Like a Prayer

Se conocen en un bar. Está ebrio, pero no puede dejar de admitir que esa chica tiene actitud, es fuerte, decidida y tiene un cuerpazo.

La invita a un trago, a dos, a tres y luego pierde la cuenta. Definitivamente en cuando ella empieza a susurrar un "Jared, Jared ven aquí" se convence de que no es el único que tomó demasiado.

La besa. No es sutil ni tierno. Parece que quisiera arrancarle los labios (o tal vez sólo quiere arrancarle la ropa, pero no importa). Una sonrisa lobuna aparece en su cara y la arrastra consigo hacia el bosque.

Se besan con ardor e impaciencia. Las ropas vuelan, desaparecen en ese manto de locura. Jacob no puede evitar pensar que está perdido y que ella (Melanie o como se llame) es una jodida que sólo está haciendo esto para torturarlo.

La besa una y otra vez, por todos y cada uno de los lados de su cuerpo. Y la besaría una, dos, tres y hasta cinco mil veces si fuera necesario, porque necesita creer y tener fe en que eso va a servir para retenerla una milésima de segundo más a su lado.

La besa de nuevo y siente que besarla es como una plegaria, porque en esos besos ardientes él sólo puede rogar que ella no escape de sus brazos, que no huya, y conformase con volverla a besar otra vez más, esperando una y otra vez que esa no sea definitivamente la última vez.


Participa en el Reto: Crossover TW/Host del foro LOL. Me gusta, pero creo que el final es un poco raro (Nose últimamente creo que la mayoría de las cosas que escribo son un poco raras o retorcidas XD) diganme ustedes que opinan :)