Los personajes pertenecen a Stephenie Meyer; los que no pertenecen a la saga son de cosecha propia. Las localizaciones y monumentos de Londres son reales.

Prólogo

-"Último aviso para los pasajeros del vuelo JKF8652 con destino Londres, embarquen por la puerta 3"-.

Aquella voz nasal anunciaba mi vuelo; reprimiendo inútilmente mis lágrimas, me giré para despedirme de mi padre.

-Es la hora papá- le dije mientras le daba un gran abrazo.

-Cuidate mucho Bells... te voy a extrañar hija- dijo con un nudo en la garganta.

-Yo también a ti papá...pero vendré en vacaciones, te lo prometo- le aseguré con las lágrimas ya por mi cara.

-Llama en cuanto llegues, no importa la hora que sea, y por favor, ten mucho cuidado- me advirtió cariñosamente.

-Descuida jefe Swan- añadí divertida, en un intento de alegrar un poco el ambiente.

Me giré para despedirme de Sue, la esposa de mi padre.

-Cuidate mucho Bella, y disfruta estos años en Europa, será una experiencia inolvidable- me dijo mientras me daba un abrazo lleno de cariño.

-Cuidaos mucho los dos, voy a echaros de menos- le respondí.

-Y nosotros a ti cielo, te esperamos en navidades- me dijo mientras besaba mi frente.

Me volví hacia mi padre para darle el último abrazo.

-Estamos tan orgullosos de ti Bella... y seguro que mamá lo está también- susurró emocionado.

-Lo sé papá, gracias por todo- le respondí.

-Te quiero pequeña- susurró, mientras me daba un beso en la frente.

-Y yo a vosotros- le dije mientras tomaba mi bolso y mi billete, dispuesta a iniciar mi vida universitaria en otro continente.


Esta historia la tenía en mente desde hace mucho tiempo, y animada por mi hermana, la subo.

Espero que os guste tanto como Curando un corazón. A la noche os subo el primer capítulo.