Disclaimer: Los personajes son de Meyer. Lo demás es mío. Lo tocas, mueres.

Summary: Viñeta; Gimen, se besan, jadean, se muerden, y se vuelven a besar. Es un sucio error, que sabe como a caramelo manchado de dolor. La culpa sabe a miel con limón, y arde como fuego. Pero no lastima, y ambos disfrutan de aquel agridulce sabor. Alice/Carlisle. Para mis esposas & prometidas.

Nota: Para mis espos, Annie(Cafesitodeldia), Hizz(Hizashii), Natsu(NatsuAlice-Quirky), Dessie(DessieCBCWCDF), Sil(sparklinghaledecullen) & Essy(Estrella'black) y para mis promes MC(MC'Phoenix.-) & Mel(Lovely Charlotte) porque las amo tanto que duele (k)
Nota 2: Gracias a Toon Csi por batearme esto. Te quiero, hermana, you know.


Mistake

«Pensé "no me mires así"
ya se lo que quieres de mí
que no hay que ser vidente aquí».

Todo el día las evitas, pero las visiones llegan, una tras otra, nublándote la vista y encendiendo tus sentidos. Las suprimes en algún lugar de tu mente —no las tiras, o destruyes, mucho menos olvidas. Solo tienes que esperar un poco, ¿vale? Pronto, Alice, pronto— y lo único que haces es esperar.

(Es en el bosque, siempre. Siempre el mismo escenario, a la misma hora. Parece una película, que la ponen a repetir y repetir, porque los movimientos son parecidos, el error es la rutina.)

Siempre tienes cuidado, sobre todo tú. Lo evitas, la atracción es inevitablemente dolorosa. El juego previo es tan incomodo, tan sensual, emocionante y excitante. Lo detestas.

(Te encanta, lo amas.)

Es un «iré de caza, ¿alguien quiere ir?» sabiendo que todos dirán que no. Menos él. Lo has visto.
Es un «regresaremos pronto» sabiendo que tardaran horas, y no precisamente cazando.

(Lejos, muy lejos. Apartado. Ahí, en donde hay muchos árboles caídos y hoyos en el piso Entonces ya no suprimes las visiones, y de pronto te ves a ti misma siendo follada contra un árbol, en el piso. Te ves a ti misma gimiendo, jadeando, pidiendo más.)

Parpadeas, un poco confusa —muy mojada— y tardas tres segundos en comprender que solo era una visión, y miras a Carlisle, con sus ojos dorados a unos centímetros de ti, y a su respiración tan fría que se siente calida en tu cuello.
Los mismos tres segundos en los que de pronto ya estaba contra ti, pecho contra pecho, cadera contra cadera.

Te mira, y sin palabras te dice que si por favor puede hacerlo. Pide permiso, claro, es un caballero —aunque en algunas ocasiones no lo parezca. Como cuando te susurra cosas sucias al oído o te toca en lugares indecentes—.

Le sonríes, y de pronto lo besas, diciéndole que acabe con eso de una vez.
No es un beso lindo, ni tierno, si no que más salvaje. El termino «tragarse» abarca más.

Gimen, se besan, jadean, se muerden, y se vuelven a besar.
Es un sucio error, que sabe como a caramelo manchado de dolor. La culpa sabe a miel con limón, y arde como fuego. Pero no lastima, y ambos disfrutan de aquel agridulce sabor.

—Dilo, Alice, ¡dímelo!
Te embiste tan fuerte que ya han derribado tres árboles. Van para el cuarto. Y tú te retuerces bajo su agarre. Sabes que es un pequeño detalle de él. Le encanta que digas su nombre, para que le quede claro que no te estas imaginando a Jasper. No, el momento es de él. Y a ti te encanta.
—¡Carlisle! Más, ¡Carlisle!

Es él. Un vampiro de cabello dorado, como sus ojos. Con pinta de modelo, y aire de seductor. El que te hace vibrar y gritar. Gemir, jadear, suspirar.

El error tiene nombre.
(
Y se llama Carlisle.)


Soy adicta a las infidelidades(?) Err…, saben a lo que me refiero.
¡Espero que les haya gustado, sobre todo a mis espos & promes!(k)
¿Reviews?
+AnaluC.