Summary: Bella ingresa a un instituto de hombres para poder jugar básquetbol ya que a su equipo lo han corrido. Pero no todo es fácil cuando debes compartir cuarto con el capitán del equipo masculino.

¡Hola! Esta vez decidí hacer un fic un poco más ligero ¡Hurra! La idea me vino a la cabeza después de ver una película muy muy divertida que se llama She is the man y no pude evitar imaginarme esa película protagonizada por los personajes de nuestra saga favorita. Aún no se si pondré alguna escena de categoría M (oh my gosh, no soy la misma de antes xP) y en general, todo es muy inocente y liviano y esas cosas. Por supuesto que verán torsos desnudos y accidentes o malentendidos, pero nada que alguien menor de dieciséis no toleraría.

Debo aclarar que este fic no tendrá más de cinco capítulos, es una historia liviana, solo para entretenerme (entretenerlas) y no partirme la cabeza en las tragedias de la vida de la sufrida Bella. Por otra parte, solo he sacado la idea original de la película porque a partir del segundo capítulo podrán notar todas las diferencias entre estas dos. Es más ¡la historia no termina ni de cerca de cómo termina la película! Pero también se aceptan todos los buenos y constructivos rewiews que podrían ayudarme a darme una idea de qué es lo que quieren. Claro, ya estoy terminando el tercer capítulo pero todo está sujeto a cambios :D.

¡No está demás agregar las características de la historia!: OoC (¡mi primer fic en tercera persona!), UA, BxE, AxJ,RxE, cánones normales de descripciones físicas y… eso!

Disclaimer: Si hubiese escrito cualquier libro de la saga Crepúsculo definitivamente no estaría publicando aquí. ¡Pero si que les haría rebajas para comprar mis libros!

¡Provecho!

Jazz


Capítulo 1: Circunstancias

-¡No, no, no, NO!- gritó la chica por enésima vez a la entrenadora Tripp.

-Lo siento mucho Bella, pero esta no ha sido desición mía, sino del director y del entrenador Clearwater- suspiró la entrenadora- será para otro año-

Entre la rabia que se le acumulaba a Bella, divisó que el equipo masculino de básquetbol se acercaba y ya que ninguna de sus compañeras de equipo decía algo, solo se le ocurrió recurrir al apoyo de su novio Mike Newton, el capitán.

-Mike, diles que somos buenas jugadoras- fue lo primero que soltó cuando ya se encontraban delante del equipo femenino.

-¿A que te refieres?- dijo Mike medio avergonzado. Ahh- pensó Bella- Mike era tan lento para todo.

-¡Sabes a que me refiero! Nos sacan de las prácticas porque tu equipo necesita entrenar más para el campeonato- soltó, tratando de no pasarse en las palabras.

-Bueno, ya sabes bebe, este campeonato es importante y ya que ustedes no son tan buenas…- dijo un nervioso Mike.

-¡¿Disculpa?! Ayer me decías que era mejor que la mitad de tus compañeros – le reclamó, no creyendo lo que escuchaban sus oídos- entrenador Clearwater, ¡no nos pueden hacer esto!

Ese viejo sonrió maliciosamente pensando en las próximas palabras que diría.

-Es obvio que las condiciones físicas entre las mujeres y los hombres son diferentes, por lo que es natural que te sientas frustrada por tu baja resistencia y talento físico… vuelve cuando le hayas ganado a los hombres- se dio media vuelta y comenzó a tocar su silbato.

-Oh no, ¡Mike! ¿Como puedes no defenderme?- le gritó la chica. Todo el equipo de básquet masculino se dio media vuelta para escuchar nuevamente la discusión entre capitanes- sabes muy bien que nosotras hemos aportado mucho al deporte de este instituto ¡y solo por querer ganar un campeonato nos corren a la primera oportunidad!

Mike estaba nervioso, sabía que siempre fue su novia la fuerte en la relación pero cada vez que estaba con sus amigos se hacía el tonto y desentendido, y Bella sabía que no podía contraatacar su punto de vista, sentía que si tenía el apoyo del capitán podría arreglar el problema con el director y ya se sabía victoriosa.

-Bella, no digas mentiras, además ustedes no necesitan las canchas por este semestre, su campeonato no es tan importante como el de nosotros ¡Y fin de la discusión!- una respuesta lamentable pensó la capitana.

-Pues, si crees que hay tanta diferencia entre las mujeres y los hombres, de partida no necesitarías a una novia que te ayude a dormir y a hacer los deberes así que… ¡fin de la relación!- se dio la vuelta con Rose y sus otras compañeras de equipo siguiéndola, mientras que los chicos se reían del atónito y sonrojado Mike.

La verdad es que esa relación siempre fue muy buena y divertida. Llevaban siete meses saliendo y realmente la pasaban bien, siempre jugaban básquetbol o salían con sus amigos en común, mucha gente los admiraba y prácticamente los profesores estaban a sus pies… a excepción del entrenador Clearwater.

Las chicas se dirigieron a las duchas donde las esperaba Alice, la mejor amiga de Bella junto a Rose, quienes trataron de calmar a su capitana del equipo de básquetbol de la escena que ocurrió en el gimnasio. Luego de vestirse y repetirse unas cien veces que Mike era un idiota, Bella y sus amigas se dirigieron al auto para regresar a casa. Rose y Alice vivían cerca de la casa de Bella pero a veces era realmente inconveniente ese detalle ya que no soportaba a su mamá por más de veinte minutos.

Lo primero que vio al abrir la puerta era a su madre chillando por su llegada. Es por esto que no invito a mis amigos pensó.

-¡Bella! Amor, mira lo que te compré- dijo Rene.

-Hoy no mamá, tuve un mal día- le respondió dejando su ropa sucia en la canasta de la cocina.

-Pero estoy segura que esto te alegrará- tomó la muñeca de su hija y trató de correr hacia la sala de estar, algo difícil pensando en esos ajustados y anticuados trajes que solía usar.

-¡Ta daaaaa! ¿Que no son preciosos?- dijo tomando uno de los cuatro vestidos de gala que estaban sobre el sofá- los mandé a hacer para tu fiesta de debutantes.

-¡Mamá! ¿Acaso no te aclaré que no quiero ir a una estúpida fiesta de sociedad en donde las "damas" demuestran su "devoción" a sus futuros maridos?- soltó irónicamente la chica mientras dejaba caer su bolso de entrenamiento -¡mírame! ¿Es que te parezco una de ellas?- llevó sus manos hacia su cuerpo para mostrarle lo que llevaba puesto.

Rene recorrió su polerón negro con la gorra en la cabeza y luego sus short de jeans realmente cortos, luego siguió bajando hasta llegar a las zapatillas converse azules con los cordones de colores. Soltó un suspiro rendida.

-Bella, corazón, cuando eras pequeña era tu sueño llegar a esta fiesta tomada de la mano con tu novio. Sé que estás pasando por una fase… un poco masculina por culpa de tu hermano pero piensa en lo linda que te verás con Mike- le sonrió- y vas a estar con Lauren- ugh soltó Bella.

-Primero, eso fue hace ocho años atrás, por dios ¡que tengo diecisiete!- dijo tomando su bolso- segundo, no es que la novia de mi hermano sea mi persona favorita ¡es una perra! – su madre no se molestó en ocultar su cara de ofendida antes las palabrotas de su hija- y tercero ¡Mike y yo hemos roto!

-Oh, cariño ¿Cómo que han roto? ¿Entonces con quien vas a ir a la fiesta?- claro, a Bella se le había olvidado que Rene quería concordar el color del traje de Mike con su vestido- además el es tan caballero ¿Qué le hiciste?

La chica trató de calmarse mientras subía las escaleras, así no tendría que verle la cara a Rene. Contó hasta diez- eso generalmente funcionaba- y se dio vuelta.

- Hemos terminado hace… dos horas porque el muy imbécil no valora mis aptitudes para el básquetbol, ¿por qué tendría que haberle hecho algo yo? además se supone que los novios te apoyan, él me dio la espalda y, ¿debo repetirte que no pienso ir al baile de debutantes?

-Hija, pero si ves los vestidos tal vez realmente quieras ir…- la adolescente la dejó hablando sola ¿por qué le interesaba tanto que fuera la "señorita perfecta"? pensaba Bella no hallando respuesta a ninguna de sus preguntas.

Dejó su balón y sus bolsos en su pieza y fue a la habitación de Daniel, su hermano mellizo.

-Ayer volvieron a llamar de tu instituto acerca de tus inasistencias- se echó en la cama de su hermano- a la próxima da tu celular, genio. Tuviste suerte de que contestara primero que mamá.

-Oh, lo siento Bells, pero mis datos los dio ella, no yo. ¡Ah! Si llama Lauren, dile que estoy en casa de un amigo ¿si?- respondió mientras salía de su closet con los brazos llenos de ropa.

-Primero, faltar a todas tus primeras clases no es una buena forma de comenzar en un nuevo instituto después de que te expulsaran de mi colegio. Segundo, ¿Por qué sales con ella? Es un asco de novia… espera ¿Qué haces con todo eso?- Bella miró la ropa, la maleta y la guitarra encima de la cama. Las deducciones en la cabeza de la chica apuntaban a un solo blanco que no quería asumir.

- Me voy de viaje con mi banda, ya sabes…- respondió mientras se sentaba en su maletita para tratar de cerrarla.

-De viaje, ¿te refieres fuera de la ciudad a tocatas?- respondió rogando para que no fuera tan arriesgado como se lo suponía.

-Me refiero a Londres a un festival de conciertos- le dijo Daniel con una sonrisa entusiasmada en su cara. Oh no, era lo que temía su hermana.

-Londres… ¿Inglaterra?- traté de convencerse nuevamente a que estaba de broma.

-Por supuesto "genio"- se acercó a darle un beso en la coronilla.

-¡Daniel! ¡No puedes hacerme esto! ¿Quieres que me quede todo ese tiempo sola con Rene?- le dijo desesperada ante la terrible perspectiva de un "momento familiar".- Además ¿cuál es el porcentaje de bandas que tienen éxito en Europa?

-El mismo que tienen las jugadoras de básquetbol. Y de todas formas los fines de semana de los próximos cuarenta días los iba a pasar con Charlie- hizo un mohín- y como se supone que estoy en un internado, no debería tener demasiados problemas en la semana.

-¿Y como crees que papá no se dará cuenta de tu ausencia?- le preguntó su hermana, esta vez preocupada.

-Pues, porque le dirás que estaré con mamá- le guiñó un ojo y Bella lo aprovechó para tirarle un cojín.

-Genial, nos cancelan las prácticas, termino con mi novio y mi hermano se fuga ante la víspera del "muy importante" partido entre nuestras escuelas- rió Bella sin ganas de su irónica frase.

-¿En serio terminaste con Mike? Y a mi se me ocurre viajar justo ante una tan buena noticia. Escuché que en el partido anterior contra mi instituto se puso a llorar por la anotación 89-60. Que perdedor-

-El New Dawn men's Institute de Port Angeles es bastante bueno es básquetbol, no lo culpes- le dijo pasándole su guitarra.

-Ok hermanita, este es el momento en el que me escapo por la ventana y tu le dices a mamá que ya me he ido a donde Charlie- le dio un abrazo a Bella, luego de tirar su maleta por la ventana.

-Hay una puerta en el primer piso ¿sabes?- le dijo Bells sonriendo ante las ocurrencias de si mellizo.

-¿Y enfrentarme a mamá? No lo creo- la besó en la mejilla.

-Hey, ¡no te olvides de llamarme!- le gritó cuando desapareció de la vista de su hermana por la ventana.

-¿Con quien hablas, corazón? ¿Y tu hermano?- dijo la voz de su progenitora a su espalda.

Oh no ¿Qué le diría? Primera prueba de fuego ante la inteligente ocurrencia de su hermano que la catalogaba como gran cómplice de su atolondrado viaje. Agarró el teléfono rápidamente, que se encontraba en el velador del frente.

-Si papá, ok, le diré que Daniel ya llegó a tu casa. Nos vemos, te quiero- y cortó el teléfono, pensando en que tal vez ni su mamá se tragaría esa.

-¿Tu hermano ya está con tu padre?- preguntó Rene, dejando la ropa limpia encima de la cama de su hijo.

-Si, acabo de hablar con papá. Daniel ya va camino a Londr… digo, Port Angeles- le sonrió nerviosa. ¡Horror!, se le daba tal mal mentir, solo tenía de consuelo que su mamá pensara que estaba afectada por Mike.

-¿Todavía afectada por Mike?- bingo –cariño, realmente espero que vayas a la fiesta, da lo mismo que sea con Mike o no.

-Mamá… no, no sigas- le dijo cerrando los ojos por lo que la chica creyó que su madre pensaría que estaba "más" afectada por la ruptura, pero realmente estaba harta del mismo tema que sacaba a colación su progenitora.

-Ahhh, ¡a veces me gustaría que fueras más como tu hermano! Daniel ya sentó cabeza e incluso fue donde su padre para estar más cerca de una figura paterna que le ayude con su internado. Tu deberías aprovechar de que me tienes a mi para la fiesta de debutantes- se dio media vuelta enojada.

En ese momento algo hizo clic en la cabeza de Bella. Daniel se iba a Londres por casi un mes y medio y el partido de sus respectivos colegios era en, exactamente, un mes y medio. Eran mellizos y Daniel era bastante desgarbado para la edad que tenía, mientras que por otra parte, Bella era bastante alta y no era precisamente conocida por mis interminables curvas. Jugaba bastante bien al básquetbol y las palabras precisas del entrenador Clearwater fueron "vuelve cuando le hayas ganado a los hombres".

La chica sonrió maliciosamente.

-¡Mamá! Creo que pasaré una temporada con papá.-

¿Comentarios, rewiews? Clic en el botoncito verde :D

Chicas, sé que después de leer algo relativamente cómico lo último que quieren es escuchar sobre algo más serio pero esta es la realidad y en algún momento todos tendremos que aceptarla. Haití está pasando por un mal momento y, aunque muchas son menores de edad, este país necesita ayuda. Tratemos de aportar nuestro granito de arena , ayuda al cuerpo y al alma y a muchas personas necesitadas.

Jazzzzzz