Hola!

Esta es la segunda historia que escribo de mi pareja favorita de Code Lyoko (Ulrich y Yumi, por supuesto!). La verdad es que lo primero que se me ocurrió fue una escena del final, y a partir de ahí, empecé a escribir la historia completa ( de ahí viene el título).
Además, me he fijado que Xana no suele poseer a Ulrich y por eso lo he hecho así...Bueno,he intentado reflejar a los personajes lo mejor que he podido, espero que estén bien
Simplemente, decir que espero que esta historia os guste y agradeceros que os tomeis tiempo para leerla. Así que...allá vamos!


-Yumi, me gustas.

Allí estaba. La frase que siempre había querido oír, la que llevaba esperando toda mi vida. No sabía que hacer, si estar asombrada, feliz, si lanzarme a sus brazos... Estaba bloqueada.

Supongo que si llego a saber lo que sé ahora, hubiera reaccionado de forma muy distinta, pero nunca se me hubiera ocurrido pensar que, a pesar de que el chico que tenía delante era igual que Ulrich Stern, no era él en absoluto quien me estaba diciendo aquello.


---

3 horas antes…

-------

-Atención porque Stern coge el balón, hace un regate imposible y se cuela entre la defensa enemiga. Cuidado, se prepara para golpear….chuta a portería y… ¡goool!

El balón entró en la portería tras golpear en el palo a pesar de que el portero se estirara hacia la derecha. Era un día de primavera en Kadic, y la buena temperatura había animado a los chicos a jugar un partido de futbol. Incluso había público en las gradas, animando a sus amigos.

-¡¡Qué gol, señores!! ¡una definición de escándalo!- exclamó Odd dando palmaditas a su amigo en la espalda cuando llegó a su altura.- Aunque estuviste a punto de fallar el tiro ¿sabes?

Ulrich, se volvió para mirarlo, con aspecto exasperado.

-Odd, no me importa que comentes el partido, pero no hay quien juegue si estás tú siempre gritando como un loco cada vez que hago algo. ¿Por qué no te concentras en el juego y ya está?

-Bah, no te preocupes. Soy polifacético- sonrió el rubio quitando importancia al asunto con un gesto de la mano- Además, lo hago para conseguir desconcentrar al rival. Y funciona ¿ves? Vamos ganando.

-Lo único que vas a conseguir es darme dolor de cabeza.-informó Ulrich pasándose una mano por el cuello.- Al menos, no grites tan cerca de mí.

-Bueno, bueno…-se encogió de hombros su amigo- Si tanto te molesta, supongo que puedo parar.

-¡¡¡El otro equipo saca de centro, hace un pase a…!!!

-¡Odd!

-¿Oh? ¿es que acaso estaba hablando en voz alta?- preguntó él con voz inocente.

-No tienes remedio.-suspiró Ulrich, negando con la cabeza y empezando a correr de nuevo. Odd puso cara de "¿yo que he hecho?" y se fue detrás de él.

--------

-Jaja, Odd está sacando a Ulrich de sus casillas- comentó Aelita, divertida, mientras observaba a sus amigos correr por el campo de fútbol. Ella y Yumi, junto con algunas chicas más, estaban en las gradas mirando el partido de sus compañeros.

-No me extraña- respondió Yumi con una sonrisa.- Se le oye desde aquí…normal que Ulrich parezca enfadado.

-Lo que yo no entiendo es como han podido convencer a Jeremy para que juegue- se preguntó Aelita, mirando precisamente al chico, que estaba teniendo más que problemas para atrapar la bola.- ¡Encima de portero!

-Supongo que lo habrán chantajeado o algo por el estilo- sugirió su amiga- Nunca se sabe con gente como Ulrich y Odd.

En ese momento, alguien lanzó el balón al pobre Jeremy, que extendió los brazos para cogerla pero se le escurió y le dio en la cara. Sus compañeros lo felicitaron por haberla parado mientras el chico seguía en el suelo, preguntándose que habría pasado. Aelita puso cara de dolor y sacudió la cabeza. Luego, miró de reojo a Yumi, que parecía estar en otro mundo y siguió la dirección de su mirada. Sonrió.

-Por cierto, hablando de Ulrich… ¿no te parece que le estás mirando mucho?

-Si, bueno, claro es que yo… ¡N-no! ¡Es decir, por supuesto que no!- exclamó Yumi tapándose la boca y poniéndose un poco roja. Maldito subconsciente.- ¡No le estoy mirando en absoluto!

-Ya claro. ¿y que miras con tanto interés?

-P-pues miro…el…desarrollo del partido que…

Aelita rió por lo bajo, haciendo que el rubor de Yumi aumentara.

-Lo siento, Yumi, pero es demasiado obvio.- explicó Aelita con un gesto amistoso.- Se nota a kilómetros que te gusta y viceversa, pero el problema es que siempre…

-¡No me gusta! ¡Ulrich es mi amigo!- protestó la joven cruzando los brazos, un poco molesta. ¿es que era tan obvio?

-¿Ves? A eso me refiero- acusó Aelita señalándola con el dedo- Siempre lo estáis negando.. ¡Es de locos! ¿Cómo esperas que Ulrich se te declare si no le das una oportunidad?- Yumi abrió la boca para decir algo, pero la tuvo que cerrar al ver que las palabras se negaban a salir- Para empezar, podrías intentar admitir que Ulrich te gusta como algo más que un amigo.

-¿Y qué si lo hiciera?- refunfuñó la chica, enfadada.- Mi relación con Ulrich está mucho mejor así. Si empezásemos a salir juntos, todo se complicaría más y no creo que él esté por la labor de pedirme salir.

-¿A quién estás intentando convencer?- preguntó Aelita con una ceja levantada. A veces, sus dos amigos la exasperaban. ¿Por qué eran tan cabezotas?- La única que piensa eso, es probablemente tú.

-¿Por qué tenemos que hablar de esto?

-Porque es más divertido que ver el partido- rió Aelita adoptando una actitud más comprensiva y optando por dejar correr el tema.- Seguro que vamos a ganar de todas maneras. Nikolas y Herb lo están haciendo de pena, a pesar de lo que se esté enfadando Sisi (¡Sois unos inútiles, no os pienso volver a hablar en lo que os queda de vida!)

¡BIP! ¡BIP! ¡BIP!

-¡Ey! ¿Qué es ese sonido?

-Ni idea- dijo Yumi encogiéndose de hombros y mirando a su alrededor- Parece que viene de la mochila de Jeremy.

Aelita, que estaba más cerca, se giró hacia su izquierda, donde los chicos habían dejado sus mochilas y cogió la de Jeremy. Efectivamente, parecía que el pitido procedía de su interior.

-Oh, oh, creo que reconozco ese sonido- se lamentó Yumi mientras su amiga abría la mochila y sacaba el ordenador portátil de el chico. Suspiró.

-Torre activada en Lyoko.- confirmó.

-Vamos a avisar a los chicos.

--------

-Mira, Yumi y Aelita nos están haciendo gestos- señaló Odd a sus amigas, que estaban agitando los brazos para llamar su atención- Seguro que nos están dando ánimos.

-Por supuesto que no.- negó Jeremy, entornando los ojos para fijase mejor- Están señalando mi mochila… ¡Oh, no, es un ataque de XANA!

-¿Tenemos que ir todos?

-Es mejor, por lo que pueda pasar- asintió el chico con la cabeza. Luego, tanto él como Ulrich y Odd abandonaron el campo a toda prisa, ignorando las quejas de los demás jugadores.

Segundos más tardes, se reunían con las chicas y se iban, como tantas veces habían hecho, a la fábrica abandonada donde el super ordenador y el pasaje al mundo virtual llamado Lyoko estaban ocultos.

-¿Sabes? Es una pena que nos hayan sacado del partido- comentó Odd mientras entraba en uno de los scanners.- Me encanta machacar a Nikolas y Herb.

-Ya tenían suficiente con los gritos de Sisi- sonrió Ulrich divertido, encogiéndose de hombros.

VIRTUALIZACIÓN

-Aunque sienta bien estar en Lyoko. Ayuda a liberar adrenalina- sonrió a su vez Odd una vez que él y su amigo se materializaron en el sector del bosque.

-Dejaos de cháchara- ordenó desde ninguna parte la voz de Jeremy- Ahora mismo os envío a las chicas, pero de momento, dirigíos al este, donde deberíais encontrar una torre activada. Y tened cuidado, porque según esto, hay un montón de criaturas de XANA.

-Como quieras, Einstein- dijo Odd echando a correr- Ah, mira Ulrich. Por ahí vienen Umberto y Margot.

-¿¿Qué??

-Oh, vamos…El cangrejo y la tarántula- explicó su amigo como si fuera algo obvio, señalando a las dos criaturas que se aproximaban hacia ellos. Luego, ante la atónita mirada de Ulrich, añadió- Es que es divertido si le pones nombres a los monstruos. ¡Tiene estilo!

Ulrich rodó los ojos, negando con la cabeza, sopesando la posibilidad de contestar a algo tan estúpido. Finalmente decidió que no valía la pena, y en su lugar optó por concentrarse en esquivar los disparos de Umberto.

-------

Bromas de Odd aparte, la batalla continuó en cuanto llegaron Yumi y Aelita, ya que las criaturas de XANA multiplicaron su número. Sin embargo, los cuatro jóvenes consiguieron terminar con todos ellos y Aelita pudo acceder a la torre sin problemas.

"Torre desactivada"

Pero lo que ninguno de los cinco chicos advirtió, fue la extraña sombra que se acercó a Ulrich por detrás, ni tampoco el símbolo de Xana que latía en sus ojos segundos después de salir de los scanners.


Bueno, de momento eso es todo por ahora. Supongo que la historia no será muy larga (un par de capítulos más) e intentaré actualizar cuando pueda.

Ah, y se me dejaís algún review para saber si os está gustando, mucho mejor!!