Ya la quería ver cuando su hija fuera la que diera a luz.

-¿Dónde está la niña?- le interrogue a Emmett cuando lo vi llegar con solo una maleta, acompañado de Alice.

-Tranquilízate, bebe.-Coloco la maleta en el suelo, abrió el cierre y ahí dentro venia mi niña de 3 años. – No la dejaron pasar, así que la transportamos de contrabando.

La tome en brazos, ella venia más que divertida; era igual de aventurera que su padre. Había sufrido mucho los primeros seis meses luego de que Salí del hospital, pues no conocía nada acerca de mi bebe. ¿Qué clase de madre se suponía que era? Probablemente hubiera seguido pensando así, si Emmett no me hubiera hecho entrar en razón.

-Mami, ¿Alguna vez te has escondido en una maleta?- su cabecita estaba contra mi pecho, justo en mi corazón; su manita jugaba con mi cabello, como siempre.

-No mi vida, nunca lo he hecho.-

-¿Y porque no lo haces ahora?-

-Dudo que exista una maleta de mi tamaño, nena.-

-Posiblemente si las allá de mi tamaño, luego lo investigare.-Sonrió Alice, sentándose con un capuchino en su mano derecha, Jacob y Leah se sentaron en las sillas junto al sillón, ¿En qué momento había subido a la cafetería?

Era obvio que todavía no le decía que serian padres, era eso o sabia fingir muy bien. ¿Dónde habían guardado el regalo? En la mirada de Jasper se podía adivinar la emoción y la felicidad.

-¡Todo salió excelente!- Edward salió, grito y se volvió a meter.

Empezamos a celebrar y a repartir abrazos sin que los padres estuvieran presentes.

Jasper Pov

-Ya llegue, acompáñame por una café.-Alice llego por detrás y me fue arrastrando hacia el ascensor.

Tenía ganas de abrazarla y gritarle a ella y a todo el mundo que seriamos padres, pero este era el momento de Bella y Edward, ellos debían disfrutar el momento; ya llegaría el nuestro.

-Un capuchino con mucha espuma, gracias.- pidió Alice, esperamos un momento y luego de pagar fuimos con Jacob y Leah.

Esos dos se habían convertido en otros dos grandes amigos luego de que me salvaran el pellejo el día de la boda, y el mes pasado nos habían dicho que por fin se habían comprometido.

-¿Ya entro Bella a trabajo de parto?- nos pregunto Leah, emocionada.

-Si, estaba muy asustada.- les dije.

Decidimos bajar de inmediato para no perdernos de nada.

Un momento luego de que llegáramos, Edward salió y grito que todo estaba de maravilla, nos abrazamos y felicitamos, no pude resistir un momento más para decirle la verdad a mi Alice.

-Seremos padres.-no había más palabras que añadir.

Me miró, un brillo diferente iluminaba su mirada, una mirada que me decía que no podría ser más feliz en la vida.

Al comienzo de este duro camino lleno de obstáculos, nunca imagine con todas las bendiciones que me toparía. Si bien, sufrimos, lloramos y nuestra alma se partió día a día, ahora se demostraba que todo había valido la pena: Rosalie estaba viva, sana, con su hija en brazos y en dos años más adoptando a un dulce niño con cierto parecido a Emmett. Edward y Bella nos habían acompañado a lo largo del trayecto y ahora emprendían un nuevo camino criando a Anthony y a su próxima hija Nessi. Jacob y Leah se habían casado y decidió tener por lo menos 4 hijos. Alice había logrado ganar la lucha, y jamás pensé que volvería a ver ese brillo tan especial de las mujeres cuando llevan una vida más dentro de sí, dos veces más en sus ojos color miel.

Dicen que el final es solo un nuevo comienzo.


¡Hola!

Como ya se los había dicho antes, aquí está el ultimo capi, ya mañana me voy de vacaciones así que no creo poder contestar sus reviews, pero no duden que lo hare.

Quiero agradecerles como no tienen idea todo el apoyo que recibí con el fic, es increíble haber podido llegar a más de 100 reviews en 15 capítulos.

Las adoro:

Nelly-bello-cullen (Mi fan # 1)

Vikyviko (gracias por estar conmigo desde el inicio de la historia)

NayruOne

Eli-12

Mznickwhite (gracias por todo el apoyo)

Eydaf

Nadiarc22

Natalia H

Ckamilafanstwilight

Pazzitah

Rosaliehaledecullen (Gracias por el apoyo y los reviwes)

Mygypsypauletta (Espero seguir leyendo tus reviews en mis otros fics)

Amber correo mata

Aniie cullen 1

EmilyNight.206

Nath-cullen-black

Marceela Mac

Andygaby26

Zoel White

Dulcesiita

Rudby

Gaabs

Laumr18

Fay Hathaway

Lou Malfoy (no tengo palabras para agradecerte todo el apoyo que me haz dado)

Natalycullen (gracias por tus reviews)

Roxcio

Y a las que siguen también las adoro, porque me demostraron que aun sin tener cuenta son capaces de brindarte su apoyo:

Aniz

gemukiilovemmett

Ruthy

NAIRELENA

YAQUIRA CULLEN

Rosalie hale cullen

Spuffy

Caro0paz

A

Gemalovemmett

Ara

Si falto alguien de verdad perdón y si hubieron repeticiones siéntanse doblemente agradecidas, las amo!!

¿¿¿EL ULTIMO REVIEW PARA "EL CANCER NO ES UN SINONIMO DE MUERTE??? (Las voy a extrañar)