Holaaa genteee hermosaaaaaa ! como estannn?

Si, si, lo se -.- con ganas de asesinarme de la peor manera posible cierto?

y bueno pues se que me lo merezco asi que venga la matanzaa xD

Bueno que decir? LO SIENTOOOOO, PERDONNN, EXCUSEME, ETC ETC,pero se que nada de eso recompensa la espera que los hago pasar amigos :( y pues realmente intento no tardar en las contis pero tengo tiempos muy ajustados y con decir que por dia duermo como mucho 4 horas ya se imaginaran -.-

pero bueno aqui esta la conti! tarde pero aunque sea esta no creen? :)

bueno como siempreee MUCHISIMAS GRACIAS POR TODOS SUS HERMOSOS COMENTARIOSS!

Y pues quiero que seapan que los leoo a todos amigos ! que sentido tendria subir una historia sin leer las opiniones del publico por el cual lo subimos? Ustedes ya saben que las historias viven gracias al publico :)

Y otra cosa INOCENCIA ROBADA no esta abandonada ni mucho menosss, pero como ya dije la dejare por un tiempo intacta hasta terminar esta historia.

ah y una cosa mas jajaja vi que en los comentarios se esta haciendo una votacion, y pues realmente me gusta ver que les emociona la historia ! pero amigos esta historia ya esta finalizada, por lo tanto el transcurso de la historia ya esta establecidoo y cambiarlo me complicaria muchisimo la existencia jejeje pero muchisimas gracias por interesarse !

otra cosa la historia tiene un total de 90 capis asi que ya pasamos la mitaddd, ah y en un mes termino las clasessss, asi que ahi le dare a fullllll a cada capo para llegar por fin al finalllll jejeje

bueno se los kiereee muchisimoo y se valoraaa cada hermoso review que me dejan, ya sea para felicitarme, para retarme, para quejarse, o para lo que sea, porque eso demuestra el interes que genera mi historia :)

bueno pues sin distraerlos masssss les dejo el capi!

espero les gusteeee y que me dejenn muchioss reviewssss !

besoss y que sigan genial!

Karynita.

... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ...

Capitulo 55: Nuestro destino? tercera parte

Ya nada importaba en esos momentos, solo sintio como el orochimaru la tomaba entre sus fuertes brazos para despues dirigirse a la ventana y sin perder tiempo alguno saltar por ella.

El pelinegro sabia perfectamente que cuando no lo vieran lo primero que harian seria ir a su cuarto, y entonces ahi si que estaria en un verdadero problema, claro que ahora ya se estaba metiendo en un gran problema pero lo estaba haciendo por algo que valia la pena.

Nuevamente los jovenes se dejaban llevar por sus emociones, por sus sentimientos, pero sobre todo se estaban dejando llevar por su amor...

Por un amor prohibido, un amor no permitido que lo unico que traia era problemas, pero esta vez... esta vez las consecuencias serian realmente grandes.

El viento chocaba fuertemente contra sus cuerpos, la noche estaba fresca y en medio del bosque lo unico que los iluminaba era la luz de la luna. Ese noche habia luna llena, y el aire parecia mas calmo que en cualquier otro momento, el olor a bosque, a flores, a pureza, todos esos aromas inundaron todos sus sentidos. No sabia si ese era el lugar mas adecuado pero no tenia tiempo de pensar en algo "adecuado" en momentos como esos.

-Sasuke... -susurro casi si voz-

Sus pies por fin tocaron tierra firme mientras sus ojos no se despegaban de los del orochimaru, es que eso era algo imposible de hacerlo. Ninguno de los dos dijo nada, ninguno se anima a hacerlo... En momentos como esos era mejor actuar que hablar, y asi sucedio. El orochimaru no aguanto mas y la rodeo con sus brazos, esa noche seria suya y nada ni nadie lo detendria.

... ... ...

En el salon central de los senjus las personas comenzaban a inquietarse, es que todo estaba listo y ahora solo faltaba algo, o mejor dicho alguien. Los cuatro senjus trataban de mantener la calma, ya que no querian inquietar a los demas pero Sai era todo lo contrario.

-¿dentro de cuanto te dijo que vendria? -pregunto impaciente-

-debes estar retocandose, no te impacientes -exclamo seriamente-

-ire a buscarla -avisó dando media vuelta-

-¡no! -dijo rapidamente el peligris que estaba a lado Temari- tu mantente aqui.

-¡Kakashi, Temari! -llamo cierto pelirubio que se acercaba hacia ellos junto a una ojiperla- ¿que demonios pasa? ¿donde esta Sakura? -pregunto fuertemente-

-¡no grites mocoso! -dijo molesta-

-¿que... que sucede? -pregunto la ojiperla preocupada-

-Hinata haznos un favor y ve a ver por que tarda tanto Sakura -pidio Kakashi amablemente-

-claro -exclamo rapidamente y despues se dio media vuelta para ir con la pelirrosa-

-yo tambien iré -exclamo Naruto-

-no, tu quedate aqui -ordeno seriamente-

-pero...

-¡deja ser imprudente! no queremos armar un escandolo -exclamo molesta-

El pelirubio apreto las manos molesto al escucharla, mas no se movio del lugar ya que en verdad no queria armar un escandalo.

-tranquilizate Sai -musitó seriamente- las chicas siempre llegan tarde a este tipo de cosas -agregó con una sonrisa sincera-

-sí, eso creo... -exclamo devolviendole la sonrisa-

Por su lado, cierta ojiperla ya estaba frente a la puerta del cuarto de la pelirrosa, no estaba trancada sin embargo aun asi prefirio tocar para que esta le abriera.

-¿Sakura? -llamo por segunda vez al ver que nadie le abria- ¡Sakura! -repitio pero aun asi no recibio respuesta-

Sin pensarlo mas decidio entrar al cuarto, pero grande fue su sorpresa al ver que dentro de este no habia nadie.

-no... no puede ser... -susurro ya adivinando lo que sucedia alli-

Rapidamente corrio al baño para ver si la ojiverde estaba alli pero al entrar en este no la vio, todo el lugar estaba vacio.

-no... no creo... -tartamudeo sumamente soprendida- ella... ella escapó.

Su corazon se acelero de sobremanera al entender la gravedad del asunto ¿Que les diria a los cuatro senjus y a todo el clan? Sakura estaba en problemas, en verdaderos problemas ¿Por que no se lo dijo? Si la pelirrosa hubiera confiando en ella y en Naruto, ellos tal vez habrian podido ayudarla.

-no debiste Sakura -dijo llevando una mano a su corazon-

Ella mejor que nadie sabia que la senju no queria comprometerse con el taka, pero esa no era la manera de hacerlo. La pelirrosa no debio dejar que las cosas llegaran tan lejos, si tenia pensado no comprometerse tuvo que haberlo dicho antes y no a ultimo momento cuando el taka estaba en el salon principal esperando por ella.

-Sai... -susurro tristemente al recordar al pelinegro- lo siento tanto.

Sus ojos se cristalizaron y un suspiro tembloroso escapo de sus labios, sabia que eso lastimaria al taka. Él amaba a la pelirrosa, y no era su culpa que la pelirrosa no lo hicera, y ahora con todo esto el mas lastimado seria él.

-¿Hinata, Sakura? -escucho la voz del peligris fuera del cuarto-

-"es... es Kakashi!" -penso alarmada-

-Haruno voy a entrar -adivirtio mientras lentamente abria la puerta-

-Kakashi... -dijo sumamente asustada al ver al peligris-

-Hinata ¿donde esta Sakura? -pregunto amablemente- Sai ya comienza a desesperarse.

-Sakura... ella... -dijo e hizo una pausa, no podria mentir ya que tarde o temprano se darian cuenta de la ausencia de la ojiverde-

-¿donde esta? -pregunto seriamente y viendo a todos lados-

-ella no esta -solto de una mientras apretaba los puños con fuerza-

-¿que quieres decir con que no esta? -pregunto frunciendo el ceño-

-no se donde esta Kakashi, creo que... -dijo sumamente nerviosa- creo que ella no se comprometera.

Sus ojos se abrieron de par en par al oirla, y comprender el alcance de sus palabras. Eso no podia estar pasando...

¿Ahora que demonios harian?

... ... ...

Una peliroja se encontraba parada junto a cierto pelinegro, el estaba igual de inexpresivo que siempre pero ella tenia los nervios de punta, mas aun asi trataba de no demostrarlo, no lo haria frente a todas esas personas.

-"calmate Karin, Sasuke ya debe estar por venir..." -pensaba sumamente nerviosa mientras seguia fingiendo una enorme sonrisa en su rostro-

-Sasuke si que esta tardando... -exclamo dando un bostezo-

-¡callate Suigetsu! -gruño molesta al estar escuchando una y otra vez los desagradables comentarios del ojiceleste-

-¿por que estas tan tensa Karin? -pregunto burlonamente- acaso crees que Sasuke...

-¡si no cierras tu boca te matare! -interrumpio histerica y ganando una que otra mirada de las personas que estaban alrededor-

-no hagas tanto escandalo Karin -habló Itachi friamente-

-lo... lo siento Itachi... -exclamo apenada mientras apretaba los dientes fuertemente-

-ire a ver a Sasuke -anunció de repente el ojiperla que hasta ese momento se habia mantenido callado-

-yo tambien ire, ya se esta tardando demasiado -exclamo el Uchiha seriamente-

-¡yo tambien! -dijo Karin rapidamente-

-¡tu quedate aqui! no queremos llamar la atencion.

-sera mejor que te sientes Karin -dijo el pelinaranja al ver la cara de la peliroja-

-maldicion... -mascullo por lo bajo al tiempo que de mala gana se sentaba-

Por su lado, los dos orochimarus caminaban tranquilamente hacia el cuarto del pelinegro, en todo el camino no cruzaron palabra alguna, y es que ninguno tenia nada que decir al otro. Despues de cruzar el pasillo que separaba los cuartos del salon principal, llegaron por fin a la puerta del cuarto del azabache.

-Sasuke -exclamó Itachi al tiempo que entraba al cuarto seguido del ojiperla- ya tardaste demasiado -dijo graznó mientras veia a todos lados-

-¿no esta? -dijo Neji confundido y acercandose rapidamente al baño- ¿Sasuke? -dijo abriendo la puerta pero este tambien estaba vacio- "¡no puede ser!" -penso alarmado al presentir lo que sucedia alli-

-¿esta ahi Neji? -exclamo con su grave voz mientras se acercaba hacia el-

-no esta aqui... -habló sumamente nervioso-

-¿que? -exclamó sorprendido y corroborando con sus propios ojos que el baño estaba completamente vacio- ¡no puede ser! -dijo comenzando a perder la serenidad-

-no esta...

-¡maldita sea! ¡ese estupido! -grito dando un fuerte golpe en la pared que hizo que el ojiperla retrocediera instintivamente-

-¿donde...´crees que este? -pregunto tragando en seco-

-¡si supiera ya mismo lo iria a buscar! -exclamo furioso- ¡maldito Sasuke!

El ojiperla prefirio guardar silencio, realmente sabia como era Sasuke pero jamas creyo que el azabache se atreviera a hacer semejante locura, y mas si Itachi estaba presente.

-"te metiste en un lio grande Sasuke..." -penso seriamente mientras veia la ventana del cuarto-

-¡maldicion! -dijo apretando con fuerza los dientes- ¡ese estupido no vendra!

-¿y ahora que haremos? -se animo a preguntar-

-primero que nada hay que avisar a Karin y al resto, y despues lo buscaremos por todas partes -exclamo saliendo del cuarto con un semblante realmente aterrador-

-Karin... -susurro con una sonrisa en su rostro- pobre de ti -dijo saliendo del cuarto y siguiendo al Uchiha mayor-

... ... ...

Llevaban ya varios minutos en la misma poscicion... El orochimaru la tenia prisionera entre sus brazos y parecia dispuesto a no soltarla mas. Sus labios se encontraban fusionados en un apasionado beso, y solo se separaban por breves segundos para respirar el oxigeno necesario y volver a fundirse en los labios del otro. La senju tenia sus brazos alrededor del cuello del chico, en esos momentos ya nada le importaba, y en su mente solo estaba una persona... Sasuke. Un gemido escapo de sus labios al sentir como una de las manos del chico bajaba desde su cintura para situarse en uno de sus muslos, y apretarlo con fuerza al tiempo que pegaban aun mas sus caderas con las del orochimaru.

-Sasuke... -solto un suspiro al tiempo que sus dedos se perdian en los cabellos del chico-

El pelinegro separo sus labios de los de la senju, y comenzo a descender besando su quijada y llegando a su cuello, al cual comenzo a besar intensamente y pasar la lengua como si de un dulce se tratase. Lentamente y sin dejar de besarla comenzo a recostarla en sus brazos para luego él, descender delicadamente y quedar asi poco a poco recostados en el humedo cesped. El frio del suelo hizo que un escalosfrio recorriera toda su espalda, y que su piel se erizara, mas en esos momentos nada de aquello le importaba ya que conjuntamente con el frio que le trasmitia el suelo, tambien sentia el calor que le transmitian los labios y la lengua del chico por su cuello, y las manos del mismo que ahora se dedicaban a acariciar todo su cuerpo por sobre la fina tela del vestido. Estaba disfrutando cada una de las caricias del orochimaru, sus manos parecian que la quemaban con cada roze, era un fuego intenso que la recorria de pies a cabeza produciendole una gran satisfaccion, sin embargo esta vez queria ser ella quien le diera esas caricias a el, asi que sin mas coloco sus manos en el pecho del chico y lentamente comenzo a recostarlo a él en el suelo.

-Sakura... -susurro un tanto sorprendido-

El orochimaru se soprendio por al accion de la chica mas no hizo nada para impedirlo y simplemente se dejo recostar en el suelo y despues vio como la senju se coloca sobre él, amoldando sus caderas con las suyas, lo que provoco que entrecerrara sus ojos por aquel seductor roze. Fue recien en ese momento que pudo apreciar lo hermosa que se veia la senju, con ese hermoso vestido verde que combina perfectamente con sus ojos, el maquillaje que hacia resaltar cada faccion de su rostro, y su pelo, el cual lo llebava recojido en un rodete dejando solo unos cuantos mechones libres que se esparcian por su espalda y rostro. La pelirrosa bajo su rostro para besar los calidos labios del chico que la recibieron con mucha intensidad...

Sin dejar de besarlo sus manos comenzaron a desabrochar la camisa del pelinegro, y mientras lo hacia sintio como este llevaba sus manos, las de él, a su cabeza y lentamente deshacia su rodete, dejando de esta manera sus pelos sueltos, los cuales no tardaron en esparcirse por el pecho del chico produciendole uno que otro escalosfrios. Una vez que la camisa estaba totalmente desabrochada comenzo a deslizar por los brazos del chico para terminar de sacarsela y asi poder observar el formado pecho del orochimaru. Sus labios abandonaron los del orochimaru para comenzar a descender besando su masculino cuello, mientras él lo unico que hacia era cerrar sus ojos y acariciar su espalda con ambas manos. La pelirrosa continuo con su camino de besos llegando asi, al pecho del chico. Sus manos acariciaban con sus finos dedos el torso del pelinegro mientras que su labios le daban suaves besos. Lentamente una de sus manos comenzo a descender mas y se escabullo por dentro del pantalon del orochimaru.

-Sakura... -llamo en un suspiro al sentir las suaves caricias de la senju en su miembro-

-d-dime Sasuke -susurro sobre los labios del chico con los ojos cerrados y sin dejar sus caricias-

-no... no pares... -murmuro desde el fondo de su alma al tiempo que su respiracion comenzaba a acelerarse mas y mas-

La senju sonrio tiernamente al escucharlo, y poso suavemente sus labios sobre los del orochimaru mientras que su mano continuaba acariciando esa zona tan crucial para el chico. Jamas penso verse en una situacion como esa, y mucho menos con Sasuke Uchiha, pero la verdad era que le encantaba verlo en esa condicion, con sus lindos ojos cerrados, su respiracion agitada, y su cuerpo temblando levemente, y todo por sus caricias. Sus labios nuevamente comenzaron a descender pasando por su pecho, luego por sus abdominales y despues siguio bajando mientras sus manos desabrochaban rapidamente el pantalon del chico para luego sacarselo junto con sus boxers. Su rostro se elevo mientras sus ojos veian el miembro del chico, el cual ya estaba completamente erecto. Sin pensarlo demasiado comenzo a acercarse lentamente a su objetivo haciendo que sus pelos cayeran y rozaran aquella piel tan delicada, produciendo en el chico un gran estremecimiento. Su boca rozo con la punta y despues, de un solo movimiento metio todo el miembro en su boca.

-ah... -escapo un gemido involuntario de sus labios mientras sus ojos se cerraban con mucha fuerza-

Lo que su cuerpo sentia en ese momento era inexplicable, la boca de la pelirrosa tenia atrapado completamente su miembro haciendolo caer poco a poco en el paraiso, y todas esas sensaciones aumentaron cuando la senju comenzo a subir y bajar lentamente por su ereccion. El azabache se mordio el labio con fuerza para que ningun gemido escapara de sus labios, y sus puños se apretaron con mucha fuerza. El sudor comenzo a hacerse presente en todo su cuerpo al tiempo que su respiracion se dificultaba segundo a segundo... Las manos de la senju estaban poscicionados a ambos lados de las caderas del orochimaru para sostener su cuerpo mientras que su boca seguia torturando al pelinegro.

-Sa... Sakura... -gimio inconcientemente y con sus ojos entrecerredos y nublados por el placer-

Una de sus manos se dirigio hacia la cabeza de la pelirrosa y una vez sobre esta escabullo sus dedos por sus finos pelos... Sus dedos solo se dedicaban a bajar y subir por la cabeza de la chica, en una especie de caricias, mientras que ella continuaba con su tortura placentera.

... ... ...

Su cara mostraba el total desconcierto que sentia en esos momentos, hace apenas unos pocos minutos se habia enterrado de lo de Sakura, pero aun ahora no lograba asimilarlo ¿Por que le habia hecho eso? Sabia perfectamente que la senju no lo amaba, pero no sabia que la chica lo odiara. Si, porque para haberle hecho eso debia odiarlo.

-Sai... lo siento -dijo el pelirubio que tenia al lado-

-¡no puedo creer que me haya hecho esto Naruto! -dijo frunciendo el ceño-

-debes tratar de entenderla ella... ella...

-¿ella que? -dijo fuertemente- ¡ella se acaba de burlar de todos nosotros y en especial de mi! -grito lleno de impotencia-

Todo el salon lo habia escuchado, al igual que Sai el resto del clan tambien sabia lo de la pelirrosa y la verdad es que ninguno aprobo la actitud de la chica. Y ahora, en esos momentos, no hacian mas que murmurar cosas de la senju y del taka. El pelinegro podia sentir como lo miraban con lastima, e incluso uno que otro con cierta burla. Todos se reirian de el, la pelirrosa lo habia dejado plantado.

-¡esa maldita mocosa! -exclamo la pelirubia fuertemente- ¡cuando la vea juro que la matare! -exclamo furiosa-

-ella nunca quiso comprometerse... -musitó Hinata tratando de ayudar a la pelirrosa-

-ese no la justifica -exclamo severamente Sasori- ¿como se atrevio a dejarnos plantados a todos nosotros?

-eso es porque es una mocosa que aun no entiende nada.

-¡no es asi! -dijo rapidamente la peliazul- ella estaba dispuesta a hacerlo, lo mas probable es que los nervios la hayan traicionado y...

-¡eso es cierto! seguro que en estos momentos debe estar llorando y sumamente nerviosa... -hablo el pelirrubio-

-nada de lo que digan la justificara, lo que Sakura acaba de hacer es algo sumamente grave.

-¿¡como pudo hacerme esto!? -grito fuertemente al tiempo que pateaba una silla

-Spor favor calmate... -pido suavemente-

-¿¡crees que no estoy intentando hacerlo!? -pregunto alterado- pero yo... no lo entiendo -dijo bajando la mirada-

-Sai por favor entiendela -dijo de manera comprensiva aunque en el fondo sabia que la ojiverde habia hecho mal-

El pelinegro no dijo nada, en esos momentos sentia una mezcla de sensaciones... tristeza, bronca, impotencia pero sobre todo furia, es que aun no lograba comprender como la senju pudo hacerle eso a él. Nunca habia hecho nada en su contra, es mas siempre trataba de animarla, siempre la apoyo en los malos momentos, siempre estuvo alli cuando ella lo necesitaba, y ahora... ahora que ambos iban a dar un gran paso juntos... ello lo abandonaba.

-"¿por que Sakura?" -penso tristemente y con sus ojos cristalizados-

Rapidamente volteo el rostro al sentir que sus ojos lo traicionarian, llorar no era de hombres y no queria que nadie lo viera en esa penosa situacion. Pero el dolor que sentia era muy grande... Esa mañana estaba tan emocionado por todo eso, y ahora sentia un gran vacio en su interior, un gran vacio acompañado con un gran dolor.

-no es hora de quejarse -dijo Kakashi seriamente-

-en eso tienes razon -exclamo el pelirrojo al tiempo que cruzaba sus brazos-

-¡vamos a buscarla! -ordeno de manera severa- ¡sea donde sea que este la encontraremos!

-claro que si -exclamo Temari seriamente-

-¿y despues que? -pregunto Naruto rapidamente-

-despues... continuaremos con el compromiso.

-¿que? -dijeron al mismo tiempo-

-este compromiso se tiene que realizar hoy, tal y como lo teniamos previsto.

-¿y... y si no la encontramos? -pregunto frunciendo el ceño-

-la encontraremos -exclamo el peligris seguro de sus palabras-

-el colegio es grande, pero entre todos la encontraremos facilmente.

-"Sakura..." -penso llevando las manos a su pecho en signo de angustia-

Estaba preocupada, sumamente preocupada por la senju. Rogaba con toda su alma que no la encontraran porque sabia que si lo hacian la obligarian a comprometerse, algo que sin lugar a dudas la pelirrosa no queria.

-Hinata no te preocupes -exclamo el pelirubio que tenia al lado-

-Naruto-kun...

-nosotros la apoyaremos -dijo tomando la mano de la ojiperla tiernamente-

-claro que si, pero...

-vamos -dijo comenzando a caminar sin soltar su mano- es mejor que nosotros la encontremos antes que ellos.

-tienes razon, entonces tenemos que apurarnos -exclamo frotando sus ojos con la mano libre que tenia-

-¿ustedes a donde van? -pregunto seriamente la pelirubia-

-¿que no es obvio? -dijo de mala gana- iremos a buscar a Sakura.

-¡no! ustedes quedense aqui -ordenos acercandose a ellos-

-lo siento Kakashi pero eso es algo que solo nosotros tenemos derecho a decidir -exclamo decidido y frunciendo el ceño-

-vamos Naruto -susurro con su suave voz al tiempo que presionaba la mano del chico-

-vamos -dijo dando media vuelta y comenzando a caminar-

-oye Uzumaki... -grito enojada pero aun asi los senjus no detuvieron su andar-

-dejalos Temari, tal vez ellos saben donde esta -exclamo mirando fijamente a los senjus-

-eso es muy probable...

-Kakashi... -llamo seriamente Sasori- yo los seguire.

-esta bien eso es lo mejor, mientras nosotros buscaremos en otros lugares -exclamo mirando a los demas-

-claro.

-bien, entonces vamos -exclamo comenzando a caminar hacia la salida-

-¡esperen! -dijo Sai que hasta ese momento se habia mantenido al margen- yo ire con ustedes.

-¿estas seguro? -pregunto dudoso al ver su estado- es mejor que descanses un rato y despues...

-estoy bien -interrumpio rapidamente al peligris- yo ire con ustedes.

-dejalo Kakashi -dijo Sasori de manera comprensiva- ademas mientras mas seamos mas rapido la encontraremos.

-de acuerdo... -asintió resignado- ahora si vamos.

Los cuatro senjus y el taka salieron del sector dispuestos a encontrar a la pelirrosa, mientras tanto el resto del clan no hacia mas que murmurar cosas sobre lo que acaba de suceder. Todos estaban sorprendidos de la rapidez con la que habian pasado las cosas, sorprendidos y un tanto molestos.

La union del taka y Sakura era lo que tanto habian esperado, esa union era el comienzo de su esperanza y ahora... ahora todo se habia echado a perder...

Y todo por culpa de Sakura.

... ... ...

El sector de los orochimaru era un total caos, la noticia se habia expandido rapidamente entre todos y ahora nadie paraba de hablar y gritar cosas.

-¡esto no me puede estar pasando a mi! -decia una y otra vez histerica mientras golpeaba lo que estuviera a su alcance-

-no puedo crees que Sasuke se haya atrevido a hacer algo asi... -dijo Juggo seriamente-

-¿como pudo? ¿como pudo hacerme esto? -pregunto con las lasgrimas resbalando por sus mejillas-

-que lastima Karin -soltó Suigetsu ironicamente- te dejo mas que plantada -agregó burlonamente-

-¡maldito estupido! -grito furiosa y despues sin pensarlo dos veces le encajo una fuerte cachetada- si pudiera te mataria.

-nada arruinara este momento -dijo aun con una sonrisa y pasando una mano por su sonrojada mejilla-

La peliroja estaba que no podia mas... Queria gritar, llorar y golpear al primero que se le cruzara en su camino. Sasuke la habia dejado, tuvo la caradurez de hacerle eso, y ahora podia escuchar como el resto de las chicas festejaban y se reian de ella. Practicamente todo el sector estaba hablando de ella, claro que nada bueno decian. Todos se estaban burlando de su situacion, de como el azabache la dejo plantada.

-¡Karin deja de llorar maldita sea! -gruñó Itachi molesto al ver la penable condicion de la ojiroja-

-no puedo evitarlo Itachi... -exclamo amargada- estuve esperando este dia por tantos meses, y ahora... ahora...

-es tu culpa Karin -dijo secamente-

-¿que? -exclamó confundida-

-tu siempre lo estas molestando con tus babosadas -exclamo con una mueca de desprecio- ¡todos estos meses debiste hacer algo para enamorarlo! -dijo molesto y dando un fuerte golpe en una de las mesas-

-¿enamorarlo? -repitió ironicamente- ¿tu crees que tu bendito hermano se enamoraria? -pregunto seriamente y secando sus lagrimas-

-Itachi eso es cierto -exclamo apoyando a la peliroja- Sasuke jamas...

-¡Sasuke esta enamorado! -bramó fuertemente y frunciendo el ceño- mientras tu perdias el tiempo con tus estupideces otra ya lo enamoro -sentenció sumamente molesto-

-¿que? ¿de... de que hablas Itachi? -pregunto desesperada-

-¡lo que escuchaste maldicion! el estupido de Sasuke esta atrapado en las redes de otra mocosa -dijo furioso y apretando sus puños con fuerza-

-d-debes estar bro... bromeando... -tartamudeo soprendida pero al ver el rostro del Uchiha se dio cuenta de que todo lo que decia era cierto- ¿¡quien es!? dime quien demonios es la otra -pregunto histerica-

-¡no lo se! -exclamo molesto- si lo supiera ya lo hubiera matado.

-¡maldita sea! -dijo apretando los dientes con fuerza- ¡maldicion, maldicion! -grito histerica- ¡voy a matarla! ¡matare a esa perra! -gritaba una y otra vez haciendo que los presentes la vieran soprendidos-

-¡comportate maldicion! -exclamo el Uchiha tomandola del brazo con mucha fuerza- ¡tranquilizate Karin!

-¿como quieres que lo haga? -dijo en tono mas suave- ¿como quieres que haga eso cuando sasuke me dejo plantada y me entero que esta enamorada de otra?

-no se como lo haras, pero es mejor que lo hagas por que si no... -amenazo friamente-

-Itachi mejor dejala... -exclamo seriamente- las mujeres son muy complicadas e histericas...

-¡callate Neji! -dijo severamente y soltando el brazo de la peliroja- ¡y tu deja de mostrar una escenita!

La peliroja le dio la espalda mientras intentaba calmar sus nervios. Sus puños estaban apretados con fuerza, su cuerpo temblaba fuertemente y su mirada estaba totalmente nublada. En esos momentos ya nada le importaba, ni siquiera dio importancia a lo que los demas miembros del clan le gritaban, ahora... ahora solo sentia un total frustracion.

-Neji, Juggo, Suigetsu -llamo a los tres orochimarus- ustedes me ayudaran a buscar a Sasuke.

-claro -asintió el pelinaranja-

-¿crees que lo encontremos? -pregunto Suigetsu levantando una ceja-

-lo haremos -dijo seguro de sus palabras-

-si, Sasuke no debe estar lejos.

-pero el colegio es muy grande -suspiro el ojiceleste cansado-

-¡eso no importa estupido! -rugio molesta y viendo a todos- yo tambien los ayudare y entre todos lo encontraremos.

-esta bien, mientras mas mejor -exclamo friamente y dando media vuelta para salir del sector-

Todos siguieron al Uchiha mayor, cada uno de ellos con diferentes pensamientos, pero el mas pensativo era el ojiperla... Sasuke estaba enamorado tal y como el lo sospechaba, pero ahora tenia la gran duda de quien era la chica...

¿Sakura Haruno?

No, no y no, eso si que era una gran locura. Una vez se lo habia dicho a Sasuke pero lo habia dicho solo por molestarlo, sin embargo ahora... ahora comenzaba a dudar de ello ¿Sasuke estaria enamorado de ella? La sola pregunta lograba sorprenderlo. Sasuke no podia estar enamorado de la senju, eso probablemente solo era parte de su imaginacion, de su estúpida imaginación. Si, era eso, estaba dejando volar su imaginacion y ahora comenzaba a sacar conclusiones locas.

-"vamos, deja de pensar estupideces..." -penso seriamente mientras agitaba su cabeza de un lado a otro-

Mientras esto sucedia, cierta pelirubia miraba con una gran sonrisa todo lo que sucedia, ese sin lugar a dudas seria el mejor dia de su vida. Sasuke habia dejado plantada a la maldita zorra de Karin, Sasuke no se habia compremetido... Sasuke... Sasuke...

-Sasuke... -susurro levantando una de las copas que tenia en su manos- es por eso que te amo tanto amor -exclamo con su gran sonrisa y despues dio un trago de su copa-

... ... ...

Sentia que su cuerpo estallaria en cualquier momento si la chica continuaba con su labor. Hace ya varios minutos que habia abandonado la realidad y ahora se encontraba sumergido en un mar de placer. Su cuerpo esta completamente sudado y tembloroso, sus ojos cerrados con fuerza y su boca entreabierta dejando escapar esos penables gemidos que tanto odiaba él, y que tanto amaba ella. Despues de unos segundos y tal y como lo habia predicho su cuerpo no aguanto mas, y simplemente estallo.

-¡ah! -gruño con su grave voz al tiempo que llegaba al orgasmo-

La pelirrosa levanto el rostro al ver que el chico habia acabado, y pudo verlo por fin, con su rostro todo sudado y sus hermosos ojos cerrados. Su boca aun tenia el sabor de la escencia del pelinegro, y su respiracion estaba agitada al igual que la de el. Lentamente comenzo a ascender hasta quedar cara a cara con el orochimaru quien poco a poco abria sus ojos.

El pelinegro aun con la respiracion agitada, paso un brazo por el cuello de la chica y atrajo sus labios a los de él para plantarle un profundo beso al tiempo que la recostaba a ella sobre el cesped y se posicionaba sobre su cuerpo provocando un gran estremecimiento en ambos, ya que él estaba completamente desnudo.

-Sakura... -susurro al tiempo que lentamente separaba sus labios de los de ella para comenzar a bajar besando cada tramo de su piel-

La pelirrosa inmediatamente cerro sus ojos al sentir los calidos labios del chico en su cuello, sus delicados dedos se escabulleron en el pelo del azabache disfrutando cada uno de sus besos al tiempo que su cuerpo comenzaba a temblar al igual que el de él, ya que al tenerlo sobre ella podia sentir claramente el temblor del pelinegro. Las manos del orochimaru no resistieron mas, necesitaban sentir la suave piel de la senju, asi que sin perder mas tiempo bajaron hasta el termino del vestido y rapidamente comenzaron a subirlo pasando por sus piernas, su cintura, su pecho y sacandolo finalmente por su cabeza, quedando asi la senju, solo en ropa interior...

Sus ojos parecieron tornar un brillo especial al verla así, e inconcientemente se tornaron de un color rojo sangre. Su cabeza bajo rapidamente y sus manos se encargaron de sacarle el sosten de un solo tiron dejando por fin expuestos esos hermosos pechos que pronto devoraria...y asi fue. Su boca no tardo en apoderarse de uno al cual comenzo a besar intensamente.

-Sasuke... -solto un suspiro-

El pelinegro disfrutaba tanto besar su delicada piel, y mucho mas sus lindos pechos, los cuales en esos momentos comenzaban a endurecerse por sus caricias. Mientras su boca disfrutaba de uno, una de sus manos masajeaba el otro haciendo que la pelirrisa suspirar fuertemente. Sus dientes atraparon delicadamente la cima de uno de sus pechos para ejercer una suave presion en este lo que provoco que la chica soltara un suave gemido, algo que sin lugar a dudas le encantaba.

-ah... -gimio nuevamente al sentir otro mordisco en su pecho-

Era una mezcla de placer y un pizca de dolor, ya que el orochimaru mordia la cima de su pecho con algo de rudeza, sin embargo era rudeza mezclado con ternura ya que el pelinegro queria hacerla enloquecer y en verdad que lo estaba logrando, ademas de que no solo era eso si no que su otra mano masajeaba su otro pecho con mucha fuerza...

-Sas... Sasuke...-jadeo cerrando sus ojos con fuerza-

El pelinegro termino de saborar el pecho de la senju y comenzo a descender lamiendo cada trozo de piel que se cruzara en su camino, y por fin llego al vientre de la chica, al cual inmediatamente comenzo a besar haciendo que esta echara la cabeza para atras y cerrara los ojos con fuerza. Sus calidos labios continuaron bajando pasando por la intimidad de la senju, la cual aun esta cubierta por sus bragas, y despues continuaron descendiendo besando sus delgadas piernas...

Esa piel tan suave y delicada realmente lo enloquecia, y era por eso que no queria perderse ni un solo rincon de esta, queria saborear a la pelirrosa completamente. Su boca continuo bajando pasando por la rodilla de la senju, llegando por fin a su pies y luego volvio a subir dejando nuevamente un camino de saliva. Ella por su parte tenia sus ojos cerrados disfrutando cada roze con el chico, sentia como los labios de él recorrian todo su cuerpo dejando su saliva por donde pasaban sus labios y lengua.

-Sakura... -llamo con su voz ronca al tiempo que trepaba sobre ella para quedar con sus rostros nivelados- date la vuelta -susurro mirando fijamente aquellos hermosos ojos verdes que se encontraban entrecerrados-

La pelirrosa se sorprendio al escuchar lo que el orochimaru dijo, y no pudo evitar que sus mejillas se sonrojaran de sobremanera. Sin embargo no tuvo mucho tiempo de pensar ya que el azabache no le dio tiempo y sin previo aviso la tomo entre sus manos para dejarla boca abajo.

-Sas...-murmuro cerrando sus ojos al sentir el calido torso del chico rozar con su espalda, al igual que su aliento contra su cuello-

La pelirrosa sintio como las manos de él bajaban hasta llegar a sus bragas y lentamente comenzaban a bajarlas hasta quitarse por completo, y asi dejarla desnuda y a su merced. Sus puños se apretaron con fuerza al creer que el pelinegro la penetraria en ese mismo instante, pero en vez de eso sintio como los labios de él nuevamente comenzaban a recorrerla, pasando por sus hombros y luego por su espalda a la cual daban suaves besos y lamian una que otra vez.

El azabache besaba con suma delicadeza la espalda de la chica, que por cierto hasta ese momento nunca habia saboreado. Su cabeza comenzo a bajar llegando a su fina cintura y luego a sus muslos, a los cuales lamio una y otra vez, lo que provoco que la senjus comenzara a jadear. Continuo besando y lamiendo la piel de la senju por un buen tiempo pero ya no podia mas... Un punzante dolor comenzo a agobiarlo, un dolor proveniente de su entrepierna que le pedia a gritos unirse con aquella mujer que tenia debajo de él, asi que sin poder aguantar mas paso una mano por la cintura de la senju para asi elevar poco a poco sus caderas para que esta quedara arodillada. La senju instintivamente se apoyo en sus antebrazos quedando de esta manera en cuatro patas, y despues de eso solo sintio un fuerte golpe de placer que la inavadio completamente al ser penetrada de una vez.

-¡ah! -solto un gemido de sorpresa al sentir el miembro del chico entrar en su interior repentinamente-

El orochimaru gruño al tiempo que cerraba sus ojos con fuerza y tomaba las caderas de la senju con sus manos.

Su respiracion rapidamente comenzo a agitarse, y su cuerpo se mantuvo quieto en esa poscicion. Podia sentir como las paredes calidas y humedas de la senju envolvian completamente a su palpitante miembro ocasionando en él un gran placer. El orochimaru se encontraba arodillado detras de la pelirrosa, sus ojos estaban cerrados y sus manos atrayendo las caderas de la chica aun mas hacia el.

-Sas... Sasuke...-llamo en un gemido mientras sus caderas inconcientemente se movian en busca de mas contacto-

El pelinegro entre abrio sus ojos al escuchar a la senju. Su pecho rapidamente se recosto sobre la espalda de la pelirrosa amoldando, de esta manera, sus cuerpos entre si, los cuales encajaban perfectamente. Una de sus manos se apoyo sobre la mano de la senju mientras que la otra corrio delicadamente todos los pelos de la chica para el lado contrario, ya que de esta manera podia ver el rostro de la senju, el cual en esos momentos estaba sumamente sonrojado y con sus ojos cerrados. Su quijada se apoyo en el hombro de la chica mientras que su mano, la que corrio los cabellos de la chica, se coloco sobre la otra mano de la senju, y despues de eso comenzo el placer para ambos... Saco su miembro completamente y volvio a meterlo con mucha fuerza provocando que ambos echaran la cabeza hacia atras y gimieran al mismo tiempo.

Eso era la gloria.

-S-Sakura... -gimio en su oido mientras continuaba con sus fuertes y profundas embestidas-

La pelirrosa gemia constantemente sin poder evitarlo, el oxigeno era algo que en esos momentos necesitaba mas que nada ya que sentia como su respiracion se agitaba mas y mas, y de su boca solo salian gemidos con cada embestida que le propicionaba el orochimaru. Era tan exisito sentir esos constantes movimientos, ademas que su espalda rozaba una y otra vez con el torso del chico... Su vista estaba completamente nublada y sus puños apretados con fuerza arrancando de esta manera los pastos de la tierra.

-¡ah! -gimio una vez mas al tiempo que sentia como una de las manos del orochimaru se colocaban en su vientre para ejercer presion desde alli y profundizar sus estocadas-

El azabache tenias los ojos cerrados con mucha fuerza mientras que sus movimientos mantenian ese constante y desfrenado ritmo que le hacia perder la razon. Una de sus manos estaba en el vientre de la chica ejerciendo muchas presion en esa zona para pegar aun mas el cuerpo de la chica al suyo. Sus ojos lentamente se entre abrieron y lo primero que vio fue su mano sobre la de la senjus, no se habia dado cuenta hasta ese momento que sus dedos estaban entrelazados con los de ella, su mirada se desvio hacia un costado y pudo observar el perfil del rostro de la pelirrosa, este se encontraba todo sudado, sonrojado y con varios mechones esparcidos...

Se veia hermosa, realmente hermosa... y era suya, completamente suya.

Sus ojos nuevamente se cerraron y la velocidad de las embestidas aumentaron, ya faltaba poco... muy poco. Su mano termino de rodear completamente la cintura de la senju aprisionandola contras su cuerpo y logrando profundizar mas sus estocados, las cuales ya llegaban a su fin.

-¡Sasuke! -gimio fuertemente al tiempo que sentia la ultima embestida del chico que la hizo llegar al cielo-

-¡ah... Sakura! -gimio con su grave voz mientras su miembro era presionado por las paredes de la senju y su escencia se derrama en su interior-

Sus cuerpos cayeron pesamente mas aun asi seguian unidos intimamente. Sus ojos estaban cerrados, sus cuerpos completamente sudados, sus respiraciones agitadas y sus corazones latiendo en una misma sincronia. Ambos estaban exhaustos, y aun se encontraban disfrutando los espasmos del orgasmo que los habia llevado al cielo...

¿El cielo? Si, eso realmente era el cielo para ellos, una situacion completamente diferente a lo que se vivia en el colegio en esos momentos... el infierno.