N/A: Vale, no tengo ni idea de si esta película es conocida o algo, yo simplemente la vi porque me la recomendaron y me parecía un crimen no hacer un fic sobre esta peli. Es tan buena y tan real. En fin, disfrutarlo ;)

~C


El fin -

Sabía que era muy peligroso. A él le gustaba tomar drogas, claro, pero lo de negociar con ellas era otro asunto. Sabía que se haría de oro. Qué coño, de diamantes si es que acaso existía esa expresión.

Pero no lo hacía por hacerse rico. Toda esa mierda lo había hecho por ella. Por Marion. Por perseguir sus jodidos sueños para abrir la tienda que tanto deseaba, porque ella era su todo. Y sin ella nada tenía sentido.

Pero ahora todo estaba acabado.

Estaba en la cama del hospital y le habían amputado el puto brazo izquierdo. Amputado. Eso significaba que no podría volver a tener brazo. Jodidamente perfecto.

Quizás no debería haberse inyectado la heroína cuando la herida pintaba tan mal, pero ¿a quién coño le importaría? Marion seguramente estaría follándose a cualquiera para conseguir dinero y su madre de alguna manera había acabado colgada de las anfetas. La simple idea de Marion con alguien que no fuera él le provocaban ganas de que el mundo acabara y la situación de su madre no ayudaba precisamente.

De alguna manera, en apenas unos meses, todos sus sueños se habían esfumado a velocidad récord.

Pensó de una manera divertida y un tanto enferma, que el jodido hilo musical que había en las habitaciones del hospital era como esa música para los funerales. Un réquiem.

Un réquiem por sus sueños.

**