Aviso: Los personajes no me pertenecen, bueno a acepción de Yuki y Boba que mas adelante conocerán, este Fic fue creado hace años en un foro em… ok no diré cual, mi nee-chan (Himeko) y yo somos las autoras de este Fic el cual espero y sea de su agrado.

Ah otra cosa dejen reviews! o no abra continuación muajajaja es enserio.

Fiebre Loca

Era una noche tranquila para los habitantes de Jump City, por el contrario para los Titanes no, ya que se encontraban luchando con el furioso Plasmus.

Tenían demasiada ventaja a causa de que eran cinco contra uno como resultado de que en segundos terminaran haciéndolo polvo.

Decidieron finalmente llevarlo a prisión sin embargo inesperadamente comenzó a llover, seguidamente por culpa de dicho fenómeno los titanes se apresuraron a llevar a Plasmus a prisión, no obstante Raven por un capricho hacia su líder fue al único que no cubrió con sus poderes para evitar que este se mojara.

Tras varios minutos después, finalmente llegaron a la torre T por otra parte repentinamente el líder de los titanes comenzaba a sentirse realmente mal.

Por esta razón, enseguida el pelinegro notaba que respiraba con demasiada dificultad, mientras tanto, su vos se quebraba convirtiéndose en minutos en desabrida y tosca.

De esta manera Starfire cocinaba para él su famosa sopa Tamarareana para aliviar un poco los síntomas de su líder.

-Robin, toma esto te ayudara a curarte-le aseguraba la ojiverde ofreciéndole una sopa diluida color amarillo pistache.

-¿Que es eso?-preguntaba el chico de él antifaz haciendo muecas de disgusto.

-Es para que te sientas mejor-contestaba Starfire muy sonriente.

-Gracias Star…pero creo que pronto me sentiré mejor-insistía nerviosamente.

-Como digas Robin…

-La lluvia sí que te iso mucho daño –aseguraba Cyborg con indiferencia.

-Si, porque cierta personita no me ayudo-refunfuñaba con trabajos fulminando a la culpable de su estado.

-No me mires así, tú te lo buscaste-contestaba la peliazul con cierto tono neutro.

-¿Que fue lo que te ise?-la interrogo frunciendo el ceño.

-¡Hurtaste a Yuki!-exclamo furiosa.

-¿Quien es yuki? ¿Y cómo sabes que fui yo?

-¡Porque Yuki apareció en tu habitación degollado!

-¡Quien demonios es Yuki!

-Pobre Yuki-murmuro la ojiverde para después fijar su mirada hacia el pelinegro-¡ASESINO!

-Estaré en mi habitación… -mascullo tristemente la peliazul para después desaparecer entre los pasillos.

-Bien hecho Robin-acuso la extraterrestre mirando al pelinegro fríamente.

-¡Pero cómo voy a degollar a el tal Yoko si no se quién diablos es!

-¡Es Yuki!-lo corrigió.

-¡Como sea!

-Te mereces esto y más…pobre Raven…-musito fríamente para después darle la espalda y desaparecer entre los pasillos también, no antes de tirarle la sopa caliente a su líder provocando que este soltara un grito ahogado que se profundizaba por toda la habitación.

-¿!Que fue eso¡?-preguntaba alarmado Chico Bestia.

-¡Me quemo me quemo!-gritaba el líder mientras saltaba de dolor.

-Ten más cuidado viejo-se bufaba entre risas por lo gracioso que bailaba el pelinegro.

-No sé porque presiento que tú tuviste algo que ver con Yiko-le dijo parando en seco con cierto tono de ironía.

-Es Yuki-lo corrigió Cyborg.

-¡Como sea!

-Yo, porque aria eso viejo-musitaba inocentemente.
Instintivamente Cyborg junto con Robin se volvieron hacia Chico Bestia mirándolo con cierta excepción irónica.

-Cálmense Viejos, ¿Cuando me han visto robar?-dijo este demasiado nervioso.

-Mmm empecemos día de Julio de él 2004 tomaste mi auto sin permiso-le recordó Cyborg.

-Y... ¿te acuerdas de Bobo?-pregunto el líder enarcando una ceja.

-¿Quien diablos es Bobo?

-¡Mi pequeño monito que cantaba! Y tú te lo llevaste…-lo acuso.

-Pero te lo regrese…-respondió tratando de defenderse.

-¡Si pero sin cabeza!

-Pero tenía que cortarle la cabeza porque… ¡Ese mono era diabólico!

-¿Como que era diabólico?-pregunto confundido.

-¡Si! cantaba en la noche la de estrellita donde estas…!y eso daba miedo!-contestaba Chico Bestia demasiado aterrado.

-¡Te matare!...-escandalizo pausadamente mientras estornudaba fuertemente.

-No te ves muy bien Robin…-admitió Cyborg con preocupación.

-¡Cy tiene razón viejo!…mejor me matas luego por lo mientras descansa-finalizo Chico Bestia corriendo cobardemente.

-¡Mas te vale decirle a Raven que mataste a su Koyo!-le gritaba el líder fuertemente.

-Es yuki-corrijio nuevamente Cyborg.

-¡Como sea!

Mientras tanto, seguían transcurriendo las horas en la torre T puesto sin darse cuenta el reloj ya marcaba mas de las 10:00 de la noche, sin embargo el líder de los titanes cada vez se sentía peor ya que sus síntomas empeoraban cada vez más, como resultado de que el pelinegro comenzara a delirar.

-¡Súbete a mi moto! Lalalalala…- repetía una y otra vez palabras incoherentes comenzando a bailar.

-¿Enserio? ¡Genial!-le creía ilusamente Cyborg sonriendo de oreja a oreja para después salir a montar la moto de su líder.

En el que al mismo tiempo Chico Bestia ya se encontraba en la habitación de Raven contándole incoherencias y mentiras sobre los acontecimientos de lo que "en verdad" le había ocurrido a su pobre muñeco "Yuki".

-Déjame entender, Robin no degolló a Yuki…-contestaba enarcando una ceja.

-Aja-asentía inocentemente.

-Y fue Santa Claus…-murmuraba siguiéndole el juego.

-Si, ese malvado gordito…

-¡Fuiste tú cierto!-gritaba furiosa mientras se acercaba a Chico Bestia con una cierta sonrisa retorcida.

-¡Auxilio!-gritaba Chico Bestia mientras corría por toda la habitación.

Por otra parte mientras le daba su merecido a Chico Bestia, Raven recordó lo injusta que fue al acusar a si nada mas a su líder, soltando a su víctima en seco volviéndose a la puerta comenzando a caminar por los pasillos en busca de él pelinegro.

Ya en la sala principal se encontró al instante con su líder ayándolo sentado de espaldas en el sofá aparentando que este miraba tranquilamente la televisión.

-Robin…esto, lamento no haberte evitado un resfriado-se disculpaba la peliazul mientras se acercaba al sofá, añadiendo después-y lamento culparte por lo de Yuki.

-¡Por dios! ¡No puede ser!-se volvió en seco mirando directamente a los ojos violetescos de su compañera provocando que esta se encogiera de hombros en reaxion.

-¿Qué?

-¡Eres Oprah!

-¿?

-¡OPRAH!

-Loco…

-Robin veo que ya estas mejor-decía la pelirroja mientras se acercaba al sofá.

-¿Quien eres tú?

-Robin soy Starfire tu amiga…-murmuraba tristemente.

-¡Espera si te recuerdo!

-Robin…-nombraba la ojiverde mientras se le iluminaban sus ojos de emoción.

-¡Eres Lindsay Lohan!-gritaba el pelinegro alegremente.

-Ah?-preguntaba confundida mientras el brillo de sus ojos desaparecía como si nunca hubiera existido.

-Tranquila, el cree que soy Oprah…-suspiraba pesadamente.

Mientras tanto Cyborg junto con Chico Bestia a su costado reaparecían entrando nuevamente a la sala principal.

-¡Hey Raven esta vez te pasaste!-decía este todo sacudido.

-¡El Grinch!-gritaba el pelinegro refiriéndose a Chico Bestia.

-¡Donde!-mascullaba idealista Chico Bestia girando su cabeza en busca de ese personaje.

-¡Barney sálvame!-sollozaba el pelinegro aferrándose a Cyborg.

-¿Barney?-preguntaba Cyborg demasiado confundido tratando de despegarse de Robin.

-Sabes de pequeño era tu fan numero uno…-susurraba el pelinegro inocentemente.

-¡Quítenme a este loco!-se quejaba Cyborg intentando desesperadamente alejarse de él.

-Sabes Barney tú y Baby Bod arian bonita pareja

-¿Baby qué?-preguntaba demasiado confundido.

-Debe estar muy grave-aseguraba la pelirroja añadiendo después- ay que llevarlo al hospital rápido.

-¡No no quiero ir a la casa de Madonna!

-Tendrás que ir –le ordenaba Raven fastidiada.

-¡NO!-gritaba al mismo tiempo en que se ponía de pie volviéndose a la salida y desaparecer entre los pasillos.

-¡Que no escape!

-¡Sepárense!-les ordenaba Cyborg a los demás.

-¡Esperen!, voy a dejar a Yuki-aclaraba Raven.

-¿Yuki?- inquirían todos.

-Si

-¿Porciento quien es Yuki?

-¿Y qué es eso que tienes envuelto en esa sabana?-preguntaba nuevamente Chico Bestia.

-Es yuki

-¡Y quién demonios es Yuki!-exclamaba Cyborg.

-Pues Yuki-mascullaba con cierta mordacidad.
-…

-Saludos Terrestres… ¡Robin se escapa!-interrumpía la chica Tamarareana.

-Sierto-asentia Cyborg mientras se aclaraba la vos-¡Sepárense!

Seguidamente los Titanes se separaron en busca de su loco Líder, no obstante Raven fue la primera en ayarlo.

-Soy un pajarito-recitaba desvariando el pelinegro agitando sus brazos imitando a un Canario.

-No des ni un paso más…-le advertía Raven conforme se acercaba lentamente hacia él.

-Soy un pajarito, soy un pajarito, ¡a volar!-finalizo aventándose por la ventana.

-¡No!-escandalizaba Raven demasiado aterrada.

-¿Que pasa? me pareció escuchar un grito…-murmuraba starfire con preocupación no obstante el silencio de su amiga la altero mucho mas-¿Que pasa Raven?

-Esta…esta muerto…-mascullaba con un hilo de voz totalmente paralizada.

-¡Quien está muerto!

-Robin…-sollozaba mientras se estremecía.

Continuara...