Nueva historia

Sumary: ¿Por qué el cielo me odia? Justo en mi último día de trabajo este infierno se convirtió en mi paraíso.

Los personajes le pertenecen a SM, solo la historia es mia.


Capitulo 1

Bella POV

Supongo que todos tenemos un trabajo el cual odiamos, o por lo menos alguna vez hemos trabajado en algo de la que de verdad no nos sentimos orgullos, bueno, así me siento yo, para nada orgullosa con mi trabajo, pero gracias a todos los santos, ángeles o no se que, ya no tengo que trabajar mas es eso, ayer me titule y hoy por fin puedo decir que soy periodista, en la tarde tengo mi primera entrevista de trabajo, aunque mas que entrevista es un empleo seguro, por lo menos eso me dijeron en la universidad, ya que por mis notas y por haberme graduado como la mejor de mi clase me ofrecieron el empleo de mis sueños, por fin voy a escribir y lo mejor es que con eso me voy a mantener y voy a poder dejar mi otro horrible empleo.

Bueno, tampoco es que aborrezca tanto mi empleo tampoco, después de todo a el le agradezco que el día de hoy soy periodista, jamás con ninguno de mis empleos de mesera o vendedora hubiera podido costearme la Universidad, así que después de todo no fue tan malo.

Hace cuatro años que me mude a Los Ángeles, toda mi vida viví en Forks y quería un cambio drástico y que mejor que cambiar la lluvia y el frío que por el sol y el mar, así que en cuanto termine el instituto hice mis maletas y cambie mi dirección, y aquí llevo desde entonces, al principio fue muy difícil, porque mi padre solo es el jefe de policía de Fork y mi madre es… bueno… ella vive su vida, viaja de un lado para otro solo con una mochila llena de sueños, gracias a dios encontró a Phill que la acompaña, bueno, el caso es que ninguno de ellos me hubiera podido ayudar a costear mis gastos, por eso es que al principio tuve 2 empleos, pero cuando vi que ni así podía solventar mis gastos, que seamos sinceros, son los mínimos, no soy para nada consumista, bueno, cuando creí que tendría que devolverme con el rabo entre las piernas al frío Forks, ella apareció en vida.

Tanya ha sido mi amiga y mi apoyo todo este tiempo y a ella le debo el agrado y desagrado de mi empleo, no soy prostituta, no vendo mi cuerpo tampoco, pero si les doy placer a los hombres, les cumplo hasta las mas sórdidas fantasías sexuales, pero bajo una condición, por teléfono, si, trabajo en una de esas famosas líneas calientes. La verdad es que la primera vez que llegue a trabajar quede en shock, mi vida sexual es prácticamente nula, una que otra vez me he liado por ahí, pero nunca mas que un par de besos y quizás uno que otro toqueteo, pero aun así mantengo mi virginidad, el lugar, debo decir que es bien…. reservado… contamos cada una con un cubilo privado y a prueba de ruidos, tenemos todos los juguetes sexuales habidos y por haber, no hay excusa para no excitarnos, de hecho, la mayoría ama este trabajo, casi todas salen de aquí con varios orgasmos a cuestas, mientras que yo… solo finjo, jamás he tenido un orgasmo en mi vida y me niego que sea por mi propia mano mientras que un losser pervertido se masturba conmigo.

El sonido del claxon de un auto me saco de mi ensoñación y volví a la realidad, hoy seria el último día que estaría encerrada en ese cubículo cumpliendo las fantasías de esos pervertidos. Acelere el paso y me apresure a entrar al edificio, aunque había toda clases de oficinal, me rehusaba a pensar que alguien pudiera reconocerme. Llegue y ya estaba ahí mi queridísima amiga.

- ¡Felicidades Bella! – no alcance a contestar cuando Tanya ya estaba colgada de mi cuello – eres toda una periodista ahora

- Gracias… pero Tanya – al ver que no quitaba su sonrisa tuve que bajarle un poco los ánimos, ya todos nos estaban mirando – me has felicitado por lo menos 30 veces – me reí para hacerle saber que no era enserio

- Eres mala – hizo un puchero fingido de esos que solo ella sabe hacer

- Si – la abrase – mejor nos apuramos que mientras antes entremos antes salimos

- Aun no se como no te gusta es te empleo – suspiro y miro al cielo como buscando respuestas – es el mejor empleo del mundo

- Ja… para ti… es… - busque la palabra adecuada - horrible – de solo pensarlo se me ponía la piel de gallina

- Prométeme una cosa – se giro y quedo cara a cara conmigo

- ¿Qué? – lo dije sin ganas, siempre me hacia prometerle cosas y siempre terminaba arrepentida

- Que por hoy trataras de disfrutarlo… veelo así como – suspiro – una despedida

- Ok – si no le digo que si no termina mas con el tema

- Esa es mi amiga graduada – paso un brazo por mis hombros y seguimos caminando

La verdad es que aun no se como una chica como Tanya es tan simple y dulce, tienen toda la facha de la típica perra, alta, rubia, ojos azules, cuerpo de infarto, en fin, la típica modelo hueca, pero es todo lo contrario, es mi mejor amiga. En cambio yo soy lo mas simple que hay, cabello y ojos chocolate y piel mas pálida que la de un vampiro, otro agradecimiento a Forks donde nunca sale el sol, y mi cuerpo… no esta mal pero soy demasiado delgada para mi gusto.

Entre a mi cubículo y me estremecí con solo estar ahí, la cantidad de vibradores y juguetes es impresionante, pero lo mas impresionante es que los míos siguen en sus envoltorios originales, por lo menos eso me demuestra que es cierto eso de "exclusividad del material de trabajo" como me lo aclararon en mi entrevista.

En fin, me puse mi cintillo y espere la primera llamada, generalmente esta es la hora donde a los hombre les baja toda la calentura, así que era cosa de minutos antes que el teléfono sonara, y como soy jeta, ahí esta… mi primera llamada del día.

- CallSex… ¿Cuál es tu mayor fantasía sexual? – a través del tiempo he aprendido a poner mi voz mas sexi, si hasta no parece la mía

- Yo… - ¡Dios!... que hermosa voz… es como… aterciopelada… concéntrate Bella… es solo otro pervertido

- Tranquilo cariño – seguí con el mismo tono – ahora cuéntame…. ¿Cuál es tu mayor fantasía sexual?

- Me equivoque – Ok… la voz es un sueño, pero de verdad que parece un estúpido

- No lo creo… mejor porque no me cuentas donde te gustaría que me tocara – y como siempre me mantuve firme en mi puesto

- ¿Dónde llame? – definitivamente estúpido, parece que marcó mal el numero

- Donde todas tus fantasías se hacen realidad – y vamos… me pagan por minuto que los mantengo al habla

- Ok… entonces – note el cambio del tono de voz… y si antes era sexy, ahora me moje con solo escuchar su voz "sensual" – esto es una línea caliente

- Entonces… - me estaba gustando este jueguito - ¿Dónde te gustaría que me toque?

- ¿Qué estas usando?

- Mmmm… un conjunto de gasa transparente… azul – no era verdad pera vamos, unos vaqueros y una camiseta desgastada no es sexy – sin ropa interior

- Uyyy nena… me pongo duro de solo imaginarte – casi puedo adivinar que se estaba masajeando su miembro por encima de la ropa y lo peor es que me puso a mil

- Y yo estoy tan mojada… mmmm – cuando me vine a dar cuenta ya tenia mis vaqueros desabrochados… creo que después de todo si iba a cumplir la promesa que le hice a Tanya

- Métete un dedo… quiero comprobar si es verdad – y como buena chica que soy lo hice y Ohhh, me encanto, solté un gemido solo con imaginarme al dueño de esa voz haciendo por mi

- Siii…. – dije lo mejor que pude – estoy empapada

- Ohhhh cariño… mmmm – la verdad es que este hombre tiene cada vez la voz mas excitante, son los mejores gemidos que he escuchado – tengo un pezón tuyo en la boca… mmmm… sabes exquisita – por inercia mis dedos empezaron a tirar de ellos por sobre la ropa, pero luego no di mas y me quite la polera para hacerlo bien, si ya estamos en esta, mejor hacer bien

- Están duros… y tu lengua se siente tan bien – moje un par de dedos con mi saliva y la frote en mis erectos pezones – quiero probar tu pene… ¿Qué tan grande es?

- Ohhh cariño… no creo que quepa en esa linda boquita tuya – no se si es verdad o no, pero quiero creer que es verdad, ojala que sea tan grande

- ¿Tan grande?

- Enorme – y seguí gimiendo

- Imagina que es mi boca a la que estas follando… mmm… sabes tan bien…. Estas tan dudo – cuando abrí mis ojos vi que ya tenia tres dedos dándome placer como nunca, y me encantaba

- Y tu… imagina que mi boca es la que esta probando tu tan caliente y estrecho coño – esto es raro, generalmente los pervertidos se preocupan de ellos y no de mi, esto solo me hizo aumentar el ritmo

- Si…. Sigue así…. Peñisca mi clítoris… si – cerré los ojos y deje que mis manos hicieran todo el trabajo

- Ohh…. Vamos… chupa con ganas… si… mas rápido – se notaba que le quedaba poco

- Falta… poco… ya casi – y si… sentía que mi primero orgasmo estaba llegando y no se como pude aguantar tanto tiempo sin sentirlo

- Vente conmigo… yo casi… siiiiiiiiii – escuche su orgasmo y el mío llego de golpe

- Mmmmmmm – no tenía palabras para semejante sensación, mi primer orgasmo – eso fue…

- Excelente… eres una delicia

- Si… es increíble tu sabor – este juego me esta encantando

- Entonces… - pude sentir que aun estaba agitado - ¿Tu nombre….?

- Ovejita – cuando entramos a trabajar nos hacen escoger un nombre ficticio

- Bueno ovejita… ¿Mañana a la misma hora?

¿Por qué el cielo me odia? Justo en mi último día de trabajo este infierno se convirtió en mi paraíso.


Bueno, nueva historia

diganme si les gusto y si quieren q la continue

Mañana actualizo Siento

Besos