Disclaimer: Uno de Twilight, la otra de The Host, pero ambos de Meyer al fin. (Aunque ella sabe que Seth es mío)

Summary: Viñeta- Un encuentro oculto, miradas que se gustan mirar y labios que se gustan unir. Seth/Sunny.

Regalo para Cafesitodeldia (Anna Bananna XD) Y es así como va su historia, el pairing es de ella porque cualquier pairing loco que vean es de ella y con esto le deseo feliz navidad, porque la merece. He dicho. Y porque las dos hemos sufrido con la inspiración que se va de vacaciones cuando no debe.


Un lobo en las cuevas

Auuuuu…

Seth entra a una cueva que parece un refugio seguro después de correr desde Forks; entra tratando de no hacer ruido, apoyando con delicadeza sus cuatro patas sobre el rústico piso de piedras. Camina sin saber a dónde va, y cuando duda de que allí haya civilización voces humanas llegan a sus oídos. Los aguza y se esconde lo más que puede, pero al notar que no pasa desapercibido, sale de fase y se tapa su miembro con la mano y trata de acompasar su respiración que se encuentra agitada aún por la carrera.
Huyo de Forks harto de la imprimación, porque toda la maldita manada anda de amores a primera vista -hasta su hermana que se creía punto muerto- y él sigue sin ver en las chicas algo que no sea superficial.
-¿Quién anda ahí? –pregunta una voz dulce.

Seth traga en seco y antes de poder esconderse se encuentra con un par de ojos que llaman su atención -no cree estar imprimado porque no siente nada raro, sólo atracción -y no despega su vista de ella y cae en cuenta del brillo plateado que sus ojos proyectan, le sonríe y ella responde tan embobada por esa mirada profunda y esa sonrisa que acaba de notar que él está completamente desnudo.

-¿Quién eres?

-Seth –masculla él. – ¿Y tú? –pregunta tímido porque no está en su territorio y no sabe si tiene derecho a preguntar.

-Sunny -sonríe y él asiente porque ciertamente le parece que ella es eso, el sol, un día soleado en la playa. Porque Seth se siente que mira el sol y la temperatura de su cuerpo se eleva a más de lo que es normal para él.

-¿Quieres algo para vestirte? –pregunta ella deseando que él responda que no. Porque le gusta mirar su pecho descubierto: con abdominales marcados y brazos musculosos.

-No, no me quedaré mucho. –titubea él, preguntándose si sería más educado responder que sí.
-Oh -dice ella con gesto triste.

-Pero podemos hacer que los minutos valgan la pena –enarca las cejas y libera una mano de su intimidad creciente y la acerca a ella, tal vez esperando que ella rechace el contacto, pero como no lo hace la atrae a él -.

Se miran a los ojos y se pierden en oscuridad y resplandor y ella se siente a gusto con el calor que él libera de su cuerpo, porque las cuevas son generalmente frías y más porque ella acaba de volver de su baño.

Èl toma un mechón húmedo de cabello de ella y con él la atrae a sí mismo. Ella se acerca mãs y lo besa curiosa de probar unos labios tan cálidos y un abrazo tan reconfortante. Sus lenguas danzan como en un vals, y cambian de ritmo y parecen bailar jazz, no se detienen, como tampoco lo hace el temblor de sus cuerpos estremecidos por contactos nuevos. Porque ella no sabe que él es un lobo y él no sabe que ella es un alma.

El beso es tan pasional como es fugaz, él no sabe en qué momento ninguna de sus manos se encargó de taparlo –tal vez en el momento en que las manos de ella se encargaron de ese trabajo –.


Si te gustó, se lindo y deja un review :)

Feliz Navidad

RobinWolfe