Disclaimer: Naruto es copyright de Masashi Kishimoto. El uso de los personajes en la historia es sin fines de lucro y solo con el afán de entretener.

La trama de la historia no me pertenece, le pertenece a Alex-Cullen-Pattinson quien me ha dado previamente su consentimiento para la adaptación de la menciona historia, cualquier copia total o parcial de la misma sin permiso previamente del autor queda estrictamente prohibida. Muchas gracias por su atención prestada.

La historia se basa en la película de "Marido por accidente"

Advertencias: AU, OoC, Lenguaje vulgar ocasional.

Rating: "K+"

N/A: Hola, pues dirán, que anda haciendo está loca por aquí ¿No? Bueno no les daré explicaciones ya que no soy muy dada a darlas, pero realmente espero y les guste esta historia. Un agradecimiento especialmente a Alex-sempai quien me ha dado su consentimiento, gracias nena sois la mejor. Bueno sin nada más que agregar las dejo.

Enjoy…


Capitulo 4: Día raro

°EDITANDO°

SAKURA POV

—Sakura— me dijo Shizune por el intercomunicador— Sai está en la línea 1.

—Gracias—le dije mientras descolgaba el teléfono.

—Hola cielo— me saludo— ¿Cómo estás?

—Bien, ¿y tú? — le conteste mientras me recargaba en mi silla.

—Bien, aunque te extraño— me dijo, imaginando un puchero en sus gruesos labios—. ¿Harás algo antes de la presentación de tu libro?

—Yo también te extraño— le dijo en tono algo soñador—. Ni lo menciones, estoy muy nerviosa, espero que le guste a la gente. Y si, iré a hacer las pruebas del pastel, ¿vienes conmigo?

—Gracias, mi amor, pero no puedo. Recuerda que mañana viene Jiraya y tengo que terminar la presentación.

—Si tienes razón— mire mi reloj— amor tengo que colgar, se me hace tarde.

—Ok, te cuidas, te amo.

—Sí, igual yo— dicho esto, colgué.

Tome mi bolsa y salí para tomar un taxi. Cuando uno se detuvo, una voz me llamo.

—¿Sakura? — me pregunto una voz suave y seductora.

—Hey, Sasuke, ¿qué haces aquí? — le pregunte sorprendida de verlo ahí.

—Pues daba un paseo y te vi y decidí venir a saludarte, ¿vas a algún lado? — me pregunto enarcando una ceja.

—Si…— no me dejo terminar, cuando ya me había empujado al taxi y se metió junto conmigo.

—Espero que no te moleste que vaya—me dijo mientras me veía enigmáticamente con sus, tengo que admitirlo, hermosos orbes color negro profundo.

—Pu…es…no— dije. Al fin y al cabo no lo iba a tirar del taxi, ¿o sí?

En el camino hacia la pastelería no dejamos de mirarnos a los ojos. Y por una extraña razón sentí una conexión que ni con Sai había sentido, me sentí tranquila.

—¿Cuál es tu color favorito? — me pregunto en voz queda. Sin dejar de taladrarme con sus hermosos ojos.

—Depende del día—le dije sin aliento.

—¿Este día? — me pregunto en el mismo tono.

—El verde—. ¡Maldición! —¿Y el tuyo?

—El azul— me contesto pacíficamente.

—Ya llegamos—nos dijo el señor del taxi. Aparte mi mirada de la de Sasuke y pude percatarme de que tenía el ceño fruncido, como si estuviera molesto por algo.

Pague el taxi y nos dirigimos hacia el interior de la pastelería.

Nos sentamos en una de las mesas que había y ahí nos sirvieron el primer pastel.

—Este está muy bueno— dijo Sasuke, después de 1 minuto de que nos habían servido el pastel se lo había acabado—. ¿No me puedes traer otra rebanada?

—¿Qué? — le susurre molesta—. Por favor compórtate.

—Claro— le dijo la señora que nos estaba atendiendo.

Los demás comensales nos miraban raro. ¡Qué vergüenza!

—Disculpe—me llamo una voz femenina. Me gire para ver quién me hablaba y me encontré a una chica de unos 34 años, cabello negro, sedoso y largo. Tenía tez morena. Muy hermosa.

—¿Si? — le pregunte.

—¿Eres Sakura Haruno? — me pregunto, enarcando una ceja de sus cejas delineadas.

—Si— le conteste.

—Mi nombre es Akari Senju, mi esposo, Jiraya, va a tener una junta mañana con tu prometido, Sai Hirawisawa— me dijo— ¿es él? — me pregunto señalando a Sasuke.

—Claro que…— iba a contestar Sasuke, pero no se lo permití.

—Sí, el es, mi prometido, Sai Hirawisawa— le dije apresuradamente.

—¿Qué? — me dijo Sasuke en voz baja, sorprendido.

—Solo…sigue la corriente, ¿si? — le dije en un tono suplicante.

Solo entrecerró los ojos y supe que aceptaría. Pero nunca pensé que tomaría mi mano y entrelazo nuestros dedos. Sentí una poderosa corriente en todo mi cuerpo.

—Si— dijo esbozando una torcida sonrisa- soy Sai Hirawisawa.

—Lo imaginaba algo diferente, señor Hirawisawa— dijo Akari.

—Todos dicen lo mismo— dijo Sasuke, mientras se volteaba hacia a mí y me guiño un ojo.

—Y cuéntenme… ¿cómo se conocieron? — ¿qué diablos le íbamos a contestar?

—Pues…aamm…este — no tenía ni idea de que contestarle.

—En las luchas — dijo Sasuke confiadamente.

Lo mire incrédula.

— ¿En las luchas? —pregunto Akari.

—Si…este…acompañaba a…mi…papá — le dije titubeantemente.

—Oohh, nunca me había tocado conocer una pareja así — dijo Akari, sonriendo amablemente.

—Sí, es que somos algo peculiares, ¿no es así, mi amor? —le dijo Sasuke a Akari.

—Si — conteste, aun aturdida por el giro que había dado nuestra relación.

—Me da gusto verlos juntos. Por lo general la realización de una boda siempre está a cargo de la novia, pero es genial que tú también te involucres —le dijo Akari a Sasuke, como que ovacionándolo.

—Sí, es que la quiero mucho —dijo Sasuke, mientras levantaba mi mano y besaba mis nudillos.

Cuando sus labios hicieron contacto con mi mano de nuevo esa corriente eléctrica se apodero de mí. ¿Qué diablos me está pasando?

—Ese si es amor — cuando Akari dijo eso casi me ahogo con mi propia saliva —. Bueno, Sakura, Sai, me retiro, tengo que hacer unas cosas, antes de alistarme para la presentación de tu libro.

— ¿Asistirán? — pregunto feliz.

—Claro, los dos me han caído de maravilla, si es necesario, le rogare a Jiraya para que asistamos. Se cuidan — nos dijo antes de salir por la puerta.

—Eso…fue…raro —le dije a Sasuke, quien todavía no soltaba mi mano.

—Sí, pero tienes que admitir que fue divertido — dijo mientras me sonreía ampliamente. Miro nuestras manos, y un poco apenado, las soltó. –Lo siento — se disculpo.

—No te preocupes —cuando no sentí su mano en la mía, sentí un gran vacío y no tenía ni idea de por qué.

Salimos de la pastelería sin decir ni una palabra. Le hice la parada a un taxi, puesto que tenía poco tiempo para arreglarme.

-Bueno…te veré en la presentación, Sakura- dijo Sasuke mientras se despedida.

—Ok… y gracias por todo- le agradecí.

Salí rumbo a mi departamento y me arregle para la presentación. Estaba nerviosa, pero no por la presentación de mi libro, si no porque vería de nuevo a Sasuke. ¿Qué diablos estoy diciendo? Se supone que, legalmente, es mi esposo; pero estaba comprometida y amaba a Sai, ¿cierto?

Aleje esos pensamientos de mi cabeza, no era el momento.

Me di un último vistazo en el espejo antes de salir hacia la recepción.

SASUKE POV

El día de hoy estuvo algo…raro. Me comporte con Sakura como se suponía no tenia que comportarme.

Me arregle, lo decentemente, como para ir a la presentación del libro de mi esposa.

Llegue al hotel y me dejaron pasar. Tome una copa de champagne y le bebí de un solo sorbo. Mis manos estaban sudadas, pero no tenía ni idea de por qué.

Vi a Sakura, quien vestía un hermoso vestidoy hacia que se viera más hermosa.

¡¿QUÉ DIABLOS ME ESTA PASANDO?!

Y entonces supe que por ella estaba nervioso.

Por una extraña razón. O más bien por…celos, me enoje cuando vi a un chico de unos veintitantos, cabello color negro, pálido, abrazando a Sakura por la cintura.

—¿Sai? — me pregunto una voz femenina.

—Akari, ¿Qué tal? — le dije a la señora que estaba enfrente de mí.

—Bien, ¿Y Sakura? — ¿Qué diablos le iba a contestar?

—Esta con su hermano…Lee — le dije, mintiéndole.

—Oohh, vayamos a saludarlos — me dijo amablemente.

—Sakura — la saludo Akari.

—Akari — dijo mientras todo el color se iba de su hermosa cara —. ¿Cómo estás?

—Bien, gracias. Me he encontrado a Sai y me ha dicho que estabas con tu hermano Lee.

Cuando "Lee" escucho eso, se quedo perplejo.

— ¿Qué día…? — Sakura no lo dejo terminar, cuando ella interrumpió.

— ¿Me permiten un momento? — dijo sonriendo.

—Claro — le contestamos.

Después de compartir unas cuantas palabras, un señor de la misma edad de Akari se puso a un lado de ella y le rodeo la cintura.

—Sai, el es Jiraya, mi esposo. Querido, el es Sai, la persona con la que tendrás junta mañana — dijo Akari.

—Mucho gusto — me tendió la mano. Tenía que admitir que fue un poco aterrador saludarlo, puesto que tenía una expresión dura.

—Volvimos — dijo Sakura, quien regresaba con quien suponía yo, era el verdadero Sai.

Después de que Akari le presentara a su esposo con Sakura y con "Lee", platicamos un poco más con ellos. Me di cuenta de que Jiraya, era una buena persona, solo que tenía que aparentar seriedad. Jiraya y Akari, según lo que nos contaron, tenían más de 10 años casados y no tenían hijos.

—Bueno…y cuéntenme más acerca de ustedes — nos pidió Akari, a Sakura y a mí, ya en un ambiente de más confianza.

—Pues… — comenzó Sakura- nos conocemos desde hace 6 años, nuestros padres se conocen de toda la vida…lo amo profundamente.

Evite soltar una carcajada cuando vi la encolerizada cara de Sai.

—¿Qué pasa cuñado? — le pregunte mientras lo abrazaba juguetonamente —. ¿Te cayeron mal los camarones?

—No — dijo con los dientes apretados.

—Bueno, nosotros nos retiramos — nos aviso Jiraya — mañana hay trabajo.

—De acuerdo — nos despedimos de ellos.

El salón, poco a poco, se ve vaciando. Ya quedando solo Sakura, Sai y yo.

—Sasuke…tengo que agradecerte por lo que hiciste — me dijo Sai.

—No hay de que — le tendí la mano y el la tomo dudosamente. El celular de Sai comenzó a sonar y se disculpo para ir a contestarlo.

—Sasuke…yo… — comenzó a decir Sakura — te estoy eternamente agradecida por que lo que hiciste por nosotros el día hoy. Tengo que decirte que Jiraya y Akari son personas algo difíciles de tratar pero les caíste de maravilla. Gracias.

Dicho eso se acerco a mí y me beso tiernamente la mejilla. Y por primera vez, desee más. Su delicioso aroma a cerezas me perforo todos los sentidos, su cálido cuerpo cerca del mío, hizo que perdiera un poco la noción.

-De nada.

Salí del salón. Iba a hacerla la parada a un taxi, pero decidí mejor irme caminando, tenía muchas cosas en las que pensar.

¿Qué era lo que me estaba pasando con Sakura? No me podía estar enamorando de ella, ¿o sí?


Continuara…

¿Quién quiere ser una persona sensual? Si quieres serlo recuerda siempre esto, una persona sensual es aquella que deja un valioso y erótico revienw XD Na! Enserio chicas/os considérenlo un pago de las personas que se encuentran detrás del ordenador. Espero y les haya gustado este resumen, cualquier queja o sugerencia no olviden en avisar. Bye

Mordiskitos

Betsy Uchiha o Cereciito17