Yay! He vuelto al mundo de los fics en español!! Y con un fic nuevo de Naruto! Ehh, si lo se, debería estar escribiendo una actualizacion del que tengo pendiente, pero es que tengo un bloqueo mayor con ese fic (y otro de Digimon) y la señora que viene hacer el aseo a mi casa me botó el borrador donde tenía escrito parte de la historia, asi que estoy buscando entre mis baules el papel dontre escribí el plot principal.

Bueno, lo mejor de esta historía es que ya esta terminada, asi que actualizaré la proxima semana a mas tardar, luego que chequee que el capi no tenga errores y eso. Espero les guste!!

Nota: Esta historia es, originalmente, un regalo de Amigo Secreto en esta Navidad para Atori-chan, seguro la conocen. Asi que, obviamente, va dedicada a ella.


"Blame Tradition"

(Culpa a la Tradición)


.~~~~~~~~~~~~.
I
.~~~~~~~~~~~~.

"Quiero un heredero," acotó Uchiha Fugaku, mirando a sus hijos (o, mejor dicho, a uno de ellos) seriamente.

.~~~~~~~~~~~~.

Sasuke cerró la puerta de la mansión Uchiha con pesadez, sintiéndose demasiado agotado como para anunciar su llegada; no que importara, ya que no había sido silencioso al entrar. Se quitó sus sandalias y fue directo a su habitación.

Ser Capitán del escuadrón número uno del ANBU si que había resultado ser un trabajo agotador y estresante; no por la presión que se podría sentir en esa posición, ni por la misión que le fue asignada; no, de hecho, eso había sido lo más fácil de todo el asunto. Lo que le había resultado extenuante habían sido los compañeros que le asignaron. Si bien su equipo era, originalmente, el antiguo equipo siete; en esa última misión había habido un pequeño cambio: debido a que Sakura era necesitada en el hospital, Kiba la había reemplazado.

Y ese había sido el problema.

A Naruto lo soportaba (hasta cierto punto), después de todo el tiempo de estar en el equipo siete, se había acostumbrado a su carácter hiperactivo y optimista. Además, solía ser más tolerable en misiones.

Sakura había dejado de ser esa niña molesta hacía ya mucho tiempo y era una de las pocas personas con las que no le importaba pasar su tiempo libre (siempre y cuando estuvieran haciendo algo productivo —como entrenar— de lo contrario, dicho tiempo tendría su límite).

Y a Sai lo podía soportar, a pesar de lo irritante que le resultara cada vez que hablaba (siempre si podía ignorarlo), también algo acostumbrado a su actitud.

Pero Kiba…

Y no olvidemos a su perro, gruño mentalmente el Uchiha menor.

Kiba era una de las (muchas) personas que no soportaba por demasiado tiempo, sumándole a eso su perro (Akamaru, se recordó Sasuke a regañadientes), cinco semanas conviviendo en situaciones extremas y Naruto… el resultado era un Uchiha totalmente agotado y enfadado.

Sasuke gruño por lo bajo, entrando a su habitación; arrojó su mochila sobre su cama y fue directo al baño, necesitaba urgentemente un baño de agua caliente para relajarse y después poder curar sus heridas. Con un poco de suerte, el resto del día pasaría sin problemas para él.

Lástima que su suerte nunca parecía estar de acuerdo con lo que quería.

.~~~~~~~~~~~~.

Itachi observó a su hermano meticulosamente, mientras este se sentaba en un sofá frente a él. Ambos chicos se miraron de forma amenazadora, empezando así su pequeña competencia de miradas, hasta que, luego de unos segundos, ambos cerraron sus ojos y siguieron con lo suyo: Itachi con su meditación y Sasuke con su momento de relajación.

"Ya era hora de que aparecieras, otouto, creí que te habías ahogado en la bañera," dijo Itachi, sin molestarse en abrir los ojos.

"Hn," fue toda la respuesta que le dio Sasuke.

Cualquiera que no conociera el tipo de relación que había entre los hermanos Uchiha, pensaría que Sasuke era un malagradecido al responderle de esa manera a su hermano, quien, obviamente, estaba preocupado por su bienestar; pero eso no era así. La verdad era que Itachi solo buscaba una forma de poder fastidiar a su hermano pequeño y aquella frase era solo la introducción del tema que quería abordar para sacar a su hermanito de sus casillas.

"Tan comunicativo como siempre."

"Hn."

Ahora, no lo malentiendan. No es como si él disfrutara fastidiar a las personas, no, solo a Sasuke, porque era simplemente muy divertido. Además, con alguien tenía que desquitarse después de ver su meditación interrumpida debido a la amena discusión que se estaba llevando cabo en la oficina de su padre.

Itachi relajó su postura y miró a su hermano, sonriendo de manera burlona, "¿Cómo estuvo la misión?"

Sasuke no respondió, abrió sus ojos solo para fulminar a su hermano con la mirada, pero no obtuvo ninguna reacción. Por poco había logrado olvidar la maldita misión, pero a su querido hermano se le ocurría mencionarla justo en ese momento, haciendo que su estado de ánimo volviera a ser el de antes.

La rivalidad que había ahora entre ellos creaba tanta tensión, que el ambiente alrededor de ellos se hacía sofocante; aunque no siempre había sido así.

Cuando era pequeño, Sasuke admiraba mucho a Itachi y lo único que deseaba entonces era poder ser como él y lograr que su padre reconociera sus logros. Pero cuando entró a la academia, y tras verse constantemente a la sombra de su hermano, opacado por sus logros, Sasuke dejó de querer ser como él y empezó a querer ser mejor que él. Cierto, aun le admiraba (aunque no lo admitiera) y le quería (era su hermano después de todo), pero la rivalidad estaba ahí, como algo constante entre ellos.

Ambos eran los genios de su generación, pero no importaba cuanto se esforzara el Uchiha menor, Itachi siempre era el primero en todo: el primero en obtener el Sharingan (él lo obtuvo a los ocho, Sasuke a los doce), el primero en graduarse (se graduó de la academia a los nueve, Sasuke a los doce), el primero en ascender a Chuunin (a los once, en su primer intento, Sasuke a los trece, en su segundo), el primero en ascender Jounin (a los doce, Sasuke a los quince), el primero en obtener el Mangekyou Sharingan (a los trece, Sasuke a los diecisiete) y así la lista continuaba…

En lo único que Sasuke había sido el primero, fue en ascender a ANBU, poco después de cumplir diecisiete; y se sintió muy complacido cuando su padre lo había felicitado. Y eso se debió a que el Uchiha mayor no quiso postular para ser ANBU, nadie sabía por qué.

Itachi alzo una ceja ante la falta de respuesta por parte de su hermano, pero no le dio importancia y continuó su charla, "Espero que Kiba haya sido de alguna ayuda."

A Sasuke le tembló una ceja ante eso; tenía el leve presentimiento de saber a dónde llegaría esa conversación.

"De hecho, cuando Tsunade-sama me pidió que le sugiriera a alguien para que reemplazara a Sakura-chan, pensé en muchas posibilidades, Hinata y Lee estaban entre ellas, pero las fui desechando mientras consideraba las consecuencias."

Sasuke entrecerró sus ojos molesto, no solo por el sufijo que agregó al nombre de su compañera, sino que también por lo que estaba sugiriendo.

"Enviar a Hinata no era conveniente, pues correrían el riesgo que Naruto liberara el poder del Kyuubi si algo le pasaba a ella. Lee tampoco, pues al ser el devoto admirador de Sakura-chan, hubiera sido molesto para ti; así que opté por Kiba, el chico es agradable y su perro es muy… útil."

Sasuke gruño exasperado al oír la ironía detrás de esas palabras. Así que por eso habían enviado a Kiba, debió imaginarlo; su hermano no podía dejar de fastidiarlo ni siquiera en misiones.

"Tu…"

El Uchiha menor no alcanzó a terminar su oración y se lanzó sobre su hermano con claras intenciones de lastimarlo. Itachi esquivó con gran agilidad el golpe, saltando por encima de Sasuke, cayendo silenciosamente a una distancia prudente de él y sonriendo divertido al ver el agujero que había quedado en el piso por la fuerza del golpe.

"Has mejorado mucho, otouto, pero aun eres muy lento como para vencerme."

Sasuke volvió a gruñir, girando rápidamente para lanzar otro ataque, pero fue interrumpido.

"Itachi, Sasuke."

Ambos jóvenes voltearon a ver a su padre, quien los miraba seriamente.

"Síganme," dijo Fugaku, antes de dar media vuelta y caminar hacia su oficina.

Los hermanitos Uchiha le siguieron sin rechistar.

.~~~~~~~~~~~~.

Mikoto paseaba su vista de sus hijos a su marido, sintiéndose preocupada; sabía que esa tonta idea de continuar con la tradición de los Uchiha era absurda y el silencio se sus hijos lo comprobaba. Los jóvenes no habían dicho ni una palabra sobre la acotación de su padre, solo lo miraban con seriedad, casi bordeando la indiferencia. El patriarca del clan les devolvía la mirada sin titubear, como era de esperarse; pero parecía estar más enfocado en un muchacho.

La mujer iba a hablar para romper la tensión que se había formado en la habitación y a tratar de, nuevamente, hacer que su marido reconsiderase la idea de mantener la tonta tradición. Pero su hijo mayor le ganó la palabra.

"Otousan, por si no te has dado cuenta, nosotros somos tus herederos," dijo, indicando a Sasuke y a sí mismo, "Además, creo que te has equivocado de persona… ¿no deberías pedirle eso a okaasan?" sonrió divertido al ver la disconformidad de sus progenitores. Oh si, como le divertía poner a las personas en situaciones incomodas.

"Itachi, no es momento para bromear, tu padre no se refería a ese tipo de herederos," dijo Mikoto, captando la atención de sus hijos al instante.

Sasuke entrecerró los ojos, teniendo un extraño presentimiento de que eso no le iba a gustar para nada, "¿De qué tipo de herederos hablan entonces?"

Fugaku se reclinó en su cómoda silla, entrelazando sus manos sobre su regazo, "A eso iba a llegar," hizo una pausa, "En estos momentos, y según la tradición y las leyes del clan Uchiha, ustedes no son herederos, son solo mis hijos y posibles herederos a ser el patriarca del clan; y a menos que cumplan ciertos requisitos, perderán el privilegio de ser elegidos para tomar mi lugar cuando llegue la hora."

Sasuke arqueó una ceja, vocalizando la duda que, tanto él como su hermano, tenían, "¿Qué requisitos son esos?"

"El potencial heredero debe de estar casado y con una familia, o sea, con hijos, antes de su cumpleaños número veinticinco," acotó Fugaku, fijando su vista en su hijo menor.

"¿Hijos?" cuestionó Sasuke.

Mikoto fue la que respondió a su pregunta, "No necesariamente, debe ser un hijo como minino, ya nacido o en camino."

Un silencio sordo cayó en la habitación, prolongándose por varios minutos y la matriarca Uchiha empezó a sentirse nerviosa. La expresión de sus hijos no le decían nada acerca de lo que pensaban o sentían; honestamente, ya no soportaba ese maldito gen que tenían todos los hombres Uchiha para ocultar sus sentimientos a la perfección.

De repente, una voz tranquila, impasible y monótona, rompió el insoportable silencio.

"Lo siento, otousan, pero yo no soy material para matrimonio."

Los otros tres miembros de la familia voltearon a ver al dueño de la voz, encontrándose con un Itachi completamente sereno e imperturbable. El joven les devolvió la mirada sin titubear, dejando ver absolutamente nada de lo que pudiera estar sintiendo. Mikoto volvió a maldecir ese gen de los Uchiha.

Fugaku soltó un suspiro que atrajo la atención de todos, "Como lo imaginaba."

Las alarmas internas de Sasuke se dispararon en ese mismo instante, su instinto le gritaba a todo pulmón que saliera de ese cuarto y cuanto antes, mejor. Pero no alcanzo a mover ni un musculo, cuando la voz de su padre lo paralizó.

"Es por eso que he enfocado esta conversación más hacia Sasuke."

Sasuke frunció aun mas su ceño, pero no hizo nada que delatara lo molesto que estaba, ni siquiera alzó su voz en protesta. Así que por eso solo le miraba a él cuando hablaba.

Mikoto, sin embargo, no le importaba mostrar cómo se sentía, "¡Fugaku, dijiste que no involucrarías a Sasuke en esto!"

"Yo dije, también, que eso dependería de la respuesta de Itachi," hizo una pausa, "Además, siempre dije que Sasuke sería el indicado y tú lo sabes."

"¡Pero él es muy joven!"

Los hermanitos Uchiha miraban parcialmente sorprendidos el pequeño intercambio de palabras entre sus padres, y sorprendidos solo por el hecho de ver a su madre gritar; nunca antes la habían visto gritar. Y, por un momento, se preguntaron si se escucharían sus gritos por el resto del territorio Uchiha, porque era más que obvio que se escuchaban por el resto de la mansión.

"Mikoto, ya está más que claro que a Itachi no podría importarle menos el clan y la única razón que lo mantiene en esta villa es su familia, o sea, nosotros; por lo que sería inútil darle un plazo de dos años para buscar una chica y casarse, porque simplemente no quiere hacerlo," dijo Fugaku, alzando la voz un poco.

Sasuke trató de aprovechar la discusión para salir, pero su padre le dió una mirada que le hizo reconsiderar su decisión, después de todo, era su padre y le debía respeto.

"Tampoco puedo obligarlo a casarse con alguien a quien nosotros escojamos y a asumir el puesto de patriarca, ya que, al no estar comprometido con el clan, no desempeñará esta posición como se debe y debido a eso, el clan podría venirse abajo rápidamente."

"Pero no por eso obligarás a Sasuke a contraer matrimonio."

"Por supuesto que no lo obligaré. ¿Qué te dio esa idea?"

Mikoto solo arqueó una ceja, mirándolo fijamente. Fugaku le devolvió la mirada, luciendo ofendido.

"Me ofendes, Mikoto, jamás pondría la prosperidad del clan por sobre la felicidad de mi familia."

La mujer solo resopló en respuesta.

"No pienso seguir esa tonta tradición, otousan, no seré el reemplazo de Itachi," dijo Sasuke, cortando la discusión de sus padre y reprimiendo el deseo de agregar 'de nuevo' a su oración.

"No serás el reemplazo de nadie, Sasuke, siempre pensé que tu serías el más indicado para tomar mi lugar como patriarca del clan y, originalmente, esta conversación iba a ser solo entre tú y yo, pero tu madre insistió en que aun eras muy joven para comprometerte y que Itachi también debía ser considerado. De cualquier forma, ella cree que esa tradición debería ser eliminada y que ustedes deberían elegir cuando y con quien casarse."

El Uchiha menor miró a su padre detenidamente. Sintió una pequeña satisfacción al saber que, por primera vez, su padre lo consideraba a él primero para algo y no a Itachi, es mas, Itachi había estado claramente fuera de esto.

Pero eso no quería decir que accedería a seguir la tradición, no, contraer matrimonio era en lo último que hubiera pensado hacer en un periodo a corto plazo. Y aunque lo hubiera pensado, no había ni una chica en la villa que llamara su atención lo suficiente para considerarla como algo más que una conocida… bueno, en realidad si había una, pero…

"¿Por qué yo?"

"Porque has sido el más comprometido con nuestro clan."

Sasuke no tenía nada que decir al respecto ante eso. Recordando solemnemente el por qué de ese comentario.

Hace diez años, un pequeño grupo de ninjas renegados —que no eran más de cuatro en ese momento— conformaban (en ese entonces) una pequeña organización llamada Akatsuki. Dicha organización, logró infiltrarse en la villa una noche, sin ser vistos, y atacaron a uno de los dos clanes más importantes que había en Konoha: el clan Uchiha. Se habían dividido en dos grupos, con intenciones de sorprenderlos y así poder robar los secretos del Kekkei Genkai, aprovechando la ventaja que les daba el factor sorpresa.

El clan perdió muchos miembros aquella noche, pero aun así lograron proteger los secretos exitosamente.

Si bien el daño no fue mucho, además de las vidas perdidas y la tristeza de las respectivas familias, aquella noche marcó la vida de una persona; Itachi jamás volvió a ser el mismo después de ese ataque. Nadie sabía qué había causado ese cambio exactamente, con excepción de su familia.

Sasuke tampoco lo sabría, si no fuera porque una noche, unos días después del acontecimiento. Mientras iba por un vaso de agua a la cocina, escuchó a su padre y a su hermano mantener una fuerte discusión en el living, sobre lo que ocurrió esa noche.

Durante el ataque, Itachi y Shisui (su mejor amigo), quienes protegían la entrada al altar donde se encontraban los secretos del Sharingan, habían terminado luchando contra un ninja muy poderoso, la última persona que esperaban ver ahí, el mejor ex alumno del Sandaime, Orochimaru. Ambos eran unos genios, prodigios, pero aun no tenían la suficiente experiencia para derrotarlo. Shisui había sido mortalmente herido durante la pelea e Itachi, al sentir un fuerte deseo de protegerlo, logró despertar el Mangekyou Sharingan, pero al tener un nulo conocimiento de este, no le fue suficiente para matar a Orochimaru, mas si para lastimarlo gravemente. Sin embargo, para cuando la ayuda llegó, ya era demasiado tarde; Orochimaru había escapado y Shisui había muerto.

Por culpa de su compromiso hacia el clan. Por proteger sus secretos.

Sasuke había sido descubierto espiando no mucho después de terminar la discusión, pero no fue regañado.

"Jamás pongas al clan por sobre tus seres queridos, Sasuke, o terminarás arrepintiéndote por el resto de tu vida."

Eso le dijo Itachi antes de irse a su cuarto y eso le bastó para comprender el repentino cambio de su hermano.

"¿Y bien, Sasuke?"

El Uchiha menor alzó la vista, solo para encontrarse con el resto de su familia mirándolo expectante, esperando alguna reacción de él. Gruñó por lo bajo al ver de reojo como su queridísimo hermano disfrutaba mucho ver la situación incómoda en la que estaba.

"Yo elegiré a la chica con quien deberé casarme," dijo simplemente, arrepintiéndose casi en seguida al ver la sonrisa en el rostro de su padre.

.~~~~~~~~~~~~.
Continuará…
.~~~~~~~~~~~~.


Y bien? Que les parecio? Review please! Bueno, nos vemos dentro de unos dias mas, probablemente antes de Año Nuevo.

AH! Y espero que todos hayan tenido una muy Feliz Navidad!!