NOTA: Los personajes de Sailor Moon, le pertenecen a su creadora Naoko Takeuchi y estos únicamente le dan vida a la historia la cual es fuente de mi inspiración.

* * * * * S & D * * * * *

CAPITULO 13.- DESESPERANZA

Darien se había ido, y mientras la rubia recobraba un poco la cordura, se daba cuenta de lo tonta que había sido al comportarse de aquella manera con aquel hombre, que durante todo ese tiempo, no había hecho mas que demostrarle su admiración, su cariño su amor y su respeto.

"soy una tonta Darien debe pensar que yo no valgo la pena" se decía a si misma y sumamente pensativa decidió tomar el celular y marco los números que ya sabia de memoria, sin embargo al terminar de hacerlo decidió desistir de aquella idea

"¿Qué podía decirle?, es muy tarde y quizá no quiera hablar conmigo, mejor le llamo mañana!"

Sus pensamientos fueron interrumpidos por las chicas quienes en ese momento, hacían acto de presencia.

-¿no te has dormido?-pregunto Rei

-no, es que estaba pensando- dijo levantándose e intentando aparentar normal.

-¿y Darien ya se fue?-pregunto Mina quitándose las plataformas para luego mover los dedos de sus pies y recostarse en el sofá.

-¿estas bien Serena?-la castaña se le acerco, mirándola fijamente –te noto preocupada ¿acaso pasa algo?

-no es para menos- se adelanto Rei- con la escenita que le hizo Seiya.

-¡Uyyy! –Chillo Mina levantándose de pronto y poniendo cara de loca- ¡¿pero que se cree ese tipo?!

-afortunadamente Darien lo puso en su lugar

-pues si Lita, pero me siento muy mal con Amy y Taiki

-no te preocupes, ellos entendieron la situación y hasta el mismo Taiki dijo que Seiya se merecía eso y mas, Darien hizo bien en enfrentársele, de otro modo el nunca va a entender que ya no tiene ningún derecho de hablarte así y ahora hay quien te proteja y te cuide.

-¿de verdad dijo eso Mina?

-¡claro!- respondió la aludida- no te preocupes por esa situación-Serena suspiro un poco más aliviada

-bueno chicas, si me disculpan yo me iré a dormir, mañana tengo un día pesado –menciono la castaña.

-yo también- dijo Rei

-¡que descansen chicas! Se despidió también Serena, y subió a la alcoba de Rini, haciendo un espacio se introdujo en la cama para recostarse a su lado, se sentía sola y necesitaba del calor de su pequeña, para sentirse mejor. La cabeza le daba vueltas pensando sobre como actuar ahora, "¿Qué iba a decirle a Darien? ¿Era el momento de dar el siguiente paso?"

Se mantuvo inquieta el resto de la noche. Constantemente se recostaba en la cama tratando de conciliar el sueño, para que al instante después, se sentara sobre la mesita ratona, bajara las escaleras o simplemente se asomara al balcón a intentar respirar el aire fresco y frio de la noche, la verdad es que hacia todo ello para evitar seguir recordando el incomodo momento en el que se hubiese dado aquel malentendido con Darien.

"¿Por qué me pasa esto? Si Darien no ha hecho mas que cuidarme, cuidar de mi y de Rini, nunca me ha faltado al respeto y además él…él siempre me ha dado un lugar como mujer, entonces….¿porque me resulta tan difícil dar este paso?"

Pensaba con angustia, mientras nuevamente deslizaba el ventanal para recostarse en la cama y así realizar un nuevo intento para conciliar el sueño.

Al siguiente día, en el departamento de Darien.

La noche anterior, había sido un poco pesada para el, ya no recordaba cuando había sido la ultima vez que había tenido un sentimiento parecido, pero la preocupación , la nostalgia y la desesperación, no habían permitido que conciliara el sueño, hasta ya bien entrada la madrugada, pero como de costumbre se había levantado temprano y se daba un baño con agua fría para comenzar el día, mientras permanecía en la regadera cerraba los ojos dejando que el agua lo golpeara fríamente para dejar de pensar en Serena, ms no lo había conseguido.

"¡Actué mal! ¡Es que debí de contenerme! ¿Qué va a pensar ella? Debe pensar que soy un cobarde, que lo único que quiere, es pasar la noche con ella y no es así ¿Qué voy a hacer? ¿Qué hare cuando la mire nuevamente a la cara?"

* * * * * S & D * * * * *

Había sido un día pesado para la hermosa castaña que dirigía un banquete muy especial para el señor Backmoon, dueño del restaurant en la que ella era la cheff principal, afortunadamente y para su tranquilidad, los presentes y los invitados habían quedado encantados con el servicio, la mesa había felicitado al dueño por su exquisito gusto y a la cheff, por la sazón en los platillos y todo esto había llegado a oídos de los compañeros de Lita.

-¿además dijeron que felicitaban a la cheff!- le decía su compañera

-ahh muchas gracias Yuri- decía ella apenada

-esto merece una celebración-menciono el joven que con una gran sonrisa se acercaba a ella.

-Neflite- susurro ella bajito conteniendo el deseo de lanzarse a sus brazos y más aun después de ver lo que sostenía entre sus brazos.

-¡toma! Son para ti- ofreció extendiéndole el delicado ramo de rosas.

-¡Nef!...- respondió sumamente apenada acercándose con pasos cortos y el rostro cubierto de un bello tono carmín.

-te lo mereces… ¡además creo que te tengo buenas noticias!- respondió con esa sonrisa abriendo sus brazos para obsequiarle el presente y rozando intencionadamente sus dedos con los de la chica quien levanto la vista sonrosada.

-¿de que se trata?

- el señor Blackmoon me pidió que te dijera que quiere hablar contigo, te espera en su oficina supongo que quiere decirte algo bueno- dijo haciéndola salir de aquella elegante cocina, ante la mirada curiosa de los demás. Llevándola hasta la oficina del señor Diamante, dueño de aquella cadena de restaurantes en Tokio y en el extranjero.

-buenas tardes señor Diamante- dijo la chica introduciendo en la elegante sala.

-¡adelante Lita!...siéntate….- Neflite se retiro para dejarlos a solas.- antes que nada déjame felicitarte ¡de verdad que ha sido una decisión acertada el tenerte con nosotros! Y esta noche como muchas otras has demostrado tu aplomo y tu buen gusto.

-¡muchas gracias señor! Respondió apenada y orgullosa.-

-bueno seré breve Lita….yo se que como cheff y como persona tienes grandes aspiraciones y metas por cumplir, y sabes también que yo tengo mucha relación con personas influyentes,

La chica no entendía nada, pero prestaba mucha atención,

-pues bien, me han ofrecido abrir una nueva franquicia en Milan. – la chica se quede mirando todavía sin entender- lo que sucede es que yo tengo muchos compromisos en Tokio, China y Seul, y de ninguna manera puedo alejarme de acá, por lo que yo me preguntaba si ¿alguna vez has pensado en la posibilidad de abrir un negocio propio?

-señor yo….yo- titubeaba conteniendo la emoción y sin saber que responder-

-mira te he observado, eres muy competente y profesional y estoy seguro de que lograras echar andar el negocio rápidamente, yo no quisiera dejar pasar la oportunidad que me ofrecen, pero creo que ya he hecho suficiente, estoy grande, mis hijos se han casado y para mi no es tan importante entrar a otro país, pero si tu estas interesada, podría ofrecerte un plan de financiamiento y estarías inaugurando en el momento en que lo desees.

Todo aquello lo había dicho demasiado rápido, que ella no le había dado tiempo de reaccionar.-

-bien ¿Qué me dices?-

-ehh…yo…yo…señor es que – se disculpó –perdón, la verdad es que no me esperaba esto, así tan de pronto y claro que me gustaría me halaga y agradezco su confianza y oferta…

-mira, tomate unos días para pensarlo, para programarte, se que es una decisión complicada porque implica el irte a vivir a otro lado, así que cuando tengas una respuesta házmelo saber.

Ella se levanto de inmediato y salió de aquel lugar sin saber bien si todo aquello era un sueño o una realidad, frente a ella tenia la oportunidad que siempre había soñado, vivía sola pues no tenia a nadie junto a ella su familia había desaparecido cuando ella era muy pequeña, sin embargo.

-¡Neflite!...- fue lo único en que pudo pensar.

Siete días después.

Era un sábado por la noche, había pasado exactamente una semana sin que Darien y Serena hablaran, el había decidido darle un espacio a la rubia, y se mantuvo a distancia, eso si, sin dejar de mandarle mensajes corteses, su ramo de rosas de cada viernes y dedicarle una que otra canción o enviarle frases indirectas en su programa "Amor es…" el cual Serena no se perdía por nada del mundo. Serena por su lado pensaba y pensaba en la manera de salir de aquella situación, por lo que no había estado muy atenta a lo que su pequeña miraba, se encontraban ellas solas, pues las chicas habían salido con sus parejas.

-¡Mami..Mami! ¡Es mi papi!. -Grito Rini de pronto haciéndola volver a la realidad. En efecto se transmitían los AMVS y en la terna como mejor compositor y cantante se encontraba su ex. Serena se emociono por un momento al verlo en la televisión, pues ese había sido el sueño de Seiya desde su infancia, sueño que se postergo un poco tras su repentino embarazo, la boda, y la necesidad de buscar un empleo para mantener a su familia. No pudo evitar sentirse feliz por el, y por el momento que estaba viviendo, mas su emoción duro poco cuando noto quien aplaudía a su lado y lo besaba frente a las cámaras al anunciarlo como ganador, el cantante se puso de pie, saludo al publico y a las cámaras y subió al pódium. Tomo el trofeo en sus manos y aclarando la garganta dejo de sonreír y habló.

-no tengo palabras para agradecer a todos y todas mis fans….pues gracias a ellos hoy ¡recibo este merito! ¡GRACIAS!- un silencio se formo y Sere parecía entender como se sentía pues se encontraba mas serio de lo habitual, algo poco común en Seiya.- quisiera agradecer también a mis colaboradores… mis socios, mi manager, y productores por creer en mi… a mi hermano Taiki por su ejemplo y sus regaños- sonrió un poco- y sobre todo… quiero agradecer.- un nudo se le formo en la garganta.- …dedico este premio para esas personas importantes en mi vida ¡para mi hija Rini! Y para Serena, por haber sido mi principal motivación para salir adelante, mi inspiración para escribir, y por haber creído en mí y en este sueño. ¡GRACIAS! Sin tu apoyo y tu motivación ¡no lo habría conseguido!- enfatizo mirando a las cámaras dedicando ese gracias a la que comprendía seria la mujer de su vida y que jamás podría volver a recuperar- Serena se llevo una mano al corazón un poco sorprendida, pero agradecida por el gesto, pensó que se olvidaría de ella en ese instante, pero le agradaba saber que al menos la tomaba en cuenta.

-¡¿oíste mami?!- preguntó Rini con inocencia

-si mi amor ¡tu papi ha ganado un premio! Ahora será mucho más famoso que antes.

-¿eso quiere decir que…volverá a irse lejos?-pregunto con un dejo de tristeza en los ojos.

-bueno nena…- se acerco a ella para acariciar su rostro y verla a los ojos.- papa tiene un trabajo muy difícil, y tiene que estar lejos viajando y conociendo gente, pero el siempre piensa en ti ¿no oíste lo que dijo? Ese premio es para ti…- le respondió animada

-¡pero porque anda con esa mujer tan fea?- el comentario casi le arranca una risa a la rubia pero disimulando solamente le dijo

-bueno, ella ahora es feliz y hace feliz a papa…mejor dime ¿no quieres hablarle a tu papi para felicitarlo- dijo sacando su celular

-¡siii!- dijo ella saltando al sofá y esperando por el aparato.

* * * * * S & D * * * * *

A la pelirroja no le había gustado mucho el gesto noble de su hombre, pero no tuvo más que disimular y sonreír frente a las cámaras apoderándose de los labios de Seiya para besarlos y dejar claro que ahora la dueña de él, era ella.

El celular de Seiya comenzó a vibrar, y viendo de quien se trataba decidió alejarse para poder hablar.

-¡¿Serena?!-

-Rini quiere hablar contigo…te la pasare- respondió rápidamente para luego agregar.-¡por cierto muchas felicidades! Y gracias- se limito a responder. Un poco desilusionado él atendió la llamada de su hija.

* * * * * S & D * * * * *

En el departamento de Darien.

El acababa de escuchar y ver en la televisión lo que había sucedido, y pensó que era un mal momento para llamar a Serena, así que dejo las llaves de su moto nuevamente en su sitio y pensó que lo mejor seria dejar pasar unos días mas, ya la buscaría para invitarla a comer a algún lugar y hablar a solas, no podía soportar la idea de permanecer alejado de ella, pues aunque el le escribía a diario y ella respondía sus mensajes, no podía estar sin verla un momento mas., por momentos sentía la necesidad imperosa de tomar su chaqueta negra, subirse a su motocicleta y llegar a la casa de Serena, pero también sabia que debía tener paciencia, no quería parecer un impertinente, y que ella se sintiera presionada por el, pensaba que lo mas sensato seria dejar que ella fuera quien tomara la iniciativa. Por lo que nuevamente se dedico a trabajar tarde esa noche para revisar los trabajos de sus estudiantes y ya mañana seria otro día.

* * * * * S & D * * * * *

Con Seiya y Kaolineth.

En realidad se encontraba muy satisfecho y emocionado por lo que significaba para el, el premio como mejor compositor, interprete y cantante que acababa de recibir, básicamente había soñado con ese momento toda su vida, aun en el camerino, y con el premio en la mano sintió una nostalgia y un vacio que lo mantenían pensativo, se preguntaba el porque a pesar de haber luchado por conseguir su mas grande sueño, justo ahora que lo había conseguido, no lograba sentirse completo, se sentía feliz, era cierto, pero había algo que le impedía disfrutar de esa felicidad, y en el acto recordó porque.

******INICIO FLASHBACK******

-¡Serena! ¡Esto es demasiado! ¡No!-decía conmocionado al borde de las lágrimas- no era necesario- decía mientras admiraba y comenzaba a tocar suavemente el piano que su esposa le hubiese regalado.

-¡mi amor! ¡No me digas eso! - decía ella un poco sonrojada, -durante todos estos años, tu has trabajado duro para mi, para nuestra Rini y para darnos lo mejor, pero no se me ha olvidado cual es tu sueño, y no quiero que sigas postergándolo- su esposo dejo de tocar, se puso de pie y la abrazo fuertemente exclamando gritos de jubilo.-pero dime ¿te gusto la sorpresa?

-¿Qué si me gusto?... ¡por dios Serena! Es mas de lo que hubiese deseado...¿Como lo conseguiste?

-bueno- respondió satisfecha con los besos que se había ganado.- solo conseguí un ascenso y junte los aumentos, además de que solicite un préstamo, y pues pensé en regalártelo, ¡se que siempre has querido uno! Ahora podrás escribir y componer esas canciones que siempre soñaste- le respondió entusiasta colgándose de su cuello para luego regalarle un emotivo y romántico beso.

Eran tan felices, pero para él la música seguía siendo el principal motor en su vida y seria la que lo llevaría a alejarse de todos esos instantes de felicidad con su familia.

********FIN DEL FLASHBACK*******

"Sere…¡Bombón! Tu siempre creíste en mi, me ayudaste a lograr este sueño y yo…. ¡yo te pague de la manera mas vil que se puede hacer!" pensaba el guapo cantante con coraje, siendo consciente de como un grupo de jovencitas lo miraban con deleite, a lo que el tuvo que fingir sonreírles y cerrarles un ojo para intentar alejarse de allí cuando en eso su mujer le habla.

-Seiya…¿Dónde estabas? La producción y todos quieren festejar por este merecido reconocimiento. – dijo Kaoli tomándose de su brazo.

-Kaoli…la verdad es que yo no…- intento zafarse pero la verdad es que el momento lo ameritaba y se veía muy mal dejándolos así nada mas, cerca de ahí sus colaboradores lo esperaban y los volteaban a ver discretamente.

-¡vamos Seiya! –y luego agrego en voz baja- Por una sola vez deja de pensar en estupideces y de arruinar este día con tus momentos nostálgicos, ¡ahora tu mujer soy yo! ¡Esto es lo que querías! ¿No es así?- la pregunta lo dejo pensativo, ahora que lo veía de esa manera, hubiese preferido mil veces continuar sin conocer la fama y a todas esas personas, pero tener el amor y compañía de su esposa e hija.

-¿Qué sucede Kaolineht?- se acerco William, un alto y fornido tipo, bien parecido de ojos azules profundos mirando intensamente a la pelirroja quien le sonrió descaradamente, ante el desinterés de Seiya quien no se había percatado de eso.

-¡vamos Will! Solo le preguntaba a Seiya ¿A dónde le gustaría ir? ¿No es así amor?- le susurro melosamente, acercándosele mas, provocando al rubio frente a él.

-si William, creo que es un buen momento para festejar ¡iremos a donde ustedes digan! –respondió finalmente.

* * * * * S & D * * * * *

En casa de los Kou.

Amy terminaba de arreglar las maletas del pequeño Shaoran, que día a día crecía lleno de amor y cariño por sus padres y los amigos de ellos. Taiki por su parte cuidaba de su hijo con la mayor dedicación y amor que un padre podría tener, le hacia juegos y lo hacia reír, Amy se acerco y los sorprendió entre risas, lo cual le arranco una sonrisa y sintió una dicha y una felicidad infinitas, que no pudo sentirse menos agradecida con el cielo, por todo lo que le había regalado.

-bien, esta todo listo- dijo interrumpiéndolos, Taiki volteo a verla para correr hacia ella y robarle un beso ante la miradita de su pequeño.

-¡estas hermosa mi amor!- le dijo volviendo a besarla para después darle al bebe- ¡igualito a su madre! …deja subo la carriola mi vida, sube al auto- el tomo las cosas pesadas y comenzó a subirlas a la camioneta, habían planeado una salida de unos días por la India, era un viaje de negocios, y aprovechaba para llevarse a su familia y disfrutar de unos días de relax.

* * * * * S & D * * * * *

El viernes finalmente había llegado y Mina caminaba apresuradamente por la escuela, dirigiéndose a la salida, ya que se había quedado a avanzar en unos guiones de entrevista que debía realizar para una practica que le habían solicitado, su amiga Rei hacia un buen rato que ya se había ido pues tenia el pendiente de apoyar a Serena con Rini esa tarde porque ella tenia asuntos que atender ante la ausencia de su jefa.

Mirando su reloj y apretando el paso llego a la salida, algunos estudiantes voltearon a verla y murmuraron en voz baja atraídos por la belleza de esa mujer, que aunque era algunos años mayor que ellos, eso no le quitaba lo hermosa que era, incluso en la universidad muchas otras estudiantes se sentían un poco celosas de su belleza y su carácter suelto y sociable siendo muy popular entre maestros y alumnos.

De pronto ella se detiene al escuchar a unas jovencitas.

-¡pero que guapo!

-¿Quién es?- musito otra, ella levanto la vista discretamente para encontrarse frente a frente con el hombre mas sexy que ella había visto y rodeado de algunas universitarias que se habían atrevido a acorralarle, obligándolo a recargarse sobre la portezuela de su BMW.

-¿entonces eres un doctor?- pregunto una mas atrevida que prácticamente se lo estaba comiendo con los ojos y le coqueteaba descaradamente, atreviéndose a posar un dedo sobre su suéter que rodeaba su cuello, para deslizarlo por su pecho, el atractivo joven sonrió nervioso y tomo la mano de la chica suavemente para quitársela de encima y sobreponiéndose se quito las gafas, para dejar apreciar su hermosos ojos, y agregó.

-si, y bueno la verdad es que estoy esperando a mi novia…

-¡no importa!- inquirió la chica, ante la desilusión de las demás quienes solo observaban curiosas la escena- si gustas yo pudo darte un paseo por la universidad o por la ciudad, se que las personas como tu no tienen mucho tiempo para divertirse…- Mina sintió que todo se le removió de pronto y cerrando los puños y frunciendo el ceño comenzó a caminar hacia ellos.

-¡hola mi amor! –rijo remolonamente con voz dulce y sexy lanzándole una mirada asesina a la castaña quien casi lo comía con los ojos, para después tomar a el rubio de las mangas de su suéter, atraerlo hacia ella y robarle un beso que dejo sin aliento a los presentes y al propio Andrew. Luego se separo, arqueo una ceja y dibujo una sonrisa triunfal al advertir el gesto de la jovencita y dijo- disculpa querida, pero mi novio no necesita la compañía de nadie para divertirse, para eso me tiene a mí.- dejándole muy en claro con la mirada que no intentara volver a hacer lo mismo nuevamente.-¿nos vamos cariño?

-¡si!- respondió el ojiverde rápidamente, apresurándose a abrirle la puerta para después dirigirse a la suya, ya las niñas se habían alejado un poco al descubrir quien era la dueña de aquel semejante bombón. ¡Nos vemos! – dijo el un poco nervioso aun por la situación y sin atreverse voltear a ver a nadie, ni agregar nada mas se alejaron de ahí.

Unos minutos después el joven doctor iba muy divertido y sumido en sus pensamientos por lo que acababa de acontecer, de reojo veía el rostro de su chica quien apenas podía ocultar lo molesta que se encontraba, resoplaba por la nariz y mantenía los brazos cruzados, el sonrió por dentro, y admiro sus largas y estilizadas piernas en esa minifalda gris con mayones y botines.

-¿a donde quieres ir?- intento sin saber cual seria la reacción de su novia quien aun con los brazos cruzados volteo a verlo y arqueando una ceja respondió.

-A dónde tú quieras.- volteándole nuevamente la cara. El se contenía las ganas de reír.

-¡vamos nena! Esa no es una respuesta- le dijo, buscando su rostro nuevamente.

-pues, ya te dije a donde tu quieras- le dijo en cierto tono que el sabia que algo pasaba.

-a ver…mejor dime ¿Qué tienes?- aprovechando que se habían detenido en un semáforo, para hablarle suavemente, apoyar una mano en su rodilla y llamar su atención, pero la rubia respondió indiferente

-¡nada!- el, entrecerró los ojos y pregunto

-¿nada?... ¿estas segura?- a lo que Mina con la cara altiva le confirmo

-¡si!- esta respuesta no le agrado nada al chico, pero no podía evitar lo divertido que estaba al ver la reacción de su chica y lo hermosa que se miraba cuando estaba seria.

-mmm – murmuro el, avanzando en el auto.-¡no te creo! Pero en fin…creo que tengo el lugar perfecto para pasar el fin de semana ¿trajiste suficiente ropa?- ella lo miro seria sin saber si responder.- bueno no importa, ya pasaremos a comprar después de comer. Siguió sin obtener respuesta de su acompañante, así llegaron al restaurant.

Ellos bajaron sin pronunciar ni intercambiar palabra alguna, y ordenaron, comiendo en el mas absoluto silencio, la verdad es que Andrew, era un hombre que no estaba acostumbrado a pasar por ese tipo de situación y no sabia como afrontarla, Mina por su parte se veía mas que molesta, por lo que el insistió.

-cariño ¿estas segura que no te sucede nada?

-¡no!- dijo por toda respuesta.

-bueno, disculpa que sea tan insistente pero la verdad es que conseguí con mucho esfuerzo intercambiar la guardia de este fin de semana para estar contigo y quisiera que lo disfrutáramos.- Mina volteo a verlo, sintiéndose un poco culpable por arruinar el momento pero sin saber como dar su brazo a torcer, pues no estaba acostumbrada a ser quien cediera.

Por las calles de la ciudad.

Serena conducía, sin ser completamente consciente de la manera en que se dirigía por las calles, por su mente únicamente pasaba una sola cosa y era la situación que no había logrado resolver con Darien, mentalmente se armaba de valor para ese día acudir en su búsqueda y llegar hacia el, pero la verdad es que no se atrevía, y aunque era conocedora de que era ella quien tenia que dar el primer paso, todavía no sabia como acercársele y mirarlo a los ojos después del momento vergonzoso que habían experimentando. De pronto los comerciales terminaron y ella sonrió al escuchar la voz de su "Caballero de la Rosa", además el tema del que se estaba hablando era de su interés.

-su programa favorito Amor es…continua en este debate sobre el tema de la infidelidad, y para ello nuestros radioescuchas nos han enviado sus preguntas mas frecuentes…escucha bien Luciernaga, nos escribe una tal Esme – al leer el nombre el chico hace una breve pausa Serena espera impaciente.

-¿Caballero?... –entre risas- termina de leer, esta semana nuestro querido hombre de la rosa, ha estado muy ausente- dijo la chica- se nota que esa chica te esta quitando el sueño, jajaja- dijo en tono de broma

-perdón, si es que estaba leyendo su nota, la cual dice- Buenas tardes…yo soy una persona que engañe y le hice daño a una persona que confiaba en mi, -pausa, Darien tuvo un presentimiento, Serena no podía verlo, pero Hotaru a quien tenia enfrente si y ella lo conocía muy bien, sabia que algo sucedía con su amigo lo pudo ver por el semblante en sus ojos- cometí el error de tener una aventura, sin embargo fueron años y años de compañía mutua, tuvimos una relación de 8 años, en las que para el, su prioridad siempre fue su trabajo y su vida profesional…mi pregunta es ¿acaso no merezco otra oportunidad?- Darien permaneció pensativo, Serena en su auto esperaba pues algo en el timbre de la voz, le hacia notar que algo pasaba, fue Hotaru quien reacciono rápidamente.

-le demos la palabra a nuestro invitado, el cantante Josh…¿Qué opinas?

-bueno…la verdad es que, es una situación difícil, ya que se trata de toda una vida de relación, y claro esta que la mujer, puede llegar a sentirse relegada o desplazada si no somos capaces de demostrarle nuestro afecto… pero eso no justifica de ninguna manera una infidelidad y un engaño. No puedo decir si mereces otra oportunidad, eso depende de tu pareja y de que grado de madurez y nivel de relación tengan como para superar un problema así, hay muchas parejas que lo han hecho.

-¡pues yo pienso!- dijo Hotaru…que de ninguna manera merece otra oportunidad- dijo enérgica- si ella cometió un error fue porque no tuvo la capacidad de decirle a su chico lo que realmente pasaba, en vez de engañarlo, lo mas lógico era hablar con el de como se sentía, probablemente hubieran llegado a entenderse mucho mejor, ella que sabe acerca de como hizo sentir a ese chico, ¿Qué sabe de los días tristes y las noches desesperadas? De las veces que lloro, de lo mucho que sufrió cuando se entero de su engaño, de la depresión en que cayó por el amor de esa mujer, por el desengaño y el sufrimiento ¡no te mereces otra oportunidad!-

En el auto Serena se extraño del comentario y Darien intervino rápidamente.

-¡pues yo me reservo mi comentario! Yo no perdonaría una infidelidad ¡lo he dicho siempre! y lo único que puedo decir es que el tiempo lo cura todo así que… escucharemos un tema musical, para al regresar continuar comentando sobre este controvertido tema de la infidelidad. – la rubia llegaba a su destino y bajo del auto, antes de entrar a su edificio pensó que podría ir a Vía Lactea a encontrarse con Darien, pero en eso Molly llegaba y la llamo.-

-¿ya estas de vuelta? ¡Tengo todo listo solo voy a comer rápido y regreso!-

"Darin esta transmitiendo, no podre hablar con el" pensó

-esta bien- dijo ella viendo su reloj- me adelantare a ver el informe, no te preocupes. Tengo un poco de tiempo así que veré en que puedo avanzar porque me gustaría salir temprano.

* * * * * S & D * * * * *

Malachite había llegado temprano a casa de Rei sorprendiéndola mientras ella hacia su habitual rutina de ejercicios y cuidaba de Rini, su novio, se sonrojo al descubrirla nuevamente en ese atuendo tan sexy que revelaba su escultural y torneado cuerpo. Rei por su parte no podía evitar sentirse halagada ante la mirada que despertaba en aquel monumento de hombre, se metió al baño rápidamente mientras que Rini le platicaba sobre un cuento nuevo que su papa le había regalado. Cuando ella salió, a el se le ocurrió la idea de llevarlas a dar una vuelta.

-¿Qué les parece si vamos a la pizzería? ¿Quisieras jugar Rini?- dijo tomándola entre sus brazos y acariciando su rostro tiernamente lo cual conmovió a su chica.

"no cabe duda de que sigue siendo el chico tierno y sensible al que incansablemente le rompí el corazón" pensaba

-¡siii!- respondió Rini abrazándolo-¡si tioo vamos!

-bueno pues…. Déjame llamar a Serena para avisarle- dijo mientras realizaba la llamada.

* * * * * S & D * * * * *

Serena había llegado a la radiodifusora, un poco nerviosa porque nunca se había atrevido a ir a buscarlo.

"¡espero que aún este!" pensó ella caminando por los largos pasillos donde le habían indicado que se encontraría el locutor, al llegar a la habitación correspondiente, se detuvo en la puerta para armarse de valor y tomar aire, cuando de pronto lo vio de espaldas.

-¡Da-Darien!- susurro, mas se sorprendió muchísimo al ver de cerca al jovencito que tenia un parecido tremendo con Darien, pero era mas joven, mas delgado y menos alto que su chico, al verle los ojos oscuros se disculpo- ehhh..Perdón, creo que… ¡lo confundí!- dijo encogiéndose de hombros

-¡no te preocupes!- respondió el riéndose y expendiéndole la mano amablemente-ya me ha pasado antes, ¡soy Zafiro!

-soy Serena ¡mucho gusto! Le respondió amablemente, en eso la puerta se abre y frente a ellos la pelinegra mira a ambos chicos quienes de inmediato sueltan su mano.

-¿Zafiro?- mirándolo para en el acto sonreír y abrazarlo efusivamente lo cual sonroja y hace sentir feliz al chico-¿Cuándo llegaste? ¡Me tenias muy abandonada! No fuiste capaz de llamarme en toda la semana que estuviste allá ¡que malo eres!- dijo golpeándole el brazo, -¿es para mi? –pregunto al advertir el cerdito de peluche que el cargaba en su brazo izquierdo-

-¡ehh sii!- le dijo el otorgándoselo para ganarse un abrazo y un efusivo beso en la mejilla

-¡gracias! Esta hermosooo- feliz, Serena inclino el rostro sintiéndose un poco incomoda con el momento. –ah, perdón Serena ¿venias a buscar a Darien?

-¡si!- respondió ella

-¡ah! El ya se fue, tendrá cerca de una hora- respondió

-¿en serio? Valla- dijo apenada- creo que debí avisarle que vendría

-¿y porque no vas a buscarlo a su casa?- pregunto inocentemente, aun sintiéndose celosa de ella, pero comprendiendo que era la mujer que hacia feliz al hombre que ella adoraba.

-¿a su casa?- pregunto

-¡claro! ¡El debe estar allá!

-creo que tienes razón, bueno, me iré- despidiéndose de ambos- gracias, nos vemos luego.- la rubia salió rápidamente, y Zafiro y Hotaru comenzaron a caminar.

-¿así que me extrañaste?- pregunto el ilusionando, ganándose una sonrisa picara de la jovencita

-¡no dije eso! – un poco cohibida por su penetrante mirada- solamente es que en toda la semana no recibí una llamada o mensaje tuyo-

-¡bueno! Lo que pasa es que estuvimos día y noche en cursos de capacitación y eso…- se disculpo-

-mmm- refunfuño ella- solo te perdono si me invitas al cine el próximo fin

.¡Hecho!- respondió el mas que animado.

Minutos después Serena llegaba al departamento de Darien. Un poco temerosa aun dudó si subir a su habitación o no, no sabia bien que tenia que hacer "¡Vamos Serena! ¡Hazlo! Darien es un buen chico… ¡no se atrevería a jugar contigo!" pensaba.

Mientras tanto en la habitación de Darien, el timbre sonaba, y el de inmediato acudió a la puerta "debe ser ella, solo ella puede venir hasta acá" muy contento y abotonándose la camisa, pues estaba semidesnudo con unos jeans deslavados, mas cuando abrió la puerta dejo de hacerlo y retrocedió sorprendiéndose en el acto.

-¿T-tu…? ¿¡Que haces aquí!?- pregunto sintiendo una mezcla de sentimientos encontrados, la chica, se abalanzo a sus brazos colgándose de el.

-¡Oh Darien! ¡Darien! ¡Te he extrañado tanto!- decía aferrándose a el, lo que evidentemente provoco su molestia, quien tomaba sus brazos para soltarse y alejarse de ella.

-¡suéltame! ¡Déjame! –Mirándola con recelo-te pregunte ¿Qué haces aquí? ¡No eres bienvenida! Así que por favor ¡vete! – le señalo indicando la puerta.

-¡Darien! Por favor….escúchame- hablo ella suplicante, mas Darien solo pudo darle la espalda recargando sus brazos sobre el respaldo de una silla, intentando luchar contra los sentimientos que de pronto se le había venido encima.

-¡Esmeralda! ¡No tengo nada que escuchar! ¡Ya lo que paso pasó! ¡Vete de acá! ¡No quiero verte!

-¡NO!- grito ella, decidida, y acercándose a el aferrándose a su espalda, para luego ser retirada por el mismo Darien-¡quiero que me escuches! ¡Necesito explicarte! Yo no sabia porque me habías dejado en el altar….¡fue muy doloroso para mi! Darien yo… ¡solo fue una vez! ¡no significo nada para mi! Quiero explicarte como fueron las cosas

-¿y vienes hasta ahora para eso?-pregunto irónico, esta vez propinándole una mirada de desprecio.-¡no importa ya! ¡Todo lo que pasó…Todo el daño! ¡Ya pasó!- le respondió fríamente ahora estoy mucho mejor ¡ya todo aquello se termino! ¡No te quiero ver! Por favor sal de mi casa ¡ya no te amo!

-¡no te creo!- reto ella, volteándolo de golpe

-¡déjame!- dijo el negándose a mirarla y volteando el rostro, a lo que ella lo toma de los hombros, y del rostro para obligarlo a verla.

-¡no pudiste dejar de quererme! ¡Anda! Mírame a los ojos y dímelo- el no respondió- soy el amor de tu vida, la única mujer en tu vida, a la que has amado desde nuestra adolescencia…

-¡no pierdas tu tiempo!

-¡anda dímelo! ¡Mírame a los ojos! –abalanzándose sobre el -¡dímelo! Dime que dejaste quererme y de amarme.

-¡no tiene caso ya! No sigas haciéndote esto, Esmeralda yo ya te perdo….- mas no pudo terminar la frase ya que la chica se le pego al cuerpo y tomándolo del rostro se lanzo buscando desesperadamente sus labios, Darien no tupo tiempo de reaccionar, cuando menos se lo esperaba ya la tenia sobre el, abrió los ojos sorprendido y fue así como percibió la sombra que había aparecido en el umbral de su puerta, al reconocerla abrió sus ojos, tomo a la chica de las muñecas y las soltó apresurándose a gritar

-¡Serena!- tomando su camisa y tratando de abotonársela. Mas la rubia de inmediato dio media vuelta y caminando apresuradamente salió de aquel lugar-¡Serena espera! – lo escucho, mas ella no se detuvo, llevo una mano a sus oídos y continuo corriendo apresuradamente, de inmediato sintió las gruesas lagrimas, resbalar por su rostro, Esmeralda sin embargo lo había tomado intempestivamente del brazo.

-¿A dónde vas? ¿Quién es ella?- pregunto deteniéndolo para que no siguiera

-¿no te das cuenta? ¡Ella es la mujer de mi vida!- le grito sumamente molesto-¡ahora déjame!- corriendo tras ella, y esperando poder alcanzarla, tuvo que tomar las escaleras lo mas rápido que pudo y cuando salió, la divisó cerrando la portezuela de su auto.-

-¡Sere! ¡Mi amor! ¡No es lo que imaginas! ¡por favor escucha!- más ella ya había encendido y aceleraba alejándose a toda prisa de aquel lugar.-¡maldición!- dijo dándose cuenta de que se encontraba descalzo, no había bajado las llaves de su auto, no traía el celular en la mano y por si fuera poco tenia un problema mas en su habitación, con lo que tendría que lidiar.

"¡Tengo que ir a buscarla!" pensaba mientras subía rápidamente.

-en el automóvil unas cuadras mas adelante, la rubia sostenía el volante cubriendo su rostro y llorando desconsoladamente.

"¿Por qué, porque? ¿Por qué me haces esto? ¿Por qué a mí? Pensé que...Pensé que me querías...Darien… ¡no puedo creerlo! Fui una tonta...¡una completa estúpida!"

Cuando Darien abordo su auto y comenzó a buscarla fue en vano, no pudo localizarla, y al ir a su casa, la única que había salido a atenderlo era Rei, quien le dijo que Serena había llamado comunicando que llegaría tarde, no queriendo ser inoportuno ni asustarlas, lo que hizo fue pedirles de favor que le llamaran en cuanto ella llegara y se retiro, ofuscado, confuso y terriblemente angustiado, tuvo que volver a casa.

Esa noche, ambos hacían lo posible por conciliar el sueño, sin embargo, Serena, sin dar mayor explicación, llego a casa, subió a su hija a la recamara y fingió dormir, pero la verdad era que estaba bañada en llanto, por el dolor que estaba sintiendo, su corazón se sentía herido, lastimado, destrozado.

"¿Por qué Darien? ¡Nunca lo creí de ti…de ti no Darien!" negando a aceptar lo que sus ojos habían visto.

Por su lado, Darien había recibido la llamada de Rei diciéndole que Serena ya había llegado, el pensaba ir a buscarla al siguiente día.

"Sere…mi amor… ¡escúchame por favor! ¡Escúchame! Déjame explicarte todo, espero que me escuches princesa"

Enviándole el último mensaje de texto de la noche en el cual le suplicaba atenderlo.

Mientras en cierta cabaña a dos horas de la ciudad.

-¡vamos princesa!—decía el rubio besando los hombros de la rubia quien aun mantenía su postura-¿dime que fue lo que te molesto? ¡No hice nada malo! ¿O si?- ella al fin confesó

-¿¡te parece poco que te presentes así con esa playerita pegada al cuerpo?!- comenzó irritada poniéndose de pie y señalándole con el dedo en los pectorales -¿con esa cabellera alborotada, esas gafas oscuras y con ese aire tan juvenil? ¿Qué pretendes, llamar la atención de todas esas pubertas?.- enojada

-¡ahhh! ¿Así que es eso?- respondió conteniendo una vez mas la risa-¡amor...!- susurro a su oído mordiéndole el lóbulo de la oreja para hablarle con una voz que derretiría a cualquiera. -¡te amo! ¡Me encantas!- besándole el cuello mientras la chica se paralizaba con cada beso y susurro-¡eres la mujer mas sexy que he conocido! ¡Eres hermosa! ¿Crees que me fijaría en una muchachita insignificante, teniendo a semejante diosa a mi lado?- esta vez ella le devolvió la mirada complacida y le sonrió, mientras el hábilmente la atrajo por la cintura para acariciar e introducir su mano, por la camiseta, para tocar su piel a lo que ella respondió con un...

-¡Andrew! ¡Te amo!

-¡te amo mas yo a ti pequeña!- buscando desesperadamente sus labios, para después , llevarla suavemente hasta el sofá en el cual la deposito para después recostarse sobre ella, sin dejar de morder apasionadamente sus labios.

Ese fin de semana, Serena logro zafarse de Darien, ya que Malachite, había invitado a todas a pasar los días junto a su familia en una casa de campo. Por lo que el pelinegro estuvo muy impaciente intentando comunicarse con ella, y acudiendo a buscarla, sin poder conseguirlo, lo único que le quedaba era esperar al lunes siguiente.

* * * * * S & D * * * * *

Lunes por la mañana, en Moon Power.

La reunión había terminado y Taiki se había adelantado con unos colegas dejando al mando a Amy, quien apresurada recogía sus cosas.

-¡Amy! Hace días quiero preguntarte sobre algo

-¡dime Serena!

-¿Qué sucedió con el ascenso que te solicite?- a la peliazul la tomo desprevenida al pregunta

-¿te refieres a la subgerencia?

-¡si!- respondió ella

-bueno Sere pues… yo creí que ya no estabas interesada…-frunciendo las cejas para intentar comprender a su amiga.

-bueno lo que sucede es que necesito los ingresos, como vez estoy sola, Rini esta creciendo y necesito asegurar su futuro- intento

-pero ¿Y Seiya? ¡No me digas que no te ha dado lo de la pensión?- alarmada

-no, no es eso- respondió rápidamente- Seiya si ha cumplido con su parte, a veces se atrasa un poco pero siempre cumple, pero ese dinero yo no lo he tocado, lo tengo todo guardado en una cuenta para cuando Rini lo requiera-

-entonces ¿Por qué quieres irte?- dijo sin pensar

-¿irme?- pregunto al sentirse descubierta

-Serena, sabes bien que para conseguir ese puesto tienes que irte a otro lado, cuando me lo solicitaste entendí que pretendías alejarte de Seiya y de todo lo que te recordaba a el, pero ahora… ¿Acaso pasa algo?

-no, no es eso, ¡de verdad! Solo lo hago porque quiero ese puesto ¡siempre me intereso! ¿Recuerdas?

-bueno-respondió Amy no muy animada- si es así, déjame decirte que si ¡hay un puesto! Pero tendrás que irte a Nagoya, la verdad el licenciado que nos apoyaba ahí, renuncio hace unos días, y ahora que me lo recuerdas creo que tú eres la indicada.-

-¿¡en serio?!

-¡claro!...-en tono preocupado- Pero Serena ¿estas segura de que sabes lo que significa todo esto? ¡Tendrás que irte! ¿Qué harás con Rini? ¿Quién te la cuidara?

-ya me las ingeniare- respondió- tendremos que adaptarnos a un nuevo estilo de vida.- respondió, tomando unos papeles y alejándose para evitar mas cuestiones.- bueno Amy te agradezco ¿Cuándo tengo que irme?

-bueno pues… podría darte una semana para que arregles tus cosas y busques donde quedar, si necesitas mas tiempo ¡solo dímelo!

-no, no es necesario- gracias- ¡una semana me parece perfecta!-

-bueno- dijo Amy un poco sorprendida por la premura- entonces tomate esta semana libre…para qué puedas buscar casa, guardería para Rini y quien te ayude con ella.

-ahhh ¡genial! ¡Nuevamente gracias Amy! Me servirá de mucho ¡te lo agradezco!-

-¡Serena! ¿Estas segura de que esta todo bien?- intento acercándose a ella para hacerla reaccionar, le parecía muy sospechosa su actitud.-

-¡Señora Kou!- dijo Molly entrando- la llamada que estaba esperando de los franceses, esta en línea.- ella perturbada vio a su amiga, en sus ojos se notaba cierta tristeza y quiso ayudarla.-¡tenemos una platica pendiente Serena!- tomando el teléfono, momento que la rubia aprovecho para desaparecer de ahí.

* * * * * S & D * * * * *

Bueno les dejo la continuación y se que estarán mas que impacientes por conocer que pasara…pero para eso tendremos que esperar al siguiente capitulo… como vemos el regreso de Esmeralda fue de lo mas inoportuno….así que, sin agregar mas detalles, las espero en el capitulo 14,

¡PERDON POR LA TARDANZA PERO GRACIAS A LAS QUE ME DEJAN SU REWIEV NO PERMITIENDOOME DEJARLAS SIN CONOCER LO QUE SIGUE DE LA HISTORIA LAS QUIERO!

Ivotzuki, Belle Madenmosille , Alezzita 91, Sailor Lady, vico, marceila, Patty Ramirez de Chiba, The Angielu, analag, Tanita Love, Angel negro 29, Anyreth, Nahima chan, Ayram Shields Masen, Maria Mademoiselle Chiba, Usagi13 Chiba, Isabel 20, Varonessa, cristhydechiba, Carmenn.

*-* GRACIAS POR TOMARSE EL TIEMPO DE COMENTAR, PARA MI SIGNIFICA MUCHISIMO *-*

Un abrazo a todas y todo mi cariño.

Con cariño

Usako de Chiba

13 de noviembre de 2012