Disclaimer; Ever no es mía, ―of course― pero Damen si (: … Ok la broma terminó. Ya quisiera. Damen no es más que un sueño no cumplido. Todo pertenece a Alyson Noël.

Summary; Viñeta; Damen había tomado una decisión; Él la necesitaba. No viviría sin ella. A través de 6 siglos la vio morir & renacer. Ahora quería quedarse con ella por siempre.

A través de los siglos

«Podrán pasar siglos & siglos pero yo te seguiré amando del mismo modo»

Damen sabía tantas cosas e ignoraba otras más. Sabía que amaba a Ever. Totalmente. Estos 400 años sin ella vivió lleno de dolor. La veía renacer y solo tenía poco tiempo con ella para verla morir. Nuevamente. Cada vida, cada día, cada destino. Una y otra vez. Otra vez más. Sabía que ser un inmortal no era correcto pero cuando conoció a Ever su mundo cambió. Agradeció tener tanto tiempo por delante. Tenía planes para compartir con ella. Sabía que vivirían una larga vida por delante. Su 'siempre' y su 'nunca' se expandían más allá de lo imposible.

Ignoraba el amor que Ever le profesaba. Algunas veces tuvo dudas. Constantemente se preguntaba si sería demasiado difícil para el alma de Ever volver a la vida y ser otra vez quien dejo de ser en su vida anterior ―Aún sin recordarlo―. Él quería verla sonreírle de nuevo, quería ver aquellos brillantes ojos tan familiares en cada una de sus vidas pasadas. Siendo, Ever, la misma alma a través de 4 siglos.

Recuerda cada uno de sus movimientos la primera vez que la vio. Su primera mirada y el tierno sonrojo que la acompañó. Recuerda la sonrisa enamoradiza que se colaba por sus labios. Damen recuerda bien el día, el momento, incluso su primer nombre. Evaline. Como si hubiese sido ayer. Paris de 1608.

Recuerda todo el tiempo de dolor y agonía que lo acompañaron cuando ella murió. Sin saber que la encontraría años más tarde. Para continuar ignorando que de igual modo moriría y el ciclo de su vida se limitaría a eso. Morir y reencarnar solo por él.

Damen había esperado demasiado para conseguir su 'vivieron felices para siempre' porque 600 años se limitaban a demasiado tiempo. Quería escuchar su risa, quería inhalar el aroma que desprendía su cabello, quería tomarla en sus brazos y hacerla totalmente feliz. Quería seguir amando a Ever a través de los años como en 1608.

Ahora estaba dispuesto a pelear por ella si fuese necesario. No quería volver a perderla y sentirse tan vacio. Ella era la razón por la que continuaba con su ilimitada existencia. Ahora quería compartir el tiempo que perdieron hace mucho, mucho tiempo atrás.


Porque Ever&Damen son adorables & merecen toda la felicidad que el mundo les pueda irradiar. Siempre supe que Damen tenía una buena explicación en Blue Moon. Amo el modo en el que se complementan, como si no necesitaran palabras. Aunque, no lo necesitan.

-Viñeta dedicada con especial agradecimiento a quien supo de mí sin conocerme & puede leerme la mente tan bien como Damen o Edward. Si Tanii, hablo de ti cariño. Eres mi ángel guardián.

Con toda mi creatividad; Adriana;