Loca por volverlo a ver

El parque de diversiones estaba atestado de gente, pero aquel chico alto sabía cómo hacerse notar. Debía medir unos dos metros, su piel canela parecía tersa y suave y su cara, sí su cara, era lo que más resaltaba. Estaba desesperado, triste y un poco furioso. Lo podía ver en su rostro (a pesar de que estaba tapado en gran parte por su pelo largo), en su pose encorvada, y en la mirada. No sabía si los demás podían notarlo, pero siempre le habían dicho que era buena analizando a otras personas.

Meció su pelo pelirrojo, y caminó hacia él. Parecía peligroso, pero en su interior algo le decía que no lo era. Lo confirmó cuando lo miró a los ojos. Era tanta la tristeza que se asomaba en ellos que le partió el corazón.

Hablaron un poco, sin embargo el chico seguía viéndose consternado. Pero poco a poco su voz estrangulada, sus ojos tristes, fueron desapareciendo y Jacob (ese era su nombre) amaba los autos tanto como ella misma. También le gustaba el helado de limón y los rollitos de canela. Coincidían en muchas cosas, en tantas que hasta le asustaba.

Se despidieron y la sorprendió cuando él la tomó de la cintura y la besó. Un tanto desesperado, pero sin perder la ternura.

Se separaron y quedó flotando en el aire la promesa de volverse a ver. Y ya no había dudas, ese chico le gustaba y mucho y ella esta loca por volverlo a ver.


Pequeño regalo navideño para Perse, porque ella quería un Jacob/Lizzie que son super amor y no me pude negar a escribirlo, espero que te guste :)