Holaaa esta es mi nueva historiaaaa!!

como ven los personajes de Crash bandicoot no son mios si no de la nueva compañia que no conosco...

bueno disfruten el fanfic...

aquii tienen el capitulo 2:



Crash Bandicoot: Y el Cristal de Atlantis.

CAPITULO 1: El Comienzo de la aventura.

En el castillo de Cortex el estaba pensando como destruir a los Bandicoot pero cada vez que hacia algo siempre se los arruinaba. El estaba en su laboratorio muy enojado aventaba todo a su paso. Tiro sus antiguos inventos que estaban destruidos.
― ¡Malditos Bandicoot no los puedo vencer!―Gritó con mucho enojo aventándole algo a Gin, que estaba junto a él en la mesa.
―Señor... –empezó a decir con mucho temor a la reacción de Cortex―Señor…
― ¡QUE QUIERES!―Volvió a gritar Cortex con mucha furia. Le avienta a Gin una probeta que estaba junto a un viejo invento.― ¡habla tonto!
―Le iba a decir sobre un cristal―Dijo Gin con una sonrisa muy fingida. Gin se agacha para ver si Cortex le lanza algo, pero vio que Cortex estaba interesado―Si buscamos un cristal más poderoso que los que están aquí.

Cortex se sentó en una silla junto a su escritorio. El escritorio tenía muchos inventos, su cara se puso muy sombría al verlos. El se acordó de que por culpa de esos inventos fracasaron. Cortex miro a Gin y exclama:
― ¡Que buena idea tuve!―Levantándose de la silla con una rapidez que Gin se asustó―iremos a buscar un cristal ¡más poderoso de los que están aquí!
―Ese era mi idea―murmuro Gin muy bajo para que Cortex no lo oyera. Sonríe y le dice:― ¿Qué cristal he señor?
Cortex camina hacia la ventana. Observa el mar, voltea a ver a Gin, que estaba muy ansioso de saber que cristal sería. Cortex llama a Gin para que se acerque.
―Buscaremos el cristal de Atlantis-Dijo al fin.
―El ¡Cristal de Atlantis!―Gritó sorprendido.―Pero… señor… no existe es un ¡Mito!
―Lo sé―contestó Cortex. Él se voltea a ver por la ventana y sonríe con una sonrisa muy malvada―Se quien si lo encontrara.
― ¿Quiénes señor?-Preguntó Gin con una cara de Curiosidad―Anda señor dígame.

Cortex solo se limito a sonreír él tenía el candidato ideal para buscar el cristal. Voltea a ver a Gin y se agarra riendo también Gin.

En la casa de los Bandicoots estaban Crash y Crunch jugando Crash Team Racing en su Psone, estaban en la sala jugando. Crunch utilizaba el personaje de Penta penguin mientras que Crash utilizaba a el mismo. En la pista de Oxide Station, Crash iba en 1 lugar, pero Crunch lo rebaza, pero Crash se le adelanta ya estaban en la última vuelta de la pista
― ¡Ya casi llego a la meta!―Exclamo Crash con mucha alegría.
― ¡No ya casi llego yo!―Gritó Crunch con alegría al rebasar a Crash en la rampa―Ya casi…
―Me toco misil―Dijo con cara de maldad, mirando a Crunch―Te atrapare.―Sonriendo con maldad. Aprieta el botón donde activa las armas. Se lanza el misil el estaba siguiendo a Crunch, el misil se impacta con el― ¡Ya Te di!
―pero me toco escudo―dijo con una sonrisa―así que me salve…
―Pero yo…―Sonriéndole dejando el control en el piso-¡YO GANE!
Crunch se quedo con la boca abierta, aunque se había puesto el escudo Crash había ganado porque lo había rebasado gracias a los turbos que había en el suelo.

Luego llego Coco muy enfadad. Ella traía un delantal, una escoba, un trapeador, y algunas cubetas. Les apaga el Psone. Crunch y Crash se enojan y dicen:
― ¡Porque nos apagas la consola!―grita enojado poniéndose de pie―quiero una explicación he Coco.

―Porque…―empezó a decir con tranquilidad.― ¡No hacen nada!―les avienta las escobas en los pies― ¡Hacer quehacer ahora holgazanes!
―Esta bien―Susurra con cara de susto y le murmura a Crash tan bajito para que no oyera Coco―Por eso no consigue novio…

Se pusieron a trabajar. Crash estaba limpiando las ventanas, pero casi se cae cuando se asusta con una araña que tenía su telaraña en la ventana. Crunch estaba Limpiando la sala, levanto un sillón con su brazo de metal y encontró restos de wumpas activo la aspiradora para recoger los restos de wumpa.

Entonces entra Aku, Aku muy alarmado. Crash entra en rollado en la telaraña, porque la araña se había enojado con él por tratar de quitar su hogar. Coco entra con su delantal llena de jabón en las manos ella estaba lavando los platos.
― ¿Qué pasa?―Preguntó preocupada traía un delantal rosa con flores azules.
―Nada, Coco―respondió con una sonrisa―es que me estaba siguiendo un pájaro carpintero.

Coco se queda viendo con el ceño fruncido volvió a su quehacer ósea a lavar los platos. Ya que terminaron de trabajar todos se sientan en la sala para descansar. Coco se sienta a leer un libro grueso.
― ¿Qué lees Coco?―preguntó Crunch con cara de susto.
―Algo que tú nunca leerás―dijo con sarcasmo. Suspiro dejo el libro en sus piernas―es un libro sobre Atlantis la ciudad perdida.
― ¡Atlantis!―Exclamaron Crash y Crunch con mucho asombro.
De repente Aku, Aku se alarma. Porque tiene una visión de Cortex donde el esta preparando todo para ir en busca del cristal de la ciudad perdida.
― ¡Cortex se entero que existe el Atlantis!―dijo alarmado Aku, Aku. Empezó a dar vueltas en la sala.― ¡Va para allá!
― ¿¡Que!?
―Ese cristal es el mas poderoso―explicó Aku, Aku con tono de misterio―y vine a avisarles para que…
―Porque no nos dijiste―dijo Crunch enfadado, el se levanta hacia Aku, Aku.
Aku, Aku asombrado por el tono de voz de Crunch. Crash y Coco también se levantan y se acercan a Aku, Aku.

―Es que se me olvido―respondió Aku, Aku apenado. Crunch solo puso los ojos en blanco―es que me perseguía un pájaro Carpintero…
―Hay Aku, Aku―Dijeron los tres al mismo tiempo―Entonces ¿Qué hacemos?
Crash, Crunch y Aku, Aku se miraron con alegría. Crash se pone contento y hace un giro que derriba una maceta que estaba en arriba de la chimenea.

―Tenemos una nueva aventura―dice Crash con alegría. Da un salto y pisa a Pura. Este lo rasguña―¡Auch! Eso me dolió Pura.
―Si, una nueva aventura―Dijo Coco también con alegría. Toma el libro en sus brazos.―Tengo que planear que hacer…―empezó a decir Coco entre sí―bueno ya lo planeare en el camino.
―Bueno que esperamos para ya irnos―dice Crunch sonriendo.
―Vámonos ya―sentándose en la sala con los brazos cruzados― ¿Ya nos vamos?

―Si ya nos vamos―dijo Coco con una sonrisa en los labios―Vámonos chicos…
Entonces salen corriendo de la casa para ir detrás de Cortex, pero ellos no sabían que Cortex ya los seguía desde lejos. Arriba de su nave, el se reía con sastifacion.

Continuara…