Disclaimer:Nada nos pertenece. Crepúsculo es de Stephenie Meyer. Esta historia es de TheSpoiltOne and Footroza. Nosotras solo nos adjudicamos de la traducción, con el respectivo permiso de la autora.

Summary: Bella trata de complacer a su novio tomando un curso para ser una 'mejor esposa'. Ella tendrá una formación en una escuela especial. UA/TH. Lemons Gráficos.

Advertencias: Esto no es para corazones débiles. Es enserio. Es una historia muy fuerte, pero no me refiero solo al alto contenido sexual (que también es muy abundante), si no a la manera de representarlo. Es fuerte, gente bonita, no quiero que tomen esta advertencia inadvertida. No queremos gente que comience a decir que quedaron traumados(?) o algo. Además es 100% BDSM (Bandage, Disciplina, Sadomasoquismo). Fueron advertidos.


Día 17 – Martes – Parte B

BPOV

Los pasos de Edward alejándose eran como clavos martillando en mi corazón. Finalmente era honesta con mis sentimientos, así que ¿por qué me sentía tan mal porque él se fuera?

Ya no estaba cómoda sentada en la biblioteca, y por más que quisiera continuar leyendo mi libro, necesitaba regresar a la seguridad de mi habitación. Aun tenía mi reunión con Carlisle a las dos, y pensar en eso era suficiente para enviar el temor de Dios a mí. Había sido excusada del deber del almuerzo, así que no tenía nada que hacer más que sentarme en mi habitación y esperar. Creo que sería mejor estar ocupada; la espera iba a matarme. Mientras inspeccionaba la habitación que había sido mi casa por los pasados 17 días, comencé a comprender más mi situación.

En un principio al venir a la escuela, me quedé por miedo. Estaba asustada de decepcionar a James, de hacer que me dejara y la vida que pensaba que necesitaba con él. Pensaba que lo amaba. Tenía miedo de decir lo que pienso a los que me rodean, incluso de hacer las preguntas más básicas. Estaba asustada de mostrarle a alguien mi cuerpo y mi alma.

En solo 17 días, esta escuela me había enseñado que podía superar todos esos miedos simplemente creyendo en mí misma. Ahora sabía que no era la escuela lo que me asustaba. Era lo desconocido, no entendía lo que estaba pasando. Estaba furiosa con James por esto. Estaba enojada conmigo misma.

Estaba empezando a comprender lentamente que me gustaba ser una sumisa. Estaba sacando una parte de mí que nunca había conocido. Me sentía poderosa y hermosa. Todavía no sabía si esto era lo que quería como estilo de vida, pero no podía negar que disfrutaba partes de esto.

Mientras yacía en la cama y continuaba pensando, oí un golpe suave. Alice entró con una sonrisa brillante y preocupada, "Hola, Bella, te extrañamos en el almuerzo de hoy. Te traigo un sandwich y una botella de agua."

La mención de comida hizo que mi estómago comenzara a gruñir. Saqué mis piernas hacia el lado de la cama y me senté: "Gracias, Alice. Supongo que me olvidé de comer."

Ella me miró como si buscara una respuesta a una pregunta no formulada. "Sabes que estoy aquí si necesita hablar. Sé que este lugar puede llegar a enloquecera veces, y no está sola. No puedo imaginar lo que haría si Jasper no estuviera aquí conmigo." me miró, preocupada.

Me di cuenta de que tenía razón. Tomé un respiro hondo y solté el aire. Estaba aquí sola, a diferencia de la mayoría de la gente de aquí, otros aparte de Edward. "Estoy bien, Alice. Solamente son muchas cosas que pensar a veces." dije, tratando de tranquilizarla.
Decidí correr el riesgo y confiar en mis instintos. No estaba completamente lista para confiarle a ella toda mi situación, pero necesitaba hacerle algunas preguntas. Yo solo esperaba que viera esto como otra cosa que una conversación amistosa.

"¿Podrías decirme exactamente cómo tu y Jasper llegaron a la escuela? Sé que dijiste que Jasper había estado aquí antes, solo tenía curiosidad."

Ella me miró un poco sospechosa, pero respondió a la pregunta sin dudarlo. "Bueno, Jasper y yo vivimos juntos fuera de esta escuela, y él ha sido mi amante y mi Dom durante los últimos 2 años. Este collar que uso, significa que yo le pertenezco. Jasper ha estado en esta escuela durante muchos años, y confía en Carlisle y los otros Maestros por completo. Sin embargo, ambos teníamos que pasar por el mismo proceso que los demás que entran por la puerta." Hizo una pausa, como si esperara una respuesta.

Asentí y añadí: "Oh, lo sé. Eso era una locura," casi como una pregunta. Estaba tan cerca de obtener las respuestas que necesitaba. Tenía que mantenerla hablando sin levantar sospechas más adelante. "James me ayudó mucho a través de todo el proceso, pero, ¿cómo fue ir a través de ella como pareja?" Miré hacia otro lado, con la esperanza de que no viera la aprehensión en mis ojos.

Ella continuó: "Bueno, para nosotros todo comenzó con una visita médica. Los dos tuvimos que ser completamente revisados para asegurarse de que estábamos sanos, tanto física como mentalmente. Ellos son muy cuidadosos al respecto. No sólo por el evidente riesgo de propagación de una enfermedad de transmisión sexual, sino también para garantizar que nuestros cuerpos pueden manejar los niveles de esfuerzo que asumimos durante una sesión. Para mí y Jasper, esa parte tomó mucho tiempo. Él trabaja durante el día, y hacer que las citas coincidieran fue difícil. Mi parte menos favorita fueron las pruebas psicológicas. Te lo juro, creo que ponen esa pruebas hasta que todo el mundo piensen que están locos."

Parecía estar recordando algo, y me di cuenta que curvó sus labios en una sonrisa. "Recuerdo cuando nos dimos cuenta de que todo estaba bien. Un paquete venía de la escuela, con esa montaña de papel de trabajo. Sabes lo que estoy hablando." Me sonrió, pero añadió: "Pasamos varios días repasando las preguntas y tratando de averiguar nuestras listas de verificación individual. Eso fue muy divertido porque había muchas cosas que yo no entendía. Jasper fue muy paciente conmigo. 'Googleamos' todas esas categorías, e incluso experimentamos con algunos de ellas." Se rió ante ese recuerdo.
"Fue muy importante para Jasper que entendiera perfectamente lo que mis duros y blandos limites me permitían. Jasper me empujaba hasta el máximo que podía soportar, pero nunca iba demasiado lejos. Él entiende que me guste un poco... rudo", y ella me miró con cautela, "pero sabes que todos somos diferentes." Asentí con la cabeza, mostrando que estaba de acuerdo y escuchándola.

Parecía satisfecha con mi silencio y continuó: "Así que después de terminar todo esto, llegamos a la escuela para las entrevistas. Nos entrevistaron a los dos juntos y por separado. Eso fue toda una experiencia, pero Jasper me había preparado para lo que podía esperar lo mejor que pudo. Nos entrevistamos con la administración primero. Él ese encargó del control sobre todo el papeleo y de hacer que todo estuviera firmado. Eso llevó mucho tiempo, pero luego nos reunimos con Carlisle. Él puede ser muy intimidante, pero es muy bueno en lo que hace. Él tiene que serlo." Asentí con la cabeza otra vez, pensando para mis adentros. ¿Eso significa que Carlisle estaba involucrado con esto? Simplemente no lo sé, no tenía ni idea de qué pensar.

Alice continuó y tuve que dejar de pensar y escuchar una vez más si quería capturar toda esta información. "Después de eso, firmamos más papeles, incluso delante de otros testigos en el que entendíamos lo que iba a suceder aquí en la escuela. Luego nos fuimos a casa y esperamos a que Carlisle llamara con nuestra fecha de sesión. Esa parte fue la más difícil para mí. Soy una persona muy impaciente. Jasper tuvo que 'calmarme' muchas veces."

Ahora estaba consciente de lo que había perdido sucesivamente. Recuerdo a James insistiendo en hacerme un examen físico alrededor de un mes antes de venir a la escuela, pero esa era la única similitud en nuestras historias. Fui lanzada a este mundo sin tener una idea de qué esperar. No tuve un paciente y el cuidadoso Dom para ayudarme en el proceso y evitar que me asustara. No era capaz de escoger y elegir lo que quería que la escuela me hiciese, ni nadie me explicaba lo que estas cosas eran. Había sido engañada y estafada.

No es de extrañar que Alice, Angela e incluso Lauren estuvieran tan dispuestas a estar aquí. Ellos sabían lo que estaba pasando, y habían accedido a estar aquí. Me sentí mal. Decidí hacer una pregunta más antes de que me acobardara. "Alice, ¿qué quieres decir con que Carlisle tiene que ser muy bueno en lo que hace?" Se acercó a recoger mi botella de agua y dijo "Carlisle tiene que asegurarse de que todo el que camina por la puerta y se somete a la formación en esta escuela está totalmente preparado y dispuesto a hacerlo. ¿Te imaginas la cantidad de problemas que él y la escuela tendrían si la voz de que alguien estaba obligado a permanecer aquí contra su voluntad?" Sí, así es. Tenía ganas de gritar. ¿Qué estaba pasando? ¿Quién estaba en esto? Yo no tenía las respuestas, y estaba perdiendo la razón rápidamente

Me tranquilicé y volví a mirar a Alice, dispuesta a escuchar lo que tenía que decir una vez más. "Algo así que fuera revelado podría arruinar todo lo que ha construido, y hay muchas personas que se verían perjudicados por ello. Tengo mucha fe en Carlisle y Jasper piensa muy bien de él, también. No solo la gente de este estilo de vida no tendría un lugar seguro para ir a jugar y experimentar, pero muchos de los miembros del personal que podrían perder su empleo, o peor aún ser arrestados, si alguien hiciera las aseveraciones falsas. "Alice me miró, confusa, y parecía desesperada para que yo la entendiera. Ella sabía que algo no estaba bien conmigo, eso era obvio, ella solo no sabía qué.

"La gente que trabaja aquí es como una familia para nosotros. No hay nada ilegal aquí, siempre y cuando todo el mundo entienda las reglas. Carlisle tiene que ser muy cuidadoso, y el proceso de selección estricta es parte de su evaluación meticulosa. "Asentí con la cabeza. Entendía, pero ¿cómo se iba a sentir cuando tuviera que explicar cómo llegué aquí? ¿Cómo se las arregló James para llevarlo a cabo incluso si Carlisle no estaba al tanto de mi situación?

Ese pensamiento me hizo mal. Mi estómago se movió de un tirón; corrí al baño y lo hice justo a tiempo para perder mi almuerzo en el inodoro. Alice se apresuró a mi lado. "Bella, ¿estás bien? ¿Qué está pasando?" El rostro de Alice se llenó de preocupación.
Tuve que pensar con rapidez. Me levanté y enjuagué la boca con agua del lavabo.

"Estoy bien, Alice. En serio. Es sólo que tengo que ver a Carlisle en pocos minutos, y como dijiste, puede ser intimidante. Todo está bien. Gracias por hablar conmigo. Me ha hecho sentir mucho mejor."

Ella sonrió y proclamó, "Si te hace sentir mejor, podría ver tu hoja de los límites." Mis ojos se posaron en el suelo. Alice se fue a los pocos minutos. Eran casi las 1:30. Debo admitir que me sentí un poco mejor después de mi charla con Alice. Todavía me sentía mal del estómago, pero sabía que tenía que decirle a Carlisle acerca de lo que James había hecho. No sabía qué camino iba a tomar en esta etapa. Este hecho me preocupó muchísimo. Pero yo había tomado mi decisión, le iba a decir a Carlisle. Yo le iba a decir que llamar a mi papá. Quería irme. Charlie sabría qué hacer y ser capaz de llevarme lejos de James.

Estaba preocupada cuando salí de mi habitación para dirigirme a la oficina de Carlisle. Solo esperaba estar tomando la decisión correcta. Aun iba un poco temprano. No quería interrumpirlo si estaba ocupado, así que esperé en el pasillo, en el banco de enfrente de su oficina. Miré por el pasillo cuando oí pasos que se acercaban, preguntándome si debía arrodillarme o ponerme en una posición de sumisión. Entonces mi corazón se detuvo. Estaba en shock, mi mandíbula se cayó cuando vi al amigo de James, Laurent caminando por el pasillo hacia mí.

¿Qué estaba haciendo aquí? ¿Estaba entrenando para ser Dom? Siempre me había dado un poco de miedo. Él siempre me miró como si yo fuera un pedazo de carne cuando nos visitaba. Fuera de todos los amigos de James, él era en el que menos confiaba.

Mi corazón se hundió. Podía sentir mi pulso acelerar mientras comenzaba a sentir pánico. Era imposible para mí saber si este hombre era consciente de lo que James había hecho para que entrara aquí, pero estaba bastante segura de que sabía algo. Miré hacia abajo mientras se acercaba a mí. Justo cuando pensaba que iba a pasarme, él extendió la mano y me agarró del brazo. Dejé escapar un chillido de sorpresa cuando me tiró contra su pecho y me obligó a entrar a una pequeña habitación a pocos pasos de distancia.
Una vez que se cerró la puerta me di cuenta de que se trataba de un cuarto de las escobas. Como era una pequeña habitación, Laurent y yo estábamos de pie casi encima uno del otro. Mi miedo me asfixiaba. Si no me estuviera sosteniendo, creo que me habría desmayado. "Exactamente ¿Qué es lo que crees que estás haciendo, Isabella?" Laurent me habló directamente a la cara, y pude sentir su aliento en mi mejilla.

Tenía demasiado miedo para hablar. Comenzó a doler respirar, mis pulmones se estaban quemando. Mis ojos estaban muy abiertos, mientras miraba a aquel hombre respirando en mi cara. Yo estaba petrificada.

"Te hice una pregunta, Isabella. ¿Por qué ibas a la oficina de Carlisle?" Él estaba prácticamente escupiéndome en la cara, "No estás planeando decirle a todos nuestros pequeños secretos, ¿cierto?" Con esto, se inclinó y tomó mi pecho, apretando hasta que sentí como lo haría explotar. Mis piernas parecían de gelatina mientras contenía un grito. Mis ojos se empezaron a empañar y me mordí los labios para contener las lágrimas.
"Oh, Isabella. Te sientes siente maravillosa. James tenía razón. Solo puedo imaginar la sensación de tu interior. Tal vez James te comparta cuando salgas. ¿Qué te parece?" Tomó entre mis piernas, haciendo que se me escapara un grito. Estaba tratando de mantenerme lo más tranquila y quieta que fuera posible. Me preocupaba que si lo enfurecía aún más podría hacerme daño.

"Ahora, ¡dime!", Continuó. Cogió un puñado de mi pelo y me jaló. "¿Por qué coño estabas esperando a Carlisle hoy? ¡RESPNDEME! "Mis ojos estaban inundados y las lágrimas empezaron a caer.
Balbuceé la mejor respuesta que pude, "Por favor... solo iba a verlo porque él me lo pidió, señor." Las lágrimas corrían por mi rostro. No sabía qué hacer. ¿Cómo podía saber que iba a decirle a Carlisle sobre James?
"Bueno, mi dulce e ingenua Bella", escupió en mi cara, "Debo aclarar en un par de cosas antes de que vayas y tengan su charla." Laurent agarró mi brazo más fuerte, estaba segura de que iba a tener moretones. "James nunca te dejaraá ir. Nunca dejará de buscarte si tratas de escapar. Él es absolutamente letal. La caza es su obsesión, y tú le perteneces."

Tomó aliento y se apoyó en la pared, "Cualquier persona que te ayude a dejarlo, estará muerta en el momento que cruce la puerta. Eso va para ti, tu familia, tus patéticos amigos, y cualquier otra persona. Nadie está seguro si decides tener alguna idea de libertad. James es tu dueño, y saldrás de esta escuela para ser su esclava. Hemos puesto mucho en juego para que arruines nuestros planes ahora. Así que no te hagas ideas, y se la niña buena que sabemos que eres."

Con esta última frase, tiró mi cara hacia adelante de nuevo de los pelos y me lamió el lado de la mejilla con un movimiento lento. Gimió y me apartó. "Sabes tan bien, no puedo esperar para recibir mi pago final de parte de James. Vales la pena."

Me sentí como si pudiera vomitar todo sobre él. Seguía teniendo problemas para respirar. Las paredes se cerraban contra mí. Justo cuando pensaba que iba a desmayarme por el miedo, Laurent abrió la puerta, y salimos a trompicones. Si no estuviera agarrando mi brazo me habría caído al suelo.

Una vez más me atrajo hacia su pecho. "No te olvides, mi sabroso trato, vamos a estar viendo CADA movimiento. Ahora, vamos a ir a hablar con Carlisle juntos."

¿Qué? Lo mire aterrorizada. ¿Iba a ir conmigo? Quizá Carlisle fue parte de esto, después de todo. Mientras Laurent iba a la puerta de la oficina a tocar, no pude evitar imaginar que había sido engañada por todos. No había nadie en quien confiar. Las lágrimas seguían corriendo por mi cara. Estaba aterrorizada.

"Deja de llorar, perra estúpida, sabes que Carlisle odia a un bebé llorón." Oímos una respuesta débil a nuestra llamada, y Laurent abrió la puerta. Traté de calmarme y me limpié las lágrimas de mis mejillas. Carlisle se levantó de detrás de su escritorio y nos indicó que entráramos y tomáramos asiento.

Entré con mis ojos clavados en el suelo y me senté en una de las sillas de cuero con respaldo alto frente a su escritorio de madera de gran tamaño. Laurent se sentó inmediatamente. Sacó unos papeles del bolsillo y se los entregó a Carlisle. El silencio en la sala fue impresionante. No sabía lo que iba a venir. ¿Sería castigado por escapar de James en su visita? ¿Carlisle quería que diera mi consentimiento a la brutalidad de ser traspasado y marcada? Estaba completamente confundida.

Anteriormente había decidido entrar y dar la cara, pero ahora no pude encontrar las palabras para decir ni siquiera mi propio nombre. Carlisle me habló, "Isabel, ¿sabes por qué estás aquí? Puedes hablar con libertad. "¿Qué quiere de mí?" Podía sentir a Laurent mirándome, pero me negué a mirar hacia arriba. "Isabella, te hice una pregunta, ¿necesitas que te recuerde que tienes que contestarme?"

Finalmente hablé "No, señor. No sé por qué me llamaron aquí hoy." Eso no era una mentira. Realmente no tenía idea de por qué estaba aquí.

"Te he traído aquí para repasar las nuevas incorporaciones a tu contrato con la escuela. Estas son algunas decisiones muy importantes para que consideres, y quiero estar seguro de que estas al tanto de todas tus opciones. Isabella, por favor, levanta los ojos y mírame. Tengo que saber. ¿Es esto lo que quieres?"

Levanté la cabeza y miré hacia sus ojos. El rostro de Carlisle estaba en blanco. No era algo raro, pero me sorprendió. Alguien estaba pidiendo mi opinión. ¿Era un truco? Moví la cabeza ligeramente y tuve una visión de Laurent de pie con una calma, una expresión casi cálida en su rostro. Actuaba como si él se preocupara por mi respuesta. Supe entonces todo esto era una farsa. Todos estaban en esto.

Si no hacia lo que querían, me lastimarían. Peor, alguien a quien amaba podría ser asesinado. No tenía alternativa. Bajé la cabeza y respondí "Sí, señor. Esto es lo que quiero."

Laurent vino a mi silla y puso una mano sobre mi hombro, "Isabella, no parece que realmente desees esto. Todos nosotros estamos consternados de que te metas en algo que no puedes. No quieres que Carlisle piense eso, ¿verdad?" A pesar de que parecía preocupado, sus dedos se clavaban en los tendones de mi hombro. Entendí el mensaje oculto, y una vez más mire sus ojos llenos de mentira que aparentaban hablar con preocupación y simpatía. Me apretó el hombro más fuerte. "Sí, señor. Esto es lo que deseo."

Carlisle se levantó de su escritorio y arregló los papeles sobre el escritorio con un broche de presión. "Pues bien, todo parece estar en orden. Gracias, Laurent, por traer los documentos necesarios. Eso es todo. Puedes irte." Laurent se volvió para irse, pero no sin antes darme una última mirada de advertencia. La puerta se detrás de mí. Ahora éramos sólo Carlisle y yo en la habitación.

"Isabella, ¿qué has aprendido desde que estas aquí?" Me detuve un momento, pensando en mi respuesta con cuidado. Esta fue una prueba y me di cuenta que necesitaba pasarla.

"He aprendido a complacer a mi Maestro. He aprendido que mi cuerpo no me pertenece. Estoy aquí para servir del modo que mis maestros consideren necesario." Guardé silencio rogando que esto terminara. Tenía que salir de esta habitación.

En lugar de eso dijo "Eso es una muy bien pensada respuesta. Has aprendido mucho desde que llegaste aquí, pero lo que yo estaba pidiendo era ¿qué has aprendido sobre ti misma? ¿Cuáles son sus sentimientos sobre tu estancia en nuestra escuela?" Carlisle me miraba con curiosidad.

¿Cómo podría responder a esa pregunta? Él en realidad no quería que le dijera lo que sentía por convertirme en la esclava sexual de James, ¿verdad? Revisé mis pensamientos y luego comencé. "Señor, he aprendido a apreciar mi cuerpo de manera que nunca pensé que podría. He aprendido a disfrutar experimentando tanto el placer como el dolor de mis sesiones."

Parecía procesar mis respuestas por un momento y luego dijo: "Gracias. Eso es todo. Puedes volver a tu habitación." Por fin. Dejé escapar un suspiro que ni siquiera sabía que estaba sosteniendo.

Me levanté y caminé hacia la puerta, pero fui detenida por una última palabra de Carlisle, "Isabella, te alegrará saber que deberás ir a casa pronto. Sé que James se está poniendo ansioso por tu regreso a casa. Voy haciendo el papeleo hasta el final de semana. Quiero que pienses en todo lo que hemos discutido. Mi puerta está siempre abierta para ti en este asunto. No voy a ser capaz de posponerlo por más tiempo que eso, Isabella." Lo miré, sorprendida. Asentí con la cabeza y cerré la puerta detrás de mí.

¿Qué fue todo eso? ¿Estaba tratando de decirme algo? Estaba tan conmocionada, y confundida. ¿Qué mierda estaba pasando aquí?

Traté con todas mis fuerzas no llorar hasta que llegara a mi cuarto, pero las traicioneras lágrimas comenzaron a caer. Tenía que encontrar algún lugar para esconderme. Corrí rápidamente al patio. Necesitaba aclarar mi mente, y no quería que nadie me viera rompiéndome. Descubrí un banco oculto detrás de una hilera de árboles altos. Me senté y me dejé ir, sollozando y llorando. Yo estaba completamente rota y agotada.
No estaba segura de cuánto tiempo pasé sollozado y llorando, solo que al final no hubo más lágrimas, estaba vacía. Mi cabeza latía con fuerza. No podía soportar lo que me había pasado hoy.

Miré hacia arriba, cuando oí un coche. Solo pude ver un destello de una limosina estacionándose en la puerta principal mientras me escondía en los pequeños espacios entre los altos arboles que rodeaban el paré y traté de tener una mejor vista.
Mi estómago se cayó a mis pies. Edward estaba parado esperando a la limusina, viéndose mejor que lo que jamás lo había visto. Estaba vestido con un traje magnífico. Su pelo todavía salvaje, pero obviamente había gel en él para tratar de dominarlo. Mi corazón estaba en mi garganta. Por lo visto, iba a alguna parte. ¿Estaba yéndose de la escuela? ¿Ni siquiera iba a decir adiós?

Traté de conseguir un mejor vista de su la cara, pero él se metió en la limusina, y desapareció en el camino.

¿Dónde podría ir? Tenía que salir de aquí. Tenía que encontrar una manera de escapar antes de que James llegara a recogerme.


Dentro de poco empezaremos con las traducciones de los otros POV, pueden ponernos en alerta para saber cuándo ;)

Cítricos